Diario Vasco
img
Suddenly Susan ( De Repente Susan) : El paradigma de la serie acolchada
img
Lorenzo Mejino | 26-10-2017 | 11:48

El manual del programador televisivo tiene en uno de sus primeros mandamientos proteger los estrenos más prometedores en un lugar de la programación preferentemente entre dos grandes éxitos de la cadena, para aprovecharse de esas audiencias y que la gente vea la nueva propuesta, en lo que en una traducción liberal del inglés se conoce como una serie acolchada.

“Suddenly Susan”, estrenada en nuestro país como “De repente Susan”, es el mejor ejemplo de esta práctica, ya que nada mejor que proteger una comedia protagonizada por una celebridad como Brooke Shields, en su debut como protagonista televisiva, colocándola emparedada entre dos series tan míticas y populares como “Seinfeld” y “Urgencias” primero, y luego entre “Friends” y “Seinfeld”, que no invitan a cambiar de canal entre que acaba una y empieza la otra.

No era una comedía mala, pero palidecía bastante al lado de sus compañeras de noche como se demostró en cuanto la cambiaron de día de emisión cayendo como una piedra en las audiencias, cuando la dejaron a su suerte en otro día de la semana, ademas de ser golpeada por  alguna tragedia importante como les vamos a explicar en el presente artículo.

castFicha: Suddenly Susan (De repente Susan) 93 episodios.   Sep 1996-Dic 2000.  Canal: NBC(USA)- Canal + (E)

Sinopsis: Susan Keane es una columnista de actualidad en la prestigiosa revista “The Gate” de San Francisco, que tras abandonar a su novio de toda la vida en el altar, debe reorganizar su vida personal en solitario tras haber pasado todo el tiempo dependiendo de alguna figura masculina, ya sea su padre o su novio, con sus historias personales y profesionales en el centro de todas las tramas.

El inicio: Las series suelen nacer de dos fuentes principales, la más habitual es una propuesta de unos guionistas o creadores que una vez aprobada, empieza a elegir el reparto más adecuado para esos personajes.

El segundo caso es la creación de una serie pensando directamente en la persona que la va a protagonizar con un encargo especifico para su lucimiento,  lo que fue el germen de esta serie, más concretamente cuando los ejecutivos de la NBC vieron a la estrella cinematográfica juvenil y gran celebridad Brooke Shields, hacer el siguiente cameo hilarante en “Friends” como una acosadora superfan del pobre Joey en sus tiempos de doctor de telenovelas.

Su vena cómica les dejo tan sorprendidos que no dudaron en encargar a uno de sus guionistas de cabecera, Clyde Phillips, capaz tanto de crear “Parker Lewis can’t lose” como de ser el responsable de las mejores temporadas de “Dexter”, para que hiciera un esquema de una serie para lucimiento de Brooke Shields.

phillipsPhillips hizo el esquema inicial con el personaje de Shields trabajando como editora en una importante editorial en Pasadena, que tras quedarse soltera tras una larga relación, le asignan trabajar con una famosa escritora de novelas románticas en un entorno laboral bastante pintoresco.

La idea de Phillips fue desarrollada por dos guionistas jornaleros Billy Van Zandt y Jane Millmore y resultó un verdadero desastre una vez rodado, provocando el rechazo unánime de todos los ejecutivos de la NBC y de la propia Brooke Shields.

Desesperada, la NBC acudió a una pareja de guionistas Gary Dontzig ( izq) y Steven Peterman ( der)  que habían trabajado muchos años en el gran éxito que fue “Murphy Brown”,con la que consiguieron varios Emmy como productores y guionistas, para intentar salvar la serie.

dontzigpetermanTras reunirse la pareja con Brooke Shields, tiraron una especie de bomba atómica sobre el piloto inicial despidiendo a todos los actores y guionistas, quedándose solo con Brooke Shields, para cambiarla de lugar como una columnista de una revista glamurosa de San Francisco, trayendo todo un nuevo reparto para acompañarla.

A la segunda fue la vencida, recibiendo la luz verde para su estreno en el primetime de 1996, el día estelar de los jueves a las 21:30 entre “Seinfeld” y “Urgencias”, donde a pesar de ser bastante vapuleada por la crítica que la veía como un pastiche de otras series, tuvo un enorme éxito de público que la encaramó al tercer lugar de las audiencias de esa temporada, con la siguiente cabecera.

La carrera posterior de Dontzig y Peterman es bastante curiosa, al poner su experiencia al servicio de crear series juveniles como la hiperconocida “Hannah Montana”, en una evolución muy poco habitual de dos guionistas premiados de comedia, pero que seguro les ha reportado grandes beneficios económicos, viendo el éxito obtenido.

La trama: “De repente, Susan” se desarrolla principalmente en las oficinas de la lujosa revista The Gate donde Susan trabaja a las ordenes del director de la revista, Jack Richmond, un hedonista y narcisista yuppy de los noventa, que ademas es el hermano de su ex-prometido, con el que tiene una relación bastante compleja con muchos piques entre ambos por cualquier cosa.

El resto de los trabajadores de la revista son Luis Rivera, un fotógrafo de origen cubano, Todd un joven reportero encargado de las crónicas musicales y Vicki, la deslenguada crítica de restaurantes de la revista, mientras que en el ámbito personal tenemos a Nana, la abuela de Susan, liberada e independiente que es el principal pilar de su nieta en su nueva etapa en la vida.

El personaje de Susan era bastante contradictorio, ya que a pesar de ser una mujer inteligente e independiente, ademas de elegante y atractiva, como se comprobaba en su perfil profesional, en cambio se mostraba muy insegura en muchos aspectos de su vida personal, tomando algunas decisiones que harían enrojecer a alguna adolescente y más aún mirado desde la perspectiva actual.

Los episodios eran autoconclusivos y tenían como trama principal el articulo semanal que publicaba Susan, que provocaba todo tipo de reacciones tanto dentro como fuera de la redacción, completado con tramas secundarias que implicaban al resto de los redactores en sus respectivos trabajos para completar un esquema habitual en este tipo de sitcoms laborales.

El ritmo era bastante elevado con numerosos equívocos para ir avanzando las historias y sobretodo para buscar las risas fáciles del respetable, como en este gag que hemos visto cien veces en el que confunden a un policía de verdad con un stripper, pero donde se pueden  comprobar las dotes de payasa de Brooke Shields.

Otro recurso es la presencia de personajes famosos y conocidos con la excusa de la columna de Susan, que siempre podían aparecer en la redacción si se consideraban ofendidos por la columnista, aunque sean unos impresentables del calibre de Hulk Hogan que no podía resistirse a montar su numerito de siempre en la redacción de la revista.

Otra gran curiosidad de los cameos de la serie fue la premonición que tuvieron en 1997 en un episodio en el que salía Donald Trump (que no se perdía ninguna aparición que pudiera en una serie), donde precisamente se le ofrecía ser portada de una nueva revista Skazzy, donde se preguntaban si podía ser el nuevo presidente ¡hace veinte años!.

Como suele ser suceder en este tipo de series con una gran celebridad inicial, poco a poco tiende a virar hacia la coralidad, aprovechando en este caso la gran calidad del trío de secundarios de la revista que robaban a su manera todas las escenas en que aparecían, comiéndoles el terreno a Susan y su director que telegrafiaban casi todas sus reacciones.

Un ejemplo de esta tendencia lo tienen en el siguiente vídeo donde vemos al fotógrafo Luis darle unas clases de baile bastante peculiares al jovencito Todd para que pueda deslumbrar en una cita.

Precisamente para darle más juego a Susan, introdujeron en la segunda temporada a una nueva reportera en la revista que era la nemesis de la protagonista, para que tuviera mas conflictos en la redacción ademas de con su director, con el que iba mejorando su relación con el tiempo, esos cambios se vieron reflejados en la nueva cabecera de la 2T, donde fue trasladada a los lunes, en el inicio de su caída libre de audiencias

El golpe de gracia fue la muerte por suicidio del actor David Strickland que daba vida al joven Todd, que fue encontrado muerto tras ahorcarse en una habitación de un motel de Las Vegas, que golpeó muy fuertemente a todo el equipo de la serie. Su personaje murió en una trama que a modo de homenaje le dedicaron en el último capitulo de la 3T, donde Todd desaparece misteriosamente y tras buscarlo todo el episodio, la policía les informa del fatal desenlace sin darles muchos detalles.

En mi caso siempre consideré a “De repente, Susan” una comedia agradable para pasar un rato distraído sin pedirle mucha cosa mas, sobre todo por la descompensación que representa en una comedia que los secundarios funcionen mucho mejor que los dos protagonistas, anclados en una de esas relaciones “te ajunto, no te ajunto” que no salían del fango, en especial con el personaje del impresentable pijo director.

La veía mientras hacía otras cosas, esperando algún gag o salida de tono de los secundarios que me alegrara mi inversión de veinte minutos, mientras cenaba, pero lo cierto es que la vi en su totalidad hasta el final, más por inercia que por propia convicción.

Ni su feminismo ni su estilismo han soportado muy bien el paso del tiempo, lo que he podido comprobar al revisar algunos vídeos para hacer el articulo, pero siempre la he recordado como una comedia agradable, simpática e inofensiva, que podía haber sido algo mucho mejor con más traza, pero que nunca acabó de creérselo.

Los actores: Brooke Shields es una de esas personalidades que son mas conocidas como celebridades que por su trabajo como actriz. El comienzo de su carrera fue fulgurante a los 12 años como una prostituta infantil en “Pretty Baby” de Louis Malle, que mirado en perspectiva sigue siendo su mejor personaje hoy en día.

Sus cotas máximas de popularidad las alcanzó con sus dos películas posteriores “El lago azul” y “ Amor sin fin”, dos historias de romances juveniles que fueron auténticos taquillazos en su época, pero que ahora poca gente reconocería que las vio.

shieldsTras un parón en su carrera para asistir a la Universidad de Princeton, empezó con pequeños papeles en cine y televisión hasta que decidieron crear “Suddenly Susan” solo pensando en ella.

Shields demostró ser una buena actriz de comedia, sorprendiendo a todo el mundo, pero su personaje funcionaba mejor en los gags aislados que como protagonista, por la endeblez de la relación con su jefe, con esa tensión sexual continua mal desarrollada.

Sigue siendo famosa y conocida en la actualidad, pero casi nadie es capaz de nombrar alguna actuación reciente, siendo más recordada por sus inicios.

Una carrera muy similar tuvo Judd Nelson, elegido para darle replica como Jack el director de la revista, el típico yuppie noventero, engreído y soberbio hasta la sociedad. Nelson fue uno de los miembros más importantes del conocido como “Brat Pack” de los años ochenta, con películas como “The Breakfast Club” o “St Elmo’s Fire” que marcaron a toda esa generación.

Como toda moda, su estrella se fue apagando al aparecer nuevas caras y poco a poco fue bajando en el escalafón de Hollywood, que solo consiguió frenar durante un tiempo con este personaje.

nelsonNunca me pareció un buen actor mas allá de su porte atractivo y ochentero, por lo que siempre me pareció el peor de un reparto bastante coral, por debajo de Brooke Shields, con la que tenía una escasa química en pantalla y sobre todo del resto de secundarios, por lo que nadie se quejó cuando lo despidieron al final de la 3T en la renovación de la serie. Tras la misma se refugió en papeles secundarios cinematográficos o en protagonizar películas televisivas de sobremesas domingueras, sin levantar cabeza.

En cambio Nestor Carbonell aprovechó a la perfección su primera gran oportunidad como Luis Rivera el fotógrafo de origen cubano de la revista, convirtiéndose rápidamente en uno de los favoritos del público por su acento y sus salidas cómicas.

nestor-carbonellSu mayor fama le ha venido por interpretar a Richard Alpert, uno de los personajes secundarios claves en la mitología del bombazo que fue “Perdidos”, que enlazó con otros papeles en “Ringer” y mas recientemente en “Bates Motel” que ha finalizado esta temporada.

Otro personaje curioso es Kathy Griffin, una monologuista bastante incorrecta que fue la elegida para interpretar a Vicky, la visceral crítica de restaurantes de la revista, con un estilo muy acérbico y punzante que provocaba las iras de sus criticados.

griffinTras la serie siguió como trabajando como monologuista y humorista con un estilo muy controvertido al meterse con todo el mundo y no con palabras amables precisamente, cuya culminación fue el reality basado en su persona “My Life on the D-List”.

En esta serie se presentaba como una celebridad de cuarta división y sus intentos para ganar fama a toda costa, lo que le valió un Emmy por el programa. Ahora es más conocida por los jardines donde se mete, entre los que destaca una aparición reciente con una cabeza decapitada de Donald Trump.

La historia más triste es sin duda la de David Strickland que tras unos inicios titubeantes consiguió el papel de su vida como Todd, el joven crítico musical de la revista, que formaba una pareja muy divertida con Luis el fotógrafo, haciendo todo tipo de trastadas varias.

stricklandSu vida privada en cambio era un verdadero pandemonio, aquejado de un trastorno bipolar, que agravó con grandes adicciones a la droga y el alcohol, que le causaban graves depresiones que desembocaron en su suicidio por ahorcamiento en Marzo de 1999, tras rodar casi toda la 3T.

El Final:
La muerte de David Strickland generó grandes cambios en la serie, entre ellos la salida de todos los guionistas incluyendo a los dos co-creadores, con un lavado completo de imagen al comprar la revista un ricachón ingles ( interpretado por el siempre genial Eric Idle de los Monty Python) lo que implicó la salida de algunos personajes del reparto inicial, ademas de cambiar de nuevo la cabecera como si ese fuera el problema.

La serie no remontó y siguió hundida de tal forma que la NBC la retiró de la programación a mitad de la misma y quemó el resto de los episodios emitiéndolos en la madrugada del día de Navidad, que no es precisamente el día con mejores audiencias.

Suddenly Susan - Season 4 (1999) - Gallery - Pictured: (l-r) Currie Graham as Nate Knaborski, Nestor Carbonelle as Luis Rivera, Kathy Griffin as Vicki Groener, Brooke Shields as Susan Keane, Eric Idle as Ian Maxtone-Graham, Sherri Shepherd as Miranda Charles, Barbara Barrie as Helen 'Nana' Keane, Rob Estes as Oliver Browne. Photo by Kevin Foley/NBCU Photo Bank/ABACAPRESS.COM Ref: 142271 REPORTERS / abaca

Aún así hicieron un episodio final que finalizaba en la boda de la protagonista con otro popular actor, como una especie de recompensa a las escasas personas que trasnocharon ese día de Navidad, cuyas escenas finales pueden ver en el siguiente vídeo

“De repente Susan” es una comedia que tuvo todas las circunstancias iniciales a su favor incluyendo esa sobreprotección y acolchamiento inicial pero que en cuanto fue abandonada a su suerte, perdió a gran parte de su audiencia, al ser incapaz de generar interés por si misma. Seguro que algunos de ustedes como en mi caso, la recordaran como una comedia agradable y simpática, pero poca cosa más.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino).Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor