Fastlane: No es fácil replicar las películas de gran éxito | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Fastlane: No es fácil replicar las películas de gran éxito

La televisión siempre ha tenido la tentación de intentar reproducir los grandes éxitos cinematográficos en un formato serielizado, para intentar capitalizar esa popularidad taquillera en términos de audiencia, como sucedió en el caso de ‘Fastlane’ que nació al rebufo del éxito de la primera película de la saga ‘A Todo Gas’ y de la mano del director de ‘Los Ángeles de Charlie’, en la estela de la  formula de coches, lujo y policías encubiertos que creó  ‘Corrupción en Miami’.

A pesar de tener unas audiencias decentes, muchos seguidores y estar repleta de espectaculares escenas de acción, ‘Fastlane’ solo duró una temporada en las pantallas, debido al altísimo coste que no hacía rentable la serie para nadie, como vamos a analizar en nuestra entrada del recuerdo de este viernes.

generalFicha: Fastlane 23 episodios.   Sep 2002- Abr 2003 . Cadena: Fox(USA) / la 2/AXN (E)

Sinopsis:  Van Ray y Deaq Hayes son dos policías que son emparejados y asignados a una unidad encubierta de la policía de Los Ángeles bajo el mando de una ambiciosa joven teniente Billy Chambers. Su misión es actuar encubiertos para desmantelar todo tipo de organizaciones criminales gracias a la utilización de todo tipo de recursos lujosos que provienen de la incautación de bienes en arrestos anteriores.

El inicio:
A principios de siglo se estrenaron dos películas de acción pura y dura que fueron dos enormes éxitos de taquilla como fueron ‘A Todo Gas / The Fast and the Furious’ y ‘Los Ángeles de Charlie’ , lo que despertó el interés de las cadenas televisivas por ese género concreto para llevarlo a la pequeña pantalla.

John McNamara ( foto) era un guionista bastante arriesgado que había creado para la cadena FOX, una gran serie maldita ‘Profit’ tras haber trabajado en otras series como ‘Las Aventuras de Brisco County’ o ‘Vengeance Unlimited’ , por lo que fue contactado por el director  McG para desarrollar una idea que tenía en mente para una serie televisiva para la que  necesitaba un guionista para desarrollarla y darle forma.

mcnamaraEl director McG ( foto inf)  tras una exitosa carrera como director de videoclips, debutó en el campo cinematográfico con precisamente ‘Los Ángeles de Charlie’ y estaba buscando algún proyecto para entrar en el terreno de la producción televisiva y con algunas ideas en la cabeza se entrevistó con McNamara.

mcgAmbos congeniaron rápidamente y diseñaron un producto inspirado en la mítica ‘Corrupción en Miami’ pero trasladando la acción a Los Ángeles, intentando hacer una minipelícula de acción trepidante de cuarenta y cinco minutos cada semana.

La cadena FOX les compró el piloto y posteriormente hizo el encargo de una primera temporada de 13 episodios que estrenó en otoño de 2003, con promociones como la siguiente.

Su estreno fue acogido favorablemente por la crítica y también por las audiencias, aunque ese entusiasmo inicial se fue desvaneciendo paulatinamente conforme avanzaba la temporada.

Las carreras de los dos creadores se bifurcaron tras la serie pero ambas han estado plagadas de numerosas creaciones como ‘Eyes’ , ‘Aquarius’ o ‘The Magicians’ en el caso de John McNamara o ‘ The O.C.’ , ‘Supernatural’ o ‘Chuck’ para McG, estando los dos plenamente en activo en nuestros días.

La trama: La premisa de ‘Fastlane’ se desarrolla en el episodio piloto que empieza con la muerte en acto de servicio del compañero de fatigas del policía Van Ray, lo que provoca la asignación del hermano del finado,  Deaq, como nuevo compañero en esa recién creada unidad encubierta de élite del departamento angelino de policía.

Lógicamente la misión de presentación va a ser encontrar y vengar la muerte de su hermano, lo que es la excusa ideal para vencer las reticencias y el mal rollo inicial de tener que trabajar con la persona Deaq  considera en parte responsable de esa perdida.

De esta forma conocemos el lujoso entorno en el que se van a mover, un antiguo almacén, al que denominan ‘The Candy Store’ donde guardan todas las cosas que han incautado, siguiendo una máxima que repiten continuamente ‘Si incautamos algo, nos lo quedamos y si nos lo quedamos, lo utilizamos’.

Esos artículos de lujo son los que les van a permitir mantener su tapadera encubierta de forma similar a como lo hacían Sonny Crockett y Ricardo Tubbs en Miami quince años antes, como pueden ver en el siguiente vídeo que nos muestra el garaje y algunos de los vehículos que allí se encuentran.

En el capítulo piloto ya establecen las claves de la ‘buddy movie’ de la serie con esos dos personajes antagónicos lanzándose pullas y ayudándose de forma alternativa, recurriendo en muchos casos a la utilización del humor para rebajar el tono dramático de algunas escenas, como en el siguiente vídeo del piloto, donde ambos entran encubiertos a la cárcel para recabar información y acaban montando una timba de cartas con los reos.

La característica principal de la serie es su ritmo trepidante que no deja respiro al espectador, aunque en el fondo no sea más que un procedimental lujoso con coches, chicas y dinero por todos los lados,  con ese tono  marcado por la estética videoclipera de su director y creador McG que dejaba clara su impronta desde la cabecera

Los casos semanales no tenían ninguna complicación, puesto que el villano maligno semanal nos era desvelado desde el principio del episodio, a lo que seguía el orden habitual de asignación de la misión y los medios de turno, infiltración, esquivar peligros con varias persecuciones, acabar con el malvado y el epílogo donde comentaban la jugada con la jefa en el garaje, siempre guapos y vestidos a la última moda.

De vez en cuando se permitían ligeras variaciones en el esquema, al introducir personajes del pasado de los tres protagonistas, pero siguiendo fielmente el esquema de ‘buddy movie’ de películas como ‘Arma Letal’ con una jefa dura y comprensiva a la vez, construyendo toda la trama como una simple excusa para grandes y espectaculares escenas de acción como la siguiente.

Evitaban de una forma bastante consciente los hilos de continuidad, por lo que a pesar de lo ligones que eran ambos protagonistas, esos escarceos amorosos no pasaban de un episodio, para evitar que se desviaran de lo principal.

El punto álgido de la temporada llegó en el episodio que cerraba el primer encargo de trece episodios que fue el mejor de la serie con un enorme cliffhanger que implicaba a un asesino de policías y un investigador de asuntos internos.

Al ser renovada la serie por otros diez episodios adicionales, resolvieron ese cliffhanger, pero pronto nos percatamos de que el presupuesto había sido reducido drásticamente para esos nuevos episodios y empezaron a proliferar diálogos en el garaje y conversaciones en el vehículo, en detrimento de las escenas de acción que cada vez eran más  escasas y pobres y con mayores trucos de cámara para disimular esas carencias, lo que acabó pasándole factura como veremos más adelante.

accion‘Fastlane’ fue una serie que me gustó mucho en su momento, porque es un género que siempre me ha resultado atractivo en especial si tiene buenas y espectaculares persecuciones de coches, a pesar de ser consciente de la nimiedad de muchas tramas.

Ver sus episodios era un gran entretenimiento y también me gustaba la buena química que tenían los dos protagonistas entre ellos y con su jefa, que me servía como una especie de panacea para recordar la añorada ‘Miami Vice’ .

Al tomármela únicamente como un divertimento, lo cierto es que su primera mitad se convirtió en una de mis series escapistas preferidas de la época, de esas que miraba al llegar donde estuviera tras una larga jornada laboral y sin muchas ganas de ver algo demasiado profundo. Luego con los cortes presupuestarios posteriores, empecé a perder un poco el interés por ella y ni me extrañó su cancelación posterior.

Los actores:
El neoyorquino Peter Facinelli empezó su carrera haciendo de guaperas adolescente en todo tipo de películas o de invitado especial en series, hasta que consiguió su primer protagonista como el detective Van Ray en ‘Fastlane’, en un papel donde era más importante lucir físico y estar imponente en todo momento que por los posibles requerimientos interpretativos, lo que le sirvió a Facinelli para aprender el oficio entre persecución y tiroteo, y lo cierto es que mejoraba a cada episodio.

facinelliSu mejora se hizo evidente en un papel recurrente en ‘A dos metros bajo tierra’ y posteriormente en ‘Damages’, donde demostraba ser un actor solvente más allá de su físico, hasta llegar a su personaje más importante el de un un doctor arrogante y chulopiscinas durante las 7T de ‘Nurse Jackie’, desde donde ha seguido enlazando papeles recurrentes en series como ‘American Odissey’, ‘Supergirl’ o en la actualidad en ‘SWAT’.

Su compañero de fatigas Deaq Hayes era interpretado por Bill Bellamy, un personaje peculiar que empezó su carrera como presentador de vídeos durante muchos años en la MTV, para dar el salto a monologuista, donde consiguió cierta popularidad entre la población negra y fue la principal  razón para ser elegido como el negro zumbón y graciosete que toda pareja de detectives que se precie debe tener

bellamyBellamy funcionaba mucho mejor en las partes más ligeras que en las dramáticas donde se evidenciaban sus carencias interpretativas, pero en ‘Fastlane’ encajaba perfectamente como el contrapunto en todos los sentidos de su compinche encubierto. Tras la serie se ha centrado en el trabajo de monologuista, cómico y panelista dejando muy de lado sus trabajos como actor y lo cierto es que tampoco lo he echado mucho en falta.

Una gran elección para el papel de la teniente Billy Chambers fue la popular Tiffani Thiessen, una actriz que se reveló en la serie juvenil ‘Salvados por la Campana’ para crecer posteriormente con ‘Sensación de Vivir’, a la que se incorporó como villana residente a mitad de la serie, tras la marcha de Shannen Doherty.

tiffanyThiessen siempre ha sido una actriz inteligente con una gran fotogenia y que es ideal para papeles como el que tiene en ‘Fastlane’ donde debe cambiarse de modelito a cada escena y hacer de mujer femenina pero fuerte a la vez, como si fuera uno de los chicos pero sin mezclarse con ellos.

Ha seguido trabajando con mucha regularidad en series de largo recorrido como ‘Ladrón de Guante Blanco’ , para encontrar últimamente acomodo en realities de cocina o  actualmente como la madre comprensiva de una comedia juvenil  como ‘Alexa & Katie’

El final:
Ya hemos comentado el bajón en todos los sentidos que tuvo la segunda mitad de la temporada, pero sus audiencias todavía se mantenían en la zona media de la tabla, que solía ser la alta para lo que era habitual para la cadena FOX.

Al finalizar la 1T, la cadena FOX evaluó todas las posibilidades y debido a criterios estrictamente económicos decidió cancelarla, porque sus elevadisímos costes no se veían compensados por unos grandes ingresos publicitarios gracias a sus audiencias normalitas, a pesar de promociones tan espectaculares como la siguiente.

Al comprobar que la reducción de costes de la segunda mitad de la 1T, venía acompañada de un descenso apreciable de la audiencia a la que tampoco le gustó el cambio de día de emisión al pasarla al viernes, ni se plantearon seguir con la serie gastando menos dinero. El resultado fue su cancelación, dejando a todos los espectadores con un enorme cliffhanger donde teníamos a la teniente Chambers, gravemente herida y en peligro de muerte, en un limbo donde se ha quedado para siempre.

Hoy hemos recordado ‘Fastlane’ una serie de acción entretenida, de la que seguro que tendrán un buen recuerdo si la vieron en su momento y de la que ha sido un placer rememorarla en el presente artículo

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino