Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Better Things: un tratado magistral sobre las dinámicas familiares femeninas

La representación de los grupos femeninos familiares siempre ha sido una asignatura pendiente de las cadenas televisivas, a pesar de que joyas como ‘Las Chicas Gilmore’ demuestran que pueden funcionar y muy bien durante varias temporadas. Tras varios años de diversos fracasos, ‘Better Things’ ha conseguido llenar ese hueco y se ha consagrado como una de las mejores comedias negras o traumedías en emisión.

El talento de su creadora y protagonista Pamela Adlon ha conseguido sobresalir de la sombra de su mentor Louie C.K, aunque no ha podido evitar verse salpicada por el deplorable comportamiento  sexual que ha vaporizado la carrera del cómico más idolatrado del principio de esta década.

No es justo que paguen justos por pecadores y Pamela Adlon no se merece que la metamos en el mismo saco de Louie, porque ha demostrado que puede volar en solitario y muy alto , como les vamos a analizar a continuación.

Ficha: Better Things 32 ep 25 min . Sep 2016- . Idioma: Ingles /español. Cadena: FX( USA)/ HBO ( E)

Sinopsis :
Sam Fox es una actriz divorciada que está criando en solitario a sus hijas adolescentes, gracias a sus trabajos como especialista en  voces en animación, que va alternando con papeles secundarios en series y películas.

Sus complicadas relaciones con sus tres hijas, así como con su madre son la base de las historias costumbristas de una familia poco convencional, donde todo es susceptible de complicarse en cuanto se ven implicados  los egos, grandes y pequeños de las mujeres de la familia, en especial cuando Sam comprueba que apenas puede controlar a sus hijas.

El inicio: Louie C.K era el niño mimado de la cadena FX y especialmente de su presidente John Landgraf en la primera mitad de esta década, gracias a su serie ‘Louie’ que le daba premios y prestigio a esa cadena por cable.

Uno de los principales problemas de la cadena FX era que casi todas sus series estaban protagonizadas por hombres y se habían propuesto hacer algo para aumentar la diversidad en sus series. A tal efecto Landgraf, le pidió a Louie C.K si tenía alguna idea para alguna comedia protagonizada por mujeres y la primera persona en que pensó Louie fue en su amiga y frecuente colaboradora Pamela Adlon.

Pamela Adlon había trabajado con el cómico en su primera serie para HBO, ‘Lucky Louie’ y posteriormente era su mejor amiga y pareja ocasional en su gran éxito ‘Louie’, pero cuando su amigo le propuso crear una comedia protagonizada por ella y basada en sus experiencias personales, no lo vio nada claro al principio.

Finalmente y tras pensarlo y consultarlo con sus tres hijas reales, accedió a crear una comedía como una versión ficcionada de su vida real, con sus tres hijas y su madre británica, con sus historias cotidianas como el eje de una comedia negra donde la complicidad femenina iba a ser el centro de ‘Better Things’ y dar un necesario toque femenino a la programación de FX.

Pamela desarrolló toda la historia con la ayuda de Louie C.K, que le ayudó a plasmar su propia voz en las historias que explicaba, muchas de ellas basadas en sus propias experiencias o en las de sus amigas, reservándose el propio Louie, la dirección del piloto al que siguió el encargo de una primera temporada de diez episodios estrenados en otoño de 2016 con el siguiente trailer promocional.

Poco a poco Pamela se fue independizando de su mentor y haciendo más suya la serie, dirigiendo personalmente todos los episodios de la 2T y cortando todos los lazos con él, tras el escándalo sexual que tuvo en 2017, del que les hablaremos más adelante.

La trama: ‘Better Things’ se centra principalmente en desarrollar las relaciones entre Sam y sus tres hijas, todas ellas con caracteres y comportamientos muy dispares, con los que la pobre Sam debe bregar por separado con cada una de ellas y a veces conjuntamente con la peligrosa alianza de ese trío de jóvenes.

Sus problemas no acaban ahí, puesto que también debe lidiar con su excéntrica madre Phil que vive en la casa de enfrente y que tiene a sus nietas totalmente consentidas, mientras que sigue siendo implacable con su hija Sam, lo que la exaspera en muchas ocasiones.

La hija mayor Max es una joven acomplejada por no saber lo que quiere hacer en su vida, tras convencerse  de que los estudios no son su fuerte y solo busca algo que la pueda ilusionar. Esa actitud pasiva  saca a su madre de sus casillas por esa falta de ambición,  a lo que se puede unir  su capacidad de torturarla, al salir  con todo tipo de impresentables, incluso de mucha mayor edad que ella.

A pesar de todo siempre encuentran la forma de establecer alguna complicidad, cuando encuentran algún objetivo del que reírse conjuntamente como en este corte, donde ambas se descojonan de la pareja que se encuentra a su lado.

Su hija mediana Frankie es muy arisca y tiene un trato muy complicado en todos los aspectos, que le provocan constantes trifulcas con su madre con la que se enfrenta por cualquier nimiedad. A diferencia de su hermana mayor es una estudiante brillante, pero que está buscando su identidad sexual en plena adolescencia al tener muchos sentimientos encontrados que no consigue aclarar.

Se relaciona de forma exclusiva con su grupo de amigos, con los que comparte casi todos sus momentos de distensión como en esta ocasión donde toca el piano y canta con una amiga suya.

Por último tenemos a la benjamina Duke, una niña muy lista y espabilada que observa y aprende continuamente del comportamiento de sus hermanas mayores y de su madre, para conseguir sacar lo que quiere de todas ellas.

Sus ojos ingenuos y su carácter influenciable a su edad son una magnífica cámara para ver al resto de su familia, con reacciones tan desconcertantes como la del siguiente vídeo, donde inconscientemente muestra un comportamiento racista, por influencias familiares.

Otro aspecto importante en ‘Better Things’ es la vida amorosa de Sam, donde tiene que ir lidiando con el impresentable de su ex-marido y padre de sus hijas, mientras que va teniendo citas que suelen acabar como el rosario de la aurora como la desquiciante rotura del siguiente vídeo

Las historias costumbristas pueden durar todo un episodio o  solo una escena con un esquema muy libre que se va adaptando a las historias que van contando, aunque mis favoritas era con la madre y las tres hijas interactuando en escenas familiares.

Uno de los mejores ejemplos es en un episodio de la 2T llamado ‘Eulogy’, donde tras una discusión Sam obliga a sus hijas a que le hagan un panegírico en vida, porque quiere escuchar cosas bonitas de ellas, antes de morirse, en un gran tono de comedia negra.

‘Better Things’ es como una delicatessen que se disfruta a la perfección en pequeñas dosis como espectadores de unos conflictos familiares de baja intensidad entre cinco mujeres de tres generaciones diferentes, planteados y resueltos de la forma más realista posible.

Resuelven las cosas pero no tienen la necesidad de acabar dándose besos o abrazos al final de cada episodio, como en la mayoría de las comedias convencionales, lo que redunda en esa autenticidad que rezuma por todos los poros, como una de las traumedías más conseguidas del panorama actual, que volverá en esta primavera para su 4T.

No tienen que esperar risas enlatadas ni la búsqueda continua de la carcajada, pero nos van a hacer sonreír en muchos momentos, con esa mezcla de momentos divertidos y serios, que la convierten en una de mis comedias actuales preferidas, gracias a un reparto impecable donde brillan especialmente las tres hijas que son de las mejores adolescentes que he visto desde los tiempos de Rory Gilmore.

Los actores:

Pamela Adlon ha creado a Sam Fox como su alter ego, con muchos puntos coincidentes, como su especialización en hacer voces para dibujos animados, que es como Pamela se ha ganado el sustento  durante casi toda su vida.

Posteriormente empezó a hacer papeles de carne y hueso, en la mencionada sitcom ‘Lucky Louie’ a la que siguió un personaje recurrente de largo recorrido como Megan la irascible mujer del agente literario del protagonista de ‘Californication’

Su voz tan particular, mitad acazallada, mitad carrasposa, le ha proporcionado innumerables trabajos en animación y en la serie vemos como es capaz de realizar todo tipo de voces de una forma espectacular, en los segmentos en que la vemos trabajar. Adlon está impresionante en todo momento, estableciendo una relación tal de complicidad con sus tres hijas, que si nos dijeran que son sus hijas reales nos lo creeríamos.

La serie ya es suya por completo ya que escribe, produce, dirige y protagoniza todos los episodios de la 3T y solo cabe esperar cosas buenas de su continuación.

El gran acierto de la serie ha sido  la elección de las tres actrices que interpretan a las hijas, que son para regalarle un coche deportivo a la directora de casting, por el ojo que ha tenido en proponer a Mikey Madison ( izq), Hannah Alligood(der) y Olivia Edward, ( centro) para los papeles de Max, Frankie y Duke ( tres nombres sin genero asignado) como el de la propia Sam o su madre Phil.

En sus primeros papeles importantes las tres han deslumbrado a todo el mundo, en especial en el caso de Hannah Alligood que clava un papel tan complicado como el de una adolescente muy arisca, mientras que en la 3T se ha destapado la pequeña Olivia Edward, que a medida que crece va teniendo más protagonismo y va robando más escenas a sus hermanas.

Mikey Madison es la que mejor rendimiento ha sacado  por ahora a ‘Better Things’ , al aparecer como una de las personas de la secta de Charles Manson en ‘Erase una vez en Hollywood’ , pero las tres tienen un esplendoroso futuro por delante, por el desparpajo que muestran frente a las cámaras.

Por último tenemos a Celia Imrie, una actriz británica con una larguísima trayectoria en su país natal, donde sigue siendo muy popular gracias a sus colaboraciones frecuentes con la cómica Vivianne Wood en los años ochenta, para pasar a hacer memorables secundarias en el cine en la saga de ‘Bridget Jones’ o ‘El Hotel Marigold’

Imrie cumple a las mil maravillas como la abuela Phil, el elemento disruptor y excéntrico de la familia, pasando de los convencionalismos de su edad y poniéndose siempre del lado de sus nietas, aunque solo sea por el placer de hacer rabiar y torturar psicológicamente a su hija, lo que se ha convertido con el paso de los años en su deporte preferido.

El conflicto :

La fama y el prestigio de ‘Better Things’ se vio directamente perjudicado por las acusaciones de perversión sexual en Noviembre de 2017, hacia el co-creador de la serie Louie C.K que al ser guionista de gran parte de los capítulos de las dos primeras temporadas, podía arrastrar en su caída a la serie que todo el mundo reconocía como más propia de Pamela Adlon que de Louie.

La cadena FX canceló todos los contratos con Louie y Pamela Adlon se vio obligada a soltar ese lastre para poder seguir con la serie, cortando todos los lazos con su socio y su manager conjunto Dave Becky que había encubierto en parte las perversiones sexuales de su representado.

Su baja la suplió con cuatro nuevos guionistas con los que ha escrito la 3T, donde ha desaparecido todo rastro de Louie C.K, sin que la serie se haya resentido lo más mínimo sino que al contrario ha mejorado incluso al arriesgar en temas más controvertidos y tensar todavía más las relaciones familiares.

En el siguiente vídeo pueden ver el trailer de la 3T

A pesar de haberse independizado por completo, Hollywood le ha pasado factura a nivel de nominaciones, que desaparecieron tras la lluvia de las dos primeras temporadas, convirtiendo a Adlon en una victima involuntaria de su ex-socio, en una versión televisiva del perdonar pero no olvidar, en especial cuando la tercera temporada me ha parecido mas redonda que las dos anteriores

Epílogo:

‘Better Things’ es una magnifica opción si están buscando una comedia inteligente y que trata de la cotidianidad de una familia, de una forma auténtica y real, como pueden comprobar en HBO España, que tiene disponible la serie al completo.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino