Diario Vasco
img
El sistema educativo, ¡culpable! … ¿o no?
img
Iñaki Erauskin | 17-10-2017 | 07:09

Hace pocos días vi un video “de moda” (que es de aproximadamente hace un año) del rapero (y artista de ”spoken Word”, poeta, productor de cine, entre otros) Prince Ea sobre un juicio al sistema escolar (pincha aquí para el video). El video se ha hecho viral. Es de apenas 5 minutos y merece la pena verlo. Esto me lleva a otro tema, del que hoy no hablaré, pero es de los “hoax” o bulos en Internet. Los hay “a patadas”, en el Whatsapp, YouTube, Facebook, … y, a pesar del transcurso del tiempo, siguen estando ahí, con cierto impacto. Hay gente que todavía se los cree. La razón que me ha llevado a escribir sobre el video es que utiliza muchos “lugares comunes” que he oído y oigo a menudo y que, en buena parte, son falsos (pincha aquí).
El video comienza con la frase “Todos somos unos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de escalar un árbol, vivirá su vida entera creyendo que es estúpido” (“Everybody is a genius. But if you judge a fish by its ability to climb a tree, it will live its whole life believing that it is stupid”). Esta frase se le atribuye a Albert Einstein. Si buscas por internet aparecerá en miles de sitios. Pero muy probablemente no es una frase de Einstein (pincha aquí). Mal empezamos … Esta es una vieja técnica para dar mayor “lustre” a una afirmación. Se le llama “el argumento de autoridad” (Carl Sagan, en “El mundo y sus demonios”; Capítulo 12: “El sutil arte de detectar camelos”), pero no por ello la afirmación tiene que ser cierta ¿verdad? Supongo que alguno pensará ¿y qué más da si lo dijo Einstein o no, si es verdad? Importa, desde luego …
Vayamos con el video y lo que dice. La frase utiliza una falsa analogía: sugiere que la escuela está pidiendo a los alumnos llegar a metas que no pueden alcanzar. ¿Es eso cierto? En algún caso quizás lo sea, pero no me parece que este sea el caso para todos y cada uno de los alumnos. Además, pedirles “retos” a los alumnos no tiene por qué ser malo.

El video dice que la escuela convierte a millones de personas en robots. Además, se pregunta cuántos niños se sienten como los peces de la frase, sin encontrar sus dones, pensando que son estúpidos e inútiles. Además, dice que la escuela mata la creatividad, la individualidad y es intelectualmente abusiva. Otra vez, el video utiliza otra analogía falsa: personas y robots. ¿Es cierta? No lo creo. La frase de que la escuela mata la creatividad no es nueva. Sir Ken Robinson lo lleva diciendo esto algún tiempo (pincha aquí). Pero es falso (pincha aquí). Hay bastante evidencia empírica que señala que la escuela no mata la creatividad. El ser menos creativos parece deberse al desarrollo natural.

El video enseña, después, un teléfono y un coche, de cómo eran antes y cómo después. Han cambiado mucho ¿no?, se pregunta. Sí. Después, enseña una escuela antes y otra después y dice que no ha cambiado en más de un siglo. Otra vez, ¿es válida esta analogía de teléfono, coche y escuela? Desde luego la función básica de un teléfono (comunicarse) y un coche (moverse de un lugar a otro) no ha cambiado fundamentalmente. La de la escuela, impartir conocimiento, habilidades, cultura y valores tampoco. Pero tampoco el de una bombilla, un grifo, una zapatilla, un reloj, un libro, una cama, un vaso, la regla de tres, … Por el hecho de que teléfonos y coches hayan cambiado mucho, ¿quiere decir que las escuelas lo tengan que hacer? No tiene porqué. Los “ejemplos” elegidos por el autor, ¿son ejemplos para la escuela? No lo parece.

El video se pregunta después si el sistema educativo prepara para el futuro o para el pasado. Dice que las escuelas fueron diseñadas para preparar a las personas para trabajar en fábricas, y por ello se organizan en aulas por filas, hay que levantar la mano si se quiere hablar, tienen un pequeño descanso para comer y se les dice qué pensar durante 8 horas diarias. Y hacerles competir por un Sobresaliente. El video utiliza otra vez la una falsa analogía para la crítica. Las escuelas existen desde luego mucho antes que las fábricas. Además, la investigadora Audrey Watters señala, también, que esta afirmación, que ha sido ampliamente popularizada por Sir Ken Robinson, Khan Academy, y otros, puede ser claramente un ejemplo de “historia inventada” (pincha aquí). Lo mismo señala otro historiador, Sherman Dorn (pincha aquí), que sugiere además que este retrato es el pretexto para justificar cómo debe ser la escuela.

Prince Ea dice que no hay dos mentes iguales y, en cambio, la escuela les enseña de la misma manera. Un (mal) ejemplo que sugiere es el del médico que prescribe la misma medicina a todos sus pacientes. Por tanto, sugiere que la educación debe adaptarse a los diferentes cerebros. Esta sugerencia está muy relacionada con la literatura de los estilos de aprendizaje: se cree que el estilo de aprendizaje es un mecanismo que determina cuan bien aprende una persona, por lo que los educadores deben adaptarse a los estilos de aprendizaje de los estudiantes. Tiene un problema: las personas aprenden de forma diferente, pero la evidencia empírica revela que los estilos de aprendizaje no existen (pincha aquí o aquí; por Daniel T. Willingham).

El video después “descansa” un poco … dice que los profesores no está bien pagados y no son el problema … pero vuelve. Los políticos crean los curriculums y están obsesionados con los tests estandarizados. Hay que “customizar” la educación como la sanidad, los coches y Facebook. Las matemáticas son importantes, pero no más que el arte o la danza. Por supuesto, Finlandia, y Singapur, Montessori, Khan Academy, … Va añadiendo más aseveraciones dudosas o directamente falsas, pero este post debe llegar a su final.

En suma, ¿es el sistema educativo culpable? No lo creo.

 

 

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor