Blogs

Alberto Moyano

El jukebox

Ha pasado un ángel

Once meses y medio después de su llegada, el que vino a limpiar la institución se va obligado por las circunstancias y, lo que es peor, bajo un síndrome de Diógenes galopante. Llegó para levantar las alfombras pero si lo ha hecho ha sido exclusivamente para acumular las bolsas de basura que, bien generaba a diario, bien recogía en la calle.

Ante la posibilidad de marcharse como un caballero, sufrió un ataque de pánico, por lo que prefirió ser fiel a sí mismo. Su dicurso se redujo a un listado de enemigos que, sin ser pormenorizado, resultó impresionante al punto de hacer innecesario el de la candidatura rival.

Y por insólito que parezca, fue la primera junta ordinaria de accionistas de la historia en la que no afloró un sólo dato económico. El hecho de que buena parte de los asistentes no estuviera tan preocupada por la disolución del club como por la desaparición del ciberforo ayudaría quizás a explicar esta circunstancia.

En su habitual tono maníaco-depresivo, el líder carismático arengó a sus incondicionales con un “no somos como ellos porque somos como vosotros”. “Y nosotros como tú”, parecieron responder aquéllos, que, para certificarlo, se precipitaron sobre la nueva directiva hasta bordear la agresión, si es que la emisión masiva de aliento a kalimotxo no entra en esta categoría.

El exabrupto alcanzó el apoteosis con una referencia equivalente a que George W. Bush arremetiera contra Lincoln. El conjunto de despropósitos garantizó al menos unos minutos en el subapartado sucesos de la sección deportiva de todos los telediarios.

El acto, en resumen, tuvo todas las características de su mandato: fuerte personalismo, obediencia ciega al líder, sofoco de la disidencia, pulsión autodestructiva y pasión por la fantasía, aspecto este útlimo que sus seguidores consignan en el inventario bajo el eufemismo de “incumplimientos”. Los amantes del detalle encontrarán minuciosas descripciones de este perfil en todos los manuales de historia del siglo XX.

En la zona templada se sitúa una bolsa ex seguidores, que se autoabsuelven de todos sus pecados con un “también ha hecho cosas buenas”. Pero lo cierto es que resulta complicado identificar esos ‘pantanos’ que adornarían su gestión. De hecho, el protagonista renunció a explicar cuáles son.

En cualquier caso, hay veces en los que la anécdota se eleva a categoría: cualquier supuesto logro palidece frente a la inopinada aparición de la firma de su asistenta ecuatoriana en un contrato millonario, por poner un ejemplo. Por lo demás, el club no parece estar mejor que cuando nuestro hombre llegó, ni en lo deportivo, ni en lo económico, ni en lo institucional.

En fin, que ha pasado un ángel. Su reinado ha sido breve, pero su huella será profunda. El experimento demuestra que siempre habrá gente dispuesta a aceptar que los márgenes de la realidad pueden ser evanescentes a condición de que lal credibilidad sea infinita. Lo que se conoce como el triunfo de la voluntad, vamos.

La única duda ahor es saber si reaparecerá reconvertido en candidato político, dispuesto una vez más, a limpiar la sociedad de elementos indeseables que no aman lo suficiente nuestra tierra, nuestra bandera o cualquier otra jeremiada.


diciembre 2008
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031