Diario Vasco
img
‘Las brujas de Zugarramurdi’, hasta siempre Terele Pávez
img
Asier Manrique | 15-08-2017 | 10:41

Crítica Las brujas de ZugarramurdiLAS BRUJAS DE ZUGARRAMURDI

Título original: Las brujas de Zugarramurdi

Año: 2013

Duración: 112 minutos

País: España

DirectorÁlex de la Iglesia

GuionÁlex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría

MúsicaJoan Valent

FotografíaKiko de la Rica

RepartoHugo Silva, Mario Casas, Carmen Maura, Terele Pávez, Carolina Bang,Jaime Ordóñez, Gabriel Delgado, Pepón Nieto, Secun de la Rosa,Macarena Gómez, Enrique Villén, Javier Botet, Santiago Segura, Carlos Areces,Manuel Tallafé, María Barranco y Alexandra Jiménez

ProductoraEnrique Cerezo P.C. / La Ferme! Productions

Género: Comedia / Fantástico / Terror

Dos parados cometen un atraco y huyen perseguidos por la policía y por la ex mujer de uno de ellos. Así, se adentran en los bosques impenetrables de Navarra y caen en las garras de una horda de mujeres enloquecidas que se alimentan de carne humana. (FilmAffinity)

La noticia del fallecimiento de Terele Pávez (El Bar) me pilló saliendo del cine, ese lugar donde tantas veces hemos podido disfrutar de su enorme talento actoral. Aquella mujer que un día Álex De la Iglesia (Mi gran noche) tuvo a bien rescatar y traérnosla a unas generaciones recientes que no la hubiésemos descubierto si no fuera por el tándem que formaron el director y la actriz bilbaínos.

Crítica Las brujas de Zugarramurdi

Terele Pávez sumó muchas películas a una trayectoria envidiable, pero fue con esta locura de su Álex con el que le llegó el premio definitivo de su carrera, el Goya a mejor actriz de reparto. Su actuación es genial, aunque no me atrevería a decir que es esta la mejor de toda su carrera, probablemente no. Pávez dio vida a la abuela de la peculiar familia de brujas formada por Carmen Maura Carolina Bang.

Aunque en su momento se dio más bombo al retorno de Maura a las órdenes de De la Iglesia, es la de Pávez la actuación más creíble de todas. Su personaje, Maritxu, impone. Es de esos personajes que Terele Pávez tantas veces interpretó y a los que dotaba de todo el peso actoral que arrastraba. Una lección de actuación entre todo el esperpento que rodea a la cinta.

Crítica Las brujas de Zugarramurdi

Pero, centrándome en la película, de nuevo Álex De la Iglesia comienza dándolo todo para terminar desinflándose como un suflé. La primera hora es absolutamente brillante, delirante, rápido, impresionante y sorpresivo. En cambio, la última hora va renqueando dejándonos el amargo poso de siempre, con esos finales atropellados y donde esperamos mucho más.

No obstante, no voy a centrarme en la locura final desmedida, sino en ese inicio que es de lo mejor que el cine español ha dado en la última década. El delirio del director bilbaíno alcanza su cima con el atraco y posterior huida de cinco hombres a cada cual más esperpéntico. Hugo Silva y su hijo son la nota seria del grupo donde brilla Mario Casas. El actor de ‘Los hombres de Paco’ consigue sacar lo mejor de sí interpretando a personajes atontados, despistados y con pocas luces. La dupla que forma con Álex De la Iglesia es impagable, y da buena cuenta de ello el Premio Feroz que recibió por su actuación.

Crítica Las brujas de Zugarramurdi

Junto a ellos el ausente hombre de Badajos y Jaime Ordóñez, otro de los habituales del director bilbaíno. Ordóñez aquí nos da la peor de sus tres actuaciones junto a este director, pero sigue siendo una actuación brillante como el taxista perdedor.

Y como esta película es un desfile y goteo continuado de personajes variopintos, tenemos que hablar del aquelarre de brujas. Carmen Maura desentona en un papel que no le viene bien desde el mismo momento en que se viste de predicadora. Carolina Bang no está convincente tampoco, aunque aporta la dosis de belleza que le falta a la cinta.

Crítica Las brujas de Zugarramurdi

En cambio, en ese grupo de señoras alocadas, a las que se une una desquiciada Macarena Gómez, hay que mencionar no a dos mujeres, a dos hombres. Las actuaciones de Santiago SeguraCarlos Areces como brujas, travestidas y de lengua afilada es auténticamente impagable. Ambos están sembrados y se nota que disfrutan dando vida a estas dos cotorras que consiguen hacer subir la segunda mitad de la cinta.

El guion es genial, a excepción del final atropellado y con tufillo a improvisado que siempre desprende De la Iglesia. Los diálogos son de aúpa, llegando a abordar temáticas como el machismo, la custodia de los hijos, el paro, la crisis, el trabajo… Un guion rapidísimo donde se suceden diálogos a cada cual más surrealista. Pura genialidad.

Crítica Las brujas de Zugarramurdi

No es la mejor película de Álex De la Iglesia, pero sí que es una de las más destacadas de su reciente filmografía. Una marcianada que esconde mucho debajo de tanta peluca, vestuario llamativo y maquillaje. Humor español del siglo XXI, pero sin la chabacanería y la tontuna tan habituales en otras películas y series recientes, esto sí merece la pena.

Lo mejor: El guion y Terele Pávez.

Lo peorÁlex De la Iglesia no sabe concluir una película.

Crítica Las brujas de Zugarramurdi

Sobre el autor Asier Manrique
Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Otros Blogs de Autor