Diario Vasco
img
’2001: una odisea en el espacio’, 20 minutos de obra maestra y 2 horas de auténtico sopor
img
Asier Manrique | 20-05-2016 | 07:25

2001: UNA ODISEA EN EL ESPACIO

Título original: 2001: A Space Odyssey

Año: 1968

Duración: 139 minutos

País: Reino Unido

Director: Stanley Kubrick

Guion: Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke

Música: Richard Strauss, Johan Strauss, György Ligeti y Aram Khachaturyan

Fotografía: Geoffrey Unsworth

Reparto: Keir Dullea, Gary Lockwood, William Sylvester, Daniel Richter, Leonard Rossiter,Margaret Tyzack, Robert Beatty, Sean Sullivan, Frank Miller, Penny Brahms, Alan Gilfford y Vivian Kubrick

Productora: Metro-Goldwyn-Mayer

Género: Ciencia ficción

La película de ciencia-ficción por excelencia de la historia del cine narra los diversos periodos de la historia de la humanidad, no sólo del pasado, sino también del futuro. Hace millones de años, antes de la aparición del “homo sapiens”, unos primates descubren un monolito que los conduce a un estadio de inteligencia superior. Millones de años después, otro monolito, enterrado en una luna, despierta el interés de los científicos. Por último, durante una misión de la NASA, HAL 9000, una máquina dotada de inteligencia artificial, se encarga de controlar todos los sistemas de una nave espacial tripulada. (FilmAffinity)

Hay películas de las que es complicado hablar, ya que acumulan una base de fans enorme. Es cierto que ’2001: una odisea en el espacio’ es de esas películas que divide al público, o la amas o la odias, consigue no dejar al espectador indiferente, algo que valoro muy positivamente. En esta división del público me tengo que posicionar del lado de aquellos que piensan que se trata de una película sobrevalorada.

No voy a negar el gran trabajo técnico de Stanley Kubrick en ’2001: una odisea en el espacio’, ya que es la primera película que crea un escenario en el espacio próximo a la realidad, y lo hizo antes de que el hombre llegara a la Luna. El filme es un prodigio técnico, aspecto en el que no se le pueden poner peros y los que se le puedan poner son por la evolución de la propia tecnología con el paso del tiempo. Para ser una película de hace 48 años es mucho más espectacular visualmente que muchas de las películas espaciales actuales.

Ahora bien, dejando de lado el aspecto técnico hay 2 elementos notables más en esta cinta: los 20 minutos iniciales y la banda sonora. La música elegida por Kubrick, como suele acostumbrar, es de autores clásicos, en este caso Richard y Johan Strauss, que dejan potentes escenas a ritmo de piezas míticas de la música clásica.

Y, por otra parte, tenemos los 20 minutos iniciales. El origen y evolución de la humanidad, tema de fondo del filme, parte de esa secuencia inicial donde vemos a un grupo de monos que descubren la utilidad de unos huesos de un animal muerto como herramienta. Esa secuencia de unos 15-20 minutos finaliza con la fantástica transición del hueso a la nave espacial. Y nuevamente la música, escuchar ‘Así habló Zaratustra’ de Strauss en esta secuencia es historia viva del cine.

Pero vamos con las dos horas restantes del filme. Está bien que la película comience muy bien, pero las 2 horas restantes son de auténtico sopor y aburrimiento profundo. Apenas tiene media hora de diálogos. Kubrick se excede en una narración lenta, tediosa, aburrida y pesada.

Kubrick se deleita en escenas interminables, secuencias largas como un día sin pan. El colmo del aburrimiento llega en una secuencia de 10 minutos de luces y ruido casi al final del filme. Pero claro, después de haber visto el aterrizaje de una nave durante unos tediosos y largos minutos, igual que ver caer a un astronauta durante demasiados minutos, qué más da que veamos esta secuencia más propia de una alucinación por algún tipo de droga que de una película considerada como una obra maestra.

’2001: una odisea en el espacio’ es una película prescindible en la carrera de Kubrick, su obra más irregular, una cinta que aburre al espectador y lo deja finalmente con la desagradable sensación de no haber comprendido nada. Digo lo mismo que dije de Primer, está bien crear una película con la que el espectador se plantee cuestiones y le lleve a una reflexión, pero tampoco es cuestión de que no se entienda absolutamente nada, porque entonces la película fracasa. No se puede obligar al espectador a ver el filme 2, 3 y hasta 4 veces para empezar a entender de lo que trata la historia.

La puntuación de la película la desglosaría así: 1 punto la banda sonora, 1 punto por la secuencia inicial y 1,5 por el apartado visual y técnico de la película.

Lo mejor: técnicamente supuso un salto evolutivo enorme y los 20 primeros minutos de una auténtica obra maestra

Lo peor: es complicado comprender algo sin volver a verla varias veces y tiene 2 horas de auténtico aburrimiento

Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor