Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Six Windows in the Desert ( Arabia Saudita). Una ventana audiovisual al reino más hermético

La celebración anual del Ramadán que finalizó ayer domingo con la celebración del Eid Al-Fitr, la mayor fiesta de la religión musulmana, es una magnífica oportunidad para conocer las series que acaparan la temporada de máximo consumo televisivo de los países árabes. A la espera de poder finalizar y analizar con tiempo y distancia las series recientes más impactantes de este año, vamos a celebrarlo a nuestra manera con ‘Six Windows in The Desert’ la primera serie de Arabia Saudita que analizamos en nuestro rincón de cada lunes, debido a su disponibilidad inmediata en Netflix.

Arabia Saudita es uno de los países más herméticos del mundo por sus estrictas normas de control de extranjería y restricciones turísticas, siendo uno de los pocos países que me  faltan por visitar  en mi casillero particular.

Conocer retazos de su sociedad a partir del visionado de ‘Six Windows in the Desert’ me pareció lo suficientemente atractivo para adentrarme en una propuesta extraña y nada atractiva a nuestros ojos occidentales, pero de gran interés cultural, por lo menos en mi caso, como les voy a analizar a continuación.

Ficha: Six Windows in the Desert 6 ep 15 min .  Feb 2020- Idioma: Árabe/ Castellano Cadena: Netflix

La trama : Colección de seis cortos con seis historias independientes que muestran diferentes aspectos de la sociedad saudí, como la intolerancia religiosa, el papel de la mujer en esa sociedad o su sistema de castas sociales.

La estrategia de Netflix por ganar mercado en los países árabes, donde la plataforma Shahid es la líder indiscutible a nivel de suscriptores, pasaba por pensar que su enorme catálogo de series originales europeas y estadounidenses iba a ser el máximo atractivo para arrasar como en otros países del mundo.

La realidad ha sido la contraria y su nivel de penetración no ha pasado de unas élites muy americanizadas, pero sin calar en la inmensa mayoría de la población que prefiere las producciones locales y panárabes que tienen en sus operadores locales.

Hace dos años empezaron a corregir el rumbo con la producción de series originales para intentar atraer al público que prefiere historias de su cultura y religión. Sus primeros intentos como ‘Jinn’ o’ Dollar’ levantaron más polémica que reconocimiento, en especial el primero que desató una furibunda reacción de los sectores musulmanes más conservadores.

En otra corrección de rumbo encargaron a una productora de Arabia Saudita, ‘Six Windows in the Desert’, una antología de seis cortos hecha, interpretada y dirigida al público local, con el máximo respeto por sus tradiciones y creencias, para intentar ganar cuota de mercado entre los sectores más reacios inicialmente  a la occidentalización de  Netflix.

Las historias  están basadas en hechos reales como el primer corto  que se basa en un hecho de hace diez años,  el ataque real y furibundo  durante una representación teatral por un grupo de fundamentalistas islámicos que protestaban por algunos aspectos controvertidos de la obra que se representaba en un teatro universitario.

Los cortos  tienen duraciones que oscilan desde los diez minutos hasta la media hora que dura el  corto de ciencia-ficción setentera sobre cuatro pasajeros que sobreviven a un accidente aéreo en pleno desierto y deben aprender a convivir entre ellos para sobrevivir a la tragedia.

En otro episodio somos testigos del estado de semiesclavismo que tienen las sirvientas y empleadas domésticas de muchas casas saudíes y la forma en que son tratadas por esas familias, lo que nos permite conocer el interior de sus mansiones como la de la foto inferior que ilustra a la familia del artículo.

No les voy a engañar, porque el nivel televisivo de las historias de ‘Six Windows in the Desert’ es ínfimo, al nivel de los trabajos suspendidos y sin posibilidad de revisión de cualquier escuela de estudios audiovisuales de medio pelo, sobre todo a nivel narrativo y de interpretación.

En cambio el reflejo de esa sociedad desconocida, mostrándonos sus dinámicas internas tanto en el ámbito laboral en hospitales o casas de citas, como en las relaciones tan desiguales entre hombres y mujeres, han hecho que mi interés por las historias fuese exclusivamente antropológico y cultural y en ese sentido no me ha defraudado en absoluto y he conseguido aprender cosas y aspectos que desconocía de Arabia Saudita al no haberla podido visitar nunca.

Si es una persona curiosa y quiere conocer aspectos diferentes e internos del reino saudita, ‘Six Windows in the Desert’ es un experimento interesante en ese sentido, pero si sus intenciones son ver una buena serie televisiva, ni se moleste en pelearse con el buscador de Netflix, para encontrarla, porque su nivel de calidad no da la talla en ningún momento.

Para que se hagan una idea de ‘ Six Windows in the Desert’ , nada mejor que ver su trailer promocional

Pueden dejar sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima
Lorenzo Mejino