Blogs

Alberto Moyano

El jukebox

La tortura del teatro

Alberto Moyano

A diferencia de lo que ocurre en el cine, en el teatro no hay obra que
sobreviva a un trabajo actoral deficiente. La 2 emitió anoche la obra
de Antonio Buero Vallejo ‘La doble historia del doctor Valmy’ en su
espacio Estudio 1 y el reparto, encabezado por Toni Cantó, Yolanda
Ulloa y Mario Gas, naufragaba de forma notable, dando al traste con la
representación de un texto que tampoco destaca por su sutileza.
La acción, situada en un país cuyo nombre no se menciona en momento
alguno, está protagonizada por un policía encargado de interrogar a
detenidos políticos. Su esposa, una mujer con antecedentes de problemas
nerviosos e ignorante del trabajo que realiza su marido, la madre de
éste y sus compañeros de comisaría completan el reparto. La trama se
levanta sobre el supuesto de que la tortura destroza primero a quien la
sufre y poco a poco, a quienes la practican. 
Sin embargo y más allá de todas las carencias, sí hay que reconocer que
‘La doble historia del doctor Valmy’ aborda de forma valiente uno de
los auténticos tabúes que aún perviven en los estados democráticos por
la simple razón de que pertenece a una variedad de la familia de los
crímenes perfectos. No se puede demostrar, no presenta lesiones, se
autolesionó, la denuncia obedece a consignar internas y no es posible
identificar a quienes realizaron el interrogatorio son algunas de las
protecciones de la tortura, en una armadura que, en última instancia,
se cierra con un «no hay que hacer el juego a los terroristas». Como la
práctica es directamente indefendible en sociedad, el único recurso es
negar su existencia, lo que a su vez, impide erradicarla.
La obra de Buero Vallejo incide en la voluntad de no querer ver.
Durante la presentación de esta obra, el director Alberto González
Vergel lo dijo muy claro: «Esta historia referida a la tortura de los
presos políticos y a la falta de protección de los detenidos, es
difícil que pueda ocurrir ya en España». Desgraciadamente, Aministía
Internacional y el Observatorio sobre la Tortura de la ONU, no opinan
lo mismo.
En torno a este mismo asunto, el escritor chileno Ariel Dorfman llegaba
mucho más lejos en su obra ‘La muerte y la doncella’, que Roman
Polanski llevó al cine.


agosto 2006
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031