'Lo imposible', visualmente impactante pero emocionalmente vacía | El fotograma

Blogs

Asier Manrique

El fotograma

'Lo imposible', visualmente impactante pero emocionalmente vacía

LO IMPOSIBLE

Título original: Lo imposible (The Impossible)

Año: 2012

Duración: 107 minutos

País: España

Director: Juan Antonio Bayona

Guion: Sergio G. Sánchez

Música: Fernando Velázquez

Fotografía: Óscar Faura

Reparto: Naomi Watts, Ewan McGregor, Tom Holland, Geraldine Chaplin, Oaklee Pendergast,Samuel Joslin, Dominic Power, Sönke Möhring, Olivia Jackson, Natalie Lorence,Nicola Harrison, Bruce Blain, Johan Sundberg, Teo Quintavalle, Jan Roland Sundberg y Marta Etura

Productora: TeleCinco Cinema / Mediaset España / Canal+ España / Apaches Entertainment / IVAC / ICAA

Género: Drama

Diciembre del año 2004. María, Henry y sus tres hijos pequeños vuelan desde Japón a Tailandia para pasar las vacaciones de Navidad en la playa. Una mañana, mientras se encuentran todos en la piscina del complejo a orillas del mar, un tremendo tsunami destroza el hotel y gran parte de la costa del sudeste asiático. Este desastre cambió para siempre la vida de millones de personas. (FilmAffinity)

‘Lo imposible’ fue hasta la llegada de ‘Ocho apellidos vascos’ la película española más taquillera en nuestros cines. La historia del tsunami en el sudeste asiático que dirigió Juan Antonio Bayona impactó y llegó a millones de espectadores. Debo reconocer que no vi la película en su momento, no me llamó para nada la atención, pero le he dado una oportunidad recientemente, y qué mejor que aprovechar para comentarla.

Visualmente, la obra de Bayona, es un trabajo impecable, escenarios cuidados, iluminación, efectos digitales, caracterización, etc. todo perfecto, podríamos recrearnos en este apartado del filme. Pero la película no es muda, hay mucho más que imágenes en ella, influyen más factores.

La música de Fernando Velázquez está bien para un rato, pero llega un momento donde su única función es dotar de dramatismo extra a escenas y secuencias que deberían funcionar por sí solas. La música debe ser un acompañamiento, en ningún caso protagonista de la cinta, y aquí la banda sonora queda por encima.

Actoralmente no es una mala película, pero carece de emoción, falla en hacernos sentir la angustia que sienten los personajes. Naomi Watts y Ewan McGregor están bien, buen trabajo de ambos, pero me ha faltado química entre ellos en las pocas escenas que comparten, por separado funcionan mejor. Entre los niños destaca el próximo Spiderman, Tom Holland, como el hijo mayor de la pareja, buen estreno en el cine de gran presupuesto.

Pero ¿dónde está la emoción? En ningún sitio. La película carece de alma, y no es capaz de sumergirnos en el torbellino de emociones por el que se ven obligados a pasar los personajes. He llegado a sentir algo en 2 momentos, muy breves: el reencuentro entre el niño sueco y su padre, y el reencuentro entre los tres niños protagonistas. El momento de la llamada de McGregor quedaría a medio camino, un quiero y no puedo. El resto de la cinta lo he podido seguir sin ningún tipo de sobresalto. Puede que no ayude que con únicamente conocer la sinopsis de la cinta uno pueda construir la historia de principio a fin, sin llegar a fallar en ningún giro, previsible.

Aplaudía el aspecto visual de la película, pero hay un detalle muy llamativo que falla completamente. Cuando Watts y Holland se encuentran a un niño perdido, Danny, este está en medio de un montón de ramas, pero apenas llora, no tiene un rasguño y está completamente limpio. Puede que el niño sepa cómo sobrevivir a una catástrofe con mucha clase y sin perder la elegancia. En cambio, el resto de personajes no se limpian las heridas ni toda la mugre que van acumulando en ningún momento, y eso que tiempo tienen de sobra.

Respecto al director, hace un buen trabajo. Pero tengo que confesarme admirador de Bayona cuando trabaja en el cine de terror como en ‘El orfanato’ o en la fantástica serie de televisión ‘Penny Dreadful’, en la que dirigió los dos primeros episodios.

Lo mejor: aspecto visual, escenarios, efectos digitales, caracterización (excepto del niño Danny).

Lo peor: las emociones de los personajes no traspasan la pantalla.

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Sobre el autor

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma


octubre 2015
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031