Diario Vasco
img
Autor: inakierauskin
¿Deben pagar impuestos los robots?
img
Iñaki Erauskin | 14-03-2017 | 7:48| 0

@InakiErauskin

 

En mi último post analizaba la presión fiscal en el País Vasco. Ahora que la automatización y la robotización son fuerzas inexorables de las sociedades modernas más que nunca existe el miedo de que el empleo disminuya para siempre (véase el post de mi compañero Asier), lo que ha hecho que algunas personas hayan sugerido que hay que crear nuevas vías para gravar las rentas y contrarrestar así el menor peso que los salarios pudieran tener en la renta.

Probablemente la propuesta que más eco ha tenido es la de Bill Gates, el co-fundador de Microsoft, multibillionario y uno de los mayores filántropos del mundo a través de su fundación: los robots que “roben” trabajos deben pagar impuestos (pincha aquí).  Con ello se lograría ralentizar temporalmente la robotización y obtener fondos que o bien irían destinados a la formación de las personas que hubieran perdido sus trabajos por los robots, o a nuevos nichos de empleo. Quizás a algún lector le pueda parecer una broma, pero recientemente el Parlamento Europeo ha rechazado una propuesta para establecer alguna forma de gravamen a los robots (pincha aquí para la noticia y aquí para el informe del Parlamento Europeo).

Las reacciones no se han hecho esperar. Larry Summers, profesor de economía de la Universidad de Harvard, ha dicho que la propuesta es ilógica (pincha aquí). Summers dice, en primer lugar, que hay muchas formas de innovación y no entiende porqué la propuesta de Gates se centra sólo en los robots. ¿Sobre qué actividades se gravaría el impuesto? No sería nada fácil para las Haciendas. Segundo, muchas innovaciones suponen mejores productos, no sólo lograr más con menos (innovaciones de proceso). Y dado que los innovadores “atrapan” sólo una parte de esos beneficios, habría que subsidiarlos, no gravarlos. Por último, su argumento más importante es que el impuesto reduciría el tamaño de la tarta económica que luego se redistribuye. Por ello, sugiere mayor formación y mayor inversión en infrastructuras, y no impuestos sobre los robots. Yanis Varoufakis, el conocido antiguo ministro de economía griego, también ha entrado en este asunto (pincha aquí). Cree que la propuesta no es realizable porque no sería fácil determinar qué se considera “robot” (y estaría gravado, por tanto) y qué no (y no tendría impuesto, por tanto). Es por ello que Varoufakis sugiere un Dividendo Básico Universal financiado con los impuestos obtenidos por las rentas del capital. Mayor robotización iría asociado a mayores rentas del capital, según su propuesta, que, gravadas, darían lugar a mayores recaudaciones impositivas.   

Detrás de todo este debate subyace el hecho de que la robotización reducirá la cantidad de trabajo disponible. Sin embargo, la robotización no sólo destruye empleos, sino que también los crea. Por tanto, no está claro que la base del trabajo vaya a disminuir. Los economistas denominan a este fenómeno según el cual el progreso tecnológico destruye empleo (en términos netos) falacia “ludita”.

Quizás, las propuestas realizadas hasta el momento alrededor de la recaudación impositiva a medida que la robotización se acelera, exageren el verdadero alcance de la robotización. Sin embargo, no estaría de más pensar en los cambios profundos que la robotización lleva consigo. Veremos lo que nos depara …

 

@InakiErauskin

 

Ver Post >
¿Se recaudan en Euskadi más o menos impuestos que en la Unión Europea?
img
Iñaki Erauskin | 21-02-2017 | 8:39| 0

@InakiErauskin

 

Recientemente se han publicado los datos de cierre del año 2016 sobre las haciendas forales vascas. El mensaje general en los medios de comunicación es que se ha recaudado menos de lo esperado, pero no habrá ajustes adicionales, al contar con un cierto margen, a pesar de todo.

El Cuadro 1 recoge la recaudación de las haciendas forales vascas en el año 2016, por territorios históricos y por tipo de impuesto (pincha aquí para la nota de prensa). Se observa que el IVA es la mayor fuente de ingresos, seguido del IRPF. Ambas suman más de ¾ partes del total de la recaudación impositiva, con ciertas diferencias de unos territorios a otros. Por ejemplo, en Araba es donde mayor diferencia tiene lugar entre el porcentaje que supone el IVA respecto al IRPF en la recaudación total del territorio. Los impuestos especiales (sobre el petróleo, el tabaco, los seguros, la electricidad, …, por orden de magnitud) suponen una fracción bastante parecida en todos los territorios, ligeramente por encima del 10%. Después se halla el Impuesto de Sociedades, que es donde también hay ciertas diferencias entre territorios. Así, mientras en Bizkaia supone casi el 9% de los ingresos impositivos, en Gipuzkoa apenas llega al 6% (en Araba el 7,5%). Probablemente, el impacto de las grandes empresas jugará un papel importante en el caso de Bizkaia. Según señala El Economista, “Iberdrola y Petronor abonan 1.500 millones” a las haciendas forales vascas, lo que supondría algo más del 11% de los ingresos de las haciendas forales vascas (pincha aquí para la noticia). Aquí incluirían el IVA devengado por la actividad, el IRPF pagado por sus trabajadores, los impuestos especiales, el Impuesto de Sociedades, y otros. La noticia parece sugerir que recae sobre estas empresas la “carga” de todo ese importe al hablar de “Impuestos pagados a las Haciendas Forales Vascas por Iberdrola y Petronor”. Sin negar la gran importancia de estas dos empresas estratégicas (y quizás otras, tales como BBVA, por ejemplo), conviene recordar que la carga económica del IVA y los impuestos especiales, aunque recaudado legalmente por la empresa, recae en su mayor parte sobre los consumidores, porque su actividad económica corresponde a bienes muy inelásticos, esto es, aquellos en los que la demanda es muy poco sensible a variaciones en el precio, como nos señala acertadamente la microeconomía. Y el IRPF lo pagan los trabajadores, no la empresa. Y la misma noticia señala que Petronor tuvo pérdidas en 2013 y 2014 (no así en 2015), con lo que probablemente no pagaría el Impuesto de Sociedades durante esos ejercicios.     

 

Cuadro 1. Recaudación impositiva de las haciendas forales vascas, 2016.

Araba

%

Bizkaia

%

Gipuzkoa

%

TOTAL

%
IRPF

746.779.825

36,6%

2.531.121.379

37.7%

1.561.946.207

37,2%

4.839.847.411

37,4%

I. Sociedades

152.865.683

7,5%

600.730.121

8.9%

249.106.711

5,9%

1.002.702.515

7,7%

IVA

821.359.509

40,3%

2.539.294.601

37,8%

1.653.750.710

39.4%

5.014.404.820

38,7%

I. Especiales

228.689.321

11,2%

707.010.208

10,5%

460.450.171

11.0%

1.396.149.700

10,8%

Resto

88.253.438

4,3%

336.947.884

5,0%

272.420.472

6.5%

697.621.794

5,4%

TOTAL

2.037.947.776

100,0%

6.715.104.193

100,0%

4.197.674.271

100.0%

12.950.726.240

100,0%

Fuente: http://www.irekia.euskadi.eus/uploads/attachments/9127/NP_EU_CONSEJO_VASCO_DE_FINANZAS_13_02_17.pdf?1486975267 y elaboración propia.

 

Otra manera de ver la carga que supone la recaudación impositiva consiste en relativizar esos importes respecto al PIB, para poder compararlos directamente después con otros territorios o países. La Tabla 2 muestra ahora la recaudación impositiva de las Haciendas Forales Vascas respecto al PIB en 2016. El IVA se sitúa en torno al 7% en todos los territorios históricos, el IRPF cerca pero por debajo del 7% por lo general, mientras el Impuesto de Sociedades se sitúa en la franja del 1,1-1,7%.

 

Cuadro 2. Recaudación impositiva de las haciendas forales vascas, 2016 (%PIB).

 

Araba

%PIB

Bizkaia

%PIB

Gipuzkoa

%PIB

TOTAL

%PIB

IRPF

746.779.825

6,4%

2.531.121.379

7,0%

1.561.946.207

6,6%

4.839.847.411

6,8%

I. Sociedades

152.865.683

1,3%

600.730.121

1,7%

249.106.711

1,1%

1.002.702.515

1,4%

IVA

821.359.509

7,1%

2.539.294.601

7,0%

1.653.750.710

7,0%

5.014.404.820

7,0%

I. Especiales

228.689.321

2,0%

707.010.208

2,0%

460.450.171

2,0%

1.396.149.700

2,0%

Resto

88.253.438

0,8%

336.947.884

0,9%

272.420.472

1,2%

697.621.794

1,0%

TOTAL

2.037.947.776

17,5%

6.715.104.193

18,6%

4.197.674.271

17,8%

12.950.726.240

18,2%

Fuente: http://www.irekia.euskadi.eus/uploads/attachments/9127/NP_EU_CONSEJO_VASCO_DE_FINANZAS_13_02_17.pdf?1486975267 , Eustat y elaboración propia.

 

¿Cómo son estas cifras respecto a España y la UE? Recientemente, varios investigadores de FEDEA (Fundación de Estudios de Economía Aplicada), como son José Ignacio Conde-Ruiz, Manuel Díaz, Carmen Marín y Juan Rubio Ramírez, ha publicado un estudio sobre “Los ingresos públicos en España” (pincha aquí). El Gráfico 1 recoge la recaudación por IVA, en términos del PIB. Se observa que en España la recaudación por IVA ha aumentado hasta el 6,5% (sobre el PIB), cuya media se sitúa en el 6,9% en la UE. El País Vasco estaría en la media europea.

 

Gráfico 1. Recaudación por IVA (%PIB).

Fuente: Conde-Ruiz, Díaz, Marín y Rubio Ramírez, (2017). “Los ingresos públicos en España” (FEDEA).

 

Si nos fijamos en la recaudación por IRPF (en % sobre el PIB), el Gráfico 2 nos muestra los datos para la UE. España se sitúa unos 2,5 puntos porcentuales por debajo de la media europea, y el País Vasco se halla ligeramente por debajo de las cifras para España, lo que supone estar unos 3 puntos porcentuales por debajo de la media europea.

 

Gráfico 2. Recaudación por IRPF (%PIB).

Fuente: Conde-Ruiz, Díaz, Marín y Rubio Ramírez, (2017). “Los ingresos públicos en España” (FEDEA).

 

Si nos centramos en la recaudación del Impuesto de Sociedades, el Gráfico 3 nos muestra los datos para la UE. En España la recaudación por el Impuesto de Sociedades se sitúa en el 2,3% del PIB, ligeramente por debajo de la media europea. El País Vasco estaría a algo menos de 1,5 puntos porcentuales por debajo de la media europea.

 

Gráfico 3. Recaudación por Impuesto de Sociedades (%PIB).

Fuente: Conde-Ruiz, Díaz, Marín y Rubio Ramírez, (2017). “Los ingresos públicos en España” (FEDEA).

 

En Impuestos Especiales, España se halla ligeramente por debajo de la media europea (2,3% del PIB) y Euskadi con una recaudación un poco menor aún, también. Finalmente, faltarían las cotizaciones sociales, pero éstas deberían ser muy parecidas en Euskadi que en España.

Todo lo anterior implica que Euskadi tiene una presión fiscal menor que España y, a su vez, España menos que la media europea (unos 5 puntos porcentuales menos), lo que fue señalado hace ya un tiempo en este mismo blog (pincha aquí). El propio consejero de Hacienda ha sugerido la posibilidad de elevar la presión fiscal. Quizás ha llegado la hora de reflexionar y dar un paso en esta dirección …

 

@InakiErauskin

 

Ver Post >
¿Son las ideas cada vez más difíciles de encontrar?
img
Iñaki Erauskin | 31-01-2017 | 7:55| 0

@InakiErauskin

 

Este es el sugerente título de un reciente trabajo (si bien preliminar e incompleto) de varios economistas de renombre, Bloom, Jones, Van Reenen y Webb (pincha aquí para el artículo; tienes un post sobre este trabajo aquí). Su idea fundamental se basa en un hecho estilizado presente en los modelos de crecimiento económico basados en las ideas: el crecimiento económico (3%, por ejemplo) = Productividad Total de los Factores (o PTF) de las ideas (que va disminuyendo) × Número de investigadores (que va aumentando). Según este hecho, el crecimiento económico se produce porque la gente crea ideas y la tasa de crecimiento es el producto de dos términos: el número efectivo de investigadores y su productividad investigadora (o “PTF de las ideas”, según los autores). El mejor ejemplo para explicar lo anterior proviene de la Ley de Moore, que señala que el número de transistores en un microprocesador se duplica cada 2 años aproximadamente, que supone que la tasa de crecimiento es de un 35% al año, aproximadamente, lo que, de hecho, ha ocurrido durante este último medio siglo. Ello fue posible por el cada vez mayor número de investigadores trabajando y expandiendo la Ley de Moore. Concretamente, el número de investigadores que se requieren hoy para duplicar la densidad de chips es más de 75 veces mayor que la cifra que se requería a comienzos de los 70, un resultado que es similar en otros sectores.  

El Gráfico 1 muestra una de las principales conclusiones del trabajo. La línea azul muestra la tasa de crecimiento de la PTF de los factores (TFP en el gráfico) en Estados Unidos. La tasa de crecimiento de la PTF mide la tasa de crecimiento del PIB que no viene explicada ni por el aumento del empleo ni por una mayor cantidad de capital (maquinaria, infraestructuras, …), esto es, recoge grosso modo la tasa de crecimiento del progreso tecnológico, que se conoce también como “residuo de Solow” o como “una medida de nuestra ignorancia”. Se observa que, a partir de los años 40, tras alcanzar su máximo, la tasa de crecimiento de la PTF ha ido descendiendo en los Estados Unidos. En verde se muestra el factor de aumento del número efectivo de investigadores, que se obtiene dividiendo el gasto en inversión y desarrollo por el salario nominal de los trabajadores altamente cualificados. Ello quiere decir que hoy día el número efectivo de investigadores es casi 25 veces mayor que el de los años 30 del siglo pasado.  

 

Gráfico 1: Tasa de crecimiento y esfuerzo de investigación.

 

Fuente: Bloom, Jones, Van Reenen y Webb (2017).

 

Para medir cuán difícil es encontrar nuevas ideas estos autores se fijan en lo que denominan “PTF de las ideas”. Éste se obtiene dividiendo la tasa de crecimiento de la PTF (que, a su vez, trataría de aproximar la tasa a la que crecen las ideas) por el número efectivo de investigadores. Como muestra el Gráfico 2, se puede observar que la PTF de la ideas (línea azul) hoy día es una 1/64 parte de la de los años 30 del siglo pasado.  Y como tenemos un número 23 veces mayor de investigadores efectivos (línea verde) aproximadamente, la tasa de crecimiento de la PTF no llega ni a la mitad de lo que era en los 30. En suma, estos autores sugieren que las ideas son cada vez más difíciles de encontrar. Una conclusión más correcta sería, en mi opinión, decir que esos resultados muestran que, a pesar del aumento del esfuerzo investigador, la tasa de crecimiento de la PTF ha ido descendiendo.

 

Gráfico 2: PTF de la Ideas y esfuerzo investigador.

Fuente: Bloom, Jones, Van Reenen y Webb (2017).

 

Pero, ¿implica este hallazgo que el crecimiento económico tenderá a cero? No tiene por qué. “Sólo” requiere que haya un gran aumento en el esfuerzo investigador que contrapese la productividad decreciente de las “ideas” … pero esto, por supuesto, está por ver …

 

@InakiErauskin

 

Ver Post >
Los salarios … a la baja
img
Iñaki Erauskin | 10-01-2017 | 9:08| 0

@InakiErauskin

 

Recientemente el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado, por primera vez, el Índice de Precios del Trabajo (IPT), con base en el año 2008 y resultados para el período 2008-2014. Se trata de “un indicador cuyo objetivo es medir la evolución temporal del precio de la mano de obra, sin que dicha medida está afectada por los cambios en la calidad y cantidad del factor trabajo. De esta forma, se descuenta el efecto composición, que se debe, entre otros factores, tanto a los cambios en el número de horas trabajadas, en el tipo de contrato, en  las características de los trabajadores, como a los deslizamientos por antigüedad y promoción de los trabajadores” (pincha aquí para la referencia). Las fuentes utilizadas hasta la fecha, la Encuesta Trimestral de Coste Laboral, la Encuesta Anual de Coste Laboral y la Encuesta de Estructura Salarial (EES), proporcionan el coste laboral y salarial por trabajador, que capturan tanto las variaciones en el coste como en la composición del trabajo. Este nuevo índice mide, por tanto, sólo las variaciones del coste, suponiendo que la composición del trabajo no ha variado, lo que resulta muy útil. Complementa bien lo señalado en el post reciente sobre el peso decreciente de los salarios.

El Gráfico 1 muestra la evolución del IPT general anual en España, Euskadi y Navarra, que viene acompañado por la evolución del Índice de Precios de Consumo (IPC) español (de diciembre) para el mismo período. Un primer resultado importante es que ha descendido el precio del trabajo en España y Navarra desde 2008 a 2014, -0,7% y -2,4%, respectivamente, siendo el de Navarra uno de los mayores descensos. Por el contrario, en Euskadi subió de 2008 a 2010 y ha descendido muy ligeramente desde 2010 a 2014, lo que supone una variación  positiva de 3,6% para todo el período, que es la más alta de todas las comunidades autónomas. Junto a ello el IPC subió un 8,5% durante todo el período, muy por encima del IPT. La pérdida de poder adquisitivo de los salarios en este período es muy clara, por tanto, y supone aproximadamente 5 puntos porcentuales en Euskadi y más en el resto de las comunidades autónomas.

 

Fuente: INE y elaboración propia.

 

Los resultados sobre el IPT también se muestran por secciones de actividad económica, ocupación, tipo de contrato, tamaño del centro de trabajo, antigüedad, sexo, grupos de edad, y  nacionalidad. Por ejemplo, ha sido en la hostelería donde más ha subido el IPT durante 2008-2014, ¡un 14,8%! Y la administración pública (-7,1%), de información y comunicaciones (-4%), educación (-3,8%) y actividades profesionales (-3,8%) donde más ha bajado el índice. Sin embargo, no permite, por ahora, combinar estos criterios.

La EES es, como hemos señalado arriba, la base de datos más utilizada para capturar las variaciones salariales. Sin embargo, está “contaminada” por los cambios en la composición del trabajo. El IPT y la EES proporcionan resultados muy distintos sobre la evolución salarial, como muestra la Tabla 2. El IPT varía siempre por debajo de la EES, muy por debajo en 2008 y 2009, bastante en 2010 hasta 2013 y apenas por debajo en 2014.

 

Tabla 2. El IPT y la EES. Variaciones de los salarios.

Fuente: INE.

 

Estos resultados  sugieren un importante ajuste vía precios en este período. Sin embargo, el número de desempleados sigue siendo demasiado elevado. Veremos lo que nos depara el año 2017 …

¡Buen comienzo de año 2017!

 

 

@InakiErauskin

 

Ver Post >
¿Pesan los salarios cada vez menos en la renta nacional?
img
Iñaki Erauskin | 29-11-2016 | 1:16| 0

@InakiErauskin

 

La crisis ha transformado y alterado la “eterna” lucha entre los salarios y los beneficios empresariales. Hace ya un tiempo escribí un post sobre el peso decreciente de los salarios en la renta nacional tanto en nuestro entorno más cercano como en el mundo (ver aquí). La principal razón de ello se debía, según algunos autores, a la tecnología (disminución de los precios relativos de los bienes de inversión). Sin embargo, otros economistas señalan que el menor peso se debe a la manera en que se calcula la remuneración de los trabajadores por cuenta propia (se infravalora su contribución al proceso productivo) y/o por el proceso de “offshoring” de la parte del proceso productivo que tiene mayor intensidad del trabajo fuera del país. Otras razones mencionadas en la literatura suelen ser el menor poder relativo de los sindicatos, los mayores márgenes de beneficios de las empresas, los cambios en la composición del trabajo (entre cualificados y no cualificados), etc. De hecho, hace escasamente una semana el sindicato vasco ELA señalaba que “la participación destinada a las rentas asalariadas decrece” (pincha aquí). Efectivamente, es así, pero conviene ir más allá.

El Gráfico 1 muestra la evolución del peso de la remuneración de asalariados en la renta (PIB a precios de mercado a precios corrientes) de la Comunidad Autónoma de Euskadi (CAE) desde 1980 a 2015 y de España desde 2000 a 2015. Junto a ello, incluyo también en el Gráfico 1 la contribución (imputada por mí, teniendo en cuentas las horas trabajadas en total y por los asalariados) de los no asalariados (esto es, los que trabajan por cuenta propia o autónomos) en el PIB de la CAE, para no infravalorar el peso de los salarios en la renta. El comportamiento en el tiempo, como se observa, es muy parecido. Junto a ello, la Tabla 1 muestra los datos del PIB de la CAE desde el enfoque de las rentas. En los últimos años, que es donde me voy a centrar en este post, han ocurrido varios acontecimientos muy llamativos en la evolución del peso de la remuneración de los asalariados en la renta. Del año 2007 al año 2011 el peso de la remuneración de asalariados creció en la CAE casi unos 3 puntos porcentuales, esto es, unos 2.000 millones de euros aproximadamente con un máximo de 33.308 millones de euros en 2011. El momento de mayor remuneración de los asalariados tras 2007 (el año 2011) no coincide, por tanto, con el de mayor participación, que tiene lugar en 2009. Junto a un PIB prácticamente “similar” en ambos años (50 millones de euros más aproximadamente en 2011), los impuestos relacionados con la producción e importación (IVA por ejemplo) cayeron unos 1.600 millones de euros y el excedente neto de explotación (que no se refiere sólo a los beneficios de las empresas, sino que incluye también la renta de los trabajadores no asalariados, los intereses, etc.) se redujo casi 300 millones de euros. Sin embargo, de 2011 a 2015 la participación de la remuneración de asalariados en el PIB descendió en tres puntos porcentuales aproximadamente en la CAE. Detrás de ese cambio, podemos observar la caída de la remuneración de asalariados en 1.000 millones euros aproximadamente, mientras el PIB aumentó en 1.175 millones de euros. Junto a ello subieron el excedente neto de explotación y los impuestos relacionados con la producción e importación en prácticamente 1.000 millones cada uno. El ajuste de la economía vasca a la crisis es muy claro.

 

Fuente: Eustat y elaboración propia.

 

Tabla 1. PIB a precios de mercado en la CAE, en miles de euros. Enfoque de rentas.

 

2007

2008

2009

2010

2011

2012

2013

2014

2015

Remuneración de asalariados

31.313.297

33.118.771

32.664.556

33.285.183

33.308.319

32.119.282

31.551.348

31.619.106

32.292.372

Excedente neto de explotación

22.745.325

23.651.455

21.431.620

21.440.892

22.471.787

22.505.890

21.595.118

22.372.730

23.460.530

Consumo de capital fijo

6.339.187

6.510.139

6.253.502

6.628.712

6.397.327

6.350.276

6.609.809

6.458.184

6.603.493

Impuestos netos sobre prod. e import.

7.494.724

6.367.942

5.837.510

6.240.776

5.864.307

5.800.522

6.150.101

6.773.800

6.860.088

PIB a precios de mercado

67.892.533

69.648.307

66.187.188

67.595.563

68.041.740

66.775.970

65.906.376

67.223.820

69.216.483

 

 

 

 

Fuente: Eustat.

 

En España es el año 2009 el momento en el que, también, la participación de la remuneración de asalariados en el PIB es máximo, pero es en 2008 cuando el montante total de remuneración de asalariados es máximo, a diferencia de la CAE. A partir de 2009 caen ambos hasta 2013, a partir del cual han aumentado ambos ligeramente.

¿Qué factores hay detrás de estos movimientos? ¿Son los mismos factores que mencionaba al principio? Es difícil saberlo. Recientemente, se ha publicado un post de Luigi Zingales que dice que el culpable de la tendencia secular del menor peso de los salarios en la renta es de … Michael Porter, Catedrático en Harvard Business School y Presidente de Honor de Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad. En un interesante documento de trabajoSimcha Barkai, estudiante de doctorado de University of Chicago Booth School of Business, concluye el menor peso de los salarios en la renta en los Estados Unidos se debe a los mayores márgenes empresariales en dicho país. El Gráfico 2 muestra la creciente participación de los beneficios en el valor añadido bruto (igual al PIB menos los impuestos netos sobre los productos). Barkai relaciona después el mayor peso de los beneficios con una mayor concentración industrial, esto es, mayor poder de mercado. De ahí la referencia de Zingales a la “Estrategia competitiva”  (1980) de Porter, que sugiere diferenciarse de los competidores y lograr así poder de mercado.

 

Gráfico 2. La participación de los beneficios en el valor añadido bruto.

 

Fuente: Simcha Barkai (2016), “Declining labor and capital shares”

 

Las implicaciones de este hallazgo pueden ser enormes y las “soluciones”, tales como fomentar la competencia, por ejemplo, complicadas.

Habrá que estar muy atento para ver si la evolución descendente del peso de los salarios en la renta seguirá en los próximos años o no …

 

@InakiErauskin

 

Ver Post >

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Categorías

Otros Blogs de Autor