Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Wallander: Un enorme detective, tres series y tres grandes actores

Las series protagonizadas por grandes detectives literarios siempre han tenido el beneplácito de un público muy fiel, que disfruta recreando visualmente la adaptación de las obras que habían imaginado en el momento de su lectura.

Si hace pocas semanas dedicamos nuestro espacio a Hércules Poirot, hoy vamos a hacerlo con el sueco Kurt Wallander el detective de policía surgido de la pluma de Henning Mankell, que para muchas personas fue el primer contacto con la novela negra escandinava que tan en auge se encuentra en nuestros días.

La popularidad de Wallander ha generado hasta tres series diferentes con tres protagonistas de lujo pero que comparten el respeto absoluto por los textos originales de Mankell en el caso de las obras adaptadas y de su espíritu en el caso de las historias creadas específicamente para el medio televisivo.

Al haberse emitido las tres versiones en nuestro país, llegando incluso a coincidir en el tiempo la emisión de las tres hacia 2006, nos ha parecido conveniente agrupar las tres versiones en un solo artículo para que tengan una visión completa del personaje en su paso por el medio televisivo

general

Sinopsis: Kurt Wallander es el detective principal de homicidios de la ciudad de Ystad, situada a unos sesenta kilómetros al Sur de Malmö, que vive de forma casi exclusiva para su trabajo, obsesionándose con cada caso que le llega a sus manos.

Solitario y huraño tiene una complicada relación con su hija Linda que se acaba de incorporar al cuerpo de policía, pero su gran capacidad de observación y la meticulosidad con la que afronta sus investigaciones le convierten en un detective muy eficaz y comprometido contra las desigualdades que observa en la sociedad sueca a través de ese pequeño microcosmos que es Ystad.

Todos los episodios son independientes y autónomos, sin apenas hilos de continuidad excepto la precaria relación con su hija y algunos pocos amigos que tiene en Ystad.

El inicio: Henning Mankell fue en su juventud un comprometido activista de extrema izquierda que no dudaba en acudir o encabezar cualquier protesta como los sucesos de Mayo de 1968.

Esa inquietud le llevó a intentar plasmar su inconformismo con la sociedad en forma de obras de teatro muy criticas con el establishment. Su descontento le llevó a vivir durante muchos años en diferentes países africanos, donde se convirtió en un pilar en la lucha contra el apartheid junto con los exiliados sudafricanos que iba conociendo en lugares como Zambia o Guinea-Bissau.

Tras volver a Suecia a finales de la década de los ochenta, decidió probar fortuna en el terreno literario creando el personaje de Kurt Wallander, como un medio de examinar a través de sus investigaciones todo lo que no funciona de la sociedad sueca, como una capa subyacente del caso criminal principal, que casi siempre era una derivada de algún problema social sobre el que Mankell quería llamar la atención.

mankellSu primera novela ‘Mördare utan ansikte ‘ fue publicada en el año 1991 y fue un gran éxito de ventas en Suecia, lo que animó a seguir escribiendo novelas con Kurt Wallander como protagonista.

El éxito de sus novelas despertó el interés de los responsables de la televisión pública sueca para hacer una serie de películas televisivas basadas en sus novelas, empezando por la primera de todas que se estrenó en televisión en 1994.

Mankell siempre estuvo muy implicado en sus series televisivas, tanto en calidad de creador como de guionista en diferentes ocasiones, lo que iba compaginando con su producción literaria, tanto de Wallander como de otros personajes, con más de cuarenta novelas publicadas hasta su muerte en 2015 por cáncer de pulmón a los 67 años.

EL WALLANDER DE ROLF LASSGARD. SERIE DE PELICULAS TELEVISIVAS

Ficha:Wallander. Tv films series 9 peliculas televisivas 100 m Ene 1994- Nov 2007 Cadena:  STV (S ) /La 2 (E)

La primera adaptación televisiva fueron unas versiones muy canónicas de sus libros con la elección del actor Rolf Lassgård como protagonista, gracias a la insistencia del propio autor Henning Mankell que era un gran admirador de Lassgård por sus grandes interpretaciones en los teatros de Estocolmo.

El propio autor ha manifestado que de forma indirecta lo tenía en su mente cuando imaginaba a su personaje en sus primeras novelas, por lo que no dudo en ofrecerle ser el primer Wallander cuando la televisión sueca llevó el proyecto hacia adelante, con la primera película, basada en su primera novela ‘Mördare utan ansikte ‘ traducida posteriormente como ‘Faceless Killers’ , estrenada con el siguiente trailer

Lassgård marcó el canon del personaje con su imponente presencia física que compensaba su desordenado comportamiento, demasiado propenso a la bebida y a la comida basura con el grave riesgo para la salud que eso podía suponer, ademas de su personalidad arisca y poco sociable que chocaba a menudo con sus compañeros.

Todos esos defectos desaparecían cuando Wallander encaraba un caso nuevo que nunca son lo que aparentan al principio, siguiendo el método de las capas de cebolla, hasta llegar a la verdad del asunto, relacionada en muchas ocasiones con problemas sociales de la próspera Suecia, como el tema de la inmigración, la precariedad laboral, el machismo o las desigualdades sociales como si fuera el brazo policial del activista de izquierdas que siempre ha sido Henning Mankell

Al ser películas televisivas se iban produciendo muy espaciadas en el tiempo, dependiendo casi siempre de la disponibilidad de Rolf Lassgård que compaginaba este personaje con otros protagonistas importantes en grandes series suecas como ‘Martin Beck’ o ‘Sebastian Bergman’, por lo que a su ritmo hicieron nueve películas en quince años, con la última estrenada en 2007, con las otras dos series ya en marcha.

El trailer de la última entrega lo pueden ver a continuación, donde pueden reconocer a un joven Gustaf Skarsgård ( Floki de Vikingos) que interpreta al joven Wallander


El propio Mankell adaptó su propia obra en una de las películas, por lo que le entró el gusanillo de la escritura televisiva que desarrollaría más adelante en la segunda serie sobre su personaje,

Lassgård ha seguido en lo más alto del escalafón sueco de actores gracias a su impresionante interpretación en series recientes como ‘Jägarna’ pero sobre todo en la trilogía de miniseries basadas en la obra de Leif G.W. Persson sobre el asesinato de Olof Palme iniciada con ‘En Pilgrims Död’ y finalizada con ‘Den Döende Detektive’ de las que les hemos hablado en nuestro rincón de series remotas de los lunes

EL WALLANDER DE KRISTER HENRIKSSON. LA SERIE DE HISTORIAS ORIGINALES

Ficha: Wallander. La serie 32 ep 90 m Ene 2005- Jul 2013  Cadena: TV4 (S ) /La 2 (E)

henrikssonEl gran éxito de las películas iniciales llevó a Henning Mankell a replantearse el futuro de Wallander pero sin estar hipotecado a su producción literaria, por lo que acabó asociándose con el productor sueco Ole Søndberg, del que era un gran amigo, para formar la productora Yellow Bird, con el objetivo de crear una serie televisiva sobre Wallander más allá de su origen literario, como explican los propios interesados en el siguiente vídeo

El proyecto convenció a la cadena privada sueca TV4 que les encargó una primera temporada de trece episodios de larga duración de los cuales solo el primero estaba basado en una novela de Mankell y se estrenó en los cines para buscar una cierta  notoriedad para la serie.

Para el resto de los episodios, Mankell diseñaba los rasgos globales de cada historia pero dejaba la escritura del guion a otros escritores, como la única manera de poder desarrollar todas esas historias en paralelo para producir los trece episodios encargados, con esa sala de guionistas algo desperdigada siguiendo el ejemplo de la alemana ‘Tatort’

En esta ocasión el actor elegido para protagonizar la serie fue Krister Henriksson, el actor teatral más prestigioso de su país que aceptó el reto que le suponía ponerse en la piel de Wallander, tras la profunda huella dejada por su predecesor Lassgård.

El trailer de la nueva serie de Wallander creó grandes expectativas entre sus seguidores, sobre todo porque iban a ser casos nuevos de su inspector en el marco de esa serie televisiva y de esta forma poder saciar las ansias de nuevas aventuras de su inspector que la limitada capacidad literaria de Mankell no podía satisfacer.

Tras la primera entrega Henriksson aceptó realizar una segunda tanda de episodios porque siendo un gran perfeccionista no había quedado muy satisfecho de su interpretación, por lo que decidió volver a retomarlo para mejorar su percepción.

El principal problema en ese momento fue el suicidio de la actriz Johanna Sällström que interpretaba a Linda, la hija de Wallander, que sumió en una gran pena y sentimiento de culpa a Henning Mankell, que planeaba escribir una trilogía de novelas basada en Linda, y que dejó inacabada tras la primera entrega como señal de duelo personal y sin que ese personaje saliera en la 2T.

Al finalizar la segunda tanda, Henricksson declaró que estaba saturado del personaje y que no pensaba interpretarlo más, pero cuatro años más tarde cambió de opinión para poder cerrar el ciclo de Wallander, con otra actriz haciendo el papel de su hija Linda, como pueden ver en el trailer de esa tercera y última temporada.

Tras finalizar el compromiso, Henriksson sigue trabajando principalmente en el teatro que siempre ha sido su pasión, pero le he visto aparecer en pequeños papeles en series como ‘The Fall’ o ‘ Modus’.

EL WALLANDER DE KENNETH BRANAGH . LA SERIE BRITÁNICA

Ficha: Wallander. 12 ep 90 m Nov 2008 – Jun 2016  Cadena: BBC(UK ) /La 2 (E)

branaghLa productora sueca Yellow Bird empezó a sondear las posibilidades de realizar una versión en ingles de las historias de Kurt Wallander, lo que levantó el interés de las cadenas británicas BBC y Channel 4 para hacerse con los derechos de la adaptación de sus novelas.

La BBC fue la que mostró un mayor interés y consiguió iniciar las negociaciones para adaptar las series, empezando una larga etapa para buscar al actor protagonista, hasta que un día el famoso Kenneth Brannagh decidió abordar personalmente al autor Henning Mankell en un festival cinematográfico dedicado a Ingmar Bergman y le pidió directamente el papel de Wallander, del que estaba entusiasmado tras haber leído las nueve novelas traducidas al ingles en menos de un mes.

Mankell quedó convencido por el amor de Brannagh por su personaje, dando su visto bueno, lo que aceleró rápidamente el primer encargo de una primera tanda de tres películas basada en tres novelas de Mankell. El rodaje se hizo en Suecia en la ciudad de Ystad, donde suceden los casos de Wallander con un reparto de actores británicos, entre los que destacaba un imberbe Tom Hiddleston como uno de los agentes de policía

El estreno desató una auténtica fiebre Wallander en el Reino Unido y posteriormente en los EEUU donde se emitió por la PBS, provocando la emisión completa de las series suecas para satisfacer a sus seguidores enfervorizados desde el momento que vieron el primer trailer.

El éxito de esa primera entrega, rodada con un amplísimo presupuesto, fue impresionante y le valió una rápida renovación para otra tanda de tres capítulos, ademas de ganar el Emmy Internacional a la mejor serie dramática en 2010, gracias sobre todo a la imponente presencia de Kenneth Brannagh, que llenaba la pantalla en todas las escenas, como destacaban todas las promociones de la serie.

Su idea inicial era similar a la de Poirot,  adaptar todas las novelas escritas por Mankell, por lo que anunciaron a bombo y plantillo la 4T que iba a ser la última. El cierre iba a ser la última novela escrita por Mankell, ‘The Troubled Man’ que la hizo en 2009, espoleado por el gran éxito de la serie televisiva que además la  planteó como una despedida  crepuscular de su personaje siendo el título que cerró la serie, anunciado con la siguiente promoción en 2016.

En este punto debo confesar que nunca he sido un gran admirador ni seguidor de toda la saga Wallander. He visto de manera completa la primera de todas y de forma más esporádica  las dos entregas posteriores. Entiendo plenamente la admiración que tienen muchas personas, pero en este caso el orden  de visionado influye mucho sobre el resultado.

La serie de películas iniciales de Rolf Lassgård me encantaron en su momento, porque pude verlas incluso en cines, gracias a mis compromisos laborales en los países escandinavos, que permitían verla más o menos en paralelo o mediante el DVD de turno que adquiría en el viaje.

Su forma de investigar, unido a los paisajes naturales de Ystad y los grandes giros que tenían las historias, hicieron que disfrutará mucho con las cuatro primeras películas.

Mi percepción empezó a cambiar con el estreno de la serie televisiva, con casos nuevos que en mi opinión carecían del toque personal de Mankell, al no provenir de sus libros, por mucho que fuera la fuente de inspiración y tampoco me acababa de convencer Henriksson, en ese papel que siempre me pareció inferior a su predecesor.

Al ser una producción más industrial y rápida, la calidad se resintió bastante y lo cierto es que tras ver tres o cuatro de las nuevas historias, fue pasando a la lista de pendientes, de donde no volvió a salir.

La versión británica de Brannagh, seguramente habría sido mi preferida si la hubiera visto la primera, como ha sucedido con la mayoría de ustedes. Pero en mi caso tener a esos precedentes en mi memoria, jugaba en mi contra a favor de la versión original sueca.

Fue un problema personal, porque nunca me acabé de acostumbrar a ver actores ingleses con nombres de personajes suecos, rodando en inglés en la campiña del Sur de Suecia, unas historias que las que encima conocía el desenlace al haber visto la versión original.

Kenneth Brannagh es un actor fabuloso, pero en este caso como suele suceder en estos casos, el gran actor que es Brannagh me tapaba al personaje de Wallander, por lo que no conseguía ver al personaje literario sino a Brannagh haciendo de Brannagh en Suecia y con un metraje algo largo en determinadas ocasiones.

Insisto en que es una apreciación personal y que no es ningún demérito hacia la serie británica que me parece de una gran calidad, pero me fue complicado entrar en el juego propuesto por Brannagh, tras haber disfrutado mucho en su momento con la original sueca.

Final : Hoy hemos querido recordar la figura de Kurt Wallander en sus distintas reencarnaciones televisivas de las que solo esperó que por lo menos una de ellas les haya gustado, como ha sucedido en mi caso, aunque posteriormente no coincidamos en nuestra versión preferida, pero lo importante en este caso es el personaje surgido del talento de Henning Mankell.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima
Lorenzo Mejino