Shadow Khumalo ( Sudáfrica) : el primer original africano de Netflix | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Shadow Khumalo ( Sudáfrica) : el primer original africano de Netflix

La necesidad del gigante Netflix de complementar su oferta general con productos específicos para los mercados locales les ha llevado a empezar a producir o adquirir series originales en muchos países poco habituales en los circuitos televisivos como fue el caso de la semana pasada en el que les comenté ‘Justice’ de los Emiratos Árabes Unidos o en esta ocasión con la sudafricana ‘Shadow Khumalo’ el primer original africano del gigante del streaming.

Si este primer original sirviera como referencia para toda la estrategia de series originales de Netflix en la África negra, el resultado es como para salir corriendo sin mirar atrás, con una producción barata y un resultado muy por debajo de las mejores series sudafricanas actuales, dirigida a un público que se ha acostumbrado a ver cosas bastante mejores y arriesgadas que este insípido detective privado de Johannesburgo como les voy a analizar a continuación.

generalFicha: Shadow Khumalo 8 ep+ 50m Mar 2019 Idioma: Ingles/ Español Cadena: Netflix ( SA) – Netflix ( E)

La trama : Shadrach ‘Shadow’ Khumalo’ es un ex-policía reconvertido en detective privado que se dedica a resolver todo tipo de casos en los bajos fondos de Johannesburgo donde se mueve como pez en el agua.

Shadow sufre un trastorno denominado analgesia congénita por el cual es incapaz de sentir dolor alguno pase lo que pase, condición que le sobrevino cuando fue golpeado por un rayo en su infancia. Con el tiempo se ha convertido en un verdadero lobo solitario que dejó la policía de Johannesburgo desencantado con la poca efectividad para resolver los casos que implican a las personas mas desvalidas.

En esa reconversión a alguien a medio camino entre un detective y un vigilante, cuenta con la ayuda de Max un viejo compañero de la policía con el que colabora en determinadas ocasiones en los casos más complicados.

protasEn el terreno personal Shadow se desvive por cuidar de su hermana pequeña Zola, parapléjica desde su juventud y pronto establece una gran relación con Ashley, una estudiante de medicina que ha alquilado una habitación en su apartamento.

‘Shadow Khumalo’ es  un procedimental con el villano de turno para cada episodio, que corresponde a un caso determinado que transcurre en Johannesburgo o en sus alrededores, lo que utilizan para descubrir cosas del pasado y del presente personal y profesional de los cuatro protagonistas de la serie.

‘Shadow Khumalo’ es un claro ejemplo de una serie que parece creada y dirigida por un algoritmo que ha introducido todas las variables de los gustos del varón africano negro, con elevadas dosis de violencia salpicadas por ciertos elementos sexy, pero sin ninguna alma ni tensión narrativa ni delante ni detrás de la pantalla.

generalSu protagonista Pallance Dladla parece extraído de un catalogo de modelos musculosos sudafricanos, con una capacidad para la interpretación que no he conseguido encontrar en toda la 1T, mas allá de empuñar las armas de forma convincente y repartir estopa a todo el mundo sin cortarse lo más mínimo, por lo que más interesante es la forma es que se pronuncia su nombre tan original.

phalance-dladlaEl resto del reparto tampoco destaca por su habilidad interpretativa, con la única excepción, siendo muy generosos, de la actriz de Swazilandia Amanda Du-Pont, como la estudiante de medicina Ashley, que por lo menos se esfuerza en darle algo de profundidad a su personaje, en especial cuando muestran sus inconfesables secretos.

amanda-du-pontTras establecer la premisa, ‘Shadow Khumalo’ se inspira claramente en las películas de blaxplotaiton americanas de los años setenta tanto en la fotografía como en la estética, pero el diseño de producción es demasiado barato y deja mucho de desear, con casi todas las escenas rodadas de noche o en interiores para abaratar costes y sin cabezas visibles en el guión ni la dirección atribuyéndose todo  a un colectivo denominado  ‘The Motion Story’ .

Me consta que es un tipo de serie que va dirigido a un público local y muy poco exigente, pero se podían haber esforzado un poco más en hacer algo más atractivo y en especial más enraizado en la realidad sudafricana, porque su amorfidad y ambigüedad en muchos aspectos, no le ayuda precisamente a encontrar su voz propia, conformándose con ser una copia barata y desbravada de ‘Luke Cage’ que tampoco es que fuera una maravilla precisamente.

Ya se pueden imaginar que en mi caso me ha defraudado completamente, teniendo en cuenta que he vivido un año en Sudáfrica y mas específicamente en Johannesburgo entre otras ciudades y conozco muy bien una realidad de la que ‘Shadow Khumano’ pasa completamente para ofrecer una serie con muy poco que destacar y mucho de lo que quejarse.

Para finalizar les dejo el trailer de una serie que espero que solo sea recordada por ser el primer original del catalogo de Netflix, porque me cuesta mucho encontrar otra razón para hacerlo.

Pueden dejar sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima
Lorenzo Mejino