Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Poirot: La insuperable adaptación del mejor personaje de Agatha Christie

El personaje literario de Hércules Poirot creado por la pluma de Agatha Christie ha sido llevado en innumerables ocasiones al cine y a la televisión con numerosos actores encargados de dar vida al orondo detective belga.

A pesar de tener tanto donde elegir, existe una rara unaminidad de que nadie ha conseguido el nivel de perfección de David Suchet en el personaje de Hércules Poirot, en la serie homónima que cumplió el canon de la obra de la escritora de misterio inglesa, al adaptar toda su obra completa, durante un periodo de casi veinticinco años.

En esta ocasión al ver recientemente en la BBC una nueva versión de su popular novela ‘The ABC Murders’ con un espantoso John Malkovich destrozando el mítico personaje en todos los sentidos, me ha parecido conveniente a modo de desagravio y desintoxicación visual, recordar en profundidad la mejor serie que se ha hecho sobre Hércules Poirot y en especial el trabajo de David Suchet, en nuestra entrada de recuerdo de cada viernes.

titularFicha: Poirot 70 episodios 13 T 50-100 m Ene 1989- Nov 2013  Cadena:  ITV (UK ) /TV1 (E)

Sinopsis: En el lujoso mundo de la aristocracia británica de los años treinta, se mueve como pez en el agua el detective belga Hércules Poirot, un incansable viajero que no duda en encontrarse con todo tipo de misterios o delitos aparentemente irresolubles, pero que su perspicacia e inteligencia acababa aclarando, desenmascarando al causante o los causantes de turno.

El inicio: La pluma de la prolífica Agatha Christie creó muchísimos personajes pero entre todos ellos destacaron dos, Miss Marple y Hércules Poirot, que protagonizaron numerosos relatos cortos y novelas que eran devoradas por lectores de todo el mundo.

Curiosamente Christie nunca había querido ceder en vida los derechos de adaptación de sus obras para cine y televisión, por lo que no fue hasta su muerte en 1976, que sus herederos pudieron empezar a vender esos derechos y en la década de los ochenta empezó una auténtica fiebre por llevar a la pantalla sus obras más populares.

A finales de esa década, la cadena privada británica ITV llegó a un acuerdo con sus herederos, para tener la opción de adaptar todas las obras en las que interviene Hércules Poirot , ya sean relatos cortos o grandes novelas, con el objetivo de mostrar toda su ingente obra a las nuevas generaciones a través del medio televisivo.

El elegido para escribir la adaptación fue Clive Exton un veterano guionista curtido en ambos lados del océano y que había escrito para el cine una magnífica adaptación de otra obra de misterio,  ’10 Rillington Place’, interpretada por Richard Attenborough, lo que le permitió ser aceptado por la familia que tenía derecho de veto sobre muchas decisiones creativas de la serie.

clive-extonExton unió sus fuerzas con el productor Brian Eastman para empezar adaptando los relatos cortos de las primeras obras de Agatha Christie que eran mucho menos conocidos y muchos más adaptables al formato corto de 50 minutos que deseaba la ITV para la serie, con una selección de diez de esos relatos para la 1T de la serie.

La selección del actor que iba a dar vida a Hércules Poirot, vino determinado por una sugerencia de los herederos de Agatha Christie que habían visto a David Suchet en una película televisiva ‘Blott in the landscape’ sobre una obra de Tom Sharpe y quedaron prendados por su aspecto y calidad interpretativa, que encajaría a la perfección con el personaje tal como lo había imaginado Agatha Christie..

La serie se estrenó el mes de Enero de 1989 con el relato corto ‘ The Adventure of Clapham Cook’ y todo el mundo destacaba la interpretación de David Suchet que se apoderaba del personaje como nunca se había visto, prestigio que fue ascendiendo durante los diez desconocidos relatos de esa 1T

Como primer vídeo nada mejor que recordar su elaborada cabecera en el más puro estilo art-deco, el predominante de esa época entreguerras.

La trama:
‘Poirot’ siguió la ingente obra de Agatha Christie de una forma más o menos cronológica para ser coherente con la evolución del personaje, ya que a pesar de aparecer en historias diferentes como si fuera un procedimental al uso, se apoyaba de vez en cuando en algunos personajes secundarios recurrentes que le permitían intercambiar sus impresiones sobre los casos que investigaba.

Las adaptaciones tenían un esquema bastante similar, que empezaba de dos maneras posibles, la primera y más habitual era cuando su buen amigo del departamento de policía, el inspector James Japp ( Philip Jackson, seg izq) , requería de su colaboración para algún caso que le superaba.

generalLa segunda fuente era el propio Poirot que se encontraba con esos casos, ya sea leyéndolos en los diarios o en alguno de sus viajes, donde solía ir acompañado por su mejor amigo y confidente el capitán Arthur Hastings (Hugh Fraser, der) , que funcionaba un poco como su Watson, pero con mucha menos frecuencia de aparición. Su entorno más cercano lo completaba su secretaria la eficiente Miss Felicity Lemon ( Pauline Moran) que daba un ligero toque femenino al trío masculino protagonista.

Una vez establecida la naturaleza del caso y despertada la atención de Poirot, el belga empieza sus indagaciones entrevistando a todos los implicados y sospechosos, para ir eliminado conjeturas y determinar con exactitud, todos los interrogantes que rodean al delito.

Los delitos solían ser algún asesinato en los círculos de la alta sociedad británica donde las maneras exquisitas de Poirot se encontraban como pez en el agua, desafiando la habitual desconfianza británica ante todo lo que no sea inglés. En especial por su marcado acento francés que conseguía el efecto de desconcertar un poco a sus contertulios frente a un extranjero que venía a husmear en sus cosas más íntimas. Un ejemplo lo tienen en este vídeo con esta cena de gran lujo.

Tras todas sus indagaciones solía reunir en una sala, a todos los sospechosos del crimen para dar su gran espectáculo, descartando a muchas personas hasta llegar a acusar al verdadero culpable, explicando sus motivos y la forma en que intentó esconderlo para no ser descubierto.

Poirot mezclaba esa meticulosidad y perfeccionismo en sus investigaciones con un humor socarrón y lleno de frases cortantes, que utilizaba con gran habilidad para desconcertar a sus interlocutores que suelen despreciarlo al considerarlo de una clase inferior y encima extranjero, con escenas como la siguiente.


Tras empezar con las obras menores y mas cortas de  la Agatha Christie de sus inicios, reducidas a esa duración de poco más de cuarenta y cinco minutos, en la 4T ya empezaron a producirlas en un formato más largo de película televisiva para acomodarse a las mayores longitudes de sus novelas.

Esa tendencia se estabilizó a partir de la 6T, donde producían apenas dos o tres películas por temporada, pero de larga duración, con trailers como el siguiente.

El cambio principal se produjo tras la 8T, cuando los dos creadores decidieron abandonar la serie para buscar otros retos tras casi trece años al timón de la serie. Los nuevos productores , los treintañeros Michelle Buck y Darren Timmer decidieron remodelar casi por completo la serie, disminuyendo el tono socarrón de muchas de las intervenciones de Poirot para hacerlas mucho más serias y dramáticas, además de darle una fotografía mucho más oscura y sombría, mientras seguían adaptando el canon de forma más o menos cronológica.

Otro cambio importante fue la desaparición de los tres secundarios principales de la serie, para agitar el reparto con el ascenso de un personaje menor en alguna de las novelas, como era Ariadne Oliver ( Zoe Wanamaker) una escritora bastante excéntrica y George ( David Yelland) el fiel mayordomo del belga.

wanamakeryellandMi relación con ‘Poirot’ siempre ha sido contradictoria porque nunca he sido un seguidor acérrimo de la obra de Agatha Christie y particularmente nunca me había caído muy bien el personaje de Hércules Poirot, con sus manierismos literarios y su asexualidad generalizada.

Esa percepción cambió con la imagen de David Suchet como protagonista, ya que su labor era impresionante, pero es un tipo de novelas que nunca me han convencido del todo, en especial en la fase de resolución donde era habitual sacarse un conejo de la chistera para justificar lo que sea.

No me molestaba ver a Suchet sacar el conejo, pero no de forma regular, por lo que iba viendo capítulos de forma salteada y esporádica cuando los pillaba, porque me saturaban demasiado esas intrigas aristocráticas que necesitan un cierto respiro por mi parte para irlas asimilando, sin negar en ningún momento la gran calidad de la puesta en escena con esa perfección británica habitual en ese tipo de producciones, como pueden comprobar en este vídeo de su obra más conocida.

En muchos casos mi interés era proporcional a las estrellas invitadas de turno, que cuando eran de gran calidad elevaban mucho el nivel general de la serie, mientras que si dejaban a David Suchet sin unas replicas a su nivel, como sucedía con los secundarios, mi interés bajaba mucho.

Con todo, si usted disfruta con este tipo de misterios clásicos, no va a encontrar nada mejor que ‘Poirot’ más allá de mis consideraciones y derias personales

Los actores:
David Suchet es un actor formado en los clásicos teatrales británicos durante los años setenta y principios de los ochenta hasta pasar a la televisión con dos miniseries sobre personajes prestigiosos como ‘Oppenheimer’ y ‘Freud’.

Uno de sus trabajos a mediados de los ochenta fue precisamente en una adaptación de la obra de Agatha Christie en la película ‘Thirteen at dinner’ donde interpretaba al inspector Japp, la mano derecha de Poirot que era Peter Ustinov, que le comentó al propio Suchet que sería ideal para el papel de Hércules Poirot.

La casualidad hizo que poco después el productor de la serie Brian Eastman, por sugerencia de los herederos, le contactó para ver si estaría interesado para interpretar el personaje en la miniserie que estaban preparando.

Su primera reacción fue negarse porque consideraba que era un personaje poco serio para su prestigio como actor dramático, al comportarse como un bufón en ciertas ocasiones y no le convencía adentrarse en ese terreno.

A instancias de Eastman leyó algunos de esos relatos cortos y se sorprendió que el personaje de los libros era mucho más profundo y humano que la imagen que tenía de las películas, por lo que aceptó siempre y cuando le dejaran llevar el personaje a su terreno, humanizándolo y comportándose con más arrogancia que bufonería.

Suchet es un actor de método tan meticuloso que antes de rodar leyó la obra completa de Agatha Christie, para entender mejor a su personaje y adaptar los rasgos que iba descubriendo, con el objetivo de ser lo más fiel posible al espíritu de su autora

destacada

Su compromiso con el proyecto le tuvo ocupado durante casi veinticinco años y siempre ha comentado que el mayor elogio que le han hecho fue cuando los herederos de la autora le comentaron que Agatha Christie habría estado muy orgullosa de su interpretación y que lamentaban que no hubiera podido comprobarlo.

A pesar de esa carga de trabajo, seguía apareciendo en películas y miniseries cortas televisivas en los periodos de descanso de Poirot, en la actualidad con setenta y dos años le hemos visto el año pasado como Salvador Dali, en un episodio de ‘Urban Myths’ y como un magnate periodístico en ‘Press’ .

De todas maneras haga lo que haga siempre será Hércules Poirot para todos, aunque jamás fuera galardonado con ningún BAFTA, siendo nominado solo una vez, un caso extraño dada la popularidad de la serie y su personaje.

Final : David Suchet había declarado en diversas ocasiones que tenía la ilusión de finalizar la obra completa de Poirot antes de cumplir sesenta y cinco años, pero solo lo consiguió con dos años más en 2013 en la 13T de la serie donde adaptaron las últimas obras del detective belga, cerrando la serie con la última novela de Agatha Christie. ‘Curtain. Poirot ‘s Last Case’ . Esa última temporada fue ámpliamente promocionada con vídeos como el siguiente.

La coherencia de cerrar la serie según la había escrito su autora  fue el perfecto colofón para ese larguísimo recorrido de casi veinticinco años de David Suchet como Hércules Poirot, que hemos recordado en este rincón del recuerdo del viernes.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima
Lorenzo Mejino