La noche del vibrador | El jukebox

Blogs

Alberto Moyano

El jukebox

La noche del vibrador

Alberto Moyano

Los debates televisivos cargan con el peligro de convertir actividades
–en principio– fascinantes en asuntos aburridos. Sucede con los
programas de fútbol, literatura o sexo. Éste último tema fue anoche el
eje de ‘La ciudad se mueve’ en Teledonostia. Conducido por Juan
Velázquez y Aurkene Iturrioz, y presidido por un vibrador tirando a
descomunal, el debate contó con las opiniones del sacerdote de la
parroquia de Larratxo, el escritor Álvaro Bermejo, Begoña Ameztoy, Boni
Aldaya, un psicólogo, el propietario de una cadena se sex-shops. Entre
soflamas sobre la importancia espititual del amor, la ternura, la
entrega y el crecimiento interior, el programa fue al menos divertido y
dejó alguna imagen de gran potencia poética al contar el sacerdote que
recientemente había llegado a ver a una pareja de jóvenes copulando al
aire libre a la siete de la mañana, en un descampado lleno de botellas
rotas. “¿Eso es amor?”, se preguntaba desolado. Al final, el vibrador
fue para la única persona –una joven de veinte años– que llamó por
teléfono para participar en el debate.
Inmediatamente después, en ETB2, un reportaje repasaba los
acontecimientos que convirtieron febrero del 81 en una forma social de
convulsionarse. Ya saben: Un cadáver maniatado en el bosque, otro,
amortajado en Zizurkil, la zarzuela de Tejero y, sobre todo, las
multitudes con paraguas manifestándose bajo la lluvia. En resumen, esa
especie de guerra civil que, por convención, llamamos años ochenta.


febrero 2006
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728