Blogs

Irene Crespo

Uno más en la familia

Primer centro de fisioterapia de Euskadi que ofrece terapia asistida con animales en sus instalaciones

Asistir a nuestra cita de rehabilitación y que nos salga a recibir…¡un perro!…dejará de ser extraño a partir de ahora, ya que se acaba de abrir en Donostia el primer centro de fisioterapia que integra al cien por cien un animal como coterapeuta. Dicho centro es Onkocan y, como decimos, es el primero en Euskadi y uno de los primeros de España en incluir al perro en la propia consulta.

Xcheker, perro que trabaja en Oncokan, ayuda tanto a un adolescente con autismo y pánico a los perros como a una niña en fase de crecimiento, los perros adiestrados para este fin son capaces de ayudar en problemas tan diferentes como pueden ser temas “físicos” (artrosis, amputación de algún miembro…) o algo psicológico o mental (por ejemplo, niños con hiperactividad o parálisis cerebral).

Aunque son muchos los pasos ya dados en este terreno, hasta ahora el proceso legal pasaba por ser el grupo formado por terapeuta, técnico y perro de terapia quienes asistieran a los centros que tuviesen concertado un servicio de terapia asistida con animales (TAA). Es decir, el animal de terapia como tal era un elemento externo a dicho centro. Y esta labor ya la llevaban realizando Mª Jesús Gómez Lago, diplomada en fisioterapia y técnico en TAA, y su perro Xcheker, especialmente preparado para esta labor, desde que hace ya más de tres años ofreciesen sus servicios a diferentes agrupaciones y colectivos.

Por ello y porque, como ellos, otros muchos técnicos en TAA ya estaban ofreciendo este servicio a diferentes grupos de usuarios (geriátricos, centros de día, etc), Mª Jesús quería dar un paso más: integrar a su perro de terapia en el centro de trabajo, de forma que quien desease una sesión de TAA se dirigiera a su consulta de fisioterapia con la misma naturalidad con la que se dirigiría si se quisiera tratar un esguince.

Así, tras varias entrevistas con los diferentes responsables de los departamentos correspondientes de Sanidad y Diputación de Gipuzkoa, y cumplimentados los requisitos imprescindibles para llevar a cabo este trabajo, el centro de Fisioterapia y Formación Onkocan se convierte en el primer gabinete de fisioterapia que integra en su totalidad un animal como coterapeuta.

“De la misma manera que tenemos asimilado que los perros guía y los perros de asistencia pueden formar parte de nuestra vida cotidiana, con esta iniciativa lo que pretendemos es, por un lado hacer más asequible a cualquier persona que lo solicite el acceso a sesiones de terapia asistida con animales y, por otro, dar a conocer nuevas áreas de trabajo en el campo de la fisioterapia, haciendo del animal de terapia, con la supervisión requerida y obligatoria preparación, el elemento mediador para obtener los objetivos terapéuticos prefijados” aclara Mª Jesús. “Ser el primer centro de fisioterapia que ofrece dentro de sus propias instalaciones este servicio permitirá ir normalizando poco a poco esta novedosa forma de trabajo que, aunque ya lleva varios años abriéndose camino en nuestro país, todavía tiene importantes vacíos que rellenar hasta llegar a los niveles de aplicación existentes en países como Estados Unidos o países del norte de Europa (países nórdicos).” añade.

No sólo para geriatría y niños con problemas

¿Quién diría viendo la foto que Josu antes tenía miedo a los perros?

Mª Jesús quiere también dar un paso más en la TAA y demostrar que se puede trabajar con el animal para mucho más que para la geriatría y niños con problemas, campos en los que se concentra hoy en día prácticamente el 100% de la terapia asistida con animales. Ella quiere demostrar que se puede trabajar en muchos más ámbitos con el animal y, en su caso, aplica la terapia asistida con animales a la fisioterapia convencional.

El caso de Elene, la niña del vídeo, es un claro ejemplo. Está en edad de crecimiento y, por ello, tiene dolores en articulaciones, algo habitual en ese proceso. Mª Jesús trata a Elene con la ayuda de Xcheker. Además de realizar los habituales ejercicios en camilla que se realizaría en fisioterapia convencional, Elene trabaja sus articulaciones con ejercicios como lanzar la pelota al perro (trabajo de muñeca), bañarlo con un gel seco (muñeca, dedos…), etc.

Este mismo trabajo de bañar a Xcheker serviría por ejemplo para una persona con artrosis en las muñecas. “En lugar del trabajo convencional de hacer puzzles en mesa o trabajar con plastilina, haríamos algo más dinámico con el perro”, explica Mª Jesús.

Me pone otro ejemplo: “Imagina un grupo de amputados de miembro inferior. Terapia de grupo, trabajo colectivo. Empezamos con un partido de fútbol, ellos tienen que chutar el mismo con su nueva prótesis (cogiendo fuerza y amoldándose a ella) y Xcheker con el morro. Al final de la sesión, les invito a hacer una despedida al perro para agradecerle su participación: un tunel de despedida. Todos hacen un tunel para Xcheker poniéndose en fila con las piernas abiertas, cuando el perro pase, les digo que lo abracen fuerte con las mismas y al rato que no aprieten tanto, no le vayan a hacer daño (trabajo de adductores).”

Por supuesto, una cosa no quita la otra y Mª Jesús y Xcheker siguen trabajando los campos de geriatría y niños con problemas.

Josu es otro de los pacientes de la fisioterapeuta y su perro. Tiene un problema de autismo, pero no es esto lo que trabaja en dicha consulta, sino que hasta ahora este chicarrón de 15 años tenía un miedo atroz a los perros que le hacía incluso echarse a la carretera si se cruzaba con alguno por la calle. Como véis en las fotos, hoy es el día que echa la siesta usando a Xchecker e incluso a otra perra como almohada.

A Julen, por su parte, Xcheker le ayuda a controlar su hiperactividad.

“El perro siempre sirve de elemento relajante, como sucede en el caso de Josu y Julen: se hacen ejercicios sobre el perro como usarlo de almohada y este transmite calor y relax” comenta Mª Jesús, quien añade que se trabaja mucho así en casos de parálisis cerebral infantil.

¿Sirve cualquier perro?

Xcheker ayuda a Julen con su hiperactividad

Sí y no. Para trabajar en terapia asistida, se necesita buscar y trabajar en el perro unas actitudes y aptitudes concretas: tranquilidad, agresividad cero, que tenga muchísimo aguante ante determinadas situaciones de estrés… Por ello, se suelen escoger unas razas determinadas que por sus características en general tienen una base más adecuada para ello como es el labrador. Esto no quiere decir que con cualquier otra raza no se pueda realizar labores de TAA, ni que cualquier labrador sea apto para ello.

En la mayoría de las ocasiones, además de la raza, son perros “genéticamente buscados”. Se cruzan perros con ciertas características para que sus crías sean más fácilmente aptas como perro de terapia. Este es por ejemplo el caso de nuestro protagonista, Xcheker.

Xcheker fue cedido a Mª Jesús por la Fundación Bocalán cuando tenía tres años (actualmente tiene ya siete). Es un perro que viene de una estirpe de perros de terapia, con una base por ello más adecuada para este trabajo.

¿Cómo se educa un perro de TAA?

Julen haciendo un puzzle sobre Xcheker

Pregunto a Mª Jesús por la educación de Xcheker. Ella me aclara que al haber sido donado por la Fundación Bocalán a los tres años, el perro venía ya al 90% preparado. “Yo le he ido enseñando después cosas nuevas, trabajos específicos según las necesidades que he tenido con determinados pacientes, por ejemplo empujar una puerta o traer una zapatilla”, añade. “Siempre he utilizado la educación en positivo, premiando actitudes”, aclara.

¿La base de un perro de terapia? “Una buena genética y una educación estricta”, nos resume Mª Jesús, quien quiere aclarar que por muy pacientes que sean estos perros, no hay que abusar de ellos y pretender que trabajen en consulta 8 horas al día. “Al final es un ser vivo como nosotros y hay que respetarlo”, puntualiza.

Formada en la Fundación Bocalán, de Madrid, como técnico en Terapia Asistida con Animales y Educadora Canina, e inscrita en el máster sobre TAA de la Universidad de Sevilla, Mª Jesús insiste en animar a quienes tengan curiosidad por este tema a informarse y formarse, “ya que, además del importante abanico laboral que nos abre, desde nuestra experiencia estamos convencidos de que es mucho lo que nos puede aportar el tener un animal de terapia como mediador, no sólo en el ámbito terapéutico, sino también en el emocional, lúdico o docente”.

Xcheker en acción:

Más fotos de Xcheker trabajando:

Temas

Sobre el autor

Blog dedicado a todo lo relacionado con el mundo de las mascotas: adopciones de perros y gatos, eventos, consejos prácticos para cuidar a ese miembro tan especial de la familia.


enero 2013
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031