Blogs

Ainhoa Cilveti

El trampolín de tu vida

El estrés del confinamiento

Aunque nos han vendido que trabajar desde casa nos ahorra tiempo y que estar confinados y no poder salir nos ofrece la posibilidad de disponer de mucho tiempo libre hasta aburrirnos, también existe la posibilidad de estresarnos. Bien porque nos empeñados en hacer muchas cosas, mas de las que el día nos permite, o porque el trabajo lo realizamos de otra forma, la cuestión es que a algunos este confinamiento no nos ha dejado descansar mucho, a pesar de que supusiéramos lo contrario en un principio, lo que aún agrava más esta situación, porque la expectativa de tranquilidad que teníamos no se ha cumplido.

En un principio el teletrabajo ocasionó muchos problemas hasta que cada uno pudo adaptar su espacio, tiempo y entorno y supo manejarse bien con las herramientas necesarias para hacerlo. También hay que destacar que no todos han podido hacerlo al mismo tiempo, y que trabajar en casa rodeados de la familia no siempre ha sido fácil, sin olvidar los fallos de conexión o la falta de material necesario para poder realizarlo correctamente. Esto ha hecho que se haya perdido mucho tiempo y energía, teniendo que emplear una gran cantidad de paciencia, lo que nos ha llevado a estresarnos a niveles más altos de lo que ya estábamos acostumbrados a gestionar.

Por otra parte, al principio de este confinamiento nos creamos unas expectativas sobre lo que iba a ser nuestra vida durante esos días. Lo hicimos con optimismo por nuestro propio bien, por sentirnos lo mejor posible con lo que se nos venía encima y por intentar gestionar la incertidumbre que teníamos. Incluso durante unos días pensamos que todos íbamos a salir cambiados y siendo mejores personas, después de haber tenido tiempo suficiente para reflexionar y poder mejorar. Pero la realidad ha sido diferente, y ni hemos hecho tantas cosas como pensábamos hacer, ni hemos cambiado tanto como creíamos íbamos a ser capaces de hacer, y la prueba está en que a la mínima que nos han permitido salir, algunos la hemos vuelto a liar. Desde luego el haber estado dos meses escuchando malas noticias, viendo que la situación no se gestionaba de la mejor de las maneras y sin poder vislumbrar una solución a corto plazo no ayuda a que podamos dar lo mejor de nosotros, pero también es verdad que es en estos momentos cuando deberíamos demostrar lo que somos, ya que hacerlo cuando las cosas van bien es fácil. Y debemos ser conscientes que es una realidad que estresa y que debemos aprender a aceptarlo para poder afrontarlo de la mejor de las maneras. ¡¡¡¡Mucho ánimo a todos!!!!

 

Temas

Coaching para todos

Sobre el autor


mayo 2020
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031