Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Perfume/ Parfum ( Alemania) : fragancias solemnes y efluvios adormecedores

La tendencia más peligrosa en la creación de muchas series actuales es creer que si cuentan una historia con la mayor intensidad, trascendencia y solemnidad posible eso se va a traducir de forma directa en una mayor calidad de la misma.

La realidad se encarga de desmentir esa hipótesis tan discutible pero jaleada en determinados sectores, con ejemplos como el reciente estreno alemán ‘Perfume’ que ha elevado la pretenciosidad impostada televisiva a unos niveles que no lograba recordar, destrozando totalmente la novela de Patrick Süskind en la que se inspira e incluso el buen recuerdo de la película de Tom Twyker de hace diez años, como les vamos a analizar a continuación.

generalFicha:  Parfum/ Perfume ( Alemania ) 6ep 60 min .   Nov 2018-  Idioma: Alemán / Español  Cadena: ZDFNeo ( D)/ Netflix (E)

La trama : En una mansión lujosa de una pequeña población de Baja Sajonia, se encuentra el cadáver de una mujer pelirroja, desnuda en una piscina y salvajemente mutilada en determinadas partes del cuerpo. La investigación la llevan a cabo Nadja Simon una brillante detective especializada en perfiles criminales junto a su compañero Matthias Kohler, supervisados por un fiscal con el que Nadja mantiene una furtiva relación amorosa.

Al identificar al cadáver como Katharina ,’K’, Laufer, pueden relacionarlo con un grupo de cinco personas con las que compartía un internado en su adolescencia y que experimentaban con todo tipo de fragancias y perfumes de procedencia preferentemente humana.

Los cinco sospechosos son investigados de forma exhaustiva y pronto encuentran una relación con la desaparición sin resolver de otro chico del internado en la época que compartieron juntos, como muestran en el trailer oficial subtitulado al castellano.

‘Perfume’ se plantea como un procedimental para resolver ese asesinato en el presente, que se desarrolla en dos lineas temporales, la actual con la pareja de investigadores intentando clarificar el papel, si lo han tenido, de los cinco sospechosos en la muerte de su ex-compañero.

En paralelo tenemos la trama del pasado contada en forma de flashbacks, para conocer las relaciones entre esas seis personas en el internado que nos deberían dar las claves de lo sucedido en la actualidad.

seis-jovenesLa creación de la miniserie nace del interés de la productora Constantin, que hizo la película que funcionó muy bien en taquilla, por seguir capitalizando sus derechos de adaptación sobre la novela de Partick Süskind. El formato de miniserie les pareció el más adecuado para conseguir colocarla tanto en la cadena pública alemana ZDF, para emitirla en su canal premium ZDFNeo como para venderla internacionalmente a través de la voraz Netflix.

El problema es que la guionista debutante Eva Kranenburg no consigue encontrar el tono adecuado en ningún momento, creando una trama plomiza revestida de una trascendencia y solemnidad en todos y cada uno de los gestos de los interpretes, que no ha conseguido captar mi interés ni para conocer el causante de la muerte inicial.

Kranenburg mezcla con una nula traza los dos planos temporales en que se mueven los personajes y encima le añade una trama de la complicada vida personal de la policía protagonista, totalmente prescindible excepto para mostrar una tórrida escena de sexo gratuita para cumplir la cuota sexual que demandan algunas cadenas a este tipo de series.

También me ha defraudado la dirección de un excelente director como Phillipp Kadelbach (Hijos del Tercer Reich) que ha optado por una extraña paleta de colores bastante desconcertante e incoherente con el relato.

bechtePero encima ha decidido darle un ritmo mustio y deprimente, desaprovechando a un buen reparto que como en el caso de la protagonista Friederike Bechte, me había demostrado en series como ‘El Mismo Cielo’ que es capaz de muchos más registros que el rostro hierático amargado continuo al que la han condenado en este personaje y que por desgracia comparte con el resto de miembros del reparto, sin ninguno que se salve de la quema incluyendo al generalmente solvente August Diehl ( Inglorious Bastards)

fragancia

Tras un piloto que por la presentación de personajes se puede calificar de tolerable, ‘Perfume’ opta por un ensimismamiento interminable que alarga durante seis horas inacabables, lo que podía haber explicado de una forma más sencilla y amena en el formato de una película, como hizo en su momento Tom Twyker ( Babylon Berlin, Corre Lola corre)

Supongo que ya se deben haber imaginado que no les voy a recomendar precisamente esta miniserie, a no ser que quieran practicar algo de alemán filosófico con las profundas y vacías conversaciones que mantienen sus personajes, que en mi caso me han servido para aumentar mi vocabulario alemán en ese terreno, como pueden practicar en el trailer oficial de la cadena alemana ZDFNeo.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino