Blogs

Alberto Moyano

El jukebox

Soledad cumple los cuarenta

Alberto Moyano

«Escribo para que me quieran», dijo alguna vez Gabriel García Márquez y
la especie, de una cursilería que no se hubiera admitido ni en un
cantante de boleros, hizo fortuna. El caso es que ‘Gabo’ cumplió su
objetivo y hoy, víspera de su ochenta cumpleaños, políticos,
personalidades  de la cultura y famosos en general –que le quieren
y le quieren– hacen cola en la Casa de América madrileña para leer
durante quince minutos cada uno un fragmento de ‘Cien años de soledad’.
La novela, de cuya publicación se cumplirán en junio cuarenta años,
cuenta con dos tipos de lectores: los que la terminaron en una noche y
los que necesitarían varias vidas para concluirla. Los primeros
sostienen que se trata de una obra maestra, mientras que los segundos
opinan que tanta exuberancia narrativa y tanta ampulosidad lingüística
terminan pareciéndose demasiado a la casa de un nuevo rico. Lo que no
admite mucha discusión es que ‘Cien años de soledad’ abrió una puerta
por la que han desfilado infinitas novelas deplorables construidas a
base de sagas familiares tercermundistas salpicadas de acontecimientos
del tipo de los que se desmenuzan en el ‘Cuarto Milenio’ de Iker
Jiménez.
Efectivamente, ‘Gabo’ consiguió que le quisieran y le quieren tanto que
prácticamente no hay un amigo –a excepción de Fidel Castro– que no haya
plasmado su amor en algún libro que relate minuciosamente la filias,
fobias, anécdotas y pensamientos del escritor colombiano.
En tanto, el hombre trata de sobrevivir a su propia fama, al peso de
esta obra singular y al Premio Nobel, mientras da esquinazo a la
leucemia, pasea su propio agotamiento literario por escuelas de cine y
seminarios de periodismo.


marzo 2007
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031