The Secret River (Australia). El brutal inicio de la colonización australiana | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

The Secret River (Australia). El brutal inicio de la colonización australiana

La catarsis colectiva que está teniendo Australia en el siglo XXI, movida por el enorme sentimiento de culpa por la forma en que masacraron de forma sistemática el pueblo y la cultura aborigen, desde que a finales del S XVIII, “descubrieron” y empezaron a colonizar la isla , se manifiesta de múltiples formas y con múltiples gestos de los que no está ausente el sector audiovisual.

Series tan fabulosas como Redfern Now, de la que hablé en su momento en el blog, han sido primordiales para concienciar a las nuevas generaciones de australianos sobre la cultura aborigen en la actualidad.

En cambio para conocer los inicios de la colonización a inicios del S XIX, nada mejor que la miniserie recien estrenada y emitida que les vamos a presentar hoy “The Secret River”, basada en el bestseller del mismo nombre escrito por Kate Grenville, publicado en 2005 y convertido en lectura obligatoria en todos los colegios e institutos del país austral

Ficha: The Secret River 2 ep 80 min .   Jun 2015 Idioma: Ingles ABC ( Aus)

La trama : El año 1805, un barco lleno de convictos llega al puerto de Sidney, entre los cuales se encuentra Sam Thornhill, que ha sido deportado a Australia por robar para alimentar a su hambrienta familia ( mujer y tres hijos) en su Londres natal.

Su mujer, que se ha trasladado a Australia como colonizadora, consigue que le den la custodia de su marido, con la condición de no poder abandonar la isla, hasta cumplir su condena, y ambos empiezan a buscarse la vida en el turbulento puerto de llegada de los barcos británicos.
Gracias a su experiencia como barquero consigue un empleo en un bote para transportar y llevar mercancías a los asentamientos colonizadores que se encuentran en la parte superior del rio Hawkesbury, adentrándose en el interior del país.

Finalmente decide dar el paso y reclamar su propia tierra rio arriba, para poder asentarse con su familia y poder prosperar, y lógicamente empieza a entrar en conflicto con los aborígenes que ven como elementos extraños ocupan sus tierras ancestrales. El trailer muestra en imágenes todo lo que les he relatado.

Rodada en los preciosos escenarios naturales y salvajes de la reserva del lago Tykes en la costa del estado de Victoria, “The Secret River” es un relato duro y sin contemplaciones sobre los primeros años de la colonización, con el enfrentamiento entre los neo colonos ingleses, que no pueden volver a su país, por ser convictos y aferrarse a la segunda oportunidad en la vida que les ha sido concedida y los aborígenes que ven que son expulsados de sus tierras donde llevan siglos sin ninguna compensación.

El desconocimiento mutuo de ambas culturas y tradiciones desemboca en el miedo y el pánico, donde siempre acaba perdiendo la parte mas débil en aras de una superioridad moral y religiosa difícilmente justificable con nuestra perspectiva actual.

El mayor acierto de la historia es evitar marcar dos lineas claras y maniqueas de aborígenes buenos y colonizadores malos, en especial en el caso de los segundos, donde se nos muestran diferentes personajes desde el colono perfectamente integrado y amigo de los aborígenes, hasta el que adiestra perros para perseguirlos y matarlos.

La miniserie sigue fielmente el libro y sigue un in-crescendo continuo, hasta llegar al clímax final en una de las escenas mas duras y salvajes que he visto últimamente, para dar paso a un epílogo en el futuro que cierra la historia a la perfección, de los que te deja recapacitando durante un buen rato.

Las interpretaciones son de muy alto nivel empezando por el protagonista el actor británico Oliver Jackson-Cohen, impecable al mostrarnos su evolución personal en sus nuevas tierras, como explica él mismo en este vídeo

La mejor muestra de que algo está cambiando en la sociedad australiana y su trato hacia los aborígenes, lo tenemos en el primer plano de cada capitulo, donde se advierte a los espectadores de etnia aborigen, que en la serie pueden escuchar voces o ver personas que ya han fallecido, que es uno de los principales tabúes de sus creencias.

Es imposible deshacer las masacres cometidas en el pasado, pero por lo menos concienciar a la gente de que las cosas se hicieron fatal es un paso en la dirección correcta y tanto el libro como la miniserie de “The Secret River”, son los mejores ejemplos de que a la historia y nuestros errores hay que enfrentarse de cara y no enterrándolos para no herir supuestas sensibilidades.

Si les gustan los relatos históricos con trasfondo social, pocas cosas van a ver mejores que esta miniserie de menos de tres horas de duración total que van a devorar de una sentada, y que espero que les satisfaga de la misma manera que lo ha hecho a mí, en una perfecta recomendación semanal de una serie exótica y remota.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino