Tierra de Dios: Johnny Saxby es un joven granjero de Yorkshire que intenta evadirse de sus problemas con el alcohol y el sexo. Cuando llega al pueblo durante la primavera un inmigrante rumano para trabajar en la cría de ovejas, su visión de la vida cambiará de forma radical

'Tierra de Dios', cine para los sentidos | El fotograma

Blogs

Asier Manrique

El fotograma

‘Tierra de Dios’, cine para los sentidos

God's Own Country | Tierra de DiosTIERRA DE DIOS

Título original: God’s Own Country

Año: 2017

Duración: 104 minutos

País: Reino Unido

DirecciónFrancis Lee

GuionFrancis Lee

MúsicaDustin O’Halloran y Adam Wiltzie

FotografíaJoshua James Richards

RepartoJosh O’Connor, Alec Secareanu, Gemma Jones, Ian Hart, Harry Lister Smith,Melanie Kilburn, Liam Thomas, Patsy Ferran, Moey Hassan, Naveed Choudhry,Sarah White, John McCrea, Alexander Suvandjiev y Stefan Dermendjiev

ProductoraInflammable Films / Magic Bear Productions / Met Film Production / Shudder Films / British Film Institute / Creative England. Distribuida por Orion Pictures

Género: Drama / Romance

Johnny Saxby es un joven granjero de Yorkshire que intenta evadirse de sus problemas con el alcohol y el sexo. Cuando llega al pueblo durante la primavera un inmigrante rumano para trabajar en la cría de ovejas, su visión de la vida cambiará de forma radical. (FilmAffinity)

Tenía ganas de ver y valorar ‘Tierra de Dios’, una de esas películas que van creciendo con el boca a boca y te terminan llevando a la sala de cine. En este caso, y por el limitadísimo pase por salas de cine que tuvo en España, he tenido que esperar para poder verla, qué se le va a hacer.

God's Own Country | Tierra de Dios

‘Tierra de Dios’ es la ópera prima de su director, Francis Lee. Después de años trabajando como actor en Londres, vuelve a su tierra natal, Yorkshire, y nos presenta un drama donde la vida rural, la homosexualidad, los prejuicios y el racismo cobran vida entre las montañas del condado de York. Hay quien la compara con ‘Brokeback Mountain’, yo también me he acordado de aquella, pero esta tiene otros matices que la vuelven igualmente interesante.

Muy parca en palabras, ‘Tierra de Dios’ es una película de gestos y miradas. La cinta se sostiene sobre cuatro personajes de campo, gente de pocas palabras, duros en el trato y que llevan el esfuerzo y el trabajo hasta el límite. En ese entorno crece el personaje principal, interpretado por Josh O’Connor. Se trata del hijo de un granjero enfermo (Ian Hart) después de sufrir un episodio cardiovascular y que se tiene que hacer cargo de la explotación ganadera. Ha sido educado para ser un hombre rudo y las carencias afectivas que ha sufrido durante toda su vida le llevan a reprimirse en su modo de expresarse y sentir.

God's Own Country | Tierra de Dios

Todo cambia cuando un trabajador rumano (Alec Secareanu) llega a la granja, en principio, para ayudarles durante la época en la que las ovejas están teniendo a sus crías. Es este personaje el que trastoca todo en Johnny, le pone contra las cuerdas y le da de probar de su propia medicina. Ambos encontrarán en el otro la mitad que necesitan para completarse: uno para empezar a romper su coraza y el otro un ancla a un lugar al que por fin pueda llamar hogar.

‘Tierra de Dios’ se diferencia de otras películas de temática LGTB, vaya etiqueta más estúpida, en que la homofobia del entorno no juega un papel fundamental. En este caso ganan más peso el miedo al rechazo y la homofobia interior del personaje de Johnny como conflictos dramáticos en la cinta. Francis Lee construye un entorno familiar donde no se le reprocha al protagonista su orientación sexual, distanciándose así de la recurrente ‘Brokeback Mountain. En el pueblo saben que Johnny es gay, su padre y su abuela (Gemma Jones) aceptan su relación con el personaje de Secareanu porque ven que este le hace bien.

God's Own Country | Tierra de Dios

Fantásticamente interpretada, el espectador va poco a poco asistiendo a esas barreras autoimpuestas por los personajes que se van rompiendo. La expresión facial de sus actores, especialmente de Josh O’Connor, nos va dando toda la información que omite con palabras, es por esto que ‘Tierra de Dios’ es una experiencia cinematográfica tremendamente rica, porque huye de la corriente actual que inunda las películas de diálogos explicativos de todo.

Se le podría achacar no ser más pasional en la construcción de la relación entre los dos chicos; no hubiese tenido sentido si atendemos al tipo de personajes que son y las carencias que arrastran. Se le puede achacar cierto exceso en algunas imágenes, como partos de animales, pieles que se cortan, etc.; pero dota a la película de una total honestidad con el entorno y sus gentes.

God's Own Country | Tierra de Dios

Ópera prima más que solvente y una historia que viene a actualizar, en cierta manera, la historia de ‘Brokeback Mountain’. Eso sí, me quedo más con este filme británico que con la historia de Jake GyllenhaalHeath Ledger. Aquí no hay miedo a mostrar nada, la honestidad inunda cada plano y permite así construir una cinta, independientemente de si al espectador le gusta o no, que no trata de engañar en ningún momento. ¿Podría ser más grande y mejor? Sí, pero podría ser igualmente peor.

Lo mejor: Todo respira honestidad.

Lo peor: Que la comparación con ‘Brokeback Mountain’, por temática, planteamiento, tipo de historia, etc. es inevitable.

God's Own Country | Tierra de Dios

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Sobre el autor

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma


febrero 2018
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  

Contenido Patrocinado