Gentleman Jack : una mujer pionera en el campo sexual y empresarial | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Gentleman Jack : una mujer pionera en el campo sexual y empresarial

Las series de época británicas han reflejado de forma exhaustiva los usos y costumbres de la sociedad inglesa a lo largo de muchos siglos y muchas épocas, pero hasta ‘Gentleman Jack’ nunca había tratado el tema de una mujer que desafiaba todas las convenciones de su entorno social en 1832, en especial por su declarado gusto por las mujeres, antes de acuñar incluso el termino lesbianismo que no llegó hasta 1870.

De la mano de Sally Wainwright, probablemente la mejor guionista británica de la actualidad, ‘Gentleman Jack’ desarrolla la historia de Ann Lister a partir de sus documentados diarios que nos van a permitir conocer muchos detalles de la sociedad rural de una pequeña ciudad industrial del norte de Inglaterra, a través de los ojos de una pionera en  muchos campos.

A pesar de ser una gran serie, me ha parecido un poco por debajo de las dos últimas grandes obras de la guionista, como han sido ‘Happy Valley’ y ‘Last Tango in Halifax’, por la endeblez de algunas tramas secundarias que palidecían frente a la fuerza de las historias que implicaban directamente a la propia Ann Lister, como les vamos a analizar a continuación.

generalFicha: Gentleman Jack 8 + ep 60 m Abr-Jun 2019 – Cadena: BBC (UK)- HBO (USA/E)

Sinopsis:
Ann Lister regresa en 1832 a Shibdell Hill, su mansión familiar de Halifax en el condado de York, tras haber realizado un periplo por diversos países europeos y sufrir una dolorosa ruptura con su amante femenina en Hastings. Su vuelta obedece a intentar ordenar y desarrollar los negocios de sus posesiones en la zona, en especial en lo referente a unas minas de carbón que debido a la creciente demanda de los ferrocarriles se están convirtiendo en un negocio de lo más floreciente, pero con una durísima competencia por parte de los caciques locales.

En el terreno personal Ann conoce a una joven heredera Ann Walker de la que se enamora perdidamente por lo que intenta seducirla para iniciar una relación prohibida por la ley, desafiando a todos los poderes fácticos de la zona

El inicio: Sally Wainwright es una escritora nacida en el condado de Yorkshire y que pasó su infancia y juventud en Halifax, contando los días para poder escaparse de ese ambiente pueblerino y poder ir a Londres a estudiar y trabajar.

Tras diversos trabajos radiofónicos, su primera serie no llegó hasta el año 2000 cuando creó ‘At Home with the Brathwaites’ una historia sobre una familia de Leeds a la que le toca una gran suma en la lotería que va a cambiar su vida por completo.

En esa época descubrió por casualidad que uno de los lugares que visitaba en su infancia y juventud, Shibden Hill en Halifax, había sido antiguamente  propiedad del personaje histórico  Ann Lister y empezó a documentarse e investigar sobre ella quedando fascinada por la misma, tanto es así, que aprovechando ese cierto renombre de su primer éxito televisivo, propuso hacer una serie sobre ella, pero fue rechazada de pleno.

wainwrightWainwright siguió subiendo en el escalafón televisivo, haciendo series cada vez más celebradas como ‘Unforgiven’ que ganó todos los BAFTAS de ese año y que marcó el inicio de su colaboración con la actriz Suranne Jones, con la que siguió trabajando en la popular serie policial ‘Scott & Bailey’ sobre dos mujeres detectives en Manchester.

Su consolidación llegó con sus dos últimas series, ‘Last Tango in Halifax’ y ‘Happy Valley’, por lo que cuando propuso su idea de retomar su viejo proyecto sobre Ann Lister, las puertas de la BBC se le abrieron de par en par, dándole el tiempo y el dinero suficiente para documentarse de forma exhaustiva, basándose en esas peripecias descritas en esos diarios escritos en clave criptográfica.

La serie fue coproducida junto con la HBO que se reservó el derecho del estreno de la serie en EEUU, diez días antes que en el Reino Unido, donde fue promocionada por la BBC con trailers como el siguiente.

La recepción de la serie a nivel de audiencias fue muchísimo mejor en el Reino Unido que en los EEUU, donde apenas sobrepasó el medio millón de espectadores en el mejor de los casos, a pesar de ser muy elogiada por la crítica, pero esa temática de una lesbiana en el siglo XIX no es de fácil digestión en la América profunda. En cambio en la BBC fue todo un éxito de crítica y público como corresponde a la mayor fama de Sally Wainwright y Suranne Jones en su país natal.

La trama: La historia empieza en 1832, con la llegada de una despechada Ann Lister tras haber sido repudiada por su amante Vera Hobert que va a contraer un matrimonio de conveniencia para salvar su imagen. Al llegar a  la mansión heredada de su tío, Shibden Hall, descubre que la gestión de su patrimonio ha sido nefasta, con muchos tributos y rentas por cobrar y sin aprovechar todas las posibilidades que sus minas de carbón le pueden dar.

Su amargura por tener el corazón roto le hace meterse de fondo en sus negocios pero sus maneras bruscas y masculinas empiezan a granjearle enemigos que se resisten a tratar con una mujer. Eso es evidente cuando comprueban que puede hacerles las mismas jugarretas que ellos llevan haciendo siglos, en especial en lo referente a los hermanos Rawson, los terratenientes locales más importantes que se convierten en sus enemigos declarados.

En el aspecto personal Ann Lister sigue buscando enamorarse y queda prendada de su vecina, la joven heredera Ann Walker, con la que empieza a ganarse su confianza con vistas a conseguir seducirla y enamorarla.

La linea principal de ‘Gentleman Jack’ se centra en el contraste entre el comportamiento personal y profesional de Ann Lister que desafía todo lo que se espera de las mujeres de la época sin conformarse a esta relegada a ser un ornamento floral, servir el té y crear una prole de herederos. Ese desafío se refleja desde la potente cabecera de la serie, con una enérgica composición de Murray Gold

La valentía de Ann Lister al negarse  a aceptar ese rol pasivo en la sociedad tiene una cierta comprensión en el entorno familiar de su padre y su tía, mientras que su hermana Marian teme que los actos de su hermana asusten a sus posibles pretendientes, porque lo único que desea es casarse y formar una familia.

Junto al aspecto personal de la vida privada de Ann Lister, la segunda historia en importancia es la de la gestión de las minas de su propiedad que  va a enfrentarla a los hermanos Rawson que la desprecian y minusvaloran por ser mujer y no dudan en llegar al acoso y la violencia para conseguir sus objetivos mineros.

A un tercer nivel tenemos algunas historias menores que implican a los trabajadores de su finca, tanto los domésticos como los granjeros que tienen concesiones para explotar sus tierras.

En este nivel sus principales relaciones son entre los miembros de cada grupo social y cuando tratan con la propietaria lo hacen estilo ‘Arriba y Abajo’ o ‘Downton Abbey’ con la separación de clases delimitada de forma clara y meridiana, como explica la propia protagonista Suranne Jones en el siguiente vídeo donde explica su personaje de Ann Lister.

Desde el punto de vista ideológico me llamaba la atención sus enormes contradicciones interiores. Por un lado teníamos la liberación sexual que preconizaba Ann Lister, enfrentándose a todo el mundo por defender sus opciones sexuales, a pesar de estar prohibidas por la ley.

En cambio desde el punto de vista de la propietaria solo le preocupaban sus propios beneficios, pasando bastante del bienestar de sus empleados y sirvientes, porque mantener su estatus quo social era lo que le interesaba  y disponía del dinero y del poder para permitírselo, pero esos claroscuros éticos y morales son los que la convierten en un personaje fascinante.

La ambientación de la serie es exquisita como corresponde a toda serie de la BBC, dándose el gustazo de poder rodar en la propia mansión de Shibden Hill en Halifax, para recrear de la mejor manera esa Inglaterra decimonónica, como nos explican sus responsables en el siguiente corte.

‘Gentleman Jack’ me ha parecido una serie excelente mientras teníamos a Ann Lister y Suranne Jones en pantalla que es la mayor parte del tiempo, porque sus peripecias personales y objetivos incluso nos son explicados por el propio personaje mirando a cámara como si fuéramos sus cómplices, un recurso nada habitual en las series de época, pero que aquí se utiliza en contadas ocasiones como la única manera de hacernos llegar sus pensamientos tal y como  estaban escritos en los diarios.

En cambio esa excelencia pierde gas con las tramas secundarias que implican a los criados, sirvientes o granjeros que carecen de la fuerza u originalidad de la historia inicial, además de estar tratadas con poca continuidad y a brochazos, como sucede en el caso del criador de cerdos o de su dama de compañía francesa.

La historia de la mina de carbón carece de la enjundia necesaria para rellenar tanto metraje, al acomodarse en un bucle de oferta-contraoferta y de pugnas barriobajeras que deslucían la trama personal de Ann Lister con su amante Ann Walker, el punto álgido de la serie en todo momento.

A pesar de estos pequeños desajustes ‘Gentleman Jack’ me ha parecido una serie muy recomendable si les gustan las series de épocas británicas y en especial si disfrutan con personajes femeninos muy fuertes e interesantes como  los que suele escribir la gran Sally Wainwright en todas sus series.

Los actores: Suranne Jones es junto a Sarah Lancashire, la actriz fetiche de Sally Wainwright, puesto que siempre aparece alguna de las dos en sus series como el puntal que le asegura la fuerza que busca en sus protagonistas femeninas.

Su colaboración empezó en ‘Unforgiven’ y siguió con ‘Scott & Bailey’, a las que siguió de forma independiente su fenomenal trabajo como una doctora traicionada por su marido en  ‘Dr Foster’  que le dio el BAFTA a la mejor actriz en 2016 y otro buen papel en ‘Save Me’ creada y protagonizada por el actor Lennie James.

suranne-jonesNo exagero lo más mínimo, al afirmar que la interpretación de Suranne Jones como Ann Lister, es lo que eleva a ‘Gentleman Jack’ a ser una serie excelente, al mostrarnos todas esas contradicciones interiores de las que hablaba anteriormente, con una gran sutileza llena de matices a las que nos tiene acostumbrados esta gran actriz, en otro personaje que la pone en las quinielas de los premios a la mejor actriz del año.

Sophie Rundle es la joven actriz inglesa que interpreta a Ann Walker el objeto del deseo de Ann Lister. El mayor elogio que podemos hacer en que no desmerece en absoluto al lado de la gran Suranne Jones, al interpretar a  una joven romántica y enfermiza que no tiene nada claro si ceder a sus impulsos amorosos o a las presiones sociales, unas dudas que van a tener graves consecuencias.

rundleSophie Rundle ha tenido una carrera meteórica en esta década desde que tuvo su primer papel importante en la serie en la serie de misterio ‘The Bletchley Circle’, a la que siguió un caramelo de personaje como Ada Shelby, la hermana rebelde del clan mafioso de Birmingham que son los ‘Peaky Blinders’  y posteriormente su primer trabajo con Wainwright como una joven agente de policía en ‘Happy Valley’. Últimamente la hemos visto en papeles secundarios en ‘Bodyguard’ y de protagonista en ‘Jamestown’ una carrera muy  interesante apenas pasada la treintena.

Elegir actores experimentados para los personajes de mayor edad, no suele ser un problema en el Reino Unido, pero si la elección es de dos insignes actores como Gemma Jones ( Harry Potter, Marvelous) , para el papel de la tía Lister y del gran actor teatral Timothy West como el padre de Ann, la solvencia está plenamente asegurada.

familiaDetrás pueden ver a otra gran actriz Gemma Whelan que interpreta a Marian la hermana de Ann, a la que dudo que reconozcan si no la ven vestida como la indomable Yara Greyjoy en ‘Juego de Tronos’, el papel que la ha hecho mas famosa.

Final :

Los títulos de crédito finales de la serie tienen como fondo musical una preciosa canción de 2012 compuesta por el interesante dúo folk británico ‘O’Hooley & Tidow’ que escribieron la canción ‘Gentleman Jack’ basada en el personaje histórico de Ann Lister y que al ser incluida en la serie les ha dado una popularidad inesperada, como pueden ver en el vídeo oficial de la canción.

En nuestro país ‘Gentleman Jack’ se ha estrenado de forma casi simultanea en la rama española de HBO, por lo que pueden disfrutar de ese gran personaje histórico que fue Ann Lister, una de las pioneras en la emancipación sexual de las lesbianas, cuando  todavía no existía ni ese concepto, por lo que les dejo con su trailer en español

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino