Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Los Monkees: El primer gran grupo prefabricado musical y televisivo de la historia

Los Monkees es el nombre de una serie de televisión que arrasó en la segunda mitad de los sesenta y que sirvió de rampa de lanzamiento a un grupo con el mismo nombre creado ex profeso para esta serie y que se convirtió en un fenómeno tanto musical como televisivo, en lo que vino a conocerse como la respuesta americana a los Beatles.

La creación de grupos teledirigidos hacia el éxito mediante audiciones ha sido una constante en estos últimos cincuenta años, con grupos como Spice Girls, New Kids on the Block, NSYNC o mas recientemente One Direction, con ejemplos nacionales que van desde Parchís hasta los actuales Auryn o Gemeliers.

En este caso utilizar una serie de televisión para el lanzamiento del grupo era algo novedoso, que luego fue copiado por series como ‘Mama y sus increíbles hijos’ ( The Partridge Family) o rizando el rizo con dibujos animados como ‘Los Archies’, por ello en pleno periodo vacacional para muchos de ustedes, nada mejor que recordar una serie burbujeante y chispeante ideal para la época veraniega, los inolvidables Monkees.

Ficha: Los Monkees (The Monkees) 58 episodios.   Sep 1966-Mar 1968. NBC (USA)- la 1 (E)

Sinopsis:  La serie narra las vicisitudes de un grupo musical de cuatro componentes para abrirse camino hacia el éxito en Los Ángeles, enfrentándose a toda serie de aventuras para conseguir llegar a lo mas alto

El inicio: Bob Rafelson y Bert Schneider eran dos jóvenes de productores de Hollywood, que llevaban intentando hacer una serie sobre un grupo musical desde el año 1962, pero las cadenas no estaban muy interesadas, hasta que el éxito en los EUA de los británicos Beatles tanto en el aspecto musical como en el cinematográfico con la película ‘A Hard Day’s night ( Qué noche la de aquel día), les hizo recapacitar y recuperar la idea.

Rafelson ( izquierda) y Schneider ( derecha) se pusieron manos a la obra y empezaron a diseñar la serie, contratando al afamado productor discográfico Don Kirchner para que llevara el apartado musical. Al principio intentaron hacerlo con un grupo desconocido como base, pero The Lovin Spoonful que era el nombre del grupo, renunció a ello en una sabia decisión, puesto que luego se convirtieron en unos de los iconos musicales de la década.

Finalmente decidieron hacer el camino inverso, y en lugar de contratar a músicos, se decantaron hacia un grupo de actores que tuvieran algún mínimo conocimiento musical, para dar el pego mientras hacían ver que tocaban. A través de audiciones y recomendaciones de conocidos como Stephen Stills, acabaron reuniendo a los cuatro componentes que iban a formar el grupo, el británico Davy Jones, y los estadounidenses, Mike Nesmith, Micky Dolenz y Pete Tork.

Una vez seleccionados, los dos creadores y Kirchner decidieron que instrumento iba a tocar cada uno y que tipo de personaje iban a representar para cubrir el máximo espectro posible. Con las bases empezaron la tarea de producción para la que se incorporó el guionista Paul Mazursky para la escritura del piloto y compositores de la cuadra de Kirchner, como Carole King o Jerry Goffin, para crear las canciones que iban a servir de base de la serie.

La serie se estrenó en otoño de 1966, abriendo la parrilla de los lunes para la NBC ,y se convirtió en un éxito instantáneo, en especial las canciones que se incluían en cada episodio, que llevaban al numero uno de singles rápidamente tras ser promocionadas de forma machacona en la serie.

Las adolescentes americanas enloquecieron con el grupo y se formaron clubs de fans en todo el país, que vinieron a tomar el relevo a los de Los Beatles, que en esa época ya habían entrado en una etapa mas madura de su carrera musical, dejando vacío el espacio juvenil que ocupaban, al cual se encaramaron The Monkees.

La serie empezaba con una pegadiza canción que era una verdadera declaración de intenciones llamada ‘We are the Monkees”, que pueden recordar en el primer vídeo

Como han podido ver, muchos de los nombres mencionados en el proceso creativo han tenido unas inmensas carreras posteriores, desde los dos creadores que produjeron Easy Rider,  a la carrera de director del rebelde Bob Rafelson, con grandes títulos como ‘El cartero siempre llama dos veces’ o ‘Las Montañas de la Luna’, sin olvidar a su colaborador Paul Mazursky, otro reputado realizador, con películas como ‘Bob, Ted, Carol & Alice’ o ‘Una mujer descasada’

La trama:
Si por algo no destacaban Los Monkees, era por la consistencia de sus tramas, cada episodio tenia que buscar una excusa para rellenar los minutos que duraba el episodio entre las dos canciones completas que sonaban en cada episodio.

Lo mas sencillo y mas utilizado, era meter a alguno de los componentes del grupo en algún problemilla, casi siempre a causa de una chica, para que acudieran el resto en su ayuda y solventar el problema entre risas y canciones. El episodio piloto que pueden ver a continuación, marcaba la senda, cuando el grupo debe ayudar a una princesa de un país imaginario de los tejemanejes de un malvado archiduque.

Lo mas interesante era el reparto de personajes e instrumentos entre los cuatro actores, de esta manera teníamos al divertido Micky Dolenz como el batería del grupo, al serio y responsable Mike Nesmith como el bajista del grupo, al rarito Pete Tork como el guitarrista y al guaperas Davy Jones como el cantante del grupo dando la cara.

El reparto de roles buscaba claramente que todo el mundo pudiera identificarse con algún personaje , pero todos compartían el aspecto de buenos chicos y evitando en la pantalla cualquier comportamiento que pudiera escandalizar a los progenitores de los adolescentes que miraban el programa y que sobre todo en el caso femenino, suspiraban por sus nuevos ídolos. Poco importaba que la grabaciones fueran de músicos de estudio debido a su poca destreza musical, ya que ellos solo ponían la voz, a nadie le importaba, porque tampoco lo ocultaban ni engañaban a nadie, como los apestados Milli Vanilli.

Al principio, intentaron equilibrar algo la parte dramática y la musical, pero cuando vieron que una de las canciones que pusieron en el segundo episodio, alcanzó de forma fulminante el numero uno del Billboard, tuvieron muy claro el camino a seguir. La canción era ‘Last Train to Clarksville, y aquí la pueden recordar.


La estética de la serie era muy importante y estaba muy influenciada por los realizadores europeos de la época creando auténticos proto videoclips con cada una de las canciones, si a eso le añadimos unos movimientos vigorosos de cámara, hablar al espectador, un montaje frenético, colores y moda de la época con minifaldas por doquier, el resultado era un look ultramoderno para la epoca. Un ejemplo de estos montajes en el apartado dramático, lo tienen en este corte del episodio llamado ‘Demasiadas chicas’

Cuando tuvieron claro el modelo de negocio se dedicaron a explotarlo, repitiendo la canción a promocionar a lo mejor hasta en cuatro programas seguidos, para que calara bien hondo en sus seguidores, lo acompañaban con una agresiva campaña de radio y las fans compraban los singles a millones.

El mejor ejemplo de este éxito lo ejemplifica la que en mi opinión es sin duda alguna su mejor canción de siempre, que salió a mitad de la primera temporada de la serie, y llegó al numero uno el día de su salida al mercado, manteniéndose seis semanas en esa posición, el archiconocido ‘I’m a believer’ ( Nota para los mas jóvenes:Nada que ver con el Justin Bieber ), que pueden recordar en este vídeo de la serie.

Esa canción significó su cumbre musical y sigue sonando en la actualidad, tanto en su versión original como en alguna de sus múltiples versiones que la han convertido en un clásico de la música.

En otros aspectos la serie también es recordada por introducir de forma innovadora, conceptos como el product placement, que ahora son moneda común en casi todas las series, vean como vendían unos cereales introduciéndolos a saco en los títulos de crédito finales de la serie.

Mis recuerdos de la serie, van inexorablemente ligados a la infancia, cuando veía un grupo de cuatro personajes simpáticos, cantar canciones pegadizas, semana tras semana en el blanco y negro de la rupestre televisión familiar y que era una ventana abierta al resto al mundo. Lógicamente recuerdo mucho mas las canciones que la serie ,que en su momento ya no me decía demasiado, puesto que me pasaba los episodios, esperando que llegaran las canciones que era lo que de verdad me importaba y me gustaba, aguantando el tramo de gansadas y bromas varias como buenamente podía

Los actores: El casting convirtió a cuatro actores desconocidos en mundialmente famosos de la noche a la mañana, y eso, como veremos en el apartado siguiente, suele ser una fuente de problemas. El papel principal del cantante y del guaperas fue para el británico Davy Jones, una elección personal de los productores tras verle en una representación musical de Oliver.Curiosamente aunque Jones había sido batería, no le pusieron en ese instrumento, ya que debido a su baja estatura, no iba a dar bien en pantalla detrás de los bombos y platillos, y lo pusieron al frente a cantar.

Toda su carrera posterior ha seguido ligada a los Monkees, como grupo musical y en las diferentes reencarnaciones posteriores o haciendo apariciones personales en multitud de shows, hasta su muerte en 2012.

El gamberrete y el mas divertido del grupo fue a parar a Micky Dolenz, el único que llegó a través de un casting abierto, le tocó aprender a tocar la batería, para dar el pego en la serie, ademas de ser el segundo cantante.

Inseparable de Davy Jones, han seguido colaborando musicalmente durante toda su vida, aprovechándose de los generosos royalties de la serie y de los beneficios de sus reuniones posteriores.

El mejor músico de los cuatro era Michael Nesmith que tenia un cierto prestigio musical , antes de ser seleccionado, para el papel del serio y responsable Mike, con su inseparable gorro de lana, que le daba un toque distintivo frente a los otros miembros. Nesmith fue el que siempre se quejaba mas de la repetitividad de los episodios y de la poca enjundia de la música que hacia, pidiendo mas control musical y consiguiéndolo al final.

Al acabar la serie Nesmith, siguió en el grupo hasta el año 1970, desvinculándose casi definitivamente de ellos, iniciándo su propia carrera musical, destacando principalmente como productor de videoclips con joyas como el ‘All night long’ de Lionel Ritchie o ‘The Way you make me feel’ de Michael Jackson. Muy pocas veces se ha reunido con sus ex-compañeros, aunque tras la muerte de Jones ha habido un cierto acercamiento a sus dos compañeros supervivientes. Para mi sorpresa, lo vi recientemente en la serie Portlandia haciendo de padre del alcalde.

El ultimo miembro de la banda y el mas oscuro fue Pete Tork, que llegó al grupo recomendado por su buen amigo Stephen Stills ( Crosby, Stills, Nash & Young), que había rechazado el papel, le toco el papel de tontito adorable y le asignaron el bajo, aunque era capaz de tocar varios instrumentos

Tork fue el primero en dejar el grupo en 1968, al finalizar la película, alegando  estar exhausto pero  sus intentos posteriores de hacer otras  cosas, no tuvieron el mas mínimo éxito por lo que a los veinte años de su fundación se reunió con sus compañeros, Jones y Dolenz, para seguir haciendo lo que mejor sabía, vivir de los Monkees.

El Final:
Las tensiones entre los miembros del grupo y los productores tanto de la serie como musicales, empezaron a crecer cuando a mediados de la primera temporada, empezaron a ser conscientes del éxito que estaban alcanzando y rebelándose sobre su posición de títeres en manos de sus creadores.

Los frentes de batalla era dos, en primer lugar el musical , donde exigieron y finalmente consiguieron un mayor control musical de las canciones, componiéndolas ellos y tocando en las grabaciones, al hacer que despidieran a Don Kirchner, el responsable musical del éxito inicial.

Desde el punto de vista dramático intentaron convertir la serie en un programa de variedades, huyendo de las tramas insulsas y tontorronas que les había convertido en famosos, consiguiendo que saliera en el programa, gente como Frank Zappa, y abandonando el pop juvenil por terrenos mas psicodelicos.

Como suele ocurrir en estos casos al abandonar la formula del éxito, ni las nuevas canciones ni las nuevas tramas, interesaron a sus fans, que empezaron a desertar en masa, lo que llevo a la cancelación de la serie en apenas su segunda temporada, como consecuencia de la caída vertiginosa de las audiencias porque no nos engañemos, talento no era precisamente lo que tenían los cuatro componentes iniciales.

Intentando cambiar de terreno de juego, Bob Rafelson realizó una película con Los Monkees en 1968, de clara inspiración surrealista y psicodélica llamada Head, que fue un autentico desastre en el taquilla, aunque la banda sonora se vendió bastante bien, aquí tienen el trailer de la película

Al cancelar la serie y con el fracaso de Head y la marcha de Tork, decidieron concentrarse en la parcela musical que era la que todavía funcionaba y fueron sacando disco tras disco hasta 1970, cuando Mike Nesmith decidió abandonar el grupo y fue disuelto por primera vez.
Como ya hemos explicado con motivo del veinte aniversario se reunieron Tork, Jones y Dolenz, para una gira y decidieron seguir con el grupo de manera mas o menos intermitente, pero viviendo del recuerdo en un ejercicio nostálgico, como los pueden ver en la foto inferior.

Con motivo de ese vigésimo aniversario, a alguna mente calenturienta se le ocurrió hacer un remake de la serie y la titularon ‘The New Monkees’, sin nadie de la serie original participando. El resultado fue horripilante, con una estética ochentera, mucho mas pasada de moda en la actualidad que la original, y que tuvo tanto éxito como los cantos gregorianos de  un coro de saltamontes, siendo la serie cancelada con solo trece episodios emitidos.

Los títulos de crédito son un claro ejemplo de la estética kitsch ochentera de la serie y en mi descargo tengo que decir que ni la conocía antes de este reportaje ni a absolutamente a ninguno de los actores de la misma, lo que me confirma su ‘calidad’. Aviso, semejante bodrio puede dañar de forma irremediable a sus retinas.

Influencias:

Los Monkees ha sido una serie importante en la historia de la televisión, no tanto por su larga duración, sino por mostrar el enorme negocio que podían hacer de forma conjunta la televisión y la música, creando un grupo de la nada y aupándolo hasta lo mas alto, iniciando una técnica de marketing publicitario que ha ido siendo depurada con el paso de los años, pero que tuvo su primer exponente en esta serie de los años sesenta.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Propuestas para su menú televisivo

Sobre el autor

Series para gourmets nace con la pretensión de ayudar a personalizar su menú televisivo con el panorama mundial de series. Cada lunes hablaremos de series remotas ni estadounidenses ni británicas, no estrenadas en nuestro país. Cada miércoles de series actuales estrenadas aquí y los viernes recordamos series del pasado de la televisión

Entradas recientes


agosto 2014
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031