Diario Vasco
img
Días de Festival 8: ‘American Pastoral’, ‘Ikari’, ‘Yourself And Yours’ y ‘The Odyssey’
img
Asier Manrique | 23-09-2016 | 21:35

Y así, como empezó, termina una nueva edición del Festival de San Sebastián. Entre la alegría por poder descansar de una semana intensa de cine y la tristeza por lo divertido que resulta a su vez, he podido ver y comentar 29 películas, 5 más que la pasada edición. En el último día he podido ver las 4 últimas películas de la Sección Oficial que me quedaban por ver. Desde Asia llegan la japonesa ‘Ikari’ y la coreana ‘Yourself And Yours’. El debut de Ewan McGregor como director ha tenido lugar en el Zinemaldia con ‘American Pastoral’. Y, finalmente, la vida e historia de Philippe Cousteau en la francesa ‘The Odyssey’. Un broche de oro a una edición de nivel en el Zinemaldia.

AMERICAN PASTORAL (PASTORAL AMERICANA)

Título original: American Pastoral

Director: Ewan McGregor

Duración: 126 minutos

Reparto: Dakota Fanning, Jennifer Connelly, Ewan McGregor, Uzo Aduba, Rupert Evans, Molly Parker y David Strathairn

País: Estados Unidos

Género: Drama

Sinopsis: Seymour Levov, el “Sueco”, un atleta legendario en el instituto se ha convertido en un exitoso hombre de negocios casado con Dawn, una ex reina de la belleza. Pero, tras la apariencia impecable de la vida del “Sueco”, se fragua la tormenta. Cuando su hija Merry desaparece tras ser acusada de cometer un acto violento, el “Sueco” se dedica a buscarla y a reunir a su familia. Lo que descubre remueve sus cimientos, obligándole a mirar más allá de la superficie y afrontar el mundo caótico que le rodea: Ninguna familia americana volverá a ser la misma.

Siempre despierta curiosidad el debut como director como un actor de renombre. Ewan McGregor (Lo imposible) es el encargado de realizar ese debut en el Zinemaldia. Su película, ‘American Pastoral’ se ha proyectado en el último día de Festival en un accidentado pase en el que han tenido que intervenir profesionales médicos por una urgencia. Tras evacuar a la persona afectada, ha podido seguir la proyección, que se ha visto detenida por unos instantes.

Pero centrándonos en el filme de McGregor, estamos ante una delicada propuesta que aborda el difícil papel de un padre entregado que ve alejarse a su hija más y más. En medio de la Guerra de Vietnam, con las luchas por los derechos raciales de fondo y con una iniciación política de la joven Merry, McGregor deberá enfrentarse al difícil papel de tener que dejar marchar a su primogénita.

Falla, no obstante, en generar mayor conexión entre personajes. Se olvida de prácticamente todo el elenco para centrarse en el propio McGregor, protagonista total de su función. Su papel de protagonista es uno de los puntos flojos de la película. McGregor no tiene peso suficiente para aguantar un rol tan grande como este.

Reflejo de la familia norteamericana de clase media de los años 40, 50 y 60, y de la sociedad americana en general. La delicadeza es su punto fuerte. Una cinta que se puede consumir perfectamente, pero que no tiene demasiadas opciones a premios.

IKARI

Título original: Ikari

Director: Lee Sang-il

Duración: 142 minutos

Reparto: Ken Watanabe, Ken’ichi Matsuyama, Satoshi Tsumabuki, Takahiro Miura, Aoi Miyazaki, Masaki Okada, Hikari Mitsushima, Eri Fukatsu, Pierre Taki, Kirin Kiki, Suzu Hirose, Gô Ayano, Chizuru Ikewaki, Akira Emoto y Mirai Moriyama

País: Japón

Género: Drama

Sinopsis: En una de las paredes de una habitación donde encuentran unos cuerpos brutalmente asesinados, aparece la palabra “ira” escrita con la sangre de las víctimas. Un año después, todavía no han encontrado al asesino. El caso erosiona la capacidad de la gente para confiar en los demás, especialmente la de tres parejas en una pequeña población pesquera, en Tokio y en Okinawa, que acaban de hacer amistad con una persona de misterioso pasado. Más allá de la confianza está la ira, una emoción que tiende a convertirse en violenta y a revelar de un modo imprevisible el misterio que se esconde tras un asesinato.

Debo admitir que no soy un gran consumidor de cine asiático. El poco cine de ese continente que he visto ha provenido, en gran medida, de Japón. Al contrario que las películas chinas, que me sumen en un letargo milenario, las películas del país del sol naciente me provocan todo lo contrario, como ha ocurrido con esta ‘Ikari’.

La dosis de cine japonés de este Festival, ha sido de gran factura con ‘Your Name‘ y la película que nos ocupa. En este filme, en especial, encontramos el punto álgido de la última jornada del Zinemaldia 2016. Una película que nos sumerge en un drama de impresiones y prejuicios hacia la gente, de amor y de palabras.

Cuenta con un reparto coral donde destaca sobremanera Satoshi Tsumabuki. Su actuación es desgarradora, consiguiendo convertir sus escenas en las más interesantes de todo el filme. Interpreta a un ejecutivo homosexual que se enamora de un chico al mismo tiempo que debe cuidar de su madre enferma. La de Tsumabuki es una de las 3 historias que narra ‘Ikari‘.

Las otras dos historias se unen a esta mediante una investigación criminal. Por un lado está la historia de un padre (Ken Watanabe) que rescata a su hija de la prostitución y después, ésta, se va con un hombre perseguido por la mafia japonesa. La otra historia es la de una joven pareja que se encuentra a un desconocido en un viaje que realizan a una isla desierta. Cada historia aportará un sospechoso al caso y solo al final se sabrá cuál de ellos es el verdadero asesino.

Tal vez sea este su principal problema, ya que, a pesar de ser uno de los platos fuertes de la Sección Oficial, deja cierta sensación de no hilar del todo bien las 3 historias. Especialmente coja queda la protagonizada por Tsumabuki, que parece una historia totalmente independiente de las demás.

Narración de amor, devoción, entrega, celos, falsas impresiones, dolor, angustia, desgarro, desespero y reconciliación. Una cinta que deja la gran nota positiva de la última jornada del Festival de San Sebastián.

YOURSELF AND YOURS

Título original: Dangsinjasingwa Dangsinui Geot

Director: Hong Sang-soo

Duración: 86 minutos

Reparto: Kim Joo-hyuck y Lee You-young

País: Corea del Sur

Género: Drama / Comedia

Sinopsis: El pintor Youngsoo se entera de que su novia, Minjung, se tomó unas copas con otro hombre y se peleó con él. Esa noche discuten y Minjung sale de casa, diciendo que no deberían verse durante algún tiempo. Al día siguiente, Youngsoo va en su busca, pero no consigue encontrarla. Mientras tanto, en Yeonnam, donde él vive, Minjung, o una mujer que es idéntica a ella, tiene citas con distintos hombres. Youngsoo vaga por las calles y lucha consigo mismo, que es lo mismo que luchar contra el mundo.

Hay cosas muy curiosas con el cine. De pronto te puedes encontrar con una película de 3 horas que se te pasa volando, y de repente otra de la mitad de duración que se te hace pesada como un documental de leones en la sabana.

La cinta coreana, última a concurso presentada en la Sección Oficial, es uno de estos segundos ejemplos. Pretende ser una comedia (el público se ha reído solo en los 10 minutos finales, y se pueden contar con los dedos de una mano las carcajadas, la señora a mi lado, literalmente, se ha quedado frita), pero no pasa de ser una película simpática y poco más.

Ni los personajes, ni la narrativa, ni los actores despiertan en mi el más mínimo interés. Y su gran virtud está en ser un compendio de sketches que podrían haber funcionado mejor por separado que como una historia conjunta.

El potencial del cine asiático en este Zinemaldia queda en manos de los japoneses, con dos propuestas de gran nivel frente a la irregularidad coreana y china.

THE ODYSSEY (Sección Oficial – Fuera de concurso)

Título original: L’Odysée

Director: Jérôme Salle

Duración: 122 minutos

Reparto: Lambert Wilson, Pierre Niney, Audrey Tautou, Michael Bundred, Chloe Hirschman, Jenna Saras, Dylan Edy, Sabine Palfi, Richard Lothian, Kevin Otto, Irina Miccoli, Wilson Carpenter, Ryan Kruger, Adam Neill, Brett Williams y Alberto Nicolo’

País: Francia

Género: Aventuras

Sinopsis: El legendario explorador Jacques Cousteau y su hijo Philippe, que mantienen una relación distanciada, se embarcan en su mayor aventura. A bordo del Calipso, se encontrarán el uno al otro, antes de que la tragedia les golpee.

El Festival de Cine de San Sebastián cierra con una película sobre Jacques Costeau y su hijo Philippe. Una odisea en el fondo del mar con una bellísima fotografía y un sonoro mensaje ecologista.

El filme francés se deja ver y disfrutar como una nota diferente a la tónica general de la 64 edición del Zinemaldia. Su elección como filme de cierre es un acierto, una película con mensaje y con un punto colorido y positivo para una edición donde ha predominado el negro y la oscuridad.

La historia narra la vida de Philippe, el menor de los hijos del famoso oceanógrafo galo, en su viaje de la niñez a la madurez. Su fascinación por el cine y el trabajo de su padre fue una parte importante de su vida, pero lo que deja más poso es su legado ecologista. El mensaje de protección de la fauna marina y la preservación de los océanos el gran acierto de la película.

La pasada edición terminó con ‘London Road‘ un musical que narra los asesinatos de un grupo de mujeres en un barrio de Londres. Aquella película puede verse hoy como un punto de partida común para lo que ha sido esta edición cargada de cine oscuro y violento. ¿Podrá ser ‘The Odyssey‘ un avance a la temática que predominará en el Festival de San Sebastián 2017?

Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor