Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

El Inspector Derrick: de ídolo popular a apestado social

El ‘krimi’ es el género alemán por excelencia y que domina las audiencias teutonas desde los albores televisivos. Las investigaciones de sesudos y concienzudos detectives de casos criminales por toda la geografía del país han dado lugar a innumerables series de entre las que destacan por su longevidad ‘Tatort’ y la que va a ocupar nuestro espacio del recuerdo de este viernes ‘El Inspector Derrick’, la primera todavía en activo y la segunda  que duró casi un cuarto de siglo en emisión.

Desgraciadamente el destino ha sido muy diferente para ambas porque mientras la primera sigue cautivando a las audiencias alemanas cada domingo por la noche, la segunda ha quedado proscrita para siempre de la televisión alemana, por temas del pasado tenebroso de su actor protagonista Horst Tappert que les vamos a analizar como colofón a la trayectoria del inspector alemán más longevo, Stephan Derrick y su inseparable ayudante Harry Klein.

1974Ficha: Derrick 281 ep 25T 60 m.   Oct 1974-Oct 1998.  Cadena: ZDF(D)- La 2 (E)

Sinopsis: Stephan Derrick es el inspector jefe de la policía de Munich que investiga los delitos criminales que se producen en la capital de Baviera junto a su ayudante el sargento detective Harry Klein, empezando sus pesquisas desde el descubrimiento del cadáver hasta la confesión del delincuente.

El inicio:
Herbert Reineker era un prolífico escritor alemán que empezó a escribir para radio y televisión tras la II Guerra Mundial donde sirvió en los servicios propagandísticos de las SS.

reinekerA principios de los años sesenta unió fuerzas con el productor Helmut Ringleman con el objetivo de crear una serie criminal genuínamente alemana en contraposición a los detectives estadounidenses o europeos que copaban sus dos únicas cadenas públicas. Su primer proyecto fue el estreno en 1969 de la serie ‘Der Komissar’ una especie de inspector Maigret a la alemana que obtuvo un gran éxito y que les abrió el camino a nuevos proyectos.

Su siguiente propuesta fue ‘Derrick’ un Colombo a la alemana que obtuvo el beneplácito de la ZDF para su estreno en el otoño de 1974 con un primer episodio que marcó claramente la linea a seguir por parte de la serie y que pueden ver en el siguiente video.

Su estreno fue un éxito sin precedentes en la televisión alemana, que además consiguió vender a más de cien países con unos enormes beneficios para todos sus participantes, debido al escaso presupuesto que manejaban y las grandes ventas que tenían.

La trama: ‘Derrick’ era una serie que tenía un esquema fijo que repetía en cada episodio y que se centraban en las dotes de sabueso del inspector protagonista. Tras descubrir el delito, lo primero que realizaba era una primera eliminación de todos los posibles sospechosos, hasta centrarse muy rápidamente en el posible asesino, con el que empieza a tener innumerables conversaciones para irle sacando detalles.

Esos detalles, coartadas o contactos los investigaba con su ayudante para ir cerrando el círculo a su alrededor hasta conseguir que confesara el delito en la escena final. En el primer video pueden ver su   corta cabecera con una música plenamente setentera.

Desde los primeros momentos quedaba claro quién era el culpable y la historia se centraba en ver como Derrick lo iba a desenmascarar, de una manera muy similar a como lo hacía Peter Falk con su mítico Colombo.

La diferencia era que el inspector Derrick era una persona bastante arrogante y con un sentimiento de superioridad e incluso desprecio hacia el resto de personas a las que consideraba inferiores incluyendo a su pobre ayudante Harry que se pasó un cuarto de siglo a sus ordenes sin ascender. El papel del pobre Klein era soltar alguna teoría peregrina que iba a ser desacreditada en público por su jefe , a pesar de que era un policía de lo más competente pero estaba sometido a ese comportamiento algo borde de Derrick.

Con los sospechosos tampoco es que se comportara de forma muy humilde, dejando claro desde los inicios que era una persona muy elegante e inteligente y que iba a descubrir al asesino por mucho que hubiera escondido sus huellas, cosa que siempre consiguió en todos los episodios excepto en tres de ellos en los  que el caso quedó abierto, provocando una enorme consternación entre el público alemán que esperaba que el mal pagara siempre.

No existían apenas escenas de acción o tiroteos, ni trabajo de campo, solo conversaciones de Derrick con el sospechoso y las posteriores verificaciones de los datos que le iba proporcionando para ir estrechando el cerco.

Un hecho remarcable es que absolutamente todos los episodios, 281, fueron escritos por su creador Herbert Reineker y producidos por Helmut Ringleman a un ritmo de diez o doce por temporada en una tanda otoñal y otra primaveral, lo que no sé si es un récord mundial de escritura en solitario pero seguro que debe estar cerca.

Mi primer contacto con Derrick fue durante unas prácticas laborales que realizaba cada verano en diferentes lugares de Alemania, donde mis amigos estaban completamente enganchados a la serie, tanto es así  que los viernes por la noche no se salía hasta que finalizaba el episodio de Derrick que empezaba a las 20: 15 y duraba una hora.

Para no quedar al margen decidí empezar a verlo y me pareció desde el principio una cosa muy acartonada y pasada de moda, donde solo hacían que parlotear y conversar, pero que debo reconocer que me sirvió para perfeccionar mi alemán con nuevas palabras para mi vocabulario y escuchar el acento bávaro.

Los casos me aburrían mucho y me entretenía mucho más ver la devoción de los alemanes frente a ‘Derrick’ que mi propio interés en sus historias.

Posteriormente me la he ido encontrando de forma recurrente en muchos países, incluyendo el nuestro y lo cierto es que siempre que la pillaba me reafirmaba en esa opinión, pero entiendo que su estructura sencilla y sin florituras permitía pasar un rato distraído siguiendo al estirado inspector Derrick por sus emisiones en medio mundo.

Los actores: Horst Tappert empezó a trabajar en numerosos oficios tras finalizar su servicio en la II Guerra Mundial hasta que empezó a encontrar su vocación como actor para aparecer en discretas películas televisivas durante la década de los sesenta que pasaban sin pena ni gloria.

Su gran oportunidad le llegó a los cincuenta años, cuando fue elegido para interpretar al inspector Derrick, rígido y altivo con el que Tappert se mimetizó por completo durante veinticinco años hasta retirarse del papel en su autoimpuesto límite de su septuagésimo quinto aniversario.

Derrick TV Series starring Horst Tappert and Fritz Wepper - dvdbash.wordpress.com

Tras su retirada Tappert, siguió siendo un personaje enormemente popular en su país, publicando sus memorias y protagonizando anuncios de la UNICEF como el siguiente, hasta su fallecimiento en 2007 a los 85 años.

Su inseparable compañero de fatigas estaba interpretado por Fritz Wepper, un actor que prometía mucho en sus inicios como un joven soldado en la mítica ‘El Puente’ y sobre todo posteriormente en ‘Cabaret’ donde interpretaba a un judío camuflado como cristiano, enamorado de Marisa Berenson.

derrickEn paralelo fue elegido en 1969 para interpretar al personaje de Harry Klein en ‘Der Komissar’ de donde fue transferido a ‘Derrick’ en 1974 siendo sustituido en la serie inicial por el personaje de su hermano que interpretaba su propio hermano en la vida real.

Wepper se quedó para siempre en esta serie a la sombra de su actor protagonista Horst Tappert, pero por lo menos la podía ir compaginando con otras series como ‘Zwei Brüder’ dos hermanos detectives que interpretaba junto a su hermano Erwin.

Es el único del equipo original que se ha sacudido a  Derrick de encima, al protagonizar desde 2002, otra longeva serie ‘Um Himmels Willen’ que sigue en emisión tras dieciséis temporadas, en la que Fritz Wepper interpreta al alcalde de una pequeña población bavaresa.

El final y su caída en desgracia:

‘Derrick’ cerró la persiana  en 1998 por la retirada de su actor protagonista Horst Tappert. En un principio habían escrito un último episodio donde debía morir, pero finalmente decidieron no soliviantar a su audiencia optando por enviarlo a Bruselas  como jefe de la Europol, para cerrar su paso por Munich.

La popularidad de la serie siguió en candelero gracias a las numerosas reemisiones por multitud de países, pero en especial en Alemania donde se emitía en un bucle tipo ‘Simpsons’ , incluyendo especiales como el que hicieron para su episodio 250, que pueden ver a continuación.

Sin embargo todo cambió cuando una investigación periodística reveló en 2013, siete años después de su muerte,  que  Horst Tappert había mentido con respecto a su pasado militar y que en realidad había sido miembro activo de las siniestras SS en el frente ruso, con unas acciones bastantes turbias que necesitaban ser esclarecidas.

El escándalo nacional que se produjo con esas revelaciones provocó que la ZDF prohibiera la reemisión de los capítulos de Derrick, que ha quedado proscrito por los siglos de los siglos de la televisión publica alemana con su nombre manchado para siempre, aunque el protagonista se llevara el secreto a la tumba.

Supongo que en algún momento deben haber visto algún episodio de Derrick, porque la han emitido en muchas ocasiones y en todos los horarios en nuestro país como un magnífico relleno de programación, por lo que si la disfrutó en su momento, espero haberle refrescado la memoria con esa información adicional sobre esa prohibición final que ha dañado su legado para siempre.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino).Hasta la próxima

Lorenzo Mejino