Blogs

Ainhoa Cilveti

El trampolín de tu vida

Competencia a través de los hijos

Hace poco leía que cada vez los padres estamos más preocupados por la talla de nuestros hijos, y que esto no se debía a otra razón mas que la competencia que existe entre nosotros. Una extensión de nosotros son nuestros hijos, y como tal competimos a través de sus cualidades, características o “hazañas”, y la altura es una de ellas, lo que aparte de ser una tontería, puede causar inseguridad en nuestros hijo/as.

Y en este afán de querer ser más que otros, perece, según me comentaba un educador hace poco, que también animamos a nuestros hijos a cursar ciertas carreras o incluso a apostar por la moda de las duales, como él lo llamaba, y que no siempre son capaces de terminar, lo que les provoca sentirse frustrados. Según él pensaba, es una nueva tendencia alentar a los hijos a cursar carreras dobles para demostrar que sus hijos son mejores. Siempre ha existido una cierta tendencia a presumir sobre lo que los hijos hacen, sobre todo, de lo que hacen bien, ya que pocos son los que te cuentan que sacan malas notas o que no son tan brillantes como les gustaría.

Tanto lo leído como lo escuchado me ha llevado a reflexionar sobre el tema. Por una parte, porque lo puedo confirmar con algunos casos que se me han presentado, y en los que he podido vivir de cerca la frustración de algunos alumnos a no poder llegar a lo que se suponía se esperaba de ellos. Es verdad que cuando hablas con la gente la respuesta común suele ser que lo que importa es que nuestros hijos sean felices, pero pocas veces contamos que lo son si no están subidos en lo que se supone es la cresta del éxito. Es verdad que cada vez vivimos en una sociedad más preparada, o al menos, en la que te exigen más títulos para poder conseguir un trabajo, pero también es verdad que por otro lado se nos insiste en que las profesiones en las que van a trabajar nuestros hijos aún son desconocidas, por los que, probablemente y como suele ocurrir, tendrán éxito aquellos que sepan reaccionar y adaptarse a las nuevas necesidades de las empresas. E independientemente de lo que consigan ahora, y del tiempo que necesiten para madurar, dejemos que sean ellos quienes decidan sin la presión de nuestras ganas de competir.

Temas

Coaching para todos

Sobre el autor


abril 2020
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930