Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Here and Now: Dramas existenciales y pretenciosos del primer mundo

El nombre de Alan Ball es uno de los más idolatrados por determinados sectores del público que considera a su primera creación televisiva ‘Dos metros bajo tierra’ una obra maestra y la tiene en todo lo alto de su podium particular de mejores series de toda la historia.

Con ese bagaje, el estreno de ‘Here and Now’ su nuevo drama familiar que representaba su retorno televisivo tras la finalizacíón de ‘True Blood’ era esperada como agua de mayo y con grandes expectativas por todos sus fieles seguidores.

Por desgracia el resultado ha dejado mucho que desear por el dubitativo y aburrido desarrollo de una historia con muchas posibilidades iniciales, pero que precisamente ha caído en todos los errores y arquetipos que pretendía denunciar con su premisa inicial, como les vamos a analizar en esta entrada veraniega de una serie que ha sido fulminántemente cancelada al finalizar su 1T.

generalFicha: Here And Now 10 episodios. 60 m  Feb 2018- Abr 2018  Cadena: HBO (USA)- HBO (E)

Sinopsis:

Los Bayer-Boatwright son una familia multirracial que vive en Portland, creada por los dos progenitores, Greg un profesor de filosofia y Audrey una terapeuta, que se conocieron en la progresista Universidad de Berkeley y decidieron intentar compensar con sus actos las desigualdades e injusticias provocadas por su Gobierno.

A tal efecto deciden adoptar tres hijos, Ramón, Ashley y Duc de tres países diferentes como Colombia, Liberia y Vietnam como desagravio a los males causados por los actos del gobierno estadounidense en esos tres países, a los que se une la hija menor Kristen que es la única hija biológica de la pareja.

La relativa estabilidad de esta familia multirracial y multiétnica se ve amenazada cuando en la fiesta del sexagésimo aniversario del patriarca Greg, su hijo Ramón empieza a tener visiones extrañas relacionadas con el número 11:11 que se le aparece constantemente, lo que provoca una desestabilización importante directa e indirecta en todos los miembros de la familia.

El inicio: Ya hemos comentado el pedestal en que se encuentra Alan Ball para muchas personas tras ganar el Oscar por ‘American Beauty’ y crear para la HBO ‘A dos metros bajo tierra’ y ‘ True Blood’ , pero tras finalizar su fantasía de vampiros en Louisiana, vio que muchos de sus proyectos cinematográficos y pilotos televisivos no veían la luz.

Ball se enteró del interés de HBO por tener algún drama familiar en su programación y decidió enfocar sus esfuerzos hacía ese género, pero buscando algún elemento diferencial importante que  dejara su sello e impronta personal sobre la historia.

alan-ballEl concepto de trabajo inicial fue el de una familia multirracial que representara mejor los tiempos actuales, donde la mezcla y el mestizaje forman una parte importante de la sociedad, entrando en el tema de la adopción de niños de diferentes países, como núcleo de formación de una familia ,añadiendo un elemento místico a la misma, lo que le permitió escribir un piloto sobre el tema.

Ball presentó el piloto al nuevo presidente de HBO Casey Bloys que estaba deseoso de marcar territorio a su llegada y nada mejor que una serie de una estrella como  Alan Ball  para empezar a llamar la atención sobre su gestión en el gigante del cable de pago por lo que le encargó una primera temporada de diez episodios, dándole la carta blanca habitual en sus proyectos.

A finales de 2017 empezaron las primeras promociones de la serie como la siguiente que jugaba lógicamente con la marca del nuevo drama familiar de Alan Ball, como gancho suficiente para llamar la atención sobre el producto.

Poco más tarde llegó el trailer oficial, donde la presentación de la familia multirracial era el hecho que más llamaba la atención de un drama que se prometía intenso y complejo.

La burbuja empezó a reventarse poco antes de su estreno, cuando las críticas fueron bastantes más tibias de lo esperado y en algunos casos incluso demoledoras, lo que empezó a encender las alarmas de HBO, que se pusieron en máxima potencia al ver que las audiencias se desplomaron en la segunda semana por cifras por debajo del medio millón de espectadores, muy inferiores a sus previsiones.

La trama: ‘Here and Now’ se centra en el retrato de una familia muy progresista desde el punto de vista de los estandards estadounidenses, con un listón personal de comportamiento ético y comprometido socialmente tan alto que influye de forma decisiva en todas las decisiones que toman en su vida  familiar.

Desde su decisión consciente de adoptar tres niños de tres países diferentes, pero sin hacerles olvidar sus raíces, hasta su participación en todo tipo de iniciativas y protestas sociales, todo viene marcado por esa forma de enfocar la vida. Todo se empieza a tambalear cuando empiezan a comprobar las contradicciones de muchos de sus actos lo que les sume en una gran perplejidad y frustración y les hace entrar en una grave crisis existencial donde se deben replantear muchos aspectos de su vida y de sus hábitos.

Nada mejor que ver los vídeos de presentación de Greg y Audrey para empezar a entender las bases sobre las que formaron su familia.

La disyuntiva sobre la mayor importancia de la herencia genética o de la educación recibida es importante sobre todo para la negra liberiana Ashley y para el vietnamita Duc, que a pesar de ser dos miembros de pleno derecho de la familia, siempre se han sentido observados de manera diferente por el resto de las personas por los prejuicios que provoca su aspecto diferente.

El siguiente vídeo muestra las tribulaciones de Ashley

Por último nos queda el personaje de Ramón el hijo adoptado de Colombia, que es utilizado como la espoleta para disparar las tensiones familiares desde el momento que empieza a tener alucinaciones importantes que empiezan a preocupar y mucho a su hipercontroladora madre que intenta encontrar la solución a ese problema, obligándole a asistir a terapia con un doctor de origen iraní que tiene su enorme historia detrás. En el vídeo pueden ver la historia de Ramón

El núcleo familiar centra casi todas las historias, excepto para el caso del doctor iraní y su familia musulmana, con el doctor interpretado por Peter MacDissi, socio principal y pareja de Alan Ball. En esa familia destaca el personaje del hijo Navid que se autodefine como de género fluido y que hace grandes migas con Kristen, la adolescente consentida de la familia principal.

familia-iraniSi juzgáramos una serie por sus intenciones, ‘Here and Now’ sacaría una buena nota, pero nuestra labor es juzgar los resultados de lo que vemos finalmente en la pantalla que al final es lo que queda para la posteridad y en ese aspecto ‘Here and Now’ ha fallado miserablemente en casi todos los aspectos, a pesar de las explicaciones que daba Alan Ball sobre sus intenciones.

Mi problema principal fue que rápidamente me percaté que me importaba un pimiento lo que les pasara a todos y cada uno de los miembros de esa familia de clase alta y pudiente, abrumada por problemas existenciales del primer mundo, que mucha gente a la que dicen defender solo puede soñar con tenerlos.

No es un problema de que los personajes sean desagradables, que lo son, o que sea imposible de empatizar con ellos, porque por ejemplo en ‘American Beauty’ los personajes también lo eran y eso no quita que me interesara mucho las cosas que les pasaban, el problema es que en ‘Here and Now’ son  muy aburridos y sus angustias de pijos-progres no llegaban a crearme el más mínimo interés en ningún momento.

Los mejores momentos de ‘Here and Now’ son cuando interaccionan con el mundo exterior, como cuando las dos hijas son detenidas y tienen una reacción muy diferente en su trato en la comisaria, mostrando una linea que podía haber sido más interesante si hubieran seguido por ese camino.

En cambio, la serie opta por una serie de interminables conversaciones y peroratas entre los diferentes miembros de la familia, sobre lo humano y lo divino, con una perspectiva de superioridad moral y ética, al creerse en posesión absoluta de la verdad que los hacían absolutamente insufribles a todos y cada uno de ellos.

Tampoco ayudaba mucho la pésima integración de las visiones místicas que el personaje de Ramón tenía de vez en cuando, porque rompían la supuesta verosimilitud del resto de la historia, sin aportar nada que lo pudiera justificar, hasta desembocar en la vergonzosa salida del último capítulo, que en mi opinión fue un auténtico disparate.

En mi caso debo reconocer que nunca he sido fan de Alan Ball ni de sus series tan celebradas, por lo que mi nivel de decepción es bastante menor que lo que puede haber sido para otras personas que lo idolatran, pero eso no es óbice para señalar los errores clamorosos de una propuesta que podía dado mucho más juego con un poco más de humildad y menos pretenciosidad y ampulosidad.

Los actores: No deja de ser una lastima reunir a una pareja protagonista como Tim Robbins y Holly Hunter para hacer los papeles de Greg y Audrey, el padre y la madre de la familia y darles unos personajes tan hipócritas, detestables e inverosímiles, ante lo que poco pueden ambos actores para salvar los muebles, en dos de las actuaciones más olvidables de sus ilustres carreras.

La carrera de Tim Robbins estuvo en su máximo apogeo en la década de los noventa y en la primera de este siglo, apareciendo en grandes y enormes películas como ‘Bull Durham’ o ‘Cadena Perpetua’ , ademas de ganar un Oscar por ‘Mystic River’ para encaminar sus pasos hacia la dirección. Como actor va cuesta abajo embarcándose en series como ‘The Brink’ o aquí como el patriarca Greg, donde navega al pairo con su personaje sin saber de donde viene ni a donde va.

hunter-robbinsHolly Hunter también tiene un Oscar en su posesión por ‘El Piano’ y ha seguido apareciendo en muchas películas interesantes, aunque este siglo ha cambiado sus miras hacia la televisión donde protagonizó varias temporadas la serie ‘Saving Grace’. En esta ocasión, por desgracia, a Hunter le ha tocado en suerte el peor personaje de la serie, que sintetiza en su comportamiento errático y contradictorio todos los males de la serie.

Los papeles de los dos hijos varones recayeron en dos actores que desconocía, el costarricense Daniel Zovatto como el colombiano Ramón, un prometedor diseñador de juegos y Raymond Lee como el vietnamita Duc, un arquitecto motivacional, un eufemismo de esos que tanto gustan para redefinir a los psicólogos de toda la vida. Ambos eran dos desconocidos para mí, con papeles secundarios en cine y televisión anteriores que no me llamaron la atención en absoluto y lo cierto es que a partir de ahora me acordaré de ellos pero no en términos elogiosos

daniel_zovattoleeZovatto está desbordado por su personaje central en la trama y su expresión de alelado ante las alucinaciones que experimenta, hace que solo destaque en sus escenas desnudo con su amante.

Lee está algo mejor en un personaje de lo más detestable y abofeteable, pero por lo menos está creíble en su interpretación que es más de lo que puedo decir de su hermano en la ficción.

Las dos chicas de la familia están interpretadas por Jerrika Hinton ( izq) y Sosie Bacon que dan vida a la liberiana Ashley y la benjamina Kristen. Hinton es la más conocida de los hijos del reparto, tras estar varios años en la popular ‘Anatomia de Grey’ donde debería volver tras esta aventura fallida. Su personaje es otro agujero negro de la serie por sus dudas existenciales raciales autodestructivas que amenazan con destrozar todos sus triunfos en la vida.

bacon-hintonSosie Bacon sigue siendo más conocida por ser la hija de Kevin Bacon y Kira Sedgwick que por sus trabajos como actriz, empezó a trabajar en las películas y series en que trabajaban sus padres como ‘The Closer’ y ha aparecido en ’13 Reasons Why’ . En la serie interpreta como buenamente puede a ‘Caballo Loco’ Kristen una adolescente insoportable que en el primer episodio se comporta de una manera tan inexplicable y ridícula, que levantó mis primeros temores sobre la serie que se fueron confirmando por desgracia, con el paso del tiempo.

Final : La falta de apoyo crítico y social es una verdadera sentencia de muerte en una cadena como HBO, aunque siempre se ha caracterizado por ser una cadena paciente (un bodrio como ‘Animals’ va por la 3T) pero no dejó de sorprender a mucha gente su fulminante cancelación al final de su única temporada, siendo casi repudiada por los ejecutivos de HBO.

El final fue bastante abierto, aunque ya he comentado que las lineas que abría en ese final no hacían presagiar nada bueno por lo que el artículo me sirve como el perfecto epitafio para una de las grandes decepciones de 2018.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino