Sluga Naroda (Ucrania): una serie convierte a Vladimir Zelensky en el presidente de una nación | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Sluga Naroda (Ucrania): una serie convierte a Vladimir Zelensky en el presidente de una nación

La mayor sorpresa política del año ha sido sin lugar a dudas la elección del cómico ucraniano Vladimir Zelensky como nuevo presidente de su país gracias a la inmensa popularidad que le ha proporcionado su comedia ‘Sluga Naroda’ que podemos traducir como ‘El Sirviente de la Nación’ en la que paradójicamente narra una historia de un profesor que se convierte de la noche a la mañana en el presidente de Ucrania.

Ese guion televisivo convertido en realidad palpable ha dejado perplejos a los analistas políticos de todo el mundo y no deja de ser un muestra del enorme poder que pueden tener las series televisivas en las conductas de muchas personas, incluyendo decisiones que les van a afectar directamente como es elegir al presidente que va a regir sus destinos.

Por ello nada mejor que presentarles esta comedia ucraniana que se ha puesto de moda gracias a su papel en la elección presidencial y que les vamos a analizar sin entrar en connotaciones políticas, centrándonos en su trayectoria televisiva dentro de ese humor ucraniano que jamás habría traspasado sus fronteras sin esta circunstancia externa.

sluga-naroda1Ficha: Слуга народа (Sluga Naroda/ Servant of The Nation ) 51 ep  3T 25 min .Nov 2013- . Idioma: Ucraniano -Ruso subs ingles Cadena: 1+1 ( UKR) – Youtube con subs en ingles

La trama : Vasil Goloborodko es un modesto profesor de historia en un instituto de Kiev que es grabado con cámara oculta por un alumno, cuando realiza un discurso muy crítico sobre las practicas habituales de los gobiernos ucranianos, donde reinan la corrupción y el amiguismo desde los tiempos de la URSS.

Ese vídeo con sus diatribas y cabreos se vuelve viral en las redes sociales, provocando el nacimiento de una plataforma popular que consigue recaudar mediante ‘crowdfunding’ la cantidad necesaria de dinero para inscribirlo en las próximas elecciones presidenciales, a lo que el profesor accede pero sin el más mínimo interés de hacer campaña o de grabar más videos.

Con tan escaso bagaje, la sorpresa es morrocotuda cuando gana las elecciones de forma abrumadora con un 67% de votos arrasando a todos los políticos profesionales y sus poderosos protectores.

En este sentido es sintomática la escena con que se abre la serie, con tres multimillonarios ucranianos, departiendo amistósamente en la terraza del club más exclusivo de Kiev, sobre cuál de sus tres candidatos títeres sería el mejor para la nación y sus intereses particulares, en una descripción rápida y concisa del actual estatus quo ucraniano.

La elección de ese candidato inesperado y sobre todo que parece honesto, les llena de preocupación y empiezan a indagar  todo sobre  el pasado del profesor convertido en presidente, como muestran en el trailer de la serie.

En el momento de su estreno pude ver algunos capítulos y la verdad es que me  pareció una comedieta muy floja y lo que es peor inverosímil, como el hecho de que se entera que es el nuevo presidente cuando viene a despertarle el secretario presidencial a casa de su madre donde está durmiendo, siguiendo por el lógico desconcierto que tiene al ver como le cambia su vida de la noche a la familia, tanto a él como a su familia, todo en un tono bastante jocoso e incluso esperpéntico.

Los episodios en formato corto de media hora nos van mostrando la adaptación de este presidente casi por accidente a la realidad burocrática de Ucrania, sin ningún programa electoral y con el escaso bagaje de un vídeo y de su ilusión por cambiar las cosas, en especial en la lucha contra la corrupción rampante en todos los estamentos ucranianos.

De todas formas su secretario presidencial no duda en intentar controlarle y evitar ofender a los poderes fácticos, como  hacía el mítico Sir Humphrey del ‘Si Ministro’, llegando a todo tipo de componendas en las crisis semanales donde se pone a prueba tanto la honestidad como la integridad del nuevo presidente.

parejaEn cambio evita cualquier mención a los graves problemas con su vecina Rusia por el tema de Crimea, como si quisiera eludir meterse en berenjenales reales que pudieran perjudicar la exportación de la serie a Rusia, por lo que en determinados sectores nacionalistas ucranianos no han dudado en calificarla en pro-rusa acentuada por el hecho de priorizar el ruso sobre el ucraniano en muchas ocasiones de la serie.

El protagonista Vladimir Zelensky es el propietario de la productora Kravtal 95, la principal creadora de formatos para la televisión ucraniana, que tras muchas series consiguió que ‘Sluga Naroda’ entrara en las conversaciones de todos, consiguiendo que ese cuento de hadas que explica se haya convertido en realidad.

zelenskyTengo que reconocer que mi percepción de la misma ha cambiado completamente desde el momento de su estreno a verla en la actualidad, con ese paso de ficción a la realidad, muy evidente en la 3T de la misma que se estrenó a principios de este año 2019 y que ha sido utilizada por el propio Zelensky como parte principal de su campaña electoral para difundir sus ideas y conceptos programáticos como muestra  el trailer de esa 3T.

Si lo desean la pueden encontrar en Youtube subtitulada en ingles, de forma legal y  colgada por la misma productora, como otra manera de propaganda electoral que tan buenos réditos le ha dado, aquí tienen el video de los dos primeros episodios

Su tono satírico y de burla continua del ‘establishment’ ucraniano,  empezando por la letra irónica de su cabecera, ha calado de lo mas hondo entre la población. Si sienten curiosidad por el fenómeno Zelinsky, espero haberles  dado algunas pistas y despejado algunas dudas en el artículo final de esta semana temática de series dedicadas a la alta política y las elecciones

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino