Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

S.W.A.T : Acción pura y dura de la vieja escuela

El creciente desarrollo de todo tipo de remakes, secuelas o reinvenciones de cualquier serie que tuviera un mínimo éxito o reconocimiento en su momento es una tendencia al alza en especial en las cadenas generalistas que siempre deben jugar sobre seguro, para intentar maximizar sus audiencias llegando a un amplio espectro de público.

En general, no suelen ser tener mucha aceptación más allá de la novedad inicial, cayendo rápidamente en el olvido tras haber efectuado sus ejercicios nostálgicos los potenciales espectadores, aunque siempre hay excepciones como ha sido el caso de la nueva versión de ‘Hawaii 5.0’ o la serie que les vamos a hablar hoy  ‘S.W.A.T’ que conocimos en su momento como ‘Los Hombres de Harrelson’ en nuestro país y de la que ya les hablé en su momento en nuestro rincón del pasado y que llegó a tener incluso una película a principios de este siglo.

‘S.W.A.T’ se puede definir como una serie de policías de acción pura y dura que no busca otra cosa que entretener al público con un tipo de producto que ha caído bastante en desuso últimamente por la proliferación de propuestas más ambiciosas y pretenciosas, pero que como en este caso si es digna y bien ejecutada, al fin acaba teniendo un seguimiento popular que les permite ser renovadas sin problemas como les vamos a analizar en esta entrada veraniega.

swatFicha: S.W.A.T 22 + episodios.   Sep 2017- Cadena:  CBS (USA)- AXN (E)

Sinopsis: Un equipo de las fuerzas especiales de Los Ángeles, conocidos como S.W.A.T se ven involucrados en una misión que finaliza con la muerte de un joven negro por un disparo del jefe de la unidad, lo que solivianta a la comunidad negra de la ciudad que amenaza con graves disturbios.

Los jefes policiales destituyen de forma inmediata al jefe de la unidad, sustituyéndolo por el sargento negro Daniel ‘Hondo’ Harrelson para apaciguar los ánimos, pero saltándose al segundo mando de la unidad el sargento ‘Deacon’ Kay que esperaba ese ascenso, lo que compromete la dinámica interna del grupo por los resquemores que crea en su interior.

‘S.W.A.T’ desarrolla las misiones de esa unidad de élite a partir de ese cambio en el mando intentando limar las asperezas creadas entre los dos principales mandos de la unidad.

El inicio:

Aaron Rashan Thomas ( der) es un guionista muy interesante que empezó su carrera escribiendo guiones en ‘Friday Night Lights’, curtiéndose posteriormente en procedimentales como ‘Numb3ers’ o ‘ CSI NY’, hasta llegar a ser uno de los guionistas principales de ‘The Get Down’ donde coincidió con el gran Shawn Ryan ( izq, The Shield) que estuvo un tiempo de showrunner en esa serie sobre el inicio del rap antes de ser despedido.

aaronrahsaanthomas2017summertcatouroz4kokkw-jhlThomas llevaba tiempo pensando hacer una serie centrada en sus propias experiencias juveniles en Kansas City, donde conocía a policías negros de las fuerzas especiales que vivían plenamente integrados en las comunidades más desfavorecidas donde intentaban ayudar a sus vecinos para evitar que cayesen en manos de la delincuencia o defenderlos en caso de discriminación flagrante policial.

El resurgimiento del movimiento ‘Black Lives Matter’ para defender a la población negra de los asesinatos sospechosos o injustificados a manos de la policía, le dio el contexto que necesitaba para escribir un piloto, para el que le pidió colaboración a su amigo Shawn Ryan que está bajo contrato en Sony.

swat-originalLa idea le interesó mucho a Sony pero les pidieron que la adaptaran para utilizar sus derechos sobre la serie ‘S.W.A.T’ para desarrollar la historia en ese universo, aunque solo fuera manteniendo los nombres de los personajes para tener un poco de tracción inicial, a pesar de que  luego se parecieran como un huevo a una castaña, por lo que nada mejor que recordar la introducción de la serie original con la pegadiza sintonía de Barry de Vorzon.

A ambos les pareció asumible adaptar su idea para englobarla como una resucitación de la serie ‘S.W.A.T’ casi cuarenta años después y de esta forma obtuvieron de la cadena CBS la luz verde tanto para el piloto, dirigido por el director de acción Justin Lin, como posteriormente para su estreno  en la temporada 2017 y consiguiendo a una estrella popular como Shemar Moore ( Mentes Criminales) para el papel protagonista.

Desde el primer momento no escondieron sus cartas, haciendo un avance de la espectacular primera escena de la serie, donde vamos a tener todos los elementos del genero de acción a manos de Justin Lin y un generoso presupuesto.

Las promociones de la CBS tampoco escatimaban en mostrar la acción trepidante que iba a ser la marca principal de la casa, dentro de ese contexto de las tensiones raciales en los barrios pobres de Los Ángeles.

La trama: ‘S.W.A.T’ es un procedimental policial con un caso semanal que el equipo debe resolver, aunque con leves hilos de continuidad tanto en las vidas personales de los componentes del equipo como en sus relaciones laborales entre ellos y con sus jefes, que conforman las tramas secundarias y terciarias de cada capítulo que complementan la historia principal.

A pesar de los pequeños problemas y trifulcas que tienen entre los miembros del equipo, siempre acaba prevaleciendo la camaradería y el espíritu de colaboración entre todos ellos cuando tienen que enfrentarse al peligro semanal, dejando las pullas y los piques para los momentos que se encuentran en la retaguardia o en el cuartel general.

El equipo ha sido diseñado a la perfección para que funcione como un microcosmos representativo de la diversidad tanto racial como de género para cumplir todos los parámetros de la corrección política imperante en este tipo de series.

De esta forma tenemos al jefe de unidad,  Hondo, negro y muy implicado en todos los aspectos problemáticos de su comunidad, que ve que la discriminación positiva ha sido la razón principal de su ascenso, lo que le corroe por dentro porque considera que debería haber sido por méritos propios y no por el color de su piel.

Ya hemos comentado que su ascenso levantó ampollas en su segundo Deacon Kay, el único miembro de la unidad casado y con hijos, que se ve obligado a obedecer al que era su subordinado hace poco en la cadena del mando.

El equipo lo completan el novato impulsivo que no puede falta en ninguna unidad táctica, el veterano resabiado sin vida social ni amigos fuera de la unidad, la mujer del equipo que se enfrenta a micro y macromachismos continuamente en el trabajo y por último un asiático que cumple esa cuota racial porque la verdad es que tras una temporada todavía no me han justificado su presencia.

La escasa presencia femenina aumenta con la presencia de la capitana Cortez directora de la unidad, a la vez que amante secreta del sargento Hondo lo que les coloca a ambos en situaciones bastante incomodas al no estar precisamente cumpliendo las reglas de comportamiento y decoro del cuerpo de policía

Todos ellos son presentados con todo lujo de detalles en la nueva cabecera de la serie que es una nueva versión del clásico del original, lo que es muy importante para mantener esa llama de la nostalgia viva en lo único que se mantiene de la serie original.


Cada episodio suele empezar con una escena en la que conocemos a los malos de turno en el transcurso de la operación criminal (robo, asesinato, secuestro, tráfico de drogas, etc) que va a obligar a la intervención de los S.W.A.T detectando el peligro y la ubicación donde se está desarrollando la misma.

Al no ser un equipo investigador, que es una misión para los detectives de la policía, sus tareas se centran en neutralizar las amenazas para la comunidad utilizando todos los medios a su alcance ya sean tecnológicos o armamentísticos con un arsenal de armas bastante potentes.

Las historias personales de los miembros y sus interacciones mutuas van rellenando las tramas secundarias, pero siempre atendiendo a los arquetipos de cada personaje y sin molestarse demasiado en desarrollarlos por lo que no es muy difícil adivinar sus reacciones o sus diálogos porque nunca han buscado complicarse la vida en ese sentido.

Los puntos álgidos de cada episodio son las escenas de acción con tiroteos y persecuciones de coches que suelen ser dos o tres por capítulo y que son de las mejores ( junto con las del otro remake hawaiano) que se pueden ver en la actualidad en la televisión, como pueden comprobar en el siguiente vídeo

La credibilidad de los actores en el manejo de las armas es importante para no dar la sensación de que están cogiendo una espumadera para disparar con ella, por lo que los propios productores de la serie no han dudado en hacerles entrenar en galerías de tiro para que mejoren su destreza en el rodaje de ese tipo de escenas como pueden ver en el siguiente vídeo

‘S.W.A.T’ tiene muy claro desde el principio su objetivo de recuperar las series de acción pura y dura, apostando todo a ese tipo de escenas que están muy bien dirigidas y coordinadas por Billy Gierhart, que empezó su carrera como un fabuloso operador de cámara al hombro, siendo el responsable de todas las escenas de persecución en la increíble ‘The Shield’ donde dio el paso a la dirección de episodios televisivos, estableciéndose como uno de los mejores en las escenas de acción.

Gierhart no dudó a acudir a la llamada de su mentor Shawn Ryan y su habilidad para diseñar ese tipo de escenas se hace patente desde el segundo episodio que dirigió tras el piloto de James Lin y es el principal activo de la serie por la espectacularidad y ritmo trepidante que le da a esa parte de la serie.

Por desgracia, el resto de la serie no está a esa altura, no tanto por los actores que cumplen correctamente, sino por las tramas predecibles y los diálogos acartonados que parecen escenas de transición entre los momentos de acción que son los que realmente valen la pena de ‘S.W.A.T’.

De todas formas su falta de pretensiones es evidente en todo momento, lo que es una lastima porque sus mejores episodios son los que tratan temas delicados como el racismo o el machismo dentro del cuerpo policial o la sociedad, a diferencia de los capítulos con villanos indefinidos e intercambiables que solo funcionan como carne de cañón para el lucimiento del equipo y sus artefactos.

Su propósito de ley y orden y muchas armas por encima de todo, busca a ese público votante de Trump que no se sentía muy representado en las series televisivas, pero en este caso debo reconocer que es la mejor de ese lote patriótico estrenado en 2017 ( The Brave, Valor, Seal Team) de las que ya les hablé en términos nada elogiosos.

Para mi, ‘S.W.A.T’ ha sido una serie distraída si me centro en las escenas de acción y siendo consciente de sus limitaciones, porque de vez en cuando me gusta ver una serie puramente escapista, que no necesite mucha concentración, lo que cumple a la perfección el sargento Harrelson y su equipo.

Desde el principio tuve claro que la nueva serie no tenía nada que ver con el original más allá de la música y los nombres de los personajes, lo que en este caso juega a su favor, porque esa distancia le ha permitido tocar algunos temas que el tono ultraviolento de la serie de los setenta sencillamente ni se podía plantear, en sus apenas dos temporadas que estuvo en emisión.

Con estas consideraciones, creo que pueden tener clarísimo si ‘S.W.A.T’ puede interesarles en su menú televisivo conscientes de sus virtudes y sobre todo de sus limitaciones y falta de ambiciones.

Los actores: Shemar Moore es uno de los actores negros televisivos más populares y elegirlo como el protagonista Hondo es un gran acierto a nivel de marketing, a pesar de que siempre me ha parecido un actor bastante justito que sabe hacer unas cosas determinadas para no salirse nunca de ese rango.

Por suerte este personaje como el que tuvo durante más de una década en ‘Mentes Criminales’ es ideal para sus cualidades, lo que demuestra una gran inteligencia por su parte al no meterse en camisas de once varas.

HomecomingMoore cumple con solvencia con su papel de jefe del equipo y protagonista absoluto de la serie, como una persona que es todo un dechado de perfección tanto en su faceta personal como profesional y que le permite lucir de vez en cuando su cincelado cuerpo de gimnasio más desarrollado que sus expresiones faciales.

Stephanie Sigman ha sido una elección interesante como la jefa de Hondo c0n el que mantiene una relación secreta que puede acabar con su carrera en caso de ser descubierta por confraternizar con su subordinado. No es su mejor papel pero tampoco era cuestión de poner en evidencia las limitaciones de Shemar Moore con el que comparte muchas escenas, como una mujer que está rompiendo techos de cristal para encontrarse otro a continuación

sigmanSigman nació en México de madre mexicana y padre estadounidense empezando a actuar en su país natal, destacando como la protagonista de una película tan interesante como ‘Miss Bala’ de donde pasó al otro lado de la frontera en papeles recurrentes en ‘The Bridge’, ‘Narcos’ o ‘American Crime’ hasta conseguir este papel que por lo menos le va a llenar su cuenta corriente de bastantes dolares.

El mejor actor de todo el reparto es sin duda alguna Jay Harrington que interpreta al mosqueado segundo de a bordo Deacon Key, un personaje que se debate entre el resquemor por haber sido puenteado en su esperado ascenso y su apacible vida familiar que se ve sacudida por problemas de salud de su mujer. Harrington tiene recursos para lidiar con ambos aspectos y la verdad es que lo hace con  nota

harringtonHarrington ha tenido bastante mala suerte en su carrera plagada de personajes secundarios olvidables y de pilotos que no veían la luz, pero en mi memoria siempre lo recordaré por su protagonista en la comedia raruna ‘Better Off Ted’ una brillante crítica de las prácticas empresariales que duró dos temporadas en antena a pesar de tener a la crítica entregada, por lo que no dejo de alegrarme de verle sacar la cabeza del hoyo.

Cualquier actor del reparto original de ‘The Shield’ siempre va a tener mi respeto y reconocimiento, haga el papel que haga, como es el caso de Kenny Johnson, una elección directa de su amigo y colega Shawn Ryan para el personaje de Dominic Luca, un agente de tercera generación, hijo y nieto de agentes del S.W.A.T que hace un papel de soporte y apoyo de sus compañeros y aporta los momentos más distendidos y divertidos de la serie.

kenny-johnsonLa carrera de Kenny Johnson siempre va a estar marcada por su Lemonhead dentro del ‘Strike team’ de ‘The Shield’, pero luego no ha parado de trabajar en series como ‘Saving Grace’ , ‘Hijos de la Anarquía’ y mas recientemente en ‘Bates Motel’ siempre en papeles secundarios de colega del protagonista, donde le da realce sin deslumbrarlo, lo que no es nada sencillo.

Por último tenemos a los actores menos conocidos del reparto, Lina Esco como Chris Alonso la única agente femenina del equipo y que  solo aspira a ser tratada y respetada como todos los demás por lo que ha conseguido a base de su propio esfuerzo. Este personaje es el primero de importancia en su carrera tras ir dando tumbos en pequeños papeles en series como ‘Cane’, ‘Kingdom’ o en bodrios como ‘Flaked’, pero lo cierto es que demuestra ser bastante competente y destaca por encima del resto de reparto, en los episodios centrados en ella con el machismo como tema latente.

esco-russellMucho mas discreto está el australiano Alex Russell en su primer papel televisivo de envergadura como el novato Jim Street, impulsivo y que se mete en todo tipo de problemas tras incorporarse al grupo, incluyendo una complicada relación con su madre que se encuentra en prisión.

Russell no da la talla en un personaje demasiado complejo para su cara de niño guapo que deja a las claras sus limitaciones en las partes más dramáticas.

Final : La serie no ha reventado las audiencias pero ha tenido un público fiel y constante lo que le ha valido una renovación para la 2T donde no se esperan muchos cambios mientras la formula siga funcionando como hasta el momento, para finalizar les dejo con un vídeo donde sus protagonistas y creadores explican las interioridades de la serie con muchas curiosidades sobre el rodaje.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Contenido Patrocinado