Diario Vasco
img
Autor: inakierauskin
Los paraísos fiscales y la riqueza oculta de los países (y II)
img
Iñaki Erauskin | 17-05-2016 | 8:07| 0

@InakiErauskin

 

En el post anterior hablé sobre el enorme volumen de riqueza oculta de los países y la evasión fiscal asociada a ella, y acababa preguntándome sobre si se puede hacer algo al respecto.

Gabriel Zucman, en su libro “La riqueza oculta de las naciones” se pregunta, antes de proponer soluciones, por las lecciones del pasado, por los errores que se han cometido hasta ahora. Según Zucman las iniciativas para luchar contra la evasión fiscal han fallado por dos razones: la ausencia de restricciones y la falta de verificación.

El primer tipo de políticas, para luchar contra la falta de restricciones, se centró en el intercambio automático (obligatorio) de información. Ese intercambio de información ya existía entre los bancos y las autoridades fiscales cuando fallecía una persona y había que repartir su herencia. Sin embargo, a pesar de la obligatoriedad, el cumplimiento no estaba garantizado. Fue el “automatismo” el que logró que se hiciera cumplir la ley. Francia (a través de su entonces Ministro de Finanzas, Joseph Caillaux) fue una de las precursoras en esta dirección, a comienzos del siglo XX. No obstante, se encontró con un problema enseguida: el intercambio de información sólo era aplicable a Francia y no a otros países. Así, en 1908 Francia firma el primer tratado de intercambio automático de información con el Reino Unido. Sin embargo, se avanzó poco en esta dirección.

No es hasta 2009 que la OCDE crea un sistema de ayuda mutua y de intercambio de información bajo petición. Para ello el país tiene que tener una fundada sospecha de fraude sobre un residente de dicho país, pero en la práctica es casi imposible de probar. Hoy día hay multitud de tratados pero su utilización y alcance es muy limitado, con lo que existe un alto grado de impunidad. Incluso puede ser contraproducente, porque una lucha contra sólo una parte de los refugios fiscales aumenta los incentivos del resto de los refugios para no cooperar. Otra estrategia, más efectiva, es el intercambio automático de información entre los bancos extranjeros y las autoridades fiscales. Por ejemplo, Estados Unidos aprobó en 2010 una ley, “Foreign Account Tax Compliance Act” (FATCA), que obliga a los bancos extranjeros a informar a la Hacienda estadounidense (Internal Revenue Service o IRS) sobre fondos de ciudadanos estadounidenses. Ello ha supuesto algunos problemas (poder de su gobierno sobre empresas extranjeras, invasión de privacidad, incentivos para no cumplir el FATCA, …). La clave de la ley radica en que los bancos extranjeros se ven amenazados por una sanción del 30% de los dividendos e intereses que reciban de residentes de los Estados Unidos. La simple amenaza parece haber surtido efecto. Ello ha hecho que más países hayan avanzado en esa dirección, pero no es suficiente: los clientes de los bancos esconden los fondos en sociedades pantalla o instrumentales (“shell corporations”), “trusts”, fundaciones, … La propia directiva europea sobre la fiscalidad al ahorro tampoco ha resultado ser un éxito por su falta de ambición. La Figura 1 muestra cómo tras la aplicación de la directiva (que obligaba a los bancos a que las rentas que se obtenían de cuentas que pertenecían a ciudadanos físicos de otros países europeos fueran gravadas) se ha incentivado la transferencia de riqueza en Suiza a sociedades pantalla, …, que escapan a la directiva.

 

Figura 1. ¿Quién posee cuentas en Suiza? El efecto de la directiva sobre la fiscalidad al ahorro.

Fuente: Gabriel Zucman (2015). “La riqueza oculta de las naciones”.

 

Por todo ello, Zucman propone imponer sanciones concretas proporcionales a los costes que los refugios fiscales no cooperantes imponen a otros países  y crear un registro financiero internacional. En el primer caso (sanciones a los refugios fiscales no cooperantes) sugiere generalizar la iniciativa estadounidense a través de FATCA. A veces, la amenaza es suficiente para obligar a cooperar a los refugios fiscales. Sin embargo, las sanciones también pueden ser evitadas. Alternativamente, se podría gravar a través del comercio (aranceles) sobre los refugios fiscales no cooperantes. De esta manera recaería sobre estos refugios una parte de la carga que supone para los demás países debido a unos ingresos impositivos menores, si bien es difícil estimar este coste. Por un lado, sugiere fijar unos aranceles del 30% sobre los productos suizos. Por otro lado, critica duramente el papel de Luxemburgo como facilitador de todo este fraude y sugiere obligarle a cooperar o que sufra el coste de una sanción.

En segundo lugar, Zucman propone crear un registro financiero internacional, que vaya más allá de la buena voluntad de los banqueros. Hoy día existen algunos registros, algunos privados, otros públicos, y se trataría de agrupar todos ellos. Junto a ello se hallaría el impuesto sobre el capital (riqueza).

Un caso aparte lo forman las multinacionales. Como ya dijimos en otro post, las multinacionales suelen aprovechar las lagunas legislativas para pagar menos. Las empresas utilizan dos técnicas para pagar en los refugios fiscales: pagar donde los impuestos son más bajos y manipular los precios de transferencia (precios fijados entre las empresas del mismo grupo). Es en las nuevas compañías donde esto último es más fácil hacerlo porque el valor de sus activos es más difícil de valorar. En este sentido, Zucman sugiere que habría que crear una especie de beneficio de empresas consolidado, mundial, que fuera prorrateado entre los países siguiendo algún criterio razonable de ventas, empleo, …  

Recientemente la OCDE ha fijado un estándar (AEOI, Automatic Exchange of Information) para que, a partir de 2017, se fije un mecanismo de intercambio automático de información para aquellos países que así lo acuerden. La cifra mágica es 250.000$. Las entidades tienen que comunicar las posiciones (de depósitos, fondos, …) que se hallen por encima de esta cifra. Son 55 países los que se han acogido a este estándar para 2017 y se prevé que otros 46 lo hagan en 2018. Y la lista va aumentando. Este estándar complementa la FATCA estadounidense y la directiva europea. Por algún lado hay que empezar (o continuar, según se vea). Sin embargo, tiene importantes lagunas, tales como el papel de los “trusts” o fundaciones, la no inclusión de cajas de seguridad y similares, los cambios de residencia, la lista incompleta de países que han firmado (no están los Estados Unidos, por ejemplo), …

¿Es una utopía la desaparición de los refugios fiscales? Probablemente sí, aunque Zucman no lo cree. El tiempo lo dirá …

Por cierto, los papeles de Panamá se pueden encontrar aquí

 

@InakiErauskin

 

Ver Post >
Los paraísos fiscales y la riqueza oculta de los países (I)
img
Iñaki Erauskin | 26-04-2016 | 7:01| 0

@InakiErauskin

 

Últimamente no hay día en que no se hable de “Los papeles de Panamá” y los  llamados “paraísos fiscales”, que ha coincidido en el tiempo con el comienzo de la declaración de la renta del año 2015.

Pero, ¿cuánto dinero se mueve realmente en los paraísos fiscales?

Comencemos primero con una mala traducción. El término utilizado en inglés es “tax haven” o refugio fiscal, pero se suele traducir erróneamente al español como “paraíso fiscal”, que sería “tax heaven” en inglés. Me inclino por utilizar el término de refugio fiscal.

Gabriel Zucman, profesor de la prestigiosa Universidad de California en Berkeley y coautor en varios trabajos de Thomas Piketty (de quien hemos hablado en este blog aquí y aquí), ha estimado el volumen de activos que se mueven en los refugios fiscales en varios trabajos científicos. Ahora los ha actualizado y los ha dado a conocer en su nuevo libro “La riqueza oculta de las naciones”.

Los refugios fiscales tienen su origen en el período entreguerras del siglo pasado y  Suiza es el lugar originario. Fue después de la I Guerra Mundial cuando la banca suiza adquiere una importancia notablemente mayor y se dice que fue debido al dinero que intentaba evitar caer en manos de los regímenes totalitarios. La leyenda dice que el secreto bancario se crea en los años 30 del siglo pasado para ayudar a los judíos perseguidos, pero la realidad es que, como señala Zucman, sólo el 1,5% de las cuentas pertenecían a las víctimas del Holocausto. Hoy día más de la mitad de los fondos depositados en Suiza pertenece a residentes de la Unión Europea (UE) y, curiosamente, no se utiliza para invertir en Suiza sino en el resto del mundo, lo que sugiere que se pueden estar utilizando para la evasión fiscal.

Lo llamativo de Suiza es que su banco nacional ofrece datos estadísticos únicos sobre la riqueza financiera existente en su país. Según sus datos, como muestra la Figura 1, hay más de 2,3 billones de euros (billones de 12 ceros, no los americanos de 9 ceros) en fondos que pertenecen a residentes extranjeros en Suiza. El 60% de esa riqueza que pertenece a los extranjeros está atribuida a sociedades, fundaciones, fondos, etc., domiciliados en las Islas Vírgenes Británicas, Panamá, y otros países. De esos 2,3 billones de euros algo más de la mitad es de residentes europeos. De todos los fondos una tercera parte se invierte en fondos de Luxemburgo. África, los países del Golfo Pérsico y Rusia cuentan con importantes fondos en Suiza, lo que supone una cifra relativamente alta respecto al PIB de dichos países.

  

Figura 1. Cuentas en bancos suizos en manos de no residentes.

Fuente: Gabriel Zucman (2015). “La riqueza oculta de las naciones”.

 

Para estimar cuál es la riqueza oculta mundial Zucman parte de la existencia de un desajuste entre los activos y pasivos financieros en el mundo. Un ejemplo servirá para saber cómo estima la riqueza global. Pensemos, siguiendo su propio ejemplo, en un ciudadano inglés que posee acciones de Google y las deposita en Suiza. Para Estados Unidos es un pasivo (deuda), para Suiza nada (no implica a un residente suyo) y para el Reino Unido nada, porque aunque sería un activo no hay forma de conocer que un ciudadano británico posee una acción de Google. Hay, por tanto, un gran “agujero” proveniente de la diferencia entre pasivos y activos en el mundo. Hay muchos más pasivos que activos en el mundo, y esto es cierto principalmente en Suiza, Luxemburgo, Irlanda y las Islas Cayman. Y es a partir de estas cifras, bajo ciertos supuestos, que estima, como muestra la Figura 2, que la riqueza oculta sería de 8,3 billones de euros, 2,3 de los cuales estarían depositados en Suiza. Por tanto, el 8% de la riqueza mundial, como mínimo, se ocultaría en refugios fiscales. En África esta cifra se situaría en el 30% y en Rusia y en los países del Golfo Pérsico en torno al 50%.

 

Figura 2. Riqueza financiera en refugios fiscales.

Fuente: Gabriel Zucman (2015). “La riqueza oculta de las naciones”.

 

Una parte de los fondos “offshore”, el 20% aproximadamente, se declara, pero la parte restante, el 80% aproximadamente, no se declara, lo que implica una menor recaudación de impuestos. Las estimaciones del propio Zucman están en la Tabla 1. 78.000 millones de dólares sería el importe estimado de la evasión fiscal en Europa. Teniendo en cuenta que el PIB español fue de 1,058 billones de euros en 2014, que representaba un 10,5% del PIB de la zona del euro (10,111 billones de euros) y que un euro se intercambia por aproximadamente 1,12 dólares, nos lleva a una estimación aproximada de 9.173 millones de euros, lo que supone algo menos que el 1% del PIB español. Tenga en cuenta el lector que actualmente los ingresos fiscales no llegan al 35% del PIB en España, por debajo de la media europea (40% del PIB aproximadamente).

 

Tabla 1. Riqueza offshore y evasión fiscal.

Fuente: Gabriel Zucman (2015). “La riqueza oculta de las naciones”.

 

En suma, queda claro el volumen de riqueza oculta en refugios fiscales es enorme, pero ¿se puede hacer algo?

Abordaré este asunto en mi siguiente post.

 

@InakiErauskin

 

Ver Post >
¿Deben desaparecer los billetes de 500€? (y II)
img
Iñaki Erauskin | 15-03-2016 | 6:00| 0

@InakiErauskin

En el caso de España, el Banco de España no provee de datos del valor de los billetes en euros en circulación, sino de los billetes distribuidos menos los billetes retirados por el Banco de España. Pero ambas magnitudes no son lo mismo, y en el caso español lo son menos. El valor de los billetes de euros distribuidos menos los billetes retirados en España (38.305 millones de euros aprox.) representa un 3,6% del valor de los billetes de euros en circulación en la zona del euro en enero de 2016 (1.062,6 millones de euros). Mientras tanto, el PIB español es de 1,058 billones de euros en 2014, que representa un 10,5% del PIB de la zona del euro (10,111 billones de euros), lo que “chirría” con la cifra anterior. Sin embargo, el valor de los billetes distribuidos menos los billetes retirados de 500€ en España (ligeramente por encima de los 34.000 millones de euros) representan aproximadamente un 11% del valor de los billetes de 500€ en circulación en la zona del euro (ligeramente por encima de los 300.00 millones de euros). Para ver por qué estas cifras no recogen los billetes de euros en circulación basta con mirar las cifras para los billetes de 20, 10 y 5 euros distribuidos menos los billetes retirados en España: Son negativas desde octubre de 2004. ¿Por qué? Por el turismo, al parecer. Los turistas vienen con billetes de bajas denominaciones lo que hace que el Banco de España se vea obligado a retirarlos de la circulación al no hacer falta tantos. Por lo tanto, evidentemente, aproximar el valor de los billetes de euros en circulación por los billetes distribuidos menos los billetes retirados no tiene sentido en España, al menos para las denominaciones bajas. Probablemente, para el resto de las denominaciones, especialmente las más utilizadas (50€ y 500€), sea una aproximación mejor, pero con mucha cautela. Hay que tener mucho cuidado porque a veces se utilizan de forma errónea. Por ejemplo, en la prensa salió hace poco (pincha aquí o aquí) que GESTHA (Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda) afirmaba que actualmente los billetes de 500€ suponían ya el 75% del valor total de los billetes en circulación en España. Es falso. No se puede saber, pero se podría hacer una cierta aproximación (por arriba) si calculamos el valor de los billetes distribuidos menos los billetes retirados de 500€, que se halla ligeramente por encima de los 34.000 millones de euros, respecto al total del valor de los billetes distribuidos menos los billetes retirados de 500€, 200€, 100€ y 50€ en España, que se halla por encima de los 80.000 millones de euros. Ello supone un 42%, muy lejos del 75% de la noticia, pero esta cifra sobrevalora el porcentaje real porque no se ha incluido el valor de los billetes de 20€, 10€ y 5€ en circulación, que puede situarse cerca del 30% del valor total de billetes en circulación. La cifra real sería aún más baja, por tanto. Un disparate, por tanto, el 75%.

El Gráfico 4 muestra la evolución histórica para el valor de billetes en euros distribuidos menos los billetes retirados en España, en su totalidad y en billetes de 500€, como porcentaje del valor de billetes en euros en circulación en la zona del euro, en su totalidad y en billetes de 500€, respectivamente. Se observan tres rasgos principalmente. Primero, el porcentaje de los billetes de 500€ distribuidos menos los billetes retirados siempre tiene un peso mayor en España respecto al valor total de billetes de 500€ en circulación, que la misma cifra para el valor de todos los billetes distribuidos menos los billetes retirados. Segundo, este porcentaje va disminuyendo de forma regular en ambas magnitudes. En tercer y último lugar, lo más interesante en mi opinión, la diferencia entre ambas magnitudes fue aumentando en los primeros años del euro, al calor de la burbuja inmobiliaria en España, llegó a ser máxima desde septiembre de 2006 a octubre de 2007 (una diferencia de casi 13 puntos porcentuales), para después caer con el estallido de la burbuja inmobiliaria hasta una cifras aproximadas del 7-8%, entre las que se halla actualmente. En el Gráfico 4 se observa claramente una “joroba” durante ese período de burbuja especulativa inmobiliaria, lo que sugiere una asociación clara entre la burbuja inmobiliaria y la utilización de billetes de 500€ en España.

 

Fuente: Banco Central Europeo, Banco de España y elaboración propia.

 

Según los cálculos del propio BCE, aproximadamente un tercio del valor de los billetes en euros en circulación correspondería al motivo transacción, mientras el resto se utilizaría como depósito de valor o se hallaría en el extranjero (20-25% del valor total en euros, según las estimaciones del BCE). Así, según el Bundesbank el 70% de los billetes de 500€ emitidos por Alemania entre 2002-2009 se fueron al extranjero y de ellos la mitad a Rusia. En Austria, una buena parte de los billetes de 500€ emitidos en los primeros años del euro fue a parar a los países de la zona de los Balcanes. Llama la atención que el informe del BCE sugiere que una pequeña fracción de la población es la que guardaría grandes cifras de dinero en billetes como depósito de valor.

Recientemente, Peter Sands, un banquero británico durante años y ahora “senior fellow” en Harvard Kennedy School, ha argumentado vehementemente que hay que eliminar los billetes de alta denominación para reducir el fraude fiscal, el crimen financiero, la financiación del terrorismo y la corrupción (pincha aquí para ver su documento de trabajo). La eliminación acarrearía un coste y un riesgo mayor para las actividades ilegales, lo que las dificultaría, por lo que disminuirían. Se refiere a los billetes de 500€, 100$, 1.000 francos suizos y 50 libras. En el caso del euro sugiere empezar por el de 500€ y seguir con el de 200€ e incluso 100€. Canadá eliminó su billete de 1.000$ canadienses y Singapur el de 10.000$.

Los billetes de denominación baja implican que el peso asociado al transporte del dinero es mayor, lo que incentivaría a defraudar menos. El Gráfico 5 muestra que un millón de dólares en billetes de 500€ pesarían 2,2 kg., mientras que en billetes de 50€ pesaría 10 veces más, alrededor de 22kg. En el primer caso ocuparía 0,2 maletines mientras que en el segundo ocuparía 1,6 maletines. Si se utilizan billetes de 100$ un millón de dólares pesa 10 kgs., y ocuparía 0,7 maletines, pero si se utilizan billetes de 20$, pesarían 50 kgs., y ocuparían 3,5 maletines, como se observa en el Gráfico 6. Resulta curioso que el que propone la eliminación de billetes en euros de alta denominación se apellide Sands, “arena” en inglés, que es lo que sugirió justamente el premio Nobel James Tobin,  “tirar arena a las ruedas” (“throw sand in the wheels”), para que los engranajes financieros funcionen peor y mitigar así la especulación financiera internacional (la llamada “tasa Tobin”).

 

Gráfico 5: Peso y volumen del equivalente a  1 millón de dólares en billetes de 500€.

Fuente: Peter Sands.

 

Gráfico 6: Peso y volumen de 1 millón de euros en billetes de 500€.

 

Fuente: Peter Sands.

 

Para finalizar este post, conviene dar a conocer que Peter Sands hace referencia a un informe reciente de Europol, en el que, entre otros países, se señala a España como uno de los nudos de origen de movimientos de efectivo hacia China, como se observa en el Gráfico 7.

 

Gráfico 7: Mapa de países clave de destino y origen para movimientos de efectivos hacia la Unión Europea y fuera de la Unión Europea.

Fuente: Europol.

 

Está claro que la existencia de los billetes de 500€ hacen que sea más fácil involucrarse en actividades ilegales, pero no por ello eliminándolos acabará el fraude, la corrupción, etc. Además, seguirían existiendo billetes de denominación alta todavía. Con la desaparición de la peseta y la introducción del euro, ¿pasó algo en este sentido? No lo parece. Habría que eliminar todos ellos en la zona del euro, en otros países, y además tomar auténticas medidas dirigidas contra las actividades ilegales. De otra manera, no creo que se consiga mucho… business as usual

 

@InakiErauskin

 

Ver Post >
¿Deben desaparecer los billetes de 500€? (I)
img
Iñaki Erauskin | 08-03-2016 | 6:08| 0

@InakiErauskin

Muy poca gente dice haber visto los billetes de 500€, que se conocen como los “Bin Laden” porque se sabe que existen pero nadie los ha visto. Recientemente Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), reconoció que estaban tanteando la posibilidad de eliminar los billetes de 500€ de la circulación, debido a que son vistos por la ciudadanía, cada vez más, como un instrumento para actividades ilegales. En su día fue Alemania la que “impuso” esta denominación, que correspondería aproximadamente al antiguo billete de 1.000 marcos alemanes.

Según un informe del BCE de abril 2011 (pincha aquí), un 56% de las personas nunca había visto un billete de 500€ y el 44% de las personas nunca había visto un billete de 200€. Sin embargo, el 25% había tenido en sus manos, al menos una vez al año, un billete de 500€ o de 200€ (la encuesta se realizó para una muestra de 8.175 personas de 8 países de la zona del euro en septiembre-octubre de 2008). La Tabla 1 muestra los resultados para los 8 países que más usan los billetes en euros de altas denominaciones. Es España, después de Luxemburgo, el país donde se halla el porcentaje más bajo de no haber visto “Nunca” un billete de 500€ o 200€, y es uno de los países con mayores porcentajes de haber usado más de una vez al año dichos billetes, detrás de Luxemburgo, Italia, Austria, y Bélgica.

 

Tabla 1. Porcentaje de personas que responden que han tenido un billete de 500€ ó 200€ en sus manos.

Fuente: Banco Central Europeo.

 

En ese mismo informe se señala que desde finales de febrero de 2002 (cuando se acabó de implantar el euro) a finales de diciembre de 2010, el valor de todos los billetes de euros en circulación aumentó en un 241%. En euros, suponía aumentar de 246.000 millones de euros a 840.000 millones de euros el valor de los billetes en circulación durante ese mismo período, cuya evolución histórica muestra el Gráfico 1. Como se puede observar, aproximadamente 2/3 del valor de los billetes de euros en circulación corresponde a los billetes de 500€ y 50€, casi a partes iguales para cada una de estas denominaciones, mientras los billetes de 100€, 5€+10€+20€ y 200€, en ese orden, se lleva el resto del valor de los billetes en euros en circulación. En ese mismo gráfico hay que destacar un hecho relevante en 2008. La quiebra de la firma financiera Lehman Brothers (15 de septiembre de 2008) supuso un importante aumento de los billetes de euros en circulación, 35.000 millones de euros aproximadamente, desde finales de septiembre de 2008 a finales de octubre de 2008, en un solo mes. De ese importe aproximadamente 2/3 de los billetes fueron de 500€ y la mayor parte de dicha demanda provino de fuera de la zona del euro. Dado que las reservas bancarias no aumentaron mucho en estas fechas, ello sugiere que la demanda adicional de billetes en euros provino de la demanda de dinero como depósito de valor en un período de incertidumbre anormalmente elevada.

 

Gráfico 1. Valor de los billetes en euros en circulación (billetes de diferentes denominaciones, 2002-2010).

Fuente: Banco Central Europeo.

 

Los datos más recientes muestran algunas diferencias respecto al patrón existente hasta 2010. Los Gráficos 2 y 3 muestran los valores de billetes en euros en circulación para denominaciones bajas y altas, respectivamente. El Gráfico 2 confirma la robustez de los billetes de 50€ en circulación, que desde 2012 parece haberse acentuado. La otra cara de la moneda se halla en los billetes  de 500€, como muestra el Gráfico 3: Desde finales de 2011 o comienzos de 2012 parecen haber perdido cierta fuerza ascendente y se mantiene aproximadamente constante en torno a los 300.000 millones de euros. En efecto, a finales de enero de 2016 hay 1,0626 billones (de 12 ceros) de euros en circulación en billetes, de los cuales el 28,8% es en billetes de 500€, el 38,4% es en billetes de 50€ y el tercio restante es para las otras denominaciones. Así, pues, el “hambre” de nuevos billetes de 500€ para haberse agotado un tanto en la zona del euro.

 

Gráfico 2. Valor de los billetes en euros en circulación (billetes de pequeñas denominaciones, 2002-2016).

Fuente: Banco Central Europeo.

 

Gráfico 3. Valor de los billetes en euros en circulación (billetes de grandes denominaciones, 2002-2016).

 

  Fuente: Banco Central Europeo.

 

¿Y qué pasa en España? Lo dejaremos para la próxima semana, para que este post no sea excesivamente largo. Habrá novedades muy interesantes.

 

Ver Post >
Atzeraldi ekonomikoa al dator?
img
Iñaki Erauskin | 16-02-2016 | 6:00| 0

@InakiErauskin

 

Euriborra negatiboa da jada, petrolioaren prezioa jaisten doa, euroa depreziatu da azken hilabeteetan eta horrek gure ondasunak kanpora esportatzeko aukera gehiago ematen du, … Horrek guztiak badirudi albiste onak dakartzala hiritarretan, ezta? Edo ez? Hainbat jende dabil galdezka azkenaldi honetan ea munduan atzeraldi berria (“new global recession”) datorren ala ez.

Nazioarteko Diru Funtsaren (NDF) azken txostenaren arabera (2016ko urtarrila), Barne Produktu Gordina (BPG) %3,4 haziko da munduan %3,6 izan ordez 2016an (2015ean %3,1). Ez da albiste ona. Hainbat ekonomistek diote mundua atzeraldian sartuko dela baldin eta BPG %3 baino gutxiago hazten bada, hori baita ekoizpen potentziala (baliabide guztiak erabiltzen direneko ekoizpena edo langabezia gehiegirik sortzen ez dueneko ekoizpena) urtero hazten den tasa gutxi gorabehera. NDFk hiru gertakari nagusi azpimarratu ditu egungo egoera ekonomikoan bere azken txostenean (2015eko urria) eta txostenaren gaurkotzean (2016ko urtarrila):

  • Txina gutxiago hazten ari da eta bertako merkatu finantzieroak arrisku nabarmenak erakusten ditu. Horrekin batera berrorekatze makroekonomikoko prozesua gertatzen ari da: industria tradizionaletik eta eraikuntzatik kanpo zerbitzuetara.
  • Lehengaien prezioa (petrolioarena bereziki) erortzen ari da.
  • Diru-politikak joera ez-sinkronizatua erakusten ari dira, bereziki Amerikako Estatu Batuen eta beste herrialde aurreratuen artean.

Lehenengo faktorea gakoa da. Txinaren kasuan, batzuren ustez, BPGren hazkundearen erorketa handiagoa da datu “ofizialak” diotena baino (ikus hemen): %6-7 inguruan hazi baino (hori dio NDFk), hazkunde erreala %3-4 inguruan egongo litzateke, Royal Bank of Scotland-en ustez. Gainera, ez da berrorekatzerik gertatzen ari eta gehiegizko ekoizpen-ahalmena dago oraindik ere. Horrekin batera, zor publiko eta pribatu asko dago eta diru-politika ez da zentzuzkoa izan. Txinaren bilakaera negatiboari buruzko iritzi hau ez da bakarra.

Horrekin batera, petrolioa jaisten ari da. Hau noski berri ona da petrolio inportatzaileentzat, guretzat adibidez, baita Europako herrialde gehienentzat ere. Honek errenta erabilgarria igotzen du, eta horrekin kontsumoa eta BPG. Enpresen kostuak ere beherantz doaz eta honek ekoizpena sustatzen du. Albiste txarrak noski Errusia, Venezuela, Saudi Arabia, edo beste herri esportatzaileentzat. Diru-politika interes-tasa nuluan edo negatiboan dabil. Nire aurreko postean aipatu nuen Euriborra negatiboa izateko aukeraz … eta hortxe dago otsailaren 5etik aurrera. Gainera, Europan “Grexit” eta “Brexit” arazoak daude, hala nola Grezia edo Erresuma Batua eurotik eta Europako Batasunetik, hurrenez hurren, ateratzeko arriskuaz. Espainian egoera politikoa ez dago argi, baina BPGren hazkundeak darrai (%3,2 2015ean eta %2,7 2016an) nahiz eta langabezia oraindik ere handiegia izan.

Willem Buiter ekonomista adituak (Citibank) oso argi esan du atzeraldia datorrela aurten (ikus hemen). Suspertzen ari diren herrialdeetan dago/izango da atzeraldiaren sorburua: Txina bereziki, baina Errusia (BPG %3,7 jaitsi zen 2015ean eta aurten %1 jaistea espero da), Brasil (BPG -%3,8 jaitsi zen 2015ean eta aurten -%3,5 jaistea espero da), Hego Afrika, eta abar. Zalantza atzeraldiaren izaerarekin dago: Leuna edo gogorra izango da lurreratzea? Txinaren kasuan gogorra izateko arrisku handia dago goian aipatutako arrazoiengatik. Horrek guztiak gainerako herrialdeetan tentsio handiak sor ditzake, bai esportazio-inportazioetan, merkatu finantzieroetan edo konfidantza faltaren ondorioz.

Oraingo honetan suspertzen ari diren herrialdeen eskuetan dago munduko atzeraldi berria. Prest egon gaitezen …

 

@InakiErauskin

 

Ver Post >

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor