Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Valle de pasiones: El primer western con protagonista femenina, la gran Barbara Stanwyck

Las décadas televisivas de los años cincuenta y sesenta estuvieron marcadas por un predominio casí exclusivo de los westerns que copaban la parrilla televisiva protagonizados por todo tipo de ‘hombres Marlboro’ cabalgando por las amplias llanuras del Oeste estadounidense. Las mujeres apenas tenían papeles testimoniales en este tipo de series, relegadas en la mayoría de las ocasiones a personajes secundarios como prostitutas de buen corazón o abnegadas amas de casa.

Por ello en estos tiempos donde mayores papeles protagonistas para las mujeres están siendo justamente reivindicados y exigidos en muchos sectores sociales, es conveniente echar una vista atrás para recordar a una de las verdaderas pioneras en este campo, la gran actriz Barbara Stanwyck que consiguió ser la primera mujer que protagonizó una serie televisiva en un genero como el western, absolutamente vetado a las actrices.

Su serie ‘The Big Valley’ que aquí conocimos como ‘Valle de Pasiones’ fue un western de lujo de gama alta que además contó con un reparto de actores que posteriormente han tenido grandes carreras tanto en cine como en televisión como les vamos a recordar en el presente artículo sobre una verdadera pionera televisiva, el personaje de Victoria Barkley y la actriz que la encarnaba Barbara Stanwyck.

BIG VALLEY, Barbara Stanwyck, Linda Evans, Richard Long, Lee Majors, Peter Breck, 1965-1969

Ficha: Valle de Pasiones ( The Big Valley) 112 episodios.   Sep 1965- May 1969  Cadena: ABC (USA) TVE (E)

Sinopsis: La viuda Victoria Barkley dirige con mano de hierro el enorme rancho Barkley situado cerca de Stockton en el centro de California. Victoria tiene la ayuda de sus cuatro hijos, a los que se añade en los primeros  episodios la llegada de un hijo bastardo de su marido, que es acogido dentro del seno familiar, para acabar siendo uno más del núcleo familiar.

El inicio: Barbara Stanwyck fue toda una estrella de la época dorada de Hollywood, donde llegó a ser la actriz mejor pagada en plena II Guerra Mundial, ella tenía una gran predilección por los westerns, protagonizando hasta once películas de ese género desde ‘Annie Oakley’ en el año 1939 hasta ‘Cuarenta Pistolas’ en el año 1957.

A finales de la década de los cincuenta, al llegar a la cincuentena y empezar a escasear los papeles para las mujeres de su edad, dirigió su mirada hacía la televisión con la esperanza de poder protagonizar un western antológico sobre mujeres que vivían en las peligrosas fronteras de esa época histórica, para aprovechar sus grandes dotes como jinete, que le permitían prescindir de los especialistas en las escenas peligrosas.

stanwyck-a-caballoPor desgracia, los ejecutivos de las cadenas no se querían arriesgar a cambiar los esquemas que les funcionaban innovando con un mujer protagonista por muy Barbara Stanwyck que fuera. No obstante, su tozudez consiguió que por lo menos le dieran una serie antológica a su servicio, ‘ The Barbara Stanwyck Show’, donde pudo colocar algunos episodios ambientados en el oeste.

La serie fue cancelada tras su 1T, pero dos de sus productores de confianza Lou Edelman (izq) y A.I. Bezzarides (der) escribieron un piloto basado en la historia real de un rancho dirigido por una mujer en California a finales del siglo XIX, como vehículo para Barbara Stanwyck, en 1961.

La propuesta no pasó el corte en ese momento, pero cuatro años después, el éxito de series nuevas como ‘Bonanza’ o ‘El Virginiano’ despertó el interés por rescatar esa idea del cajón olvidado. Una productora independiente compró los derechos, contrató a los dos creadores iniciales y le ofreció de nuevo el papel a Barbara Stanwyck que a sus 58 años aceptó encantada volver a su sueño de protagonizar un western y finalmente vendió la serie a la cadena ABC.

edelmanbezzeridesDotada de un presupuesto generoso, la serie fue estrenada en la parrilla otoñal de 1965 con una buena aceptación, en especial por el elenco de actores que eran presentados en la cabecera que finalizaba con un prominente ‘ and starring Miss Barbara Stanwyck’ un trato preferente  apenas visto para una protagonista.

La trama:

El genero del western televisivo se mueve por unos cánones bastante estrictos que con pocas variaciones se repiten en todas las series y que se pueden englobar en dos grandes subgrupos, los westerns en los que viajan los protagonistas ( Rawhide, es el mejor ejemplo) y se encuentran las historias por el camino, mientras que por otro lado tenemos los que suceden en un emplazamiento fijo y son las gentes que llegan, las que generan las historias (Bonanza, El Gran Chaparral).

‘The Big Valley’ pertenece claramente al segundo grupo, con un núcleo familiar que opera en el enorme rancho Barkley lo que los convierte en los caciques de facto de la zona.

La matriarca Victoria es la lider indiscutible del grupo tras enviudar de su marido seis años antes del inicio de los acontecimientos de la serie, dura e implacable para defender sus territorios y su familia y no duda en enfrentarse a cualquiera que ose poner su autoridad en entredicho, incluso a sus hijos si se desmadraban más de lo necesario.

Su primogénito era Jarrod, un abogado fino y refinado que se encargaba de los asuntos legales de la familia, pero que en determinadas ocasiones no dudaba en recurrir a métodos más expeditivos si se encontraba en peligro. Le seguía por edad su hermano Nick, el pendenciero de la familia, hábil pistolero que no dudaba en meterse en cualquier tipo de trifulca con sus manos o sus pistolas, incluso con sus hermanos en determinadas ocasiones.

Audra era la única hija de la familia, la niña mimada y protegida por todo el mundo, que la convirtió en una persona a veces demasiado egocéntrica y egoista aunque de gran corazón, ademas de llevar de cabeza a todos los pretendientes masculinos del condado.

En los primeros episodios, los Barkley tenían un hijo menor Eugene que aparecía muy esporádicamente, hasta que desapareció por completo cuando el actor que lo encarnaba fue sorteado y enviado al servicio militar, lo que resolvieron enviando al personaje a una escuela médica lejos de la familia para nunca más aparecer.

Por último, el punto de partida de la serie es la llegada de Heath, que asegura ser un hijo ilegitimo de Tom, el marido de Victoria y que debe abrirse camino para ser aceptado en la familia, ante la manifiesta hostilidad de sus hermanos en especial de Audra. Heath era otro bala perdida, agresivo y enfadado con todo el mundo, porque su madre le había ocultado su origen hasta su lecho de muerte.

La llegada de Heath a la familia y su aceptación fue el leve hilo conductor de la 1T, desarrollado a partir de las historias autoconclusivas que cada semana ponían a los Barkley en peligro con diferentes antagonistas que pasaban por los terrenos de su rancho, enfrentándose todos unidos  a la amenaza de turno.

Un rasgo característico y diferencial de ‘Valle de Pasiones’ eran las continuas peleas y trifulcas entre los hermanos que  se zurraban la badana con gran frecuencia sin que la sangre llegara al rio y con la madre poniendo orden al final, a diferencia de ‘Bonanza’ donde las relaciones familiares eran una balsa de aceite.

No había episodio en el que no hubiera una buena pelea de bar con sillas y mesas volando por los aires como pueden comprobar en la siguiente recopilación.

El segundo elemento clásico de todo western que se precie son los tiroteos ya sea con pistola o con rifle, donde todos los Barkley mostraban sus dotes en especial Nick, cuyo actor Peter Breck tenía el honor de ser el que desenfundaba más rápido de todo Hollywood, como pueden comprobar a continuación.

Otro aspecto curioso es la escasa importancia que tenían sus relaciones amorosas, que  apenas tenían o cuando existían tenían una cortísima duración para evitar meterse en problemas con la estricta censura de la época, convirtiéndose poco a poco en un rancho de solterones. En este sentido destacaba como rompecorazones Audra, con la joven Linda Evans que tenía robado el corazón a media América, en escenas como la siguiente, donde la vemos cabalgando con su impecable melena rubia al viento.

A medida que iba avanzando la serie, el papel de la matriarca Victoria fue evolucionando de ser una mujer refinada al mando de su rancho a entrar en escenas de acción de todo tipo desde trabajar encubierta, hasta verse encerrada en un psiquiátrico para evitar que testifique en un juicio. La sala de justicia era otro elemento recurrente de la serie para darle cancha al hijo abogado en escenas como la siguiente.

De todas formas el centro y el alma de la serie era la presencia de Barbara Stanwyck que además de estar esplendida en todo momento, hizo de mentora de sus jóvenes compañeros de reparto, en especial de la joven Linda Evans a la que enseñó todos los detalles de su profesión, como demostraba en cada capítulo como muestra este pequeño vídeo recopilatorio.

Mis recuerdos de ‘Valle de Pasiones’ vienen asociados con mis primeras memorias televisivas, por ser la serie preferida de mi abuela que era una gran enorme admiradora de Barbara Stanwyck y no se perdía ningún episodio de su actriz favorita, por lo que el resto de la familia empezamos a entender su pasión por esa gran actriz.

Personalmente me parecía una serie muy entretenida con muchas escenas de acción y una dinámica familiar mas compleja que la de ‘Bonanza’ que me empezaba a cargar con tanto buen rollo fraternal, mientras que la familia Barkley me proporcionaba mas distracción en un entorno parecido.

La gran calidad de la producción ha conseguido que la serie haya envejecido bastante bien como suele suceder con los westerns que siempre han sido más atemporales que otros géneros, lo que  he podido comprobar al escribir el artículo que recordaba muchas cosas  sobre esta serie del pasado.

Los actores:

Barbara Stanwyck fue una de las mejores actrices de Hollywood en los años cuarenta y cincuenta, donde trabajaba a las ordenes de legendarios directores como Frank Capra, Cecil B. De Mille o Fritz Lang. Su estrella empezó a declinar en los años sesenta al hacerse mayor, pero encontró cobijo en la televisión como les hemos comentado en el apartado inicial.

stanwyckEn su buen hacer televisivo consiguió tres Emmys, el primero por ‘The Barbara Stanwyck Show’, el segundo en su 1T como Victoria Barkley, por el que estuvo nominada dos veces más, mientras que el tercero le llegó como la malvada terrateniente Mary Carson en ‘El Pajaro Espino’

Más adelante pasó a “Dinastía”, donde coincidió con su antigua protegida Linda Evans, en la que fue su última aparición televisiva antes de su fallecimiento en 1990 a los 83 años.

Peter Breck ( izq) encarnaba a su hijo Nick, mientras que Richard Long era el primogénito Jarrod, ambos con un  porte de galán perfectamente estudiado para conquistar a las audiencias femeninas de la época. Long era bastante mejor actor que Breck, pero ambos palidecían al lado de todas las escenas que debían compartir con su madre en la ficción.

Long cimentó su corta carrera en papeles de galán en series populares como ’77 Sunset Strip’ que enlazó con el que fue el papel más conocido de una vida que finalizó prematuramente en 1974 a los 47 años por problemas cardíacos, en su mejor momento artístico.

breck-longMas oscuro fue el recorrido de Peter Breck, casi siempre encasillado en papeles secundarios en westerns, gracias a su gran habilidad con el manejo de la pistola, como demostró durante muchos años en ‘Maverick’ y posteriormente en este personaje. Tras la cancelación fue cayendo paulatinamente en el olvido hasta mudarse a Vancouver y fundar una academia para jóvenes actores hasta su muerte en 2012.

Audra fue el primer papel importante de la carrera de Linda Evans, donde aprendió el oficio de una maestra de lujo como Barbara Stanwyck, consciente de las carencias interpretativas de un rostro angelical y precioso, pero bastante inexpresivo. Su matrimonio con el productor John Derek hizo que redujera mucho sus apariciones en las dos últimas temporadas para estar más tiempo con su marido.

linda-evansTras la serie se hizo popular por su vida social, gracias a su sonado divorcio cuando John Derek la abandonó por una joven modelo Bo, que se convirtió en la celebridad Bo Derek.

Pero la venganza se come fría y su gran oportunidad le llegó con el gran personaje de Krystle Carrington en ‘Dinastia’, que fue muy popular durante toda la década de los ochenta. Tras la serie redujo mucho sus actuaciones y ahora vive su vejez tranquilamente retirada en California.

Lee Majors es la otra gran estrella que se reveló en esta serie, en la que debutó a los 26 años, ganando a 400 aspirantes al codiciado papel de Heath Barkley, incluyendo a un joven Burt Reynolds. Majors destacó desde el principio en el papel del hijo bastardo y era el único capaz de mantener el tipo frente a Stanwyck.

majorsPoco después de la cancelación, Lee Majors se hizo muy popular tanto por su matrimonio con Farah Fawcett, como por su protagonista en la hiperpopular ‘El Hombre de los seis millones de Dolares’ que sigue en el imaginario de muchas personas. Luego ha seguido apareciendo en innumerables series y películas donde todavía lo seguimos viendo en cosas como ‘Ash vs Evil Dead’ como el padre del impagable Bruce Campbell.

El final:

‘Valle de Pasiones’ nunca fue un gran éxito de audiencias, aunque se mantenía sólidamente en la zona alta de la tabla, ganando a sus rivales horarios que al final era lo que importaba. El problema es que a finales de los años sesenta, los westerns empezaban a declinar en los gustos de los espectadores y la serie cayó plenamente en esa dinámica.

Tampoco le ayudó mucho el hecho de que en la 4T tuviera como rival al ‘Show de Carol Burnett’ un programa muy popular y que le robó bastante público femenino, lo que derivó en una cancelación al final de esa temporada, sin nada especial como cierre de la serie, como por otra parte era lo habitual en estos casos.

Epílogo:

En estos tiempos de reivindicaciones feministas es muy útil echar un vistazo al pasado  de las series televisivas para descubrir a las verdaderas pioneras, como hemos querido mostrarles hoy con ‘Valle de Pasiones’ protagonizada por la insigne Barbara Stanwyck, que seguro que si la vieron u oyeron hablar en su momento, les ha traído grandes recuerdos de aquella época.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima
Lorenzo Mejino

Temas

Barbara Stanwyck, Lee Majors, Linda Evans, Peter Breck, Richard Long, The Big Valley, Valle de Pasiones