>

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Fleabag: crearse su propio canon televisivo

El éxito de una serie televisiva se puede medir por muchos parámetros, pero el más prestigioso se produce cuando abre un nuevo camino que le permite convertirse en parte del canon televisivo. Eso implica que muchas de las series posteriores de temáticas similares sean etiquetadas rápidamente como ‘la nueva ….’, como le ha sucedido a ‘Fleabag’, con multitud de series recientes en que los titulares perezosos las saldan como la nueva ‘Fleabag’ .

Esa admiración se extiende a la creadora y protagonista de ‘Fleabag’ Phoebe Waller-Bridge, que ha pasado a convertirse en la escritora mimada de la crítica a ambos lados del océano, por su capacidad de subvertir las normas convencionales de la comedia romántica, en algo que puede parecer muy sencillo pero que tiene un gran trabajo detrás.

En mi caso personal, estaba convencido que había analizado ‘Fleabag’ en estas paginas en algún momento , pero tras la consulta de un amable lector descubrí que se me había traspapelado en su momento, por lo que nada mejor que utilizar el espacio del recuerdo de cada viernes en este acueducto para destacar como se merece la trayectoria de ‘Fleabag’ una serie de las más rompedoras de este siglo.

Ficha: Fleabag 12 episodios 30 m jul 2016-abr 2019 Cadena:  BBC (UK) – Prime Video (E)

Sinopsis: Fleabag es una treintañera independiente, pero que no tiene nada claro lo que quiere hacer en su vida, tras una tragedia personal que le ha dejado una profunda marca interna. Ella regenta un pequeño café moderno mientras que colma sus apetencias sexuales con relaciones esporádicas cuando quiere y donde quiere, mientras mantiene unas tensas relaciones familiares de amor-odio en especial con su hermana.

Inicio:
Phoebe Waller-Bridge empezó su carrera en pequeñas obras teatrales, de donde dio el salto a pequeños papeles secundarios en cine y televisión. En 2012, con 26 años, aceptó el reto de hacer un pequeño monologo de diez minutos para un minúsculo festival teatral, creando ese personaje de Fleabag, como una mujer liberada e independiente pero con mochilas pesadas del pasado que le abruman en determinados momentos.

El éxito de ese micromonólogo la animó a crear un monólogo teatral de una hora de duración basado en ese personaje y con la dirección de su gran amiga Vicky Jones. A medida que se iba representando, su fama empezaba a subir de forma exponencial hasta que Damien Kavanaugh, el director de la BBC3 quedó prendado de su monólogo y no dudó en encargarle una serie basada en ese personaje, aprovechando que ya tenía cierta experiencia en la creación de series televisivas tras haber hecho la interesante ‘Crashing’ para el Channel 4.

Su estreno en la minoritaria BBC3 batió todos los récords de audiencia y propició una lucha entre las plataformas para hacerse con los derechos de streaming de ‘Fleabag’ que ganó Amazon y que no dudó en publicitar con el siguiente tráiler antes de su estreno.

A partir de ese punto la carrera de Phoebe Waller-Bridge solo ha ido hacia arriba creando ‘Killing Eve’ y coleccionando hasta seis Emmys por su segunda temporada, arrasando en todos los premios principales de comedia.

La trama: La serie nos muestra desde un punto de vista costumbrista y realista, la vida de Fleabag, con la gran particularidad de que se  va a dirigir en numerosas ocasiones de forma directa a la cámara, para hacernos  partícipes de lo que le está pasando por la cabeza y no se lo puede decir a su interlocutor, buscando nuestra complicidad en todas sus andanzas y aventuras.

En el argot técnico, ese efecto se denomina ‘romper la cuarta pared’ y su creadora Phoebe Waller-Bridge lo utiliza constantemente para compartir sus pullas privadas a la gente con la que está y sin que éstas se enteren. Esa decisión fue consecuencia de las dificultades de adaptar la dramaturgia teatral de un monólogo a un formato televisivo que fuera efectivo, en especial en las muchas ocasiones en que durante su obra teatral se dirigía de forma directa al público,

‘Fleabag’ navega cómodamente en la fina línea que separa la comedia y el drama, saltando de una a otra con toda naturalidad, buscando dejar al espectador con el pie cambiado en algún momento de cada episodio de las dos temporadas que ha durado la serie.

Poco a poco vamos a ir conociendo los traumas de Fleabag, con el más importante siendo revelado al final del primer episodio y del que me voy a abstener de explicarlo para mantener la capacidad de sorpresa si todavía no la ha visto. A un nivel similar tenemos las relaciones peculiares con su entorno familiar, donde destaca su  hermana Claire, casada con un mastuerzo al que Fleabag desprecia completamente.

En el terreno laboral, Fleabag tiene un café modernillo con graves problemas para salir adelante, en gran medida por su propia indolencia laboral y su falta de objetivos en la vida. Ese despertar en todos los sentidos va a ser el motor de la primera temporada de ‘Fleabag’, al descubrirnos de una forma fluida y divertida todo el universo de la protagonista, con la presencia de grandes actores en pequeños papeles que daban una gran profundidad a todas sus historias y siempre desde una perspectiva feminista.

Con tiempo para preparar la 2T, Phoebe Waller-Bridge dio un enorme salto de calidad al poder desarrollar el personaje más allá de las esencias teatrales que planeaban en su entrega inicial, introduciendo el personaje del sacerdote que se convierte rápidamente en el objeto del deseo irrefrenable de Fleabag, creando todo tipo de situaciones embarazosas que se pueden intuir desde su tráiler de la 2T, en la que Amazon ya había entrado como coproductora.

Esta segunda temporada está plagada de momentos memorables entre los que destacan esta maravillosa escena entre Fleabag, su hermana y su cuñado Martin, un gran ejemplo de masculinidad tóxica que hace un discurso tan brillante como patético dirigido a su mujer Claire, que pueden recordar en el siguiente video.

Esa relación entre el sacerdote y Fleabag, desconociendo el nombre real de ambos, es el motor de toda la segunda temporada, en una evolución donde los prejuicios y la culpabilidad moral de ambos juega un papel muy importante.

Su autora no duda en explorar una relación absolutamente original y huyendo de todo convencionalismo pero con un gran control  narrativo de toda la historia, como explica Phoebe Waller-Bridge en el siguiente video sobre la creación de la 2T.

En series rompedoras y tan originales como ‘Fleabag’ los gustos personales son secundarios, porque es necesario verlas para poder comprobar si entramos en ese juego metarreferencial que nos propone, con esos continuos guiños al espectador que nos hacen  participes de sus pensamientos reales en contraposición a la conversación que está teniendo con quién sea, provocándome en mi caso muchos momentos de hilaridad en esos momentos íntimos con el espectador.

Desde el punto de vista personal recuerdo una agradable conversación de casi media hora que pude tener con su hermana Isobel Waller-Bridge, la compositora musical de ‘Fleabag’, cuando vino a Barcelona invitada por el festival Serielizados.

Allí me explicó como Phoebe se plantaba en su estudio musical a cualquier hora del día para compartir sus ideas musicales, movida por un enorme afán perfeccionista que derivaban en largas sesiones con las dos hermanas gestando la música tan especial de ‘Fleabag’ .

Para finalizar este apartado les voy a dejar con un video en el que Phoebe Waller-Bridge responde a un cuestionario con todo tipo de preguntas personales y sobre la serie.


El reparto :

Ya he comentado en la parte inicial, el proyecto tan personal que ha sido ‘Fleabag’ para Phoebe Waller-Bridge y lo inteligente que ha sido para aprovechar esa tracción fabulosa para seguir en la cresta de la ola con todo tipo de proyectos.

No es fácil evitar la tentación de hacer otra temporada o hacer algo similar para seguir exprimiendo la gallina de los huevos de oro, pero en ese sentido admiro su capacidad de tomar riesgos artísticos, abandonando los proyectos si considera que la comprometen artísticamente de una forma que no desea.

A pesar de algún resbalón artístico como su implicación en la serie ‘Run’, creada por su gran amiga Vicky Jones, lo cierto es que dar el salto al cine para participar con papeles importantes en franquicias del nivel de James Bond e Indiana Jones, solo hace que seguir aumentando su prestigio en todos los sentidos.

Sian Clifford se hizo buena amiga de Phoebe Waller-Bridge en sus tiempos de estudiantes de arte dramático, pero estuvo mucho tiempo trabajando en teatro de forma exclusiva, hasta que su amiga la llamó para que hiciera el papel de su hermana Claire, como habían fantaseado muchas veces mientras estudiaban.

La sobriedad y responsabilidad de Claire eran el contrapunto ideal a la más alocada ‘Fleabag’ y Sian Clifford está fabulosa en ese sentido con una enorme complicidad escénica, siendo capaz de llevar su propia trama personal a un nivel similar a la principal.

Este personaje le ha permitido acceder a las grandes ligas de las series británicas con su presencia en ‘Quiz’, ‘Two Weeks to Live’ y sobre todo en mi mejor serie británica de 2022, la excepcional ‘Life after Life’ todavía inédita en estos lares.

No suele ser habitual que un personaje no perteneciente al reparto inicial se convierta en una pieza fundamental de una serie como le sucede a Andrew Scott como el sacerdorte objeto del deseo que entró en la 2T

El irlandés Scott había atesorado hasta este personaje una interesante carrera tanto teatral como cinematográfica, aunque casi siempre en papeles secundarios hasta que empezó a despuntar como el malvado Moriarty, en la nueva versión moderna de Sherlock para acabar rodando en la actualidad una futura serie basada en el famoso personaje del Sr Ripley de Patricia Highsmith.

Final y Epílogo:

La creadora Phoebe Waller-Bridge decidió que nunca habría una 3T de ‘Fleabag’ tras el final tan perfecto que tuvo y sobre todo porque consideraba que ya había hecho todo lo que quería con ese personaje y necesitaba nuevos retos profesionales.

Si no han visto ‘Fleabag’ no duden en buscarla en el catálogo de Prime Video, donde tienen las dos temporadas completas y en caso contrario no duden en revisarla porque como me ha pasado recientemente van a descubrir números detalles que se pudieron escapar en un primer visionado.

Si desean exponer sus opiniones y comentarios, lo pueden hacer aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino