’El señor de las moscas’ es un clásico del cine adolescente. Una historia realmente potente que no termina de sacar todo el jugo que se podría esperar de ella. Una cinta que todavía guarda la magia de ese cine de los años 60 en blanco y negro.

'El señor de las moscas' (1963): el problema de adaptar ciertas novelas | El fotograma

Blogs

Asier Manrique

El fotograma

‘El señor de las moscas’ (1963): el problema de adaptar ciertas novelas

El señor de las moscas 1963EL SEÑOR DE LAS MOSCAS

Título original: Lord of the Flies

Año: 1963

Duración: 91 minutos

País: Reino Unido

DirecciónPeter Brook

GuionPeter Brook

MúsicaRaymond Leppard

FotografíaTom Hollyman y Gerald Feil

RepartoJames Aubrey, Tom Chapin, Hugh Edwards, Tom Gaman y Roger Elwin

ProductoraTwo Arts Ltd.

Género: Aventuras / Drama / Terror

Sinopsis: Durante la II Guerra Mundial (1939-1945), un avión sin distintivo es derribado. A bordo se encuentran varias decenas de niños británicos de edades comprendidas entre los seis y los doce años. El aparato cae en una isla desierta, aislada de cualquier vestigio de civilización. Ningún adulto sobrevive, de modo que los chicos se encuentran, de repente, solos y obligados a agudizar su ingenio para sobrevivir en circunstancias tan adversas. (FilmAffinity)

Vaya por delante que ninguna de las dos adaptaciones de ‘El señor de las moscas’ al cine me parece mala. Ni la que dirigió Peter Brook en 1963 y ni la que corrió a cargo de Harry Hook en 1990. Veremos si la futura adaptación que planean, parece que dirigida por Luca Guadagnino, puede mejorar el nivel. Porque ninguna de las dos es mala, pero ninguna llama demasiado la atención.

Es el problema que tiene adaptar ciertas novelas, no salen los resultados del todo redondos. Esta obra maestra de William Golding, que explora la naturaleza humana y cómo el hombre es capaz de organizarse socialmente, no ha encontrado nunca una versión cinematográfica que le haga justicia. Una obra que da para tanto, pero del que no se ha terminado de sacar provecho.

El análisis que hace Golding del comportamiento humano, de su interrelación, sus fantasmas, sus prioridades, sus preocupaciones y su manera de razonar, se diluyen bastante en las películas. Cortadas con bisturí para quedarse en productos consumibles por el público en general, ‘El señor de las moscas’ termina siendo una película interesante, pero nada más.

Se nos presenta con brocha gorda la separación de este grupo de niños aislados en una isla en su forma de entender la organización de dicha sociedad. En lugar de mostrarnos las dos partes y que sea el espectador quien elija, las películas optan más por subrayar cuál de los dos bandos que se forman es el que tiene más opciones de sobrevivir, el que actúa más sensatamente y el que plantea una organización más productiva.

El señor de las moscas 1963

Es curioso, pero considero que una adaptación más libre, inspirada en la obra, pero desde un punto de vista más propio como es la serie ‘The Society’ captura mejor la esencia del libro que sus dos adaptaciones al cine. La oportunidad de desarrollar mejor a los personajes y dilatar la historia más en el tiempo juega a favor de la serie, no hay duda. Pero el problema con las películas es que parecen meros encargos que sus directores cumplen para pasar a otros proyectos.

Centrándome en la versión de 1963, guarda cierta magia todavía. Elimina mucho del contenido del libro, pero consigue resaltar algunos de los momentos más brillantes de la obra de Golding, como el fuego, las asambleas o el final. Le falta explorar más la parte más descarnada de la historia, la que explora los bajos fondos de la naturaleza humana. Falla a la hora de dibujar el perfil de los personajes, algo que habría ayudado a asentar mejor la historia.

Así mismo, y algo que la versión de 1990 hace mejor, es omitir la introducción y plantear la historia directamente desde la playa. Que los personajes se vayan destapando poco a poco. En cambio, Peter Brook prefiere presentarnos la situación desde el inicio y luego dar cancha libre a la película para que se desarrolle por su cuenta.

‘El señor de las moscas’ es un clásico del cine adolescente. Una historia realmente potente que no termina de sacar todo el jugo que se podría esperar de ella. Una cinta que todavía guarda la magia de ese cine de los años 60 en blanco y negro.

Lo mejor: Su realización técnica.

Lo peor: No captura la grandeza de la novela en la que está basada.

El señor de las moscas 1963

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Sobre el autor

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma


septiembre 2019
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30