Expediente X :Abducidos por su mitólogia y sus protagonistas | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Expediente X :Abducidos por su mitólogia y sus protagonistas

La historia de la televisión está plagada de historias muy curiosas, pero mis preferidas siempre han sido, las de las series que empezaron siendo unas completas desconocidas por todo el mundo y acabaron convirtiéndose en fenómenos culturales a nivel mundial, sorprendiendo hasta a sus propios creadores.

En este sentido no creo que haya un mejor ejemplo, para describir esta lotería televisiva que “Expediente X”, la serie con la que le tocó el Gordo a la imberbe cadena FOX,  que pasó de ser un experimento televisivo relegado al viernes por la noche, a ser una de las series mas conocidas en todos los países, que ha generado dos películas y que sigue siendo un verdadero icono de la cultura popular.

El renacimiento de la serie para una temporada ultracorta de seis episodios ,que se estrenará la semana que viene nos da pie a poder analizar con la profundidad y cariño que se merece una de las series que más ha influido en la concepción actual de la televisión, empezando con una de las frases que han pasado a los anales de la historia televisiva, “La verdad está ahí fuera”.

Ficha: Expediente X ( X-Files) 202 ep+ 2 películas   Sep 1993 -May 2002/ Ene 2016 .Cadena: FOX (USA) Telecinco (E)

Sinopsis:  Los agentes Fox Mulder y Dana Scully son los responsables de investigar para el FBI, todos los sucesos que aparentemente no tienen explicación racional y presentan indicios de elementos fantásticos y paranormales, desde vida extraterrestre hasta personajes pintorescos pasando por monstruos de todo tipo, dentro de una división específica que trata con los llamados Expediente X, que es el nombre que reciben estos casos dentro del FBI.

El inicio: Chris Carter era un periodista californiano, apasionado del surf, que estuvo muchos años escribiendo sobre su deporte favorito en una revista especializada, hasta que a mediados de los años ochenta, a través de su novia que tenia buenos contactos en la industria cinematográfica, fue fichado como guionista por los estudios Disney, donde escribió diversas comedias juveniles.

Allí conoció a un productor independiente Peter Roth del que se hizo gran amigo y cuando Roth fue fichado por la cadena FOX, para desarrollar la ficción original de la cadena que apenas había iniciado sus emisiones a nivel nacional, uno de sus primeros fichajes fue Chris Carter.

Carter desarrolló su concepto inicial de la serie inspirándose en varios conceptos, pero con una especial atención a una serie maldita de mediados de los setenta, llamada “Kolchak, The Night Stalker”, sobre un investigador de sucesos paranormales, magistralmente interpretado por Darren McGavin.

Personalmente es una serie que recuerdo mucho de mi adolescencia cuando la emitían por la madrugada de los sábados en TVE, porque daba muchísimo miedo y siempre la recordaba asociada a esa sensación de desasosiego que me transmitía en mis años mozos. En el primer vídeo pueden ver la curiosa cabecera de Kolchak , que cambia drásticamente de tono, en el escaso minuto que dura, una serie donde dieron sus primeros pasos como guionistas Robert Zemeckis y David Chase, casi nada.

Esos recuerdos de Kolchak, con los de la mítica “Dimensión Desconocida”, fueron la base para centrar la historia, a los que añadió una pareja protagonista, con una dinámica parecida a la de la serie británica “Los Vengadores”, con un gran respeto mutuo pero nula atracción sexual.

El primer borrador de la serie fue rechazado por la cadena FOX, que le propuso que lo enfocara más hacia el tema de vampiros, para aprovechar el  futuro tirón  cinematográfico del estreno de  “Entrevista con el vampiro” con Tom Cruise.

Carter se negó a cambiar el enfoque de extraterrestres a vampiros, pero volvió a escribir un segundo borrador y gracias a la ayuda e insistencia de su amigo Peter Roth, consiguió que le encargaran el piloto, a pesar de la resistencia de varios ejecutivos de la cadena.

El piloto les acabó de convencer, pero para emitirla en el peor lugar posible de la semana, los viernes por la noche, emparejada con otra serie de corte fantástico “Las aventuras de Brisco County, jr”, creada por otro desconocido, Carlton Cuse, pero sin apostar fuerte con ella y sin apenas promoción.

La críticas fueron excelentes, destacando casi todo el mundo la atmósfera oscura y opresiva de la serie, que le daba el rodaje en los maravillosos bosques que rodean Vancouver, que es donde Chris Carter decidió que se rodara la serie. Lo primero que sorprendía a todo el mundo era la cabecera de la serie, con una música minimalista de Mark Snow, en lo que se ha convertido en uno de los títulos de crédito más famosos de la historia televisiva.

La sorpresa vino, cuando las audiencias empezaron a crecer y crecer a cada episodio, sobrepasando los diez millones de espectadores de forma regular y convirtiéndose en la serie más vista de la joven cadena FOX, creciendo cada año, hasta ser la primera serie de FOX en meterse en el Top 10 semanal, un hecho impensable cuando se inició en la que no pasaba del puesto 100 del ranking semanal.

La carrera posterior  de Chris Carter, también es muy peculiar, ya que lo podemos catalogar lo que en la industria musical se denomina un “One Hit Wonder”, con solo un éxito en su carrera ya que todos sus proyectos posteriores , no le llegaron ni a la altura del zapato a “Expediente X”, en un caso de los mas extraños que conozco, por dilapidar su prestigio de forma tan rápida.

El mejor ejemplo lo tenemos en una secuela de esta misma serie, centrada en tres personajes secundarios que tituló , “The Lone Gunmen”, que pasó con mucha mas pena que gloria, con esta cabecera mas que pobretona

La trama:
El episodio piloto es una magnífica presentación de los personajes, y se inicia con la llegada al departamento de los Expedientes X, de una joven criminóloga y doctora forense Dana Scully, una persona para la que la ciencia es su santo y guía, específicamente asignada por sus jefes de forma subrepticia para intentar desacreditar el trabajo del encargado del departamento Fox Mulder.

Ambos se conocen en el primer episodio y empiezan a colaborar en su primer caso, el asesinato de una adolescente en el bosque en extrañas y similares circunstancias a otros cuerpos encontrados en la zona. El trailer del piloto nos muestra el planteamiento inicial en el formato original 4:3

La serie iba desarrollando poco a poco, la relación entre los dos agentes, que partían de posiciones totalmente contrapuestas, Mulder, una persona marcada por la desaparición en extrañas circunstancias de su hermana pequeña, que atribuye a una abducción extraterrestre, lo que le ha hecho un absoluto creyente en todas las teorías de corte fantástico y paranormales para explicar cualquier suceso fuera de lo habitual, con la esperanza de descubrir lo sucedido a su hermana en algún momento. Es una persona muy seria pero que encara la vida con ciertos toques irónicos y un sentido del humor bastante negro.

Su compañera Scully es una científica de pies a la cabeza, una completa escéptica que considera que  todo debe explicarse a partir de la ciencia y el raciocinio y que siempre mira con incredulidad las teorías paranormales que su compañero no ceja en proponer en cada caso que se encuentran, seria e hierática en todo momento.

Los episodios se podían dividir en tres tipos, los denominados del “monstruo semanal”, donde nuestros agentes se enfrentaban a un caso en apariencia inexplicable que ponía a prueba tanto las creencias de Mulder como la incredulidad de Scully, pero con la compenetración entre ambas visiones como la mejor manera de resolver los enigmas y acabar con la amenaza de turno y resolver el expediente X semanal.

En segundo lugar en importancia, teníamos los que presentaban un arco de continuidad centrado en la existencia de una siniestra organización secreta con tentáculos a todos los niveles del gobierno, dedicada a ocultar cualquier atisbo de información y a conspirar con todo tipo de fuerzas del mal, paranormales o extraterrestres, para mantener sus privilegios y su control.

Estos episodios eran como una lucha de David ( nuestros dos agentes), contra el Goliath conspirativo, cuya cara mas conocida era un siniestro personaje de una agencia gubernamental conocido como el fumador que se convirtió en uno de los villanos mas odiados de la televisión. Lo pueden ver actuar en el vídeo, interaccionando con el jefe Skinner, el cuarto personaje de la serie, que se convierte en el principal apoyo de la pareja dentro del FBI frente a los tejemanejes del maquiavélico fumador.

Finalmente teníamos un tercer tipo, que eran capítulos especiales, donde los creadores daban rienda suelta a su imaginación y desarrollaban  en direcciones completamente imprevisibles e incluso experimentales, la mitología que iban creando poco a poco en los capítulos dedicados de continuidad.

Curiosamente estos episodios, eran los más celebrados por la cada vez más creciente legión de fans que tenia la serie en todo el mundo, con el mejor ejemplo en el episodio de la 3T “Jose Chung’s from outer space”, donde nos explicaba brillantemente, un caso con las diferentes visiones de los personajes involucrados que las relatan a José Chung , un escritor de novelas fantásticas

En otros de estos episodios especiales, daban rienda a su fantasía, en especial al deseo de muchos seguidores, dando un cierta vidilla a la relación platónica entre Mulder y Scully, aprovechando las posibilidades que le daba la mitología creada de la serie, como en el caso del baile del vídeo, en un episodio explicado vía cómic.

La serie tenía dos motores principales, como eran la evolución de la relación entre los dos agentes y la evolución de la mitología propia, tanto a nivel conspirativo como de elementos paranormales y fue desarrollada de forma brillante bajo el mando de Chris Carter, que si demostró alguna cosa es tener un impresionante ojo clínico para fichar guionistas de la nada y darles el primer empujón de carreras más que brillantes.

En la 1T ya teníamos a Alex Gansa y Howard Gordon (24, Homeland), James Wong y Glen Morgan (Millenium, Space: Above and Beyond) y mas adelante se incorporaron gente como Vince Gilligan ( Breaking Bad), Frank Spotnitz (Strike Back, The Man in the High Castle) , el hermano de Glen, Darin Morgan o John Shiban, todo un dream-team de guionistas actuales

La relación y el respeto mutuo entre Mulder y Scully iba creciendo poco a poco, alimentando las esperanzas de los fans que como en todas las series se obsesionan con que sus protagonistas acaben en una relación amorosa, con escenas como la del siguiente vídeo con una clase de béisbol bastante sensual

La serie iba viento en popa, y su popularidad era tan elevada, que en un movimiento muy raro en las series televisivas, decidieron hacer una película de enlace entre la 5T y la 6T para estrenar en las pantallas cinematográficas y aumentar los beneficios de explotación de la franquicia, que estrenaron con el siguiente trailer.


La película era excelente pero para la 6T , por presiones de David Duchovny, que quería estar cerca de su mujer, cambiaron el rodaje de la oscura y lluviosa Vancouver a la mas soleada Los Ángeles,  Con el cambio, la irregularidad empezó a ganar terreno en la serie, con episodios mas ligeros o directamente en tono de comedia, que desvirtuaban bastante el espíritu original de la serie, que empezó su declive inexorable en la 6T, acentuado en la 7T.

La marcha de Duchovny de la serie a tiempo completo a principios de la 8T, a pesar de ser sustituido de forma más que correcta por el todoterreno Robert Patrick, no hacia  que anunciar la cercanía del fin de la serie que comentaremos más adelante.

“Expediente X” es , en mi opinión, una de las mejores series de la historia de la televisión por abrir las puertas a explicar las historias fantásticas de una forma diferente, con unos efectos especiales de bajo coste, pero siempre supeditados a la historia y a los dos personajes centrales, consiguiendo una atmósfera tan especial y peculiar que ingentes cantidades de dinero no podrían comprar.

Durante muchas temporadas, mi grabadora de vídeo VHS tenia una cita ineludible los lunes por la noche en Telecinco, para grabar los episodios de una de mis series de cabecera y que tuvo un enorme éxito en nuestro país, con unas audiencias impensables en la actualidad.

La mezcla y la contraposición de ciencia y fantasía, y la gran mitología que crearon era  irresistible a mis ojos, lo que unido a las salidas irónicas de Mulder, me permitía disfrutar de cabo a rabo los cuarenta y cinco minutos de cada episodio durante las cinco primeras temporadas.

Personalmente mi punto de inflexión de la serie vino tras la primera película y aguanté por inercia hasta la salida de Duchovny, pero en ese momento y c0n la inestimable ayuda de la errática programación de Telecinco, acabé abandonándola , y solo miré por curiosidad el episodio final, pero sin que eso empaña mi elogiosa visión global de toda la serie.

Los actores:
David Duchovny tuvo una educación de alto nivel graduándose en Princeton y Yale, antes de empezar sus pinitos como actor, posteriormente hizo de narrador de una serie erótica de Showtime “ The Red Shoes Diaries”, pero fue un memorable papel pequeño como un travestido en “Twin Peaks”, el que llamó la atención de Chris Carter que le eligió para el papel de Fox Mulder.

Duchovny se reveló como un gran actor en un personaje complicado, dramático pero desencantado de la vida con muchos toques de humor, que se aferra a cualquier esperanza para encontrar a su hermana y hará todo lo que esté en su mano para conseguirlo.

No consiguió ningún Emmy, a pesar de estar nominado cuatro veces, y tras la serie ha seguido en el candelero protagonizando durante siete años, a un escritor alcoholizado y un verdadero obseso sexual en “Californication” y recientemente como un detective sesentero en “Aquarius”.

Pero la auténtica sorpresa de la serie fue la elección de una completa desconocida como Gillian Anderson, nacida en los EEUU pero criada en Londres,  para el segundo papel protagonista, el de Dana Scully,. A pesar de ir a la audición sin apenas experiencia previa, fue la elección personal de Chris Carter, que la defendió a viento y marea frente a los directivos de la cadena FOX , que buscaban a una actriz mas conocida, o en su defecto a alguien mas “espectacular” o “despampanante”.

El acierto de la elección de Carter se hizo evidente desde el primer momento, al elegir a toda una señora actriz para un papel de una mujer joven, con firmes convicciones y muy fuerte que se mueve como pez en el agua en el mundo masculino, lo que le valió un Emmy a la mejor actriz con toda justicia. Su carrera posterior ha sido deslumbrante con grandes papeles a ambos lados del océano, eligiendo siempre calidad sobre lo comercial, como ha demostrado en “Bleak House”, “The Fall” o “Hannibal”.

Mitch Pileggi, interpreta al jefe Skinner, responsable directo de los dos agentes, en un papel que debía durar pocos episodios, pero que acabó convirtiéndose en la tercera pata del entramado de la serie. Otro desconocido hasta esta serie, Pileggi cumplía a la perfección como el jefe comprensivo que debe ayudar a sus subordinados sin verse arrastrado por ellos en un equilibrio muy difícil de conseguir.

Su aspecto es ideal para papeles secundarios de duro militar ( Stargate Atlantis) o de villano (Hijos de la Anarquía, Supernatural ) y lo hemos visto en multitud de series y películas en ese tipo de personajes y seguro que está encantado de retomar el papel de su vida en la miniserie.

Por último no podemos dejar de mencionar al personaje mas pintoresco de la series, el fumador, interpretado de forma hierática por William B. Davis, un profesor de arte dramático en Vancouver, que complementaba su sueldo haciendo papelitos en las series que se rodaban en el oeste canadiense.

Para sorpresa, su papel del villano principal de la serie, a pesar de no salir en todos los episodios, le ha catapultado para un reconocimiento global en la cultura popular, como uno de los personajes más maquiavélicos que hemos conocido, siempre con su sempiterno cigarro en la mano, jugando y despistando a los pobres Mulder y Scully, cuando se acercaban a desvelar algún secreto jugoso.

El final, segunda película y resucitación:
La serie empezó a vislumbrar el fin con la salida como personaje regular de David Duchovny y su reemplazo por Robert Patrick, y siguió con el añadido de otra agente, interpretada por Annabeth Gish en la 9T, pero las tramas conspirativas estaban más que agotadas, y el recurso de traer de vuelta a personajes y monstruos de las temporadas anteriores, no estaba al nivel creativo que había tenido la serie.

Por eso a nadie le extrañó, y visto el desplome de las audiencias, que Chris Carter de acuerdo con la cadena FOX, decidieran que la novena temporada iba a ser la última y le dieron tiempo para preparar un final más o menos digno, con el que iban a contar incluso con la vuelta de David Duchovny, que había desaparecido al final de la 8T, para reaparecer en el episodio final.

El final fue mas bien discretito y no le hizo en absoluto justicia a la larga trayectoria de la serie, mas en plan mucho ruido y pocas nueces que como algo coherente con el resto de la temporada, con la reaparición de Mulder como elemento mas discordante.

Es mejor tomárselo como una despedida agradable y discreta a unos grandes personajes, que como cierre de un arco narrativo coherente.
A pesar de cerrar la serie, ninguno de los implicados se pudo resistir al rodaje de una segunda película , seis años mas tarde, de la que el mejor elogio que podemos hacer,  es guardar un piadoso silencio sobre la misma.

Pero parece que Chris Carter no quiere abandonar su particular gallina de los huevos de oro y ha conseguido convencer a todo el mundo para una miniserie de seis capítulos, para retomar la mitología de la serie y darle mas carnaza a sus fans y seguidores. El  estreno es la próxima semana y aquí pueden ver el trailer de una de los retornos más esperados por mucha gente

Epilogo:
Mulder y Scully son dos personajes completamente arraigados en la cultura popular y que se utilizan incluso como apodos cariñosos para las personas. Una muestra de ello es a cargo del grupo galés Catatonia, que grabó una canción con el nombre “Mulder y Scully”, que alcanzó cierto éxito en las listas europeas, y que pueden recordar en este vídeo

Expediente X, era una de las cuentas pendientes mas importantes que teníamos con las grandes series del pasado, y que nunca encontrábamos el momento ideal para hablar de ella. El estreno de la miniserie, nos ha brindado esta oportunidad y esperamos no haberla desaprovechado en este largo análisis de una serie excepcional, como hemos intentado recordarles en nuestro rincón del recuerdo del viernes

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Propuestas para su menú televisivo

Sobre el autor

Series para gourmets nace con la pretensión de ayudar a personalizar su menú televisivo con el panorama mundial de series. Cada lunes hablaremos de series remotas ni estadounidenses ni británicas, no estrenadas en nuestro país. Cada miércoles de series actuales estrenadas aquí y los viernes recordamos series del pasado de la televisión

Entradas recientes


enero 2016
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031