Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Watchmen : si Robert Redford fuera presidente…

Las series que proceden de adaptaciones de obras muy populares, ya sean literarias o cinematográficas me exigen una cierta metodología de aproximación a las mismas que puede ser de dos tipos: a) un conocimiento completo de todo el universo previo a la serie o b) desconocimiento absoluto de todas las obras previas e incluso de la historia, que es el método que he utilizado en ‘Watchmen’.

Por supuesto que pueden haber aproximaciones parciales, pero esos dos extremos delimitan el universo en el que me podía mover y mi elección de virginidad en ‘Watchmen’ viene dada por mi necesidad de ponerme en la piel de muchos de ustedes que como en mi caso desconocen absolutamente todo de esa mitología y poder comprobar si la serie funciona de forma independiente sin tener que hacer un máster previo en  vigilantes urbanos.

Ya les puedo adelantar que la respuesta es afirmativa, ya que ‘Watchmen’ es una serie excelente si nos dejamos llevar por su propuesta arriesgada y compleja que obliga al espectador a introducirse en unas narrativas nada convencionales pero con un resultado final que encaja todas las piezas a la perfección, como les vamos a analizar a continuación.

Ficha: Watchmen 9 ep 60 m   Oct-Dic 2019 Cadena: HBO (USA/ E)

Sinopsis:  Dos sucesos separados casi cien años por la historia marcan el punto de partida de ‘Watchmen’. En primer lugar las gravísimas confrontaciones raciales que sucedieron en Tulsa ( Oklahoma) en 1921 en las que fueron masacradas más de ciento cincuenta personas de raza negra por supremacistas blancos.

En el periodo actual empiezan a ocurrir una serie de sucesos independientes que hacen presagiar un resurgimiento de un grupo clandestino de supremacistas blancos que se autodenominan ‘The 7th Kavalry’ y que en el fondo son los sucesores de aquella panda de asesinos, un siglo después.

Ese recorrido entre el suceso real del pasado y la distopia alternativa de un presente donde EEUU está presidida por el actor Robert Redford, nos permite conocer a toda una serie de personajes que con diferentes denominaciones como ‘The Minutemen’ o ‘Watchmen’ han luchado con más o menos fortuna contra las injusticias sociales y raciales en esos cien años que separan ambos sucesos.

La estandarte de la lucha en el periodo actual es la agente Ángela Abar que con su personalidad oculta de ‘Sister Night’ no duda en luchar contra el crimen oculta tras un disfraz y una máscara sin ningún superpoder que la proteja.

El inicio: ‘Watchmen’ es el nombre de una serie de doce cómics publicados por la editorial DC entre 1986 y 1987. Sus autores fueron Alan Moore en los guiones y Dave Gibbons como artista que fueron encumbrados por su trabajo en esta novela gráfica que alcanzó rápidamente un estatus de culto.

Ni que decir tiene que rápidamente todos los estudios cinematográficos pugnaron por hacerse con los derechos de una historia que no parecía que tuviera una fácil traslación al cine y de hecho tardaron casi veinte años en hacer una película basada en ‘Watchmen’, dirigida por Zach Snyder que a día de hoy todavía sigue suscitando una enorme división de opiniones entre los entregados seguidores de la saga.

En paralelo Damon Lindelof estaba triunfando a lo grande, primero con ‘Perdidos’ y posteriormente con ‘The Leftovers’, pero era un gran fan de las novelas gráficas originales y siempre había tenido la ilusión de poder hacer su propia versión de las mismas.

De hecho rechazó dos ofertas para realizar su propia versión por diferentes motivos, pero cuando finalizó ‘The Leftovers’ pensó que era el momento oportuno para hacerlo con el apoyo total e inmediato de HBO, encantada tras el éxito de su historia  sobre el 3% de la población desaparecida.

La inteligencia de Lindelof  le hizo plantear la historia dentro del propio universo mitológico de los ‘Watchmen’ pero centrado en la actualidad y con personajes nuevos, cambiando el terror de la guerra fría del original, por las tensiones raciales actuales.

El propio autor ha definido su esfuerzo como una secuela con elementos de ese universo, en lugar de intentar hacer un ‘remake’ o una redefinición de la historia original, que está ahí para el que la quiera disfrutar.

Otro gran acierto fue contratar a Nicole Kassell  ( izq) como la directora del piloto, donde ha dejado una impresionante impronta visual que ha perdurado durante toda la serie, tanto es así que ha sido premiada por sus compañeros directores por el mejor episodio del año.

HBO empezó a calentar motores con la necesaria presencia en el Comic-Con, donde presentaron el siguiente trailer para dejar boquiabiertos a todo el personal que esperaba como agua de mayo esa nueva versión de ‘Watchmen’.

Su estrategia publicitaria antes del estreno en Octubre pasó por presentar la siguiente promoción de lo más sugerente.

La trama: ‘Watchmen’ es una serie bastante complicada de analizar, en especial si como es mi costumbre intento evitar desvelar  aspectos importantes de la trama que en este caso son parte fundamental de la experiencia del visionado.

Ya he comentado en el prologo que el conocimiento previo de ese universo ‘Watchmen’ puede condicionar mucho las sensaciones de la serie, por ello vuelvo a repetir que en este análisis lo voy a realizar de forma independiente y sin relación alguna con los trabajos previos, por lo que no va a haber ninguna comparativa entre todas las versiones.

Si prefieren encontrar trabajos en ese sentido, las van a encontrar a patadas por las redes, pero creo que es interesante que mi visión sea de un desconocedor completo de ese universo, porque va a ser la forma en que se va a enfrentar a ‘Watchmen’ la gran mayoría del público generalista y espero que mis impresiones les sirvan como guía para disfrutar de ese universo alternativo.

Las dos primeras escenas de la serie presentan la historia en los dos extremos de esos cien años que las separan, empezando por esta bellísima escena que abre ‘Watchmen’, centrada en los disturbios raciales de Tulsa en 1921

Esa escena introductoria es seguida por otra en la época actual, donde podemos ver que la violencia sigue presente en Tulsa, aunque expresada por otros medios.

Con este punto de partida ‘Watchmen’ establece inicialmente dos lineas claras entre los buenos que están representados por esos vigilantes enmascarados que intentan, aunque sea al margen de la ley, controlar a los villanos.  Evitan que campen por sus respetos, con la aquiescencia de los poderes fácticos, con ese trasfondo de las tensiones raciales como eje vertebrador de esas luchas.

El bando de los ‘Watchmen’ es bastante heterogéneo y se caracteriza por la ausencia de superpoderes en todos ellosm de hecho a veces pueden  parecer una banda de ‘cosplayers’ impartiendo justicia e intentando que la policía no les pille.

Por el contrario, el bando de los villanos está bastante más organizado, desde las organizaciones raciales como ese ‘7th Kavalry’ herederos directos del KKK hasta una megalomaníaca científica dispuesta a controlar la tierra a toda costa, pasando por un extraño y excéntrico personaje Adrian Veidt que va por libre durante gran parte de la historia

Cada episodio suele iniciarse con una escena en el pasado, que nos permite ir completando poco a poco el rompecabezas de la historia de la protagonista Angela Abar como en esta introducción del segundo episodio de la serie.

No es una serie que ofrezca una satisfacción inmediata al espectador, puesto que se toma su tiempo en ir presentando a los personajes que como en otras obras del mismo creador Damon Lindelof, van saltando con historias en diferentes lugares sin apenas relación entre ellas, hasta que todas las piezas encajan en el último tercio de la historia.

Por estas razones conviene llegar a ‘Watchmen’ con paciencia y pensando en una obra de largo recorrido de nueve episodios, donde todo lo que nos explican acaba teniendo una razón tanto de causa como de efecto, siempre y cuando nos dejemos llevar por esa premisa fantástica y aceptemos la presencia de algún personaje con superpoderes ( de hecho solo hay uno).

De vez en cuando nos aparecen personajes tan peculiares como el del siguiente vídeo, que es perseguido por nuestra protagonista Ángela Abar.

Por estas razones si sus preferencias van por las historias realistas o costumbristas, a lo mejor ‘Watchmen’ no es algo que le llame la atención de entrada, pero si que le puedo asegurar que es tan buena que trasciende a su genero y por lo menos en mi caso, lo que me más interesa son las historias bien contadas e interesantes y ‘Watchmen’ es excelente en ese sentido.

Los actores: Regina King se ha convertido esta última década en una de las grandes estrellas de Hollywood, ganando año si, año no, algún Oscar o algún Emmy, con trabajos de lujo en series como ‘SouthLAnd’, ‘American Crime Story’, ‘Seven Seconds’ o ‘The Leftovers’ que la han puesto en la cúspide de su gremio.

Su trabajo en ‘Watchmen’ es otra maravilla, como la detective/vigilante Angela Abar, un personaje nuevo en ese universo distópico. Su interpretación funciona a la perfección como elemento vertebrador de toda la trama, y le va a permitir con toda seguridad aumentar su lista a las nominaciones o incluso premios en las ceremonias de 2020

Tim Blake Nelson es un actor nacido curiosamente en Tulsa (Oklahoma) donde se desarrolla la acción de ‘Watchmen’ y que siempre ha tenido su carrera íntimamente ligada a las películas de los hermanos Coen, desde su descubrimiento en ‘O Brother, where art thou?’ hasta la reciente ‘Balada de Buster Scruggs’ donde interpreta el mejor segmento.

En ‘Watchmen’ interpreta a Wade Tillman, un personaje con una doble vida que durante el día es un analista de grupos de prueba de nuevos productos, pero que por la noche se convierte en un vigilante enmascarado ‘Looking Glass’, que se une a Angela en su lucha contra el mal. La voz profunda y característica de Tim Blake Nelson, destaca por encima de todo y a pesar de que buena parte del tiempo está enmascarado, su vozarrón nos marca siempre su presencia.

Podría citarles más actores y actrices del amplio reparto, pero su aparición corresponde a momentos muy determinados de la historia y prefiero pecar por defecto, que desvelarles las razones de su presencia, por lo que vamos a finalizar este apartado con el genial Jeremy Irons, que durante gran parte de la serie, tiene su propia trama individualizada como Adrian Veidt, que lógicamente convergerá con las historias de Tulsa en el tramo final

El porte patricio del septuagenario Irons y su increíble forma de gesticular y vocalizar hace creíbles a los personajes que a priori parecen más imposibles como este Adrian Veidt, principal nexo de unión con la obra gráfica original, sobre todo porque sus apariciones pueden desconcertar a los seguidores de la trama principal de Tulsa, pero todo acaba teniendo su explicación.

Desde su explosión en la maravillosa ‘Brideshead Revisited’ lleva casi cuarenta años sentando cátedra con su clase como actor y en esta ocasión está incluso más brillante de lo habitual.

Final : La historia tiene un recorrido cerrado con un final excelente, por lo que su creador Damon Lindelof, anunció públicamente que no pensaba continuar desarrollando otras posibles historias en ese universo, pero que dejaba la puerta abierta para que HBO pudiera continuar con ‘Watchmen’ con otras personas al frente.

Es de destacar la respuesta inmediata de HBO, comunicando que sin su creador, no les interesaba continuar con la serie, en una acertada decisión, porque tras una historia tan redonda, no era nada evidente mantener el nivel, como por desgracia hemos podido comprobar en otras series de la misma HBO ( Big Litte Lies, sin ir más lejos).

No se retraigan si desconocen todo el universo previo de ‘Watchmen’ porque la serie tiene su propia personalidad y aunque seguro que hay guiños o cameos que se nos pueden perder por el camino y que disfrutaran únicamente los eruditos en la saga, mi nivel de satisfacción ha sido tan elevado como si los conociera, como seguramente le pasara si le da una oportunidad. Por si tienen dudas les dejo con el trailer oficial.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino