Tenía ganas de hincarle el diente a este ‘El autor’ que en su momento se me escapó en el cine. La película de Manuel Martín Cuenca toma una novela de Javier Cercas como punto de partida para construir la obsesión de un escritor fracaso por convertirse en el mejor escritor del mundo, él quiere hacer “literatura”, y no “libros para las masas”

'El autor': Turbia obsesión | El fotograma

Blogs

Asier Manrique

El fotograma

‘El autor’: Turbia obsesión

El AutorEL AUTOR

Título original: El autor

Año: 2017

Duración: 112 minutos

País: España

DirecciónManuel Martín Cuenca

GuionManuel Martín Cuenca, Alejandro Hernández (Novela: Javier Cercas)

MúsicaJosé Luis Perales, Pablo Perales Carrasco

FotografíaPau Esteve Birba

RepartoJavier Gutiérrez, Antonio de la Torre, Adelfa Calvo, María León, Adriana Paz,Tenoch Huerta, Rafael Téllez, Craig Stevenson, Miguel Ángel Luque,Carmelo Muñoz Adame y Domi del Postigo

Género: Drama

Álvaro se separa de su mujer, Amanda, una exultante escritora de best‐sellers, y decide afrontar su sueño: escribir una gran novela. Pero es incapaz; no tiene talento ni imaginación… Guiado por su profesor de escritura, indaga en los pilares de la novela, hasta que un día descubre que la ficción se escribe con la realidad. Álvaro comienza a manipular a sus vecinos y amistades para crear una historia, una historia real que supera a la ficción…. Adaptación de “El móvil”, primera novela de Javier Cercas, publicada en 1987. (FilmAffinity)

Tenía ganas de hincarle el diente a este ‘El autor’ que en su momento se me escapó en el cine. La película de Manuel Martín Cuenca toma una novela de Javier Cercas como punto de partida para construir la obsesión de un escritor fracaso por convertirse en el mejor escritor del mundo, él quiere hacer “literatura”, y no “libros para las masas”.

Interpretada fantásticamente, Javier Gutiérrez hace un trabajo excelente, como siempre últimamente, encarnando a este escritor frustrado que es despedido de su trabajo como notario y se ve recluido en un bloque de viviendas donde intenta buscar la inspiración de su gran obra literaria. Entablando relación con la portera del edificio (Adelfa Calvo), la pareja de mexicanos que viven frente a él (Adriana PazTenoch Huerta) y un fascista con el que jugará a ajedrez (Rafael Téllez), Álvaro irá manipulándolos para que entre ellos se formen relaciones que le permitan llevarlas a papel.

El Autor

La idea es estupenda, entra de lleno en el voyeurismo, la psicopatía, la obsesión y la mediocridad de ciertos autores con ínfulas de grandes escritores. Valiéndose de personajes que se encuentran en un momento malo de su vida afrontando el paro, la inmigración, el fracaso matrimonial y la inminente muerte, Álvaro manipulará a sus vecinos para obtener lo que quiere. Este personaje, de pocas palabras y actitudes extrañas, conseguirá doblegar a sus convecinos para siempre salir beneficiado.

La turbia obsesión que genera Javier Gutiérrez, derivada del éxito comercial de la novela de su mujer (María León), lo llevará a intentar convencer a su profesor de escritura (Antonio de la Torre) para que lo bendiga con su aceptación. Es en el fondo el punto más importante del conflicto, Álvaro necesita ser aceptado como gran autor, porque de lo contrario su frustración ahondará en su falta de imaginación y capacidad para escribir. Convencido de esto, opta por dar rienda suelta a lo que mejor sabe hacer, manipular a la gente.

La película no ofrece nada, ni en cuanto a sorpresas, ni en cuanto a nada. Nos convence por un final potente, pero su desarrollo es plano y lineal, nos adelantamos a todos los giros argumentales. Nos podemos esperar, paso a paso, qué va a pasar, cómo van a reaccionar y qué motivaciones mueven a los personajes, eso que el personaje de Antonio de la Torre recalca una y otra vez ante Javier Gutiérrez.

Es en las actuaciones donde recae el verdadero potencial de la cinta. Empezando por los secundarios Antonio de la Torre y María León, que dan una réplica más que aceptable al personaje de Javier Gutiérrez, hasta una Adelfa Calvo que compite de tú a tú con Gutiérrez por ser lo más potente de la película. Su interpretación de la portera aporta el aire fresco que esta película necesita. Todo, y porque ya estamos acostumbrados a las grandes interpretaciones de Javier Gutiérrez.

En definitiva, una película bonita, bien interpretada y disfrutable, pero sin grandes alardes. Una película que ves una vez, te gusta, y ya no vuelves a ponértela. Todo correcto.

Lo mejor: Las interpretaciones.

Lo peor: No invita a verla más veces, y como película es muy lineal.

5,5

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Sobre el autor

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma


agosto 2018
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031