Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Gang Related: El infiltrado estaba en el equipo de guionistas

Cada año se estrenan en las temporadas veraniegas, bastantes series que a pesar de haber sido encargadas con aspiraciones por las cadenas, se ven relegadas a rellenar la programación de la temporada baja por la poca confianza que tienen en ellas, aunque siempre a la espera de ver si suena la flauta y se convierten en éxitos inesperados.

Gang Related pertenece a este grupo, ya que a pesar de tener algunos elementos interesantes con una premisa de partida con posibilidades no logró en ningún momento captar la atención del público y se fue deslizando en las preferencias de la audiencia hasta posiciones insignificantes lo que ha determinado su cancelación al acabar la 1T.

A nosotros nos gusta ir alternando los análisis de los grandes éxitos con los sonoros fracasos y en esta temporada estival Gang Related ha sido uno de los batacazos mas llamativos por las razones que les vamos a exponer en el articulo.

Ficha: Gang Related 13 episodios.   May 2014-Ago 2014 FOX( USA)/FOX (E)

Sinopsis: Ryan Lopez es un detective de una unidad especial del cuerpo de policía de Los Ángeles, pero que creció huérfano y fue adoptado por la familia Acosta, dueños de un importante cartel de droga en California. Lopez ha sido infiltrado dentro del departamento de Policía para informar y proteger a su familia adoptiva en sus actividades delictivas, a partir de su privilegiada situación en el cuerpo.

El inicio: Chris Morgan es el productor y guionista responsable de la saga Fast and Furious ( A todo Gas)  a partir de su segunda entrega, a la que está dedicado de forma casi exclusiva, pero en algunas conversaciones con los ejecutivos de la cadena FOX estos le expresaron su interés de desarrollar algunos proyectos televisivos en los periodos entre películas y Morgan les lanzó esta idea de un mafioso infiltrado en la policía

La idea quedó archivada en un cajón hasta que a principios de 2013 la cadena Fox la recuperó y encargó el piloto a Chris Morgan que lo escribió, pero dejando claro que no iba a ser el showrunner de la serie por sus compromisos cinematográficos y ficharon a Scott Rosenbaum, que fue uno los guionistas principales de The Shield, para llevar las riendas de la serie.

Elegido el reparto, la decisión del director recayó en manos de Allen Hughes ( El libro de Eli) en su primera incursión televisiva y una vez rodado el piloto, recibió un encargo de 13 episodios pero que en lugar de hacerlo en la temporada otoñal, decidieron rodar la serie entera y retrasar su estreno hasta Mayo de este año con esta promoción.

La acogida de su estreno fue muy tibia tirando a fría, despertando escaso interés tanto entre la crítica como sobre todo en la audiencia que literalmente pasó de la nueva propuesta ya que ni el piloto lo miró mucha gente, por lo que el olor a cadáver de la serie se hizo patente desde la primera entrega.

La trama: El episodio piloto se inicia con una voz en off de nuestro protagonista estableciendo la premisa con la siguiente exposición
“Mi nombre es Ryan Lopez. Tras la muerte de mis padres, la familia Acosta y su banda de Los Angelicos, me acogieron y me criaron como a uno de ellos. Para protegerles, me pidieron que me infiltrara en el cuerpo de policia de Los Angeles. Ahora debo caminar en la fina linea entre ser un policia y un criminal sin ser descubierto.”.

Esta frase define perfectamente el proposito de la serie, una premisa potente e interesante pero peligrosa si no se hace creible cada semana.
La estructura de la serie se centra en mostrar las contradicciones internas del personaje del detective dividido entre su trabajo de policia con un grupo de compañeros que son sus amigos y a los que aprecia, y su lealtad a la banda latina que lo crió y sacó de las calles, lo que le provoca una enorme sensación de soledad al no pertenecer  completamente a ninguno de los dos grupos y el peligro de no ser descubierto en alguno de sus chivatazos.

Los episodios tienen una cierta continuidad en referencia a la trama de su equilibrio para pertenecer a ambos bandos, pero añade en cada capitulo historias mas puntuales que necesitan de su colaboración para resolver algun problema de la banda a menor escala.El siguiente trailer hace enfasis en este punto

La atención del espectador debe mantenerse a base de replantearse una y otra vez la pregunta ¿Le descubriran esta vez? , y en ese sentido la premisa se agota al cabo de pocos episodios, cuando las formas de librarse de los fregados entre la banda y la policia se hacen cada vez mas inverosimiles. En el siguiente video pueden ver al actor protagonista Ramón Rodriguez explicando sus impresiones sobre su personaje.

Está bastante clara la influencia de The Shield, en mostrar a un antiheroe ambivalente, pero donde Vic Mckey defendía mas o menos a inocentes y seguía huyendo hacia adelante, aqui Ryan Lopez protege a una banda de criminales y está dando vueltas en circulos, sin que las cosas que todos aprenden en cada episodio les sirvan para el siguiente, en una especie de reset semanal que daña mucho la credibilidad de la historia.

Un toque interesante es la intención del jefe del cartel de hacer que la familia abandone las actividades delictivas a medio plazo, para llevar una vida honrada, pero el desarrollo de esa trama es muy debil y torpe suponemos que dejandola para posteriores temporadas, pero fue una oportunidad desaprovechada y perdida.

Por estas razones, despues de un piloto que podiamos calificar de prometedor, la serie se sumerge en una serie de clichés y arquetipos que no ayudan a mantener la atención del sufrido espectador que acaba deseando que lo descubran de una vez a él y a toda la banda para ver si aquello se anima en la carcel.

La factura visual del piloto es excelente con algunas escenas de acción espectaculares, pero cuando a partir del segundo episodio las estrecheces presupuestarias televisivas se hacen mas evidentes, la sensación de cutrez y pobreza de recursos no suele ayudar a fidelizar al publico de las grandes superproducciones de acción que en principio sería el target ideal para la serie.

Con todo en cada capitulo suele haber una o dos escenas de acción para intentar animar el cotarro, como pueden comprobar en el video

Errores flagrantes en el casting y el hecho de tener todos los episodios grabados antes de empezar a emitirse, hacian imposible rectificar sobre la marcha, como suele suceder si la producción va al ritmo de la emisión.

Tengo que reconocer que la serie mejora bastante en su recta final desde  el noveno episodio, cuando por fin el protagonista toma una decisión sobre el bando en el que va a estar, lo que desencadena una cascada imprevisible de acontecimientos , pero las audiencias ya habían desertado y la serie fue cancelada de forma fulminante a principios de Septiembre, apenas dos semanas despues de finalizar su emisión.

El final es abierto y con muchos interrogantes porque parece que no  se lo esperaban, por lo que si esperan ver resueltas las historias, ya les puedo avanzar que no es así y se van a quedar con la miel en los labios, lo que tampoco ayuda a que se animen con ella.

Gang Related no es una serie espantosa y se deja ver si no se tienen muchas pretensiones y les gustan las series de antiheroes y de personajes que juegan a dos bandas, pero en este caso la ambición y las expectativas que presentaba por algunos de los nombres de delante y detras de las camaras, quedaron tan por debajo que el poso de decepción que me ha dejado es dificil de superar.

Los actores:
El mayor lastre de la serie ha sido colocar a Ramón Rodríguez como Ryan Lopez un personaje atrapado entre los dos mundos del bien y del mal. Rodríguez se dio algo a conocer como Renaldo el novio hispánico del enorme Omar en The Wire, pero incluso en esa grandiosa serie, su personaje desapareció sin ninguna explicación. Posteriormente pululó  en dos funestas series como Nurses y el remake de ‘Los Angeles de Charlie’ donde hacia de Bosley.

Rodríguez consigue cargarse la serie en solitario, con una composición blanda y meliflua con una continua cara de ciervo cegado por las luces que no transmite en ningún momento la supuesta complejidad interior de su personaje ni su lucha por no ser descubierto, haciéndonos añorar verdaderos actores en papeles de antiheroes que seguro que les vienen a la cabeza. El director de casting que lo propuso debería dedicarse a las webseries otomanas que le veo mas futuro.

El papel de su mejor amigo e hijo del jefe de la banda Daniel Acosta es para Jay Hernández, un secundario con bastante experiencia en series y películas, aunque siempre en papeles menores y que aquí hace de miembro legal de la familia, como banquero de inversiones y que debe planear el futuro no delictivo de la familia

Hernández está justito en un personaje bastante difuso y que tampoco tiene muy claro lo que quiere en la vida lo que se traslada a su actuación con cambios de actitud poco convincentes.

El mejor del reparto es sin ninguna duda Cliff Curtis, como el patriarca del cartel Javier Acosta, en una actuación señorial siendo el único del reparto que se enteraba de que iba la cosa, infundiendo miedo y respeto a partes iguales, pero siempre con la familia por encima de todo.

No deja de ser curioso que un neozelandés  de etnia maorí, sea el mejor latino del reparto, pero Curtis lleva una carrera muy solida tanto en las antípodas como en los EUA, en series como Trauma o en películas como La Jungla 4.o y aquí se come con patatas a toda su familia latina, a pesar de ser el único que no sabia hablar en español.

El actor mas famoso de todo el reparto sin ninguna duda era Terry O’Quinn que para todos será siempre el inolvidable Locke de Perdidos y que aquí interpreta a Sam Chapel, el jefe de la unidad especial de la policía y padre de una fiscal del distrito que es la novia del infiltrado.

O’Quinn lleva desde Perdidos actuando con el piloto automático, solvente pero haciendo mas o menos el mismo papel,de hecho lo veía aquí y me parecía que estuviera en Hawaii 5-0, tanto por los gestos como por el tipo de personaje. Trabajo no le falta, pero diversificar un poco los papeles no le iría nada mal. Como muestra pueden ver sus impresiones sobre su papel en la serie.

Por ultimo en la foto inferior tienen al equipo especial de policía, con un reparto que parece mas elegido para tener una cuota racial de todas las etnias principales que por sus cualidades como actores. El grupo está formado de izquierda a derecha por un latino ( Ramón Rodríguez), un afroamericano ( RZA), una rusa ( Invar Labi), un coreano (Sung Kang) y un blanco que es el jefe ( Terry O’Quinn)

A parte de los dos ya comentados el mas destacable es el rapero RZA, un gran músico líder de uno de los grupos con mas influencia en el rap y el Hip Hop los Wu Tang Clan, pero que como actor aún se piensa que está protagonizando un videoclip de los suyos.

Epilogo:Gang Related, una serie que les recomendaría ver si existieran pocas series disponibles y unicamente para pasar el rato, pero considero que es mejor que aprovechen su escaso tiempo en procedimentales que por lo menos les van a entretener igual y tienen mucha mas gracia que esta serie fallida en su ejecución.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino