Diario Vasco
img
'Marea negra', una pequeña joya para enmarcar
img
Asier Manrique | 01-12-2016 | 08:00

MAREA NEGRA

Título original: Deepwater Horizon

Año: 2016

Duración: 107 minutos

País: Estados Unidos

Director: Peter Berg

Guion: Matthew Sand y Matthew Carnahan

Música: Steve Jablonsky

Fotografía: Enrique Chediak

Reparto: Mark Wahlberg, Kurt Russell, Kate Hudson, John Malkovich, Dylan O’Brien, Gina Rodriguez, Ethan Suplee, Brad Leland, J.D. Evermore, Joe Chrest, Chris Ashworth,Jeremy Sande, Stella Allen, Michael D. Anglin, Ilan Srulovicz, Graham McGinnis,James DuMont, Douglas M. Griffin, David Maldonado

Productora: Summit Entertainment

Género: Acción / Drama

Basado en los eventos sucedidos en el Golfo de México en abril del 2010, cuando un accidente en un oleoducto causó una catástrofe que mató a 11 personas e hirió a otras 16, provocando además una de las catástrofes medioambientales más graves causadas por el hombre. (FilmAffinity)

Las expectativas con las que uno va a ver las películas al cine cuentan mucho para la valoración posterior. En el caso de algunas películas unas expectativas demasiado altas pueden terminar trastocando el resultado final porque la película no consigue alcanzar esas cotas que se esperaban. En cambio, en otras no te esperas gran cosa y te terminas por encontrar una joya oculta. Y, también las hay que no llaman la atención a la primera, pero que no crees que te vayan a desagradar, finalmente se convierten en películas que recomendarás a todos. Como este último caso es ‘Marea Negra’, la última película de Peter Berg.

La cinta narra los eventos ocurridos en el Golfo de México cuando un pozo petrolífero de la empresa BP sufrió un accidente mientras se realizaban labores de mantenimiento y puesta a punto para poder seguir trabajando. Una serie de catastróficas desdichas llevaron a que aquella plataforma saltara por los aires, provocando uno de los mayores desastres naturales jamás vistos. El vertido de crudo al Golfo de México causó un daño imposible de cuantificar, mientras que dejó atrás la vida de 11 personas y miles de animales.

Tratar un tema tan delicado como comprometido tiene el riesgo de que si no lo haces con todo el acierto terminarás por decepcionar a los espectadores, indignar a los protagonistas reales de la catástrofe y provocar risa entre críticos y demás personas relacionadas con la industria. No es el caso, ya que ‘Marea negra’ es, ante todo, un relato lo más próximo posible a la realidad de lo que aquel fatídico día de abril sucedió en las costas del sur de Louisiana.

En gran parte, ese éxito no se debe a un guion demasiado complejo u original, no lo es. Se trata de una película más de desastres si miramos este apartado. Un guion que desprende la grandilocuencia estadounidense en frases elegidas con sumo cuidado y con planos donde se muestra la bandera de los Estados Unidos rodeada de llamas pero aguantando estoicamente la embestida. Lo de siempre.

 

El éxito, ahora sí, se debe al trabajo duro de un reparto realmente en forma. Los principales actores de la cinta, Mark Wahlberg (Ted), Kurt Russell, Kate Hudson, John Malkovich, Dylan O’Brien (El corredor del laberinto) y Gina Rodríguez, se dejan el resto tratando con sumo cuidado y respeto lo que allí pasó e intentando llevar toda la fuerza dramática de una catástrofe así más allá de la pantalla. Lo consiguen. Especialmente brillantes están Wahlberg y O’Brien, actor por el que nuevamente confieso mi debilidad, que bordan sus papeles, eso sí, sin desmerecer a ninguno de los otros.

Con un absoluto convencimiento de que lo que se trata en la cinta merece ser contado, ‘Marea negra’, tiene el acierto, o error, según se mire, de no tratar al espectador por idiota. Da por sentado que el espectador sabe de lo que se habla, maneja el lenguaje técnico y que no se perderá en la marea oscura de conceptos, ideas, situaciones, lugares, personajes y temas en los que se sumerge al espectador. Y, aunque pudiera parecer un cóctel demasiado difícil de digerir, consigue que, si bien no se comprenden todos los términos, sí se pueda hacer una idea de lo que se trata.

Se trata de una película de acción donde la parte más interesante está en la parte con menos acción de todas, la primera mitad de la propia película, y un epílogo donde reside la mayor carga emotiva. El tercio central, con explosiones, fuegos y toneladas de adrenalina, es mucho más maniquea, pero no por ello menos interesante. Es necesario resumir de aquella manera ese momento del desastre, el cine tiene este lenguaje, al espectador le gusta, y al César lo que es del César, si el espectador lo demanda, hay que dárselo.

Y, siguiendo esta pequeña referencia al último tercio, consigue poner los pelos de punta e indignar a partes iguales. Poner rostro real a los personajes que has estado siguiendo durante casi dos horas, saber que aquello que pasó dejó a sus “responsables” en libertad y que nadie asumió la culpa de todo deja al espectador con una impotencia que no se puede describir, hay que vivirlo desde una sala de cine.

En definitiva, una película que bien merece pagar la entrada para ser vista. Un filme de acción atípico, con un elenco en estado de gracia y una dirección poderosa. Todos estos mimbres para convertirla en una de esas joyas que el cine nos regala y que llegan a nuestras carteleras sin hacer demasiado ruido pero dejando poso.

Lo mejor: No toma al espectador por idiota y el trabajo actoral en conjunto.

Lo peor: La parte de acción es la más floja de toda la película, aunque es imprescindible para tratar la historia.

Sobre el autor Asier Manrique
Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Otros Blogs de Autor