Blogs

Asier Manrique

El fotograma

'Verano de corrupción', explorando la maldad humana

VERANO DE CORRUPCIÓN

Año: 1998

Duración: 111 minutos

País: Estados Unidos

Director: Bryan Singer

Guion: Brandon Boyce (basado en la novela de Stephen King)

Música: John Ottman

Fotografía: Newton Thomas Sigel

Reparto: Ian McKellen, Brad Renfro, Bruce Davison, Elias Koteas, David Schwimmer, Joe Morton, Jan Triska, Michael Byrne, Heather McComb, Ann Dowd y Joshua Jackson

Productora: Columbia Pictures

Género: Thriller

Hay veces que las traducciones en el cine impiden que disfrutemos de una obra como se merece. En el caso de ‘Verano de corrupción’ el título de la película es lo que falla. Si bien es cierto que la novela de Stephen King, publicada en 1982 dentro de la colección de novelas ‘Las cuatro estaciones’, ya llevaba ese subtitulo añadido, pero mantenía la traducción del título original, ‘Apt pupil’ (Alumno aventajado).

El filme, al igual que la novela, explora cómo la obsesión humana lleva a la degeneración, la corrupción y a realizar actos que uno no realizaría de otro modo. Bryan Singer le imprime un ritmo muy acertado y consigue explorar lo suficiente en sus dos protagonistas Todd Bowden (Brad Renfro) y Arthur Denken (Ian McKellen), convirtiendo la película en un auténtico duelo interpretativo que traspasa la pantalla.

Todd Bowden es un alumno brillante al que le fascina el mundo nazi y los horrores del Holocausto. Un día descubre que en su vecindario vive un antiguo alto cargo de las SS, Arthur Denkel. El joven acudirá a él y comenzará una particular relación donde el chantaje y los relatos del pasado llevarán a los protagonistas a explorar perversos universos.

La película se sustenta sobre dos pilares, sus protagonistas, en auténtico estado de gracia y demostrando su talento ante las cámaras. Entre los dos sobresale Ian McKellen (‘El Señor de los Anillos’), encarnando al antiguo alto mando del ejército nazi. Su papel es duro, exprime a un personaje con una vida más que turbia, atormentado por los fantasmas de su pasado y por un inesperado adolescente que le hará revivir sus pesadillas. McKellen volvió a colaborar después con el director de la película en las tres entregas de la saga ‘X-Men’ que ha dirigido hasta la fecha Bryan Singer.

Se trata de un actor experimentado, conocido en los últimos años por encarnar al mago Gandalf o al mutante Magneto, además de sus papeles destacados en ‘El código Da Vinci’ y en la aplaudida ‘Dioses y monstruos’, película por la que recibió una nominación al Oscar al mejor actor y la Concha de Plata al mejor actor en el Festival de Cine de San Sebastián en 1998. Sus interpretaciones de obras de Shakespeare y su larga trayectoria en el cine le han servido los halagos de la crítica y premios a toda una carrera como el Premio Donostia que recibió en el Zinemaldi 2009.

Frente a McKellen está un joven Brad Renfro, desaparecido en 2008 a causa de las drogas. Renfro borda el papel de adolescente obsesivo, brillante en los estudios y decidido a sonsacar todo lo que pueda al anciano del barrio. Su actuación en esta película le sirvió para ganar el premio al Mejor actor en el Festival Internacional de Cine de Tokyo y una nominación a la Mejor actor joven en los Saturn Awards.

Renfro se dio a conocer por la película ‘El Cliente’, por el que recibió grandes críticas y multitud de premios. Encadenó papeles destacados hasta ‘Verano de corrupción’, su último gran rol. Desde entonces su presencia pública fue más por consumo y posesión de cocaína o marihuana que por su talento actoral. Falleció en 2008 por una intoxicación por heroína y morfina, dejando un hijo de 5 años, que vive actualmente con su madre en Japón.

El último de los papeles con cierto peso en la película es el de David Schwimmer (Ross en ‘Friends’). Su rol no es el de cómico, resultando confuso para los que únicamente lo conocemos por su personaje en la famosa teleserie. Schwimmer interpreta a un asesor del colegio donde estudia Todd.

El director de la película es Bryan Singer. Se dio a conocer en 1995 dirigiendo la aclamada ‘Sospechosos habituales’. Posteriormente dirigiría tres películas del universo ‘X-Men’, además de ‘Valkiria’ y la olvidada ‘Superman Returns’. En televisión ha dirigido dos episodios de la teleserie ‘House’ y actuó de productor de la misma durante todas sus temporadas.

La película cuida muy bien la realización, planos cerrados en su mayoría, donde se da peso al personaje por encima del entorno. No encontraremos grandes escenarios, tampoco derroche en vestuario o maquillaje, es una película muy sencilla en su puesta en escena, pero terriblemente escalofriante en momentos puntuales de la cinta.

Una película muy recomendable, que por cuestiones de la vida ha quedado en cierto olvido dentro de la filmografía de su director. Filme oscuro, sencillo e inolvidable. Aquellos que se aventuren a verla quedarán impactados por la dureza de la escena en la que McKellen se viste de oficial de las SS o el juego peligroso en el que entran los personajes principales. ‘Verano de corrupción’ recibe una nota de 9,5 sobre 10.

 

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Sobre el autor

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma


septiembre 2014
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930