Malditos Bastardos: En la Francia ocupada por los alemanes, Shosanna Dreyfus presencia la ejecución de su familia por orden del coronel Hans Landa. Después de huir a París, adopta una nueva identidad como propietaria de un cine. En otro lugar de Europa, el teniente Aldo Raine adiestra a un grupo de soldados judíos (“The Basterds”) para atacar objetivos concretos. Los hombres de Raine y una actriz alemana, que trabaja para los aliados, deben llevar a cabo una misión que hará caer a los jefes del Tercer Reich. El destino quiere que todos se encuentren bajo la marquesina de un cine donde Shosanna espera para vengarse.

'Malditos bastardos', Tarantino reescribe la historia, y qué bien lo hace | El fotograma

Blogs

Asier Manrique

El fotograma

‘Malditos bastardos’, Tarantino reescribe la historia, y qué bien lo hace

Malditos BastardosMALDITOS BASTARDOS

Título original: Inglourious Basterds

Año: 2009

Duración: 146 minutos

País: Estados Unidos

DirecciónQuentin Tarantino

GuionQuentin Tarantino

FotografíaRobert Richardson

RepartoBrad Pitt, Christoph Waltz, Mélanie Laurent, Diane Kruger, Michael Fassbender,Daniel Brühl, Eli Roth, Til Schweiger, B.J. Novak, August Diehl, Mike Myers,Omar Doom, Sylvester Groth, Denis Menochet, Richard Sammel, Jacky Ido,Martin Wuttke, Julie Dreyfus, Samm Levine, Gedeon Burkhard, Rod Taylor,Christian Berkel y Léa Seydoux

ProductoraUniversal Pictures / The Weinstein Company / Lawrence Bender Productions / Neunte Babelsberg Film

Género: Bélico / Acción / Comedia

Segunda Guerra Mundial (1939-1945). En la Francia ocupada por los alemanes, Shosanna Dreyfus presencia la ejecución de su familia por orden del coronel Hans Landa. Después de huir a París, adopta una nueva identidad como propietaria de un cine. En otro lugar de Europa, el teniente Aldo Raine adiestra a un grupo de soldados judíos (“The Basterds”) para atacar objetivos concretos. Los hombres de Raine y una actriz alemana, que trabaja para los aliados, deben llevar a cabo una misión que hará caer a los jefes del Tercer Reich. El destino quiere que todos se encuentren bajo la marquesina de un cine donde Shosanna espera para vengarse. (FilmAffinity)

Quentin Tarantino decidió abordar en 2009 el tema recurrente en el cine de la Segunda Guerra Mundial. Pero a diferencia de otros, que cuentan la historia desde una óptica más o menos realista, introduciendo elementos extraños, Tarantino se pasa la realidad por el forro. El director estadounidense prefiere llevarse la historia a su terreno e inventarse todo un universo muy en sintonía con su estilo habitual.

Malditos Bastardos

Lo mejor de la película es su entrada, como ya nos acostumbra. Aquí debutó a las órdenes de Tarantino un soberbio Christoph Waltz que se vuelve auténtico dueño y señor de la función gracias a interpretar al coronel nazi Hans Landa. Los diálogos de este señor, en especial este inicial junto al actor Denis Menochet, nos dejan de piedra y ya nos ganan como espectadores para todo lo que queda de película.

A partir de ahí, sucesión de diálogos eternos, escenas de toda clase y condición y secuencias de acción donde se da rienda suelta a la violencia, aunque de manera más controlada que en otras ocasiones. Repartido en capítulos, la narración se nos hace realmente amena a pesar de su excesivo metraje, marca de la casa. Una historia que cruza el género del western, con el cine histórico y bélico.

Estéticamente nos gana con ese retrato de París y apenas un par de escenarios más. Dentro del horror de la situación, es un escenario cuidado, armonioso y justamente medido, el que nos transporta realmente a esa situación. Tarantino consigue meternos de lleno en su universo y terminamos por desear mayores dosis de violencia, para acabar riéndonos de auténticas mezquindades.

Malditos Bastardos

Buen punto a favor tiene esta película por su gran personaje femenino: Shosanna. No nos esperamos con ese inicio que ella se convertirá en uno de los grandes protagonistas de esta venganza en plena Segunda Guerra Mundial. Mélanie Laurent ofrece un contrapunto perfecto a los personajes de Christoph Waltz y un sorprendente Daniel Brühl. Hitler, en cambio, queda como una caricatura más, perdiendo toda la fuerza dramática y relegándose a mero chiste.

Tarantino reescribe la historia y hace que nos hubiera apetecido mucho más esta versión que la real. El estadounidense habría terminado con unos tiros y un fuego con la guerra con un año de antelación. Como dice el personaje de Christoph Waltz, con una serie de muertes necesarias.

Gracias por hacer que Brad PittChristoph WaltzMélanie LaurentDaniel BrühlMichael Fassbender se lo pasen tan bien y nos lo hagan pasar tan bien. Auténtico placer culpable de 153 minutos de duración que, a pesar de lo abultado del número, se hacen realmente amenos.

Lo mejorChristoph Waltz y esa secuencia que abre la película.

Lo peor: A pesar de ser diálogos espectaculares, hay algunos de ellos que podrían haberse reducido considerablemente.

Malditos bastardos

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Sobre el autor

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma


mayo 2018
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031