Diario Vasco

img
“Tengo miedo de ir a trabajar”
img
Belén Casado Mendiluce | 22-02-2013 | 06:25

 

-Paciente (P): Buenos días, Belén. Hoy he venido a tu consulta porque lo estoy pasando mal en el trabajo. Tengo una persona por encima de mí que me trata mal y me quedo sin capacidad de reacción. Tengo miedo de ir a trabajar y no sé cómo afrontar esta situación que me está haciendo dormir mal y estar con ansiedad incluso el fin de semana.

-Terapeuta (T): Dime qué es lo que hace esa persona para tratarte mal y qué haces tú ante ello.

-P: Me reprende enfadada por trabajos que tenía, según ella, que haber hecho de una determinada manera, cuando los tenía bien hechos pero no cómo ella quería. También, en vez de preguntarme qué ha pasado para que no se hayan cumplido unos plazos de entrega, pasa directamente a enfadarse conmigo. Me quedo bloqueada por sus malos modos y sólo acierto a decir algunas cosas que no son toda la realidad de lo que pasa. Como es mi jefa no me siento de igual a igual con ella y tengo miedo de perder mi trabajo.

-T: Comprendo tu miedo a quedarte sin trabajo pero tampoco puedes estar con este nivel de ansiedad de manera habitual. Vamos a imaginarnos aquí mismo una situación en la que te viene esa persona con malos modos y cómo te gustaría responderle. Descríbeme la escena y, para hacerla más real, vamos a poner una silla enfrente de la tuya, como si fuera tu jefa la que te comienza a hablar. Siéntate en ella y habla ahora como si fueras ella.

-P: Uf…me cuesta ponerme en su papel pero lo voy a intentar…(en silencio un rato)… “A ver -en tono alto y enfadada-, ¿se puede saber dónde está el trabajo que tenías pendiente de entregarme? Estás siendo la última en dármelo. La próxima vez, si no entiendes algo es tu problema y te buscas la vida para solucionarlo”.

-T: Cambia ahora de silla y contéstale con lo que necesitas decirle para que entienda qué ha pasado con el trabajo.

-P: (Se sienta enfrente…y se tensa para responder). “No te lo he entregado porque no me había quedado claro que tal como te lo entregué la vez pasada no te servía”…. (Mirándole al terapeuta): me gustaría decirle también que antes de molestarse conmigo preferiría que me preguntara lo que ha pasado porque esta situación está creando mucha tensión para trabajar.

-T: Vamos a ensayar esta situación varias veces hasta que encontremos la forma en la que te sientas más tranquila y digas lo que necesites decir para aclarar la situación y hacerle saber a tu jefa que sus formas añaden tensión al trabajo. ¿Te parece?

-P: Sí, Belén. Me ayuda mucho este ejercicio para quitarme el miedo y decir mi opinión sin quedarme callada. Por lo menos encuentro ahora una solución al problema. Gracias y hasta la próxima consulta.

-T: Practica este ejercicio en casa para ir soltándote más y encontrando las palabras adecuadas a lo que quieres decir. Me alegro que te haya servido y hasta la próxima sesión.

 

*Este consultorio es una recreación ficticia de una sesión de terapia, que no responde a ningún paciente concreto.

 

Caminamos…Belén Casado Mendiluce

 belencasado@terra.es

Sobre el autor Belén Casado Mendiluce
Soy Licenciada en Psicología y desarrollo mi trabajo en una consulta privada. Mi vocación desde joven ha sido la psicología, y a través de ella he buscado comprender a los demás y a mí misma. Desde ese trabajo interior, intento que lo que transmito sea un reflejo de aquello en lo que creo y que me sirve a mi. Me siento siempre en búsqueda, abierta a aprender de todo aquello que me haga crecer como persona. Y creo que lo que se vive como vocación no es sólo patrimonio mío sino que puede servir a los demás.

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor