Diario Vasco

img
Los paraísos fiscales y la riqueza oculta de los países (I)
img
Iñaki Erauskin | 27-04-2016 | 11:55| 0

@InakiErauskin

 

Últimamente no hay día en que no se hable de “Los papeles de Panamá” y los  llamados “paraísos fiscales”, que ha coincidido en el tiempo con el comienzo de la declaración de la renta del año 2015.

Pero, ¿cuánto dinero se mueve realmente en los paraísos fiscales?

Comencemos primero con una mala traducción. El término utilizado en inglés es “tax haven” o refugio fiscal, pero se suele traducir erróneamente al español como “paraíso fiscal”, que sería “tax heaven” en inglés. Me inclino por utilizar el término de refugio fiscal.

Gabriel Zucman, profesor de la prestigiosa Universidad de California en Berkeley y coautor en varios trabajos de Thomas Piketty (de quien hemos hablado en este blog aquí y aquí), ha estimado el volumen de activos que se mueven en los refugios fiscales en varios trabajos científicos. Ahora los ha actualizado y los ha dado a conocer en su nuevo libro “La riqueza oculta de las naciones”.

Los refugios fiscales tienen su origen en el período entreguerras del siglo pasado y  Suiza es el lugar originario. Fue después de la I Guerra Mundial cuando la banca suiza adquiere una importancia notablemente mayor y se dice que fue debido al dinero que intentaba evitar caer en manos de los regímenes totalitarios. La leyenda dice que el secreto bancario se crea en los años 30 del siglo pasado para ayudar a los judíos perseguidos, pero la realidad es que, como señala Zucman, sólo el 1,5% de las cuentas pertenecían a las víctimas del Holocausto. Hoy día más de la mitad de los fondos depositados en Suiza pertenece a residentes de la Unión Europea (UE) y, curiosamente, no se utiliza para invertir en Suiza sino en el resto del mundo, lo que sugiere que se pueden estar utilizando para la evasión fiscal.

Lo llamativo de Suiza es que su banco nacional ofrece datos estadísticos únicos sobre la riqueza financiera existente en su país. Según sus datos, como muestra la Figura 1, hay más de 2,3 billones de euros (billones de 12 ceros, no los americanos de 9 ceros) en fondos que pertenecen a residentes extranjeros en Suiza. El 60% de esa riqueza que pertenece a los extranjeros está atribuida a sociedades, fundaciones, fondos, etc., domiciliados en las Islas Vírgenes Británicas, Panamá, y otros países. De esos 2,3 billones de euros algo más de la mitad es de residentes europeos. De todos los fondos una tercera parte se invierte en fondos de Luxemburgo. África, los países del Golfo Pérsico y Rusia cuentan con importantes fondos en Suiza, lo que supone una cifra relativamente alta respecto al PIB de dichos países.

  

Figura 1. Cuentas en bancos suizos en manos de no residentes.

Fuente: Gabriel Zucman (2015). “La riqueza oculta de las naciones”.

 

Para estimar cuál es la riqueza oculta mundial Zucman parte de la existencia de un desajuste entre los activos y pasivos financieros en el mundo. Un ejemplo servirá para saber cómo estima la riqueza global. Pensemos, siguiendo su propio ejemplo, en un ciudadano inglés que posee acciones de Google y las deposita en Suiza. Para Estados Unidos es un pasivo (deuda), para Suiza nada (no implica a un residente suyo) y para el Reino Unido nada, porque aunque sería un activo no hay forma de conocer que un ciudadano británico posee una acción de Google. Hay, por tanto, un gran “agujero” proveniente de la diferencia entre pasivos y activos en el mundo. Hay muchos más pasivos que activos en el mundo, y esto es cierto principalmente en Suiza, Luxemburgo, Irlanda y las Islas Cayman. Y es a partir de estas cifras, bajo ciertos supuestos, que estima, como muestra la Figura 2, que la riqueza oculta sería de 8,3 billones de euros, 2,3 de los cuales estarían depositados en Suiza. Por tanto, el 8% de la riqueza mundial, como mínimo, se ocultaría en refugios fiscales. En África esta cifra se situaría en el 30% y en Rusia y en los países del Golfo Pérsico en torno al 50%.

 

Figura 2. Riqueza financiera en refugios fiscales.

Fuente: Gabriel Zucman (2015). “La riqueza oculta de las naciones”.

 

Una parte de los fondos “offshore”, el 20% aproximadamente, se declara, pero la parte restante, el 80% aproximadamente, no se declara, lo que implica una menor recaudación de impuestos. Las estimaciones del propio Zucman están en la Tabla 1. 78.000 millones de dólares sería el importe estimado de la evasión fiscal en Europa. Teniendo en cuenta que el PIB español fue de 1,058 billones de euros en 2014, que representaba un 10,5% del PIB de la zona del euro (10,111 billones de euros) y que un euro se intercambia por aproximadamente 1,12 dólares, nos lleva a una estimación aproximada de 9.173 millones de euros, lo que supone algo menos que el 1% del PIB español. Tenga en cuenta el lector que actualmente los ingresos fiscales no llegan al 35% del PIB en España, por debajo de la media europea (40% del PIB aproximadamente).

 

Tabla 1. Riqueza offshore y evasión fiscal.

Fuente: Gabriel Zucman (2015). “La riqueza oculta de las naciones”.

 

En suma, queda claro el volumen de riqueza oculta en refugios fiscales es enorme, pero ¿se puede hacer algo?

Abordaré este asunto en mi siguiente post.

 

@InakiErauskin

 

Ver Post >
El comercio internacional cada vez crece menos
img
Asier Minondo | 19-04-2016 | 05:23| 0

Durante el periodo 1970-2013 las exportaciones de bienes y servicios en el mundo se multiplicaron por diez, mientras que el PIB mundial solamente se multiplicó por cuatro. El mayor crecimiento relativo del comercio internacional es uno de los más claros indicadores del proceso de globalización que ha experimentado la economía mundial durante las últimas décadas. En concreto, si las exportaciones suponían alrededor del 13% del PIB mundial en el año 1970, para 2013 ya suponían casi el 30%.

Sin embargo, durante los últimos años se ha producido un crecimiento mucho más moderado del comercio internacional. De acuerdo a los datos de la Organización Mundial del Comercio, el crecimiento en los años 2014 y 2015 no superó el 3%, y las previsiones apuntan a que tampoco se supere este porcentaje en el año 2016. Esta desaceleración del crecimiento se debe, en parte, a una menor demanda mundial. Sin embargo, los datos también muestran que, a diferencia de décadas anteriores en el que el comercio crecía muy por encima del PIB, en la actualidad ambas variables crecen de forma similar. ¿Significa esto que hemos alcanzado un estadio en el que el comercio internacional, como porcentaje de la producción, ha llegado a su máximo?

En un reciente libro, editado por la asociación VoxEU, se ha analizado qué factores estructurales pueden explicar que el comercio internacional haya dejado de crecer más rápido que el PIB (en jerga económica, por qué se ha reducido la elasticidad del comercio con relación al PIB). Los autores destacan dos razones para explicar esta desaceleración. En primer lugar, para el comienzo de la segunda década del siglo XXI habría finalizado el proceso de incorporación a la economía mundial de dos grandes zonas que apenas comerciaban con el resto del mundo anteriormente: los países de la Europa Central y del Este, y China. Cuando estas zonas se integran a la economía mundial el comercio crece mucho más rápido que el PIB; sin embargo, una vez finalizado el proceso de integración, el comercio vuelve a crecer al mismo ritmo que el PIB.

En segundo lugar, los autores señalan que durante estos años también habría finalizado el proceso de creación de cadenas de producción globales. Como explicábamos en un post anterior, una de las características del proceso de globalización es que la producción no se realiza en un único país, sino que se divide entre muchos países. Esta división del proceso de producción genera un crecimiento artificial del comercio internacional, ya que este se recoge en valores brutos y no en valores netos. Por ejemplo, imaginemos que en el proceso de producción de una camiseta participan tres países: Estados Unidos (que produce el algodón), Indonesia (que convierte el algodón en tela) y Bangladesh (que corta la tela y la cose, convirtiéndola en una camiseta). Imaginemos también que el valor que añade cada país es de 5€ en cada camiseta. En este ejemplo el valor añadido total que se genera es de 15€ (5€ de algodón + 5€ de tela + 5€ de confección). Sin embargo, el comercio que se genera, al estar medido en valores brutos, es mucho mayor. El algodón que se exporta de Estados Unidos a Indonesia vale 5€; sin embargo, el valor de la exportación de la tela de Indonesia a Bangladesh es 10€, ya que incorpora los 5€ de algodón y los 5€ del valor añadido de convertir el algodón en tela. Si Bangladesh exporta la camiseta a otro país, el valor de la exportación será de 15€. Por tanto, en el proceso de producción de la camiseta se han generado 5€+10€+15€=30€ de comercio internacional, el doble del valor añadido de la camiseta. A medida que se desarrollan las cadenas de producción globales el comercio tenderá a crecer por encima del PIB. Sin embargo, una vez que se haya finalizado el proceso de desarrollo de las cadenas, el comercio volverá a crecer al mismo ritmo que el PIB.

¿Debemos preocuparnos por la reducción en el crecimiento del comercio? Como señala Bernard Hoekman en el capítulo introductorio del libro, a corto plazo el menor crecimiento del comercio internacional es una mala noticia para las empresas, como muchas españolas, que se han apoyado en las exportaciones para compensar la caída del mercado doméstico. A largo plazo, Hoekman sostiene que los efectos pueden ser negativos, ya que el comercio es una vía de transmisión del conocimiento y empuja a los países a especializarse en aquello en lo que son más productivos. Paul Krugman, en cambio, no está muy preocupado por esta caída. En un post publicado hace ya dos años, sostenía que la caída del crecimiento del comercio internacional era un proceso natural de agotamiento de las variables que habían permitido un gran crecimiento anteriormente.

Hace algunos años, los profesores Keith Head y Thierry Mayer, calcularon que si no hubiera ninguna barrera al comercio internacional, la economía mundial alcanzaría un porcentaje de exportaciones cercano al 90% del PIB mundial. Todavía estamos muy lejos de esa cifra. Por ello, yo creo que todavía el comercio tiene mucho recorrido para crecer por encima del PIB y que estamos lejos de un escenario en el que la economía mundial haya alcanzado su máximo grado de globalización.

Ver Post >
¿Puede la ciencia explicar el éxito de la telebasura?
img
Jon Mikel Zabala | 12-04-2016 | 06:38| 0

@jonmizabala

Dentro de dos días terminará esta edición de Gran Hermano VIP. Laura Matamoros y Carlos Lozano se postulan como los nuevos ganadores de este programa, sustituyendo a Belén Esteban. Durante esta edición el programa ha tenido una audiencia media de 2.892.000 personas, con una cuota media de pantalla del 23,3%. Probablemente, muchos de nuestros lectores, al leer esta introducción se queden sorprendidos, ya que este tipo de programas no se encuentran entre sus prioridades. Sin embargo, es un hecho que existen muchas más personas a las que les interesa la comúnmente denominada telebasura, que a las que no les interesa, o a las que muestran preferencia por programas de otro tipo como El Escarabajo Verde, Tres14 o Teknopolis.

Tal y como relata Gabriel Sánchez, la telebasura es un subgénero televisivo que muestra sin pudor y con exageración la esfera íntima y privada de las personas que participan en el mismo. Seguramente, sean muchos los programas actuales que caben en esta definición, programas en los que se tratan temas que, en casi cualquier otro contexto, no serían abordados públicamente por ninguno de nosotros. ¿Por qué entonces algo que la mayor parte de nosotros sancionamos como ‘aquello que no se debe ver’ o ‘aquello que (a priori) no nos interesa’ cosecha de manera constante audiencias masivas? ¿Estamos ante una incoherencia?

Un estudio dirigido por el profesor Eric Anderson, de la Universidad de Northeastern de Boston, y publicado en la revista Science, muestra que lo que nos hace reaccionar con interés frente al morbo (o cotilleo) de algunos programas es una parte de nuestro instinto de supervivencia. Los autores de dicha investigación concluyen que el chismorreo es una manera de recibir información sobre la personalidad de las personas que se encuentran en nuestro entorno, sin tener que para ello experimentar una relación directa con éstas. El cotilleo, independientemente de si es instructivo o destructivo, tiene por tanto un carácter funcional.

Representa a su vez una evolución natural del ser humano. Antes de que la televisión llegara a nuestras vidas, este instinto por obtener información nos llevaba a reunirnos en las plazas de los pueblos, en los portales o en los bares para comentar diversos chascarrillos e intimidades. Igual que el homo sapiens necesitaba conocer el entorno en el que se movía para poder sobrevivir, conocer las situaciones personales de la gente que nos rodea también nos ayuda a movernos más cómodamente en nuestro entorno. El cotilleo no es hoy determinante para poder seguir con vida, pero sí para permitirnos conocer (o intuir) con quién debemos y con quién no debemos relacionarnos.

El artículo del profesor Anderson y sus colegas demuestra que nuestro cerebro presta más atención a aquellas personas de las que conocemos ciertas connotaciones sociales negativas que a aquellas de las que sabemos cosas socialmente positivas. Para poder determinar la influencia que el cotilleo ejerce sobre las relaciones que mantenemos con otras personas, los autores del anterior artículo llevaron a cabo un experimento en el que se exponía a una serie de sujetos a imágenes de personas (desconocidas) que venían acompañadas de una breve descripción que podía ser: socialmente negativa (p.e. lanzó una silla a su compañero de clase), socialmente positiva (p.e. ayudó a una anciana a llevar la bolsa de la compra), o socialmente neutra (p.e. se cruzó con un hombre en la calle).

A continuación, al mostrarles aleatoriamente los rostros de las personas pero sin su descripción correspondiente, observaron que los voluntarios reconocían antes a las personas de las que habían sabido aspectos negativos, y además recordaban sus caras durante mayor tiempo. Los autores concluyen que tendemos a registrar durante más tiempo las caras de las personas de las que conocemos datos negativos que aquellas de personas de las que sabemos datos positivos o neutros. La función evolutiva de esta tendencia a recordar los aspectos negativos con mayor facilidad y duración viene determinada por nuestra capacidad de supervivencia. Esto explica por qué los programas que tratan sobre las vidas de “los famosos”, y en los que se ofrecen informaciones a menudo esperpénticas sobre éstos, son a su vez no sólo los que más enganchan a los espectadores, sino también los que son recordados durante un mayor tiempo por éstos.

A mediados del siglo XX, cuando comienza a producirse la migración de los pueblos a las ciudades, las plazas de los pueblos dejaron de convertirse en los principales núcleos sociales para dejar paso a la televisión. Con ella, se produjo una transición en la que se pasó de conocer la vida de los vecinos, a entornos en los que se comentaban las intimidades de “los famosos”. Es cierto que la televisión es una parte de nuestras vidas. Sin embargo, la mejor manera que tenemos de poder conocer el entorno en el que nos movemos es a través de las relaciones físicas y personales. Por lo tanto, antes de engancharte al siguiente reality o de volver a retomar los programas de corazón que antaño abandonaste, recuerda que eso de salir a la plaza del pueblo a encontrarse con los amigos, vecinos y conocidos desempeñaba antes que la televisión su misma función evolutiva.

Puedes seguirme en Twitter: @jonmizabala

Ver Post >
Pausa café:¿causa de ineficiencia o de productividad?
img
Jon Mikel Zabala | 04-04-2016 | 09:36| 0

@jonmizabala

Esperamos que l@s lector@s de Ekonomiaren Plaza hayan disfrutado de una buena Semana Santa. Algun@s tal vez se incorporaron hace unos días. Para otr@s, hoy será su segundo día laboral tras estas vacaciones. Con todo, seguro que hay un elemento común que está haciendo que la vuelta al trabajo sea algo más plácida: la pausa del café. La pausa del café nos da la oportunidad de poder juntarnos de nuevo con nuestros colegas, contar nuestras aventuras, anécdotas e incluso algún que otro chiste. Además de nuestros compañeros de trabajo, la pausa del café suele venir también acompañada de un debate eterno: ¿está el tiempo empleado por los trabajadores en la pausa del café relacionada con su baja productividad?

Cuando se comparan los índices de productividad a escala Europea, España normalmente suele ocupar posiciones modestas. ¿Hay por lo tanto algo que podamos aprender de los países con mejores índices de productividad por empleado? Si nos fijamos en Suecia por ejemplo, país número 11 en el índice de productividad de la OCDE en el año 2014 (puedes ver el ranking de productividad aquí), la respuesta parece ser clara: Sí, la pausa del café (allí conocida como fika).

Cuando hablamos de fika en Suecia, estamos frente a toda una institución. Hay fika dos veces al día, la primera a las 10 de la mañana y la segunda a las 3 de la tarde, y la participación en el fika es obligatoria para todos (desde la dirección hasta la recepción). A priori, el fika es similar a una pausa café, cada trabajador abandona su puesto de trabajo y socializa con sus colegas mientras acompaña al café (té, zumo o similar) de algún dulce, como galletas e incluso alguna tarta hecha en casa. No se trata de favorecer la multitarea, ni de tener mini-reuniones de manera rápida. El objetivo es hacer una pausa, relajarse junto a los compañeros, hablar y disfrutar del pastel del día. Naturalmente, todos los gastos asociados al fika son cubiertos por la organización.

Esta inversión en tiempo y dinero busca que los trabajadores estén más satisfechos en el lugar de trabajo (pincha aquí para más detalles), lo cual de manera indirecta repercute sobre su productividad. Sin embargo, lo que hace que el fika tenga más devotos que las galas de Eurovisión en Suecia (pincha aquí para más detalles) es que constituye un espacio social en el que relacionarse con los colegas de trabajo. No es sólo una pausa café, sino que ayuda a construir capital social y a crear equipo. Es el momento del día que todos los empleados desean que llegue. De hecho, son muchas las organizaciones que como Ikea, cuentan cómo algunas de las grandes ideas y de las decisiones más eficaces ocurren durante el fika.

El éxito del fika viene acompañado del estilo de gestión sueco, conocido por sus organizaciones planas y no jerarquizadas. El hecho de que la dirección esté tomando café junto a los trabajadores día tras día hace que todo el mundo no sólo se conozca sino que se escuche mutuamente, tanto en lo que respecta al ámbito personal como al profesional. El fika señala confianza, compromiso y reconocimiento por parte de la dirección, ya que muestra que se valora y se confía en el empleado.

Viveka Adelsward, de la Universidad de Linköping, ha estudiado la historia de algunos rituales suecos y concluye que las pausas como el fika tienen un impacto directo sobre la mejora de la productividad. El hecho de tener un espacio establecido específicamente para socializar previene a los empleados de otras distracciones sociales durante el día. Normalmente, en función del pastel, se espera con anhelo a que llegue el fika y ello conlleva que los empleados puedan trabajar de forma ininterrumpida hasta dicha pausa. Sin embargo, no es sólo la productividad del trabajo la que se ve beneficiada. Si atendemos al OECD Better Life Index, los trabajadores suecos se encuentran también entre los que padecen menos estrés a escala global, con la consiguiente reducción de costes por parte de la organización. Esta ausencia de estrés está también determinada por las crecientes tendencias suecas a favorecer la jornada laboral de 6 horas, la posibilidad de echar una siesta en horario laboral, o los retiros anuales en los que todos los empleados se reúnen fuera del trabajo (normalmente en un hotel en un lugar aislado) durante un par de días para tratar acerca de los problemas con los que se encuentran, definir las acciones correctoras y establecer la estrategia y prioridades para el año siguiente.

Tal vez a corto plazo sea demasiado esperar que nuestras organizaciones implanten este tipo de iniciativas, por lo que la próxima vez el/la lector/a considere que se está estresando, mi recomendación es que se junte con sus colegas y se tome un fika, eso sí, con pasteles hechos en casa.

Puedes seguirme en Twitter: @jonmizabala

Ver Post >
Desarrollo urbano: ¿planificación o generación espontánea?
img
Asier Minondo | 22-03-2016 | 06:21| 0

Como explica William Easterly, profesor de la Universidad de Nueva York, hay dos grandes visiones sobre el desarrollo económico. La primera plantea que el desarrollo económico se puede planificar.  En esta visión, como explicábamos en un post anterior, el desarrollo económico se percibe como un problema técnico. Si se poseen los recursos necesarios y un plan adecuado, el desarrollo se puede lograr. La segunda defiende que el desarrollo es un fenómeno espontáneo, fruto de las decisiones no coordinadas de un gran número de personas. Si se cuenta con un entorno seguro y en el que se cumplan los contratos, las personas tendrán incentivos para invertir en actividades, como la educación o nuevos proyectos empresariales, que impulsen el crecimiento económico.

Como casi todo en la vida, la verdad no está en ninguno de los extremos, sino en algún punto intermedio. Las ciudades son un buen ejemplo para mostrar que hay que combinar planificación y espontaneidad para lograr el desarrollo. Por una parte, para que las ciudades puedan crecer se necesita cierta planificación. Como defiende el profesor Paul Romer, en una ciudad se debe planificar qué porcentaje del espacio se destina al uso público y qué porcentaje al uso privado. El espacio que se destine al uso público debe utilizarse para zonas verdes y para asegurar que muchas personas se puedan mover de forma rápida en la ciudad. Por ejemplo, Romer propone unas vías de circulación suficientemente anchas que permitan el tránsito de autobuses, y que las personas solamente tengan que caminar como máximo medio kilómetro para llegar a una arteria vial. Para ilustrar esta idea Romer, en una conferencia que pronunció a finales del 2014, comparaba la planificación urbana de Nueva York con la de Bangkok. En el primer caso, ya en el año 1811, se definieron cuáles serían las grandes arterias de la ciudad, el espacio público, y qué áreas se destinarían al uso privado (casas y negocios). Ésto permitió un crecimiento ordenado y que la ciudad pudiese absorber una gran densidad de tránsito. En cambio, en el caso de Bangkok, no se planificó el reparto del suelo entre un uso privado o público. Ésto ha provocado que muchas zonas de Bangkok estén alejadas de las arterias principales de tránsito, generando enormes problemas de tráfico. Actualmente, con la construcción de los trenes elevados se está intentando solventar este problema, pero todavía los atascos persisten.

Romer señala que si la distribución del espacio público y privado no se realiza desde el principio, es muy difícil que después, debido a los derechos adquiridos, se pueda cambiar. Por ello, la planificación es importante.

Sin embargo, la historia de la ciudad de Nueva York ilustra también las limitaciones de la planificación. Los profesores Easterly, Freschi y Pennings han analizado la evolución de un barrio de Nueva York, el que se sitúa alrededor de la calle Greene, durante casi cuatro siglos. Como era de esperar, los autores muestran que se han producido grandes cambios en la especialización productiva del barrio. Por ejemplo, durante el siglo XIX el barrio pasó de ser una de las zonas de prostitución más importantes de Nueva York a albergar muchas fábricas textiles. En cambio, durante el siglo XX el barrio se convirtió en una zona de galerías de arte, y actualmente alberga a muchas tiendas de lujo. Aunque es normal que durante un periodo tan extenso se produzcan cambios en la especialización productiva de un barrio, lo que los autores quieren subrayar es que las transformaciones fueron muy distintas a las que se hubiesen predicho en cada momento. Por ejemplo, la primera gran sorpresa sobre cómo evolucionó la ciudad se la hubieran llevado los holandeses. Ante la disyuntiva de ceder Surinam o Nueva York a los británicos en el siglo XVII, los holandeses decidieron ceder Nueva York, ya que esperaban que este territorio fuese mucho menos valioso que el sudamericano. Con relación al barrio, fue también una sorpresa para los residentes acaudalados del barrio que éste se convirtiera en una zona de prostitución en el siglo XIX; y también fue una sorpresa para los habitantes del barrio que las casas de citas se convirtieran más adelante en talleres de confección.

La historia de este barrio neoyorkino, y las sorpresas en su desarrollo, pone de manifiesto que muchas veces es muy difícil planificar en qué se debe especializar un barrio, una región o un país. Por ello, Easterly y sus coautores opinan que es mejor dejar que la iniciativa privada, mediante un proceso de fracasos y triunfos, determine la ruta a seguir.

La historia de la ciudad de Nueva York pone de manifiesto que el desarrollo es fruto de la planificación y de la espontaneidad. Lo importante es saber cuándo debemos aplicar una y cuándo otra.

Ver Post >
¿Deben desaparecer los billetes de 500€? (y II)
img
Iñaki Erauskin | 26-04-2016 | 15:59| 0

@InakiErauskin

En el caso de España, el Banco de España no provee de datos del valor de los billetes en euros en circulación, sino de los billetes distribuidos menos los billetes retirados por el Banco de España. Pero ambas magnitudes no son lo mismo, y en el caso español lo son menos. El valor de los billetes de euros distribuidos menos los billetes retirados en España (38.305 millones de euros aprox.) representa un 3,6% del valor de los billetes de euros en circulación en la zona del euro en enero de 2016 (1.062,6 millones de euros). Mientras tanto, el PIB español es de 1,058 billones de euros en 2014, que representa un 10,5% del PIB de la zona del euro (10,111 billones de euros), lo que “chirría” con la cifra anterior. Sin embargo, el valor de los billetes distribuidos menos los billetes retirados de 500€ en España (ligeramente por encima de los 34.000 millones de euros) representan aproximadamente un 11% del valor de los billetes de 500€ en circulación en la zona del euro (ligeramente por encima de los 300.00 millones de euros). Para ver por qué estas cifras no recogen los billetes de euros en circulación basta con mirar las cifras para los billetes de 20, 10 y 5 euros distribuidos menos los billetes retirados en España: Son negativas desde octubre de 2004. ¿Por qué? Por el turismo, al parecer. Los turistas vienen con billetes de bajas denominaciones lo que hace que el Banco de España se vea obligado a retirarlos de la circulación al no hacer falta tantos. Por lo tanto, evidentemente, aproximar el valor de los billetes de euros en circulación por los billetes distribuidos menos los billetes retirados no tiene sentido en España, al menos para las denominaciones bajas. Probablemente, para el resto de las denominaciones, especialmente las más utilizadas (50€ y 500€), sea una aproximación mejor, pero con mucha cautela. Hay que tener mucho cuidado porque a veces se utilizan de forma errónea. Por ejemplo, en la prensa salió hace poco (pincha aquí o aquí) que GESTHA (Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda) afirmaba que actualmente los billetes de 500€ suponían ya el 75% del valor total de los billetes en circulación en España. Es falso. No se puede saber, pero se podría hacer una cierta aproximación (por arriba) si calculamos el valor de los billetes distribuidos menos los billetes retirados de 500€, que se halla ligeramente por encima de los 34.000 millones de euros, respecto al total del valor de los billetes distribuidos menos los billetes retirados de 500€, 200€, 100€ y 50€ en España, que se halla por encima de los 80.000 millones de euros. Ello supone un 42%, muy lejos del 75% de la noticia, pero esta cifra sobrevalora el porcentaje real porque no se ha incluido el valor de los billetes de 20€, 10€ y 5€ en circulación, que puede situarse cerca del 30% del valor total de billetes en circulación. La cifra real sería aún más baja, por tanto. Un disparate, por tanto, el 75%.

El Gráfico 4 muestra la evolución histórica para el valor de billetes en euros distribuidos menos los billetes retirados en España, en su totalidad y en billetes de 500€, como porcentaje del valor de billetes en euros en circulación en la zona del euro, en su totalidad y en billetes de 500€, respectivamente. Se observan tres rasgos principalmente. Primero, el porcentaje de los billetes de 500€ distribuidos menos los billetes retirados siempre tiene un peso mayor en España respecto al valor total de billetes de 500€ en circulación, que la misma cifra para el valor de todos los billetes distribuidos menos los billetes retirados. Segundo, este porcentaje va disminuyendo de forma regular en ambas magnitudes. En tercer y último lugar, lo más interesante en mi opinión, la diferencia entre ambas magnitudes fue aumentando en los primeros años del euro, al calor de la burbuja inmobiliaria en España, llegó a ser máxima desde septiembre de 2006 a octubre de 2007 (una diferencia de casi 13 puntos porcentuales), para después caer con el estallido de la burbuja inmobiliaria hasta una cifras aproximadas del 7-8%, entre las que se halla actualmente. En el Gráfico 4 se observa claramente una “joroba” durante ese período de burbuja especulativa inmobiliaria, lo que sugiere una asociación clara entre la burbuja inmobiliaria y la utilización de billetes de 500€ en España.

 

Fuente: Banco Central Europeo, Banco de España y elaboración propia.

 

Según los cálculos del propio BCE, aproximadamente un tercio del valor de los billetes en euros en circulación correspondería al motivo transacción, mientras el resto se utilizaría como depósito de valor o se hallaría en el extranjero (20-25% del valor total en euros, según las estimaciones del BCE). Así, según el Bundesbank el 70% de los billetes de 500€ emitidos por Alemania entre 2002-2009 se fueron al extranjero y de ellos la mitad a Rusia. En Austria, una buena parte de los billetes de 500€ emitidos en los primeros años del euro fue a parar a los países de la zona de los Balcanes. Llama la atención que el informe del BCE sugiere que una pequeña fracción de la población es la que guardaría grandes cifras de dinero en billetes como depósito de valor.

Recientemente, Peter Sands, un banquero británico durante años y ahora “senior fellow” en Harvard Kennedy School, ha argumentado vehementemente que hay que eliminar los billetes de alta denominación para reducir el fraude fiscal, el crimen financiero, la financiación del terrorismo y la corrupción (pincha aquí para ver su documento de trabajo). La eliminación acarrearía un coste y un riesgo mayor para las actividades ilegales, lo que las dificultaría, por lo que disminuirían. Se refiere a los billetes de 500€, 100$, 1.000 francos suizos y 50 libras. En el caso del euro sugiere empezar por el de 500€ y seguir con el de 200€ e incluso 100€. Canadá eliminó su billete de 1.000$ canadienses y Singapur el de 10.000$.

Los billetes de denominación baja implican que el peso asociado al transporte del dinero es mayor, lo que incentivaría a defraudar menos. El Gráfico 5 muestra que un millón de dólares en billetes de 500€ pesarían 2,2 kg., mientras que en billetes de 50€ pesaría 10 veces más, alrededor de 22kg. En el primer caso ocuparía 0,2 maletines mientras que en el segundo ocuparía 1,6 maletines. Si se utilizan billetes de 100$ un millón de dólares pesa 10 kgs., y ocuparía 0,7 maletines, pero si se utilizan billetes de 20$, pesarían 50 kgs., y ocuparían 3,5 maletines, como se observa en el Gráfico 6. Resulta curioso que el que propone la eliminación de billetes en euros de alta denominación se apellide Sands, “arena” en inglés, que es lo que sugirió justamente el premio Nobel James Tobin,  “tirar arena a las ruedas” (“throw sand in the wheels”), para que los engranajes financieros funcionen peor y mitigar así la especulación financiera internacional (la llamada “tasa Tobin”).

 

Gráfico 5: Peso y volumen del equivalente a  1 millón de dólares en billetes de 500€.

Fuente: Peter Sands.

 

Gráfico 6: Peso y volumen de 1 millón de euros en billetes de 500€.

 

Fuente: Peter Sands.

 

Para finalizar este post, conviene dar a conocer que Peter Sands hace referencia a un informe reciente de Europol, en el que, entre otros países, se señala a España como uno de los nudos de origen de movimientos de efectivo hacia China, como se observa en el Gráfico 7.

 

Gráfico 7: Mapa de países clave de destino y origen para movimientos de efectivos hacia la Unión Europea y fuera de la Unión Europea.

Fuente: Europol.

 

Está claro que la existencia de los billetes de 500€ hacen que sea más fácil involucrarse en actividades ilegales, pero no por ello eliminándolos acabará el fraude, la corrupción, etc. Además, seguirían existiendo billetes de denominación alta todavía. Con la desaparición de la peseta y la introducción del euro, ¿pasó algo en este sentido? No lo parece. Habría que eliminar todos ellos en la zona del euro, en otros países, y además tomar auténticas medidas dirigidas contra las actividades ilegales. De otra manera, no creo que se consiga mucho… business as usual

 

@InakiErauskin

 

Ver Post >
¿Deben desaparecer los billetes de 500€? (I)
img
Iñaki Erauskin | 08-03-2016 | 08:16| 2

@InakiErauskin

Muy poca gente dice haber visto los billetes de 500€, que se conocen como los “Bin Laden” porque se sabe que existen pero nadie los ha visto. Recientemente Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), reconoció que estaban tanteando la posibilidad de eliminar los billetes de 500€ de la circulación, debido a que son vistos por la ciudadanía, cada vez más, como un instrumento para actividades ilegales. En su día fue Alemania la que “impuso” esta denominación, que correspondería aproximadamente al antiguo billete de 1.000 marcos alemanes.

Según un informe del BCE de abril 2011 (pincha aquí), un 56% de las personas nunca había visto un billete de 500€ y el 44% de las personas nunca había visto un billete de 200€. Sin embargo, el 25% había tenido en sus manos, al menos una vez al año, un billete de 500€ o de 200€ (la encuesta se realizó para una muestra de 8.175 personas de 8 países de la zona del euro en septiembre-octubre de 2008). La Tabla 1 muestra los resultados para los 8 países que más usan los billetes en euros de altas denominaciones. Es España, después de Luxemburgo, el país donde se halla el porcentaje más bajo de no haber visto “Nunca” un billete de 500€ o 200€, y es uno de los países con mayores porcentajes de haber usado más de una vez al año dichos billetes, detrás de Luxemburgo, Italia, Austria, y Bélgica.

 

Tabla 1. Porcentaje de personas que responden que han tenido un billete de 500€ ó 200€ en sus manos.

Fuente: Banco Central Europeo.

 

En ese mismo informe se señala que desde finales de febrero de 2002 (cuando se acabó de implantar el euro) a finales de diciembre de 2010, el valor de todos los billetes de euros en circulación aumentó en un 241%. En euros, suponía aumentar de 246.000 millones de euros a 840.000 millones de euros el valor de los billetes en circulación durante ese mismo período, cuya evolución histórica muestra el Gráfico 1. Como se puede observar, aproximadamente 2/3 del valor de los billetes de euros en circulación corresponde a los billetes de 500€ y 50€, casi a partes iguales para cada una de estas denominaciones, mientras los billetes de 100€, 5€+10€+20€ y 200€, en ese orden, se lleva el resto del valor de los billetes en euros en circulación. En ese mismo gráfico hay que destacar un hecho relevante en 2008. La quiebra de la firma financiera Lehman Brothers (15 de septiembre de 2008) supuso un importante aumento de los billetes de euros en circulación, 35.000 millones de euros aproximadamente, desde finales de septiembre de 2008 a finales de octubre de 2008, en un solo mes. De ese importe aproximadamente 2/3 de los billetes fueron de 500€ y la mayor parte de dicha demanda provino de fuera de la zona del euro. Dado que las reservas bancarias no aumentaron mucho en estas fechas, ello sugiere que la demanda adicional de billetes en euros provino de la demanda de dinero como depósito de valor en un período de incertidumbre anormalmente elevada.

 

Gráfico 1. Valor de los billetes en euros en circulación (billetes de diferentes denominaciones, 2002-2010).

Fuente: Banco Central Europeo.

 

Los datos más recientes muestran algunas diferencias respecto al patrón existente hasta 2010. Los Gráficos 2 y 3 muestran los valores de billetes en euros en circulación para denominaciones bajas y altas, respectivamente. El Gráfico 2 confirma la robustez de los billetes de 50€ en circulación, que desde 2012 parece haberse acentuado. La otra cara de la moneda se halla en los billetes  de 500€, como muestra el Gráfico 3: Desde finales de 2011 o comienzos de 2012 parecen haber perdido cierta fuerza ascendente y se mantiene aproximadamente constante en torno a los 300.000 millones de euros. En efecto, a finales de enero de 2016 hay 1,0626 billones (de 12 ceros) de euros en circulación en billetes, de los cuales el 28,8% es en billetes de 500€, el 38,4% es en billetes de 50€ y el tercio restante es para las otras denominaciones. Así, pues, el “hambre” de nuevos billetes de 500€ para haberse agotado un tanto en la zona del euro.

 

Gráfico 2. Valor de los billetes en euros en circulación (billetes de pequeñas denominaciones, 2002-2016).

Fuente: Banco Central Europeo.

 

Gráfico 3. Valor de los billetes en euros en circulación (billetes de grandes denominaciones, 2002-2016).

 

  Fuente: Banco Central Europeo.

 

¿Y qué pasa en España? Lo dejaremos para la próxima semana, para que este post no sea excesivamente largo. Habrá novedades muy interesantes.

 

Ver Post >
El cáncer y la economía
img
Asier Minondo | 01-03-2016 | 06:26| 0

Los tumores fueron la primera causa de muerte entre los hombres y la segunda entre las mujeres en España en el año 2013. Entre los tumores, el que produjo una mayor mortalidad fue el cáncer de bronquios y de pulmón. En los últimos cinco años Estados Unidos ha aprobado la comercialización de ocho fármacos que mejoran la supervivencia de los pacientes con estados avanzados de cáncer de pulmón. Sin embargo, todavía no ha aprobado ningún medicamento para prevenir el cáncer de pulmón. Esta situación no es exclusiva de este tipo de cáncer; también en otros el número de medicamentos aprobados para tratar estados avanzados de la enfermedad es muy superior al de los preventivos.

Aunque pueden existir razones científicas que expliquen esta diferencia, es posible también que las empresas tengan más incentivos económicos para desarrollar medicamentos que traten estados avanzados de cáncer que para desarrollar medicamentos preventivos. Un reciente estudio realizado por los profesores Budish, Roin y Williams, publicado en el American Economic Review, analiza esta posibilidad. Este estudio explica que la gran diferencia entre los medicamentos preventivos y los medicamentos para estados avanzados es el tiempo que se requiere para su aprobación por parte de la autoridad sanitaria de los Estados Unidos. En los casos de cáncer en estados avanzados, los pacientes ya están enfermos y su mortalidad es elevada. En estos casos, una mejora en la supervivencia en unos pocos meses es suficiente para determinar estadísticamente que el medicamento tiene un efecto positivo. En cambio, para los fármacos preventivos la tasa de supervivencia de los pacientes es muy elevada y, por tanto, se debe esperar mucho más tiempo para establecer científicamente si el fármaco tiene efectos positivos o no sobre la supervivencia. Para ilustrar esta diferencia, los autores utilizan como ejemplo la experiencia de un medicamento que mejoraba la supervivencia de enfermos con cáncer de colón con metástasis, con otro medicamento que mejora la supervivencia de los enfermos con cáncer de próstata muy localizado y en un estado de desarrollo temprano. En el primer caso el periodo de pruebas duró 3 años y en el segundo 18 años. No es sorprendente que el desarrollo del primer fármaco fuese financiado por una empresa privada, mientras que el segundo estuviese financiado por el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

Para analizar si este ejemplo refleja una tendencia general, los autores analizan todos los procesos de análisis clínicos de medicamentos para el cáncer durante el periodo 1973-2011. Los autores muestran que los análisis clínicos de medicamentos son mucho más numerosos para pacientes con una menor probabilidad de supervivencia que para pacientes con una mayor probabilidad de supervivencia. En el primer caso, como hemos señalado anteriormente, los análisis clínicos necesitan de un menor periodo para establecer la efectividad del medicamento, y las empresas pueden comercializar el medicamento más rápidamente.

Los autores del estudio ofrecen dos razones para explicar los resultados. Por una parte, las empresas pueden tener una preferencia por las actividades que les otorguen beneficios en el corto plazo frente al largo plazo. Por otra parte, el diseño del sistema de patentes puede perjudicar los medicamentos que requieren largos periodos de prueba. Normalmente las empresas suelen patentar el medicamente en el momento en que lo desarrollan, no cuando se aprueba su comercialización. El sistema de patentes ofrece normalmente un periodo de 20 años a las empresas para explotar la patente. Si el periodo de prueba es corto, la empresa tendrá más tiempo para explotar la patente.

Los autores ofrecen tres políticas para incentivar la investigación en medicamentos preventivos contra el cáncer, o que lo traten en estadios tempranos de desarrollo. El primero sería utilizar indicadores alternativos a la mejora de la supervivencia para establecer la efectividad del medicamento. Si la mejora en la supervivencia está relacionada con un indicador intermedio, y éste se puede observar antes, se lograría una reducción notable en el periodo de prueba. Con ello, las empresas tendrían más incentivos para investigar en medicamentos que se aplican en periodos tempranos de desarrollo del cáncer. La segunda medida es cambiar el funcionamiento de las patentes, comenzando el periodo de protección en el momento en el que el medicamento se haya comercializado. Finalmente, las autoridades públicas pueden ofrecer subvenciones para los medicamentos que requieran un mayor periodo de prueba. Esperemos que estas medidas se pongan en marcha, ya que si no las empresas seguirán teniendo más incentivos para tratar el lamentar que el prevenir.

Ver Post >
¿Qué significaba Oikonomia para los antiguos griegos?
img
Jon Mikel Zabala | 23-02-2016 | 11:45| 0

@jonmizabala

Hace un par de semanas comenzamos el segundo cuatrimestre de este curso académico. Tras estudiar microeconomía en navidades (algún@s con más éxito que otr@s), ahora los alumnos deben centrarse en la macroeconomía. La mayor parte de l@s lector@s, y esperemos que a estas alturas también de los alumnos, están familiarizados con la palabra economía. Pero, ¿cuál es su origen? Al igual que la mayor parte de las palabras que utilizamos (puedes ver una parodia sobre esto), la economía proviene de la palabra griega oikonomía (ο’ικονομία), la cual a su vez se compone de dos palabras: oikos, que se traduce generalmente como hogar, y nemein, que se traduce como “gestión y dispensación”.

En un reciente artículo, Dotan Leshem ha explorado con más detalle lo que los antiguos filósofos griegos entendían por oikonomía. En la antigua Grecia, el oikos hacía referencia a un hogar, pero no sólo en el sentido de una unidad de consumo familiar, sino en un sentido de estado. Un oikos era también una unidad de fabricación, que suministraba a las familias de sus propias necesidades, y que en muchos casos, incluía a los esclavos en el seno de la familia.

A medida que la “polis” (la política) se convertía en un elemento central para la nobleza de la época, el término oikonomía entró a formar parte de la esfera política y a convertirse en objeto de reflexión filosófica. Desde el año 332 a.C. hasta aproximadamente el 200 a.C., se escribieron textos dedicados a la administración del hogar en las principales escuelas filosóficas griegas. Estos textos se dirigían a los varones, que gobernaban las familias y seguían los valores de la aristocracia terrateniente. Estos textos llevaban implícita una aprobación acrítica de la esclavitud y el sometimiento de las mujeres, una valorización de la autosuficiencia de los hogares y por ende, un cierto desprecio sobre el comercio. En resumen, la oikonomía únicamente trataba de las actividades sociales y económicas que tenían lugar dentro de los límites del oikos.

Acorde a los anteriores escritos, la vida del cabeza de familia (o oikodesptes) se circunscribía a tres dimensiones: la filosofía, la política y la economía. El papel de la dimensión económica era asegurar los medios necesarios para la existencia y para generar un excedente que permitiera sustentar las otras dos dimensiones. El excedente generado por la oikonomía estaba por tanto destinado a permitir que el cabeza de familia pudiera participar en la política y dedicarse a la filosofía. De esta manera, se consideraba que el cabeza de familia permitía a aquellas personas de su oikos participar en la vida de la polis (de la ciudad-estado), y en el pensamiento filosófico.

Esta lógica giraba en torno a tres conceptos: abundancia, racionalidad económica y excedente. La abundancia se consideraba que era un atributo de la naturaleza, a la cual se suponía capaz de satisfacer con creces las necesidades de todos los seres si era gestionada racionalmente. El excedente, por su parte, era resultado del comportamiento racional del cabeza de familia, es decir, aquel excedente de la naturaleza que no se utilizaba para asegurar la existencia familiar. De este modo, los antiguos filósofos pensaban en la oikonomía como una esfera en la que el hombre, que vivía en un entorno de abundancia de medios, debía adoptar una disposición ética en su racionalidad económica que le permitiera hacer frente a sus necesidades y generar excedentes que alimentaran a las esferas filosófica y política.

Es en este momento cuando las reflexiones de Jenofonte y de Aristóteles introdujeron un cambio significativo a la manera en la que se comprendía la economía. Para éstos, el oikos era percibido como una asociación entre la matrona y el cabeza de familia que tenía como objetivo no sólo la existencia, sino una existencia feliz. De todos los actores económicos de la antigua Grecia, la matrona mostraba el mayor parecido con el “homo economicus” contemporáneo. En primer lugar, la matrona era la responsable de gobernar el interior del oikos, debido a su solidez de pensamiento, en la que estaba al mismo nivel que el cabeza de familia, e incluso se consideraba que podía sobresalir respecto a él. En segundo lugar, la matrona pasaba la mayor parte de su tiempo en el oikos, al ser excluida de la esfera pública de la política y la filosofía.

A pesar de que el excedente (o superávit) de la antigua oikonomía se generaba debido a la esclavitud y la negación de los derechos de los ciudadanos a las mujeres, ésta también contemplaba ciertos juicios éticos. Ciertamente, deberíamos ser capaces de identificar una variedad de bases éticas para una economía moderna sin la necesidad de recurrir a la esclavitud o a la negación de derechos humanos y civiles. En este sentido, el autor concluye que el análisis económico debería incorporar un debate ético, de tal forma que la racionalidad económica sea definida en términos de la mejor manera de acercarse a los objetivos que se desprendan de un marco ético acordado. Este marco ético podría poner en duda la consecución de algunos objetivos económicos nacionales como un fin en sí mismos.

Al igual que en la antigua Grecia se produjo una transición que equiparara a los agentes de un oikos, no estaría de más que los “cabezas de familia” del pensamiento económico moderno pudieran también evolucionar incluyendo una ética articulada en torno al propósito humano en la práctica de la vida económica.

Puedes seguirme en Twitter: @jonmizabala

Ver Post >
Atzeraldi ekonomikoa al dator?
img
Iñaki Erauskin | 16-02-2016 | 08:14| 0

@InakiErauskin

 

Euriborra negatiboa da jada, petrolioaren prezioa jaisten doa, euroa depreziatu da azken hilabeteetan eta horrek gure ondasunak kanpora esportatzeko aukera gehiago ematen du, … Horrek guztiak badirudi albiste onak dakartzala hiritarretan, ezta? Edo ez? Hainbat jende dabil galdezka azkenaldi honetan ea munduan atzeraldi berria (“new global recession”) datorren ala ez.

Nazioarteko Diru Funtsaren (NDF) azken txostenaren arabera (2016ko urtarrila), Barne Produktu Gordina (BPG) %3,4 haziko da munduan %3,6 izan ordez 2016an (2015ean %3,1). Ez da albiste ona. Hainbat ekonomistek diote mundua atzeraldian sartuko dela baldin eta BPG %3 baino gutxiago hazten bada, hori baita ekoizpen potentziala (baliabide guztiak erabiltzen direneko ekoizpena edo langabezia gehiegirik sortzen ez dueneko ekoizpena) urtero hazten den tasa gutxi gorabehera. NDFk hiru gertakari nagusi azpimarratu ditu egungo egoera ekonomikoan bere azken txostenean (2015eko urria) eta txostenaren gaurkotzean (2016ko urtarrila):

  • Txina gutxiago hazten ari da eta bertako merkatu finantzieroak arrisku nabarmenak erakusten ditu. Horrekin batera berrorekatze makroekonomikoko prozesua gertatzen ari da: industria tradizionaletik eta eraikuntzatik kanpo zerbitzuetara.
  • Lehengaien prezioa (petrolioarena bereziki) erortzen ari da.
  • Diru-politikak joera ez-sinkronizatua erakusten ari dira, bereziki Amerikako Estatu Batuen eta beste herrialde aurreratuen artean.

Lehenengo faktorea gakoa da. Txinaren kasuan, batzuren ustez, BPGren hazkundearen erorketa handiagoa da datu “ofizialak” diotena baino (ikus hemen): %6-7 inguruan hazi baino (hori dio NDFk), hazkunde erreala %3-4 inguruan egongo litzateke, Royal Bank of Scotland-en ustez. Gainera, ez da berrorekatzerik gertatzen ari eta gehiegizko ekoizpen-ahalmena dago oraindik ere. Horrekin batera, zor publiko eta pribatu asko dago eta diru-politika ez da zentzuzkoa izan. Txinaren bilakaera negatiboari buruzko iritzi hau ez da bakarra.

Horrekin batera, petrolioa jaisten ari da. Hau noski berri ona da petrolio inportatzaileentzat, guretzat adibidez, baita Europako herrialde gehienentzat ere. Honek errenta erabilgarria igotzen du, eta horrekin kontsumoa eta BPG. Enpresen kostuak ere beherantz doaz eta honek ekoizpena sustatzen du. Albiste txarrak noski Errusia, Venezuela, Saudi Arabia, edo beste herri esportatzaileentzat. Diru-politika interes-tasa nuluan edo negatiboan dabil. Nire aurreko postean aipatu nuen Euriborra negatiboa izateko aukeraz … eta hortxe dago otsailaren 5etik aurrera. Gainera, Europan “Grexit” eta “Brexit” arazoak daude, hala nola Grezia edo Erresuma Batua eurotik eta Europako Batasunetik, hurrenez hurren, ateratzeko arriskuaz. Espainian egoera politikoa ez dago argi, baina BPGren hazkundeak darrai (%3,2 2015ean eta %2,7 2016an) nahiz eta langabezia oraindik ere handiegia izan.

Willem Buiter ekonomista adituak (Citibank) oso argi esan du atzeraldia datorrela aurten (ikus hemen). Suspertzen ari diren herrialdeetan dago/izango da atzeraldiaren sorburua: Txina bereziki, baina Errusia (BPG %3,7 jaitsi zen 2015ean eta aurten %1 jaistea espero da), Brasil (BPG -%3,8 jaitsi zen 2015ean eta aurten -%3,5 jaistea espero da), Hego Afrika, eta abar. Zalantza atzeraldiaren izaerarekin dago: Leuna edo gogorra izango da lurreratzea? Txinaren kasuan gogorra izateko arrisku handia dago goian aipatutako arrazoiengatik. Horrek guztiak gainerako herrialdeetan tentsio handiak sor ditzake, bai esportazio-inportazioetan, merkatu finantzieroetan edo konfidantza faltaren ondorioz.

Oraingo honetan suspertzen ari diren herrialdeen eskuetan dago munduko atzeraldi berria. Prest egon gaitezen …

 

@InakiErauskin

 

Ver Post >

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Categorías

Otros Blogs de Autor