Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Lie to me (Miénteme): La cara es el espejo de todas las emociones

El éxito de una serie tiene como consecuencia inmediata la aparición casi inmediata de productos que intentan hacer pequeños cambios sobre esa fórmula magistral para poder atraer a las audiencias del original y aprovecharse de su rebufo creativo.

“House” ha sido uno de los mejores ejemplos, que ha servido de original a bastantes series protagonizadas por un personaje central brillante en su campo, pero bastante asocial y borde , que se dedica a resolver enigmas de cualquier tema, con ayuda de un equipo de abnegados colaboradores que le aguantan todas sus salidas de tono.

En esa estela se encuentra “Miénteme”, aplicada a un psicólogo especializado en interpretar las emociones y las verdades que se esconden tras los rasgos de las personas a las que escudriña. “Lie to me” que es como se denominaba en ingles, tuvo una vida azarosa, pero consiguió un cierto reconocimiento en las tres temporadas que duró, en especial por el trabajo de su protagonista Tim Roth, como les vamos a explicar en el presente articulo

Ficha: Miénteme ( Lie to me) 48 episodios. Ene 2009 -Ene 2011  Cadena: Fox (USA)-Fox/Antena 3 (E).

Sinopsis: El Dr Carl Lightman es el mayor especialista mundial en lenguaje corporal y su empresa el Lightman Group, trabaja como consultora independiente, tanto para agencias gubernamentales como para corporaciones privadas con el objeto de ayudarles a dilucidar si una persona dice la verdad o miente a través de la observación minuciosa de sus microexpresiones faciales y su lenguaje corporal.

El inicio: Samuel Baum era un guionista bastante desconocido, que consiguió crear una serie “The Evidence”, que duró apenas ocho episodios, tras los cuales se vio de nuevo en la cola del paro de donde había salido.

Investigando para dar con ideas interesantes, llegó al trabajo del Doctor Paul Elkman, un catedrático universitario de psicología aplicada, que había publicado multitud de trabajos sobre las correlaciones de las expresiones faciales y el lenguaje corporal de las personas con la verdad y la mentira de lo que salía por su boca.

Esa contradicción entre lo que sale por la boca y lo que expresa el cuerpo, tratada de forma científica, le pareció un excelente punto de partida a Samuel Baum, que se puso en contacto con el doctor y empezó a escribir una sinopsis para intentar vender su idea.

Baum logró encandilar rápidamente a Brian Grazer, el propietario junto con Ron Howard de Imagine Entertainment, una de las productoras mas poderosas de Hollywood, y conjuntamente vendieron el proyecto a la cadena FOX, que les encargó el piloto.

El principal problema lo tuvieron en la selección del protagonista, ya que aunque Tim Roth, era su idea inicial, el actor británico se negó en principio, porque no estaba interesado en hacer televisión. Tras una búsqueda infructuosa volvieron a intentarlo con él, con un guión ya perfilado, y consiguieron convencer a Tim Roth a unirse a la serie.

Tras el piloto, la FOX, les encargó una primera temporada reducida de trece episodios que estrenaron en enero de 2009, con unas criticas moderamente buenas y unas audiencias mas que respetables, que se sintieron atraídas con un trailer como el siguiente.

El relativo éxito les valió una renovación para la 2T, donde iba a ser ascendida a la programación otoñal de de ese mismo año 2009

La trama:  Como hemos indicado en la presentación, “Miénteme” era una serie de personaje central rodeado de satélites en el campo profesional y en el personal. Carl Brightman era tan brillante en su campo profesional como impresentable en el trato personal con la inmensa mayoría de la gente, a los que desprecia de forma sistemática al considerarlos que no están a su altura intelectual y que en el fondo todos son unos mentirosos.

La serie se estructuraba como un procedimental al uso, donde teníamos a un cliente que cada semana requería la ayuda del profesor y su equipo, para descubrir la verdad de algún tema de capital importancia para ellos. El profesor empezaba a estudiar vídeos o hacer entrevistas personales a los investigados, para descubrir tics o microexpresiones, que pudieran revelar la verdadera naturaleza de los que estaba pensando.

El escrutinio que sometía a cada personaje era exhaustivo, deduciendo sus pautas de comportamiento y la veracidad de sus palabras de forma casi inmediata, como la preciosa cabecera de la serie dejaba claro

El protagonista  tiene en el terreno profesional a su mano derecha la dra Foster, una psicóloga que complementa a su colega, estudiando el lenguaje, la voz y el comportamiento de las personas investigadas, y que hace de mediadora con los clientes cuando el comportamiento del doctor se pasa de rosca.

Completan el equipo profesional, una nueva incorporación, Ria Torres, una empleada de aduanas, que es fichada en el episodio piloto por el Dr Lightman, al contemplar sus grandes dotes de observación en el trabajo y cuya llegada a la empresa sirve para presentarnos a todos los componentes del equipo, que completa Eli, un joven psicólogo que nunca miente ni de forma piadosa, lo que le lleva a meterse en líos de forma continua por su trato áspero con las personas.

En el terreno personal tenemos a su hija adolescente Emily, con la que mantiene una buena relación, aunque no duda en utilizar sus facultades para estudiar a sus novietes o amigos, en un afán sobreprotector, como pueden ver en el siguiente vídeo, con una conversación entre padre e hija

Cada capitulo consta de una trama principal a cargo de los dos jefes, completada con una secundaria que suele afectar a los ayudantes o el terreno personal del doctor, siendo casi siempre casi autoconclusiva.

La seña distintiva de la serie era ilustrar los gestos faciales que veían en el caso semanal, con explicaciones en las que se añadían gestos similares de personajes famosos y reales para reafirmar el poder de las teorías que desarrollaban, con resultados sorprendentes como en el que pueden ver en este vídeo promocional de las caras mezcladas de bastantes personas.

La serie tuvo un buen inicio, pero a mediados de la 1T Samuel Baum empezaba a estar desbordado por el trabajo de showrunner, y requirió la ayuda de su amigo Shawn Ryan ( The Shield) que estaba sin trabajo tras cancelarse su serie “The Unit”, para que le echara una mano en temas de producción. Ryan accedió pero empezó a realizar cambios en la serie, en especial en la 2T, en la que la cadena FOX le puso al mando dejando al pobre Baum como guionista asesor.

Ryan los puso a trabajar de forma casi exclusiva para el FBI, con un agente encargado de coordinar los casos con ellos y empezó a desarrollar una atracción física entre los dos protagonistas, para regocijo de los fans que siempre se empeñan en juntar a las parejas protagonistas y aquí no iba a ser una excepción como muestra el vídeo

El paso a trabajar para el FBI, cercenó muchas posibilidades de desarrollo de la serie, al conformarse con el procedimental semanal, para resolver el problema gubernamental y se fue haciendo más conformista y previsible, como muestra el vídeo siguiente.

“Miénteme” siempre fue una serie que me caía bastante bien, a pesar de ser consciente de que no era nada del otro mundo y que no dejaba de ser un procedimental al uso con mucha influencia de “House”, pero la premisa de la gestualidad y su interpretación científica me había picado la curiosidad y por lo menos tenia un aire mucho más científico que lo que podíamos ver en los colegas que se dedican a ese tema en  “Salvame” y lugares similares.

La serie tenía buenos actores y estaba desarrollada de una forma muy profesional, que por lo menos hacía que no tuviera la sensación de perder el tiempo, por lo menos en las dos primeras temporadas, cuando la premisa inicial se respetaba, aunque su evolución siempre fue a peor.

Si disfrutan con los procedimentales con un cierto rigor científico, variante protagonista borde, les recomiendo que vean sobre todo la 1T y parte de la 2T, que dentro de su ámbito, están muy bien realizadas. La continuación se la dejo a su libre albedrío, dependiendo del posible cariño que le hayan cogido a esos personajes.

Los actores:  El británico Tim Roth es un gran actor que ha hecho casi toda su carrera en el cine, apareciendo en muchas películas de Quentin Tarantino, como un gran secundario y protagonizando ciertos éxitos de taquilla como “Rob Roy”. Sorprendió bastante su pase a la televisión, aunque en un papel a su medida, pero el propio Roth  no se adaptó al ritmo televisivo mucho más frenético que el cinematográfico, lo que le hacía estar muy incomodo a un actor de método como él, que necesita tiempo para hacerse con el papel.

A la vista de los resultados, Roth funcionaba mucho mejor al principio, cuando estaba incómodo en el set de producción que al final cuando tenía el control casi total de la serie, por su egolatría que desbordaba por completo las historias, quedándose lejos de ser una de las mejores actuaciones de su excelente carrera. Tras la serie ha vuelto al cine, donde se encuentra en su salsa, con alguna incursión en miniseries como “Klondike”

Kelli Williams es una actriz especializada en televisión que siempre ha trabajado en series al lado de gente importante, con ese aire de vecinita de al lado que siempre ha tenido. Su despegue se produjo cuando fue elegida para el papel de una abogada recta y honesta en “El Abogado”, que le reporto mucha popularidad en esa serie multipremiada.

Era muy difícil mantenerse tras ese gran papel, pero Williams ha seguido en un lento declive pero con trabajos continuos en series olvidables como “Medical Investigación”, “Army Wives” o recientemente “Ties that Bind”. Su papel en “Miénteme”, es el único que se acerca al de su fama inicial, puesto que a pesar de no tener un gran registro como actriz, en estos papeles se mueve como pez en el agua y le da una replica adecuada a Tim Roth.

En el capitulo de revelaciones de la serie, tenemos a los dos adjuntos a los jefes, Brendan Hines, como el hombre que siempre dice la verdad, caiga quien caiga y Monica Raymund, como una aduanera naturalmente dotada para calar a la gente. Este ha sido el papel mas importante para Hines, al que no se ha acercado posteriormente, saliendo de estrella invitada en multitud de series, su personaje tenía un punto impresentable con esa deria de soltar verdades aunque no vinieran al caso y cumplía bastante bien.

Mucho mejor ha sido la carrera de Monica Raymund, que casi debutó con esta serie, donde demostraba su presencia en pantalla, incluso mejor que Tim Roth en el tramo final. Posteriormente tuvo un papel recurrente en “The Good Wife” y ya no se movió de Chicago, al obtener uno de los papeles protagonistas en “Chicago Fire” como una paramédica del cuartel de bomberos, que le está dando una gran popularidad.

Por ultimo la agradable sorpresa de descubrir a Hayley McFarland como Emily la hija adolescente del doctor Lightman, una chica centrada y lista, alejada del estereotipo de malcriadas e insufribles adolescentes que suele ocupar ese segmento. En especial me gustaba cuando se encaraba con su padre, cuando éste utilizaba sus técnicas para leerle la cara a ella o a sus amigos, siendo muy celosa de su intimidad.

Tras esta serie,la vimos en un personaje recurrente en la parte final de “Hijos de la Anarquia”, pero tras ella lleva un tiempo sin aparecer por las pantallas, toda una lastima.

El final: Durante la 2T, empezaron a aflorar tiranteces entre los responsables de la serie y Tim Roth que deseaba acaparar mas protagonismo en la serie, lo que propició la salida de Shawn Ryan al final de la 2T y su reemplazo por un jornalero como Alexander Cary a las ordenes casi exclusivas de Tim Roth que era también productor de la serie.

El cambio fue funesto, puesto que Tim Roth estaba totalmente desbocado, sobreactuando continuamente y sin nadie que le frenara los pies, con unas tramas cada vez mas insustanciales y destinadas a su exclusivo lucimiento, lo que motivó que las audiencias desertaran en masa. Ante ese panorama, la FOX canceló la serie en Enero tras la emisión de los trece primeros episodios, con mucha más pena que gloria y sin ningún cierre preparado de la serie, aunque tampoco mucha gente la echó en falta.

Epilogo:

Hoy hemos recordado una serie que tuvo cierta aceptación en nuestro país, en especial tras la emisión de los primeros episodios por Antena 3 que tuvieron unas audiencias remarcables, para irse diluyendo con el tiempo, como suele ser habitual en las series extranjeras.

Su pertenencia a la clase media de la producción norteamericana, hace que caiga en el olvido mucho mas rápidamente que otras más reconocibles, pero deseamos que nuestro análisis, les haya traído buenos recuerdos si disfrutaron de la misma en su momento..

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestras cuentas de twitter (@lmejino). Hasta la próxima.

Lorenzo Mejino

Temas

Brendan HInes, Kelli Williams, Lie to Me, Miénteme, Monica Raymund, Samuel Baum, Tim Roth