Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Star Trek. Voyager: estrenar una nueva cadena con tu mejor franquicia

En este repaso mensual que estamos haciendo a todas las series del universo Star Trek, ha llegado el momento, de hablar de su tercera secuela ‘Voyager’ que sirvió principalmente como rampa de lanzamiento de una nueva cadena televisiva UPN, propiedad de la productora Paramount. Con  ese ariete  entró a competir en el cerrado mundo de las cadenas generalistas tras la desregulación del oligopolio de las tres grandes ABC. CBS y NBC con la adición posterior de la cadena FOX.

La estrategia de Paramount y su nueva cadena UPN pasaba directamente por tener una nueva serie de Star Trek como punto de anclaje de su nueva programación y Voyager fue diseñada específicamente con ese fin. Para diferenciarla de sus predecesoras, decidieron desde el principio poner una mujer como capitana de la nave y que debían volver a los viajes especiales, más en la estela de ‘The Next Generation’ que en la estática de ‘Deep Space Nine’.

En esta ocasión la premisa planteaba un viaje casi imposible de vuelta a casa desde un lugar muy remoto y desconocido, en lugar de hacer exploraciones cercanas bajo el mando de la Federación, un poco en el estilo de la Odisea de Ulises y sus esfuerzos denodados por volver a su casa de Ítaca.

Nunca ha ocupado el primer lugar de las preferencias de los ‘trekkies’, supongo que como en mi caso, por los enormes altibajos que tenía el reparto, donde teníamos personajes memorables junto a otros que eran verdaderamente insufribles como Neelix, una clara elección en bastantes listas del peor personaje de toda la franquicia, como les voy a analizar a continuación.

Ficha: Star Trek. Voyager 172 episodios ( 7T) Ene 1995- May 2001 Cadena:  UPN (USA)- Autonómicas- Netflix (E)

Sinopsis: La nave espacial USS Voyager parte de la estación espacial DS9 a hacer un viaje de búsqueda y captura de una nave rebelde de Maquis, en la que  se ha podido infiltrar un oficial de la Federación.

En el momento que van a neutralizar la nave rebelde se produce un enorme pulso de origen desconocido que envía a las dos naves al cuadrante Delta en el otro confín de la galaxia a 70.000 años luz de la Tierra.

Con las dos naves gravemente dañadas y con muchos muertos a bordo por el brutal accidente que han sufrido, deciden aunar sus fuerzas para intentar regresar conjuntamente a la Tierra en el Voyager, a pesar de las enormes diferencias que les separan y el larguísimo viaje lleno de incertidumbres que les espera.

El inicio: La previsión del fin de la primera secuela de la franquicia ‘The Next Generation’ tras finalizar su séptima temporada y la magnífica coexistencia con otra serie como ‘Deep Space Nine’ hizo que la productora Paramount se planteara una nueva entrega de la serie que tomara el relevo de ‘The Next Generation’ y siguiera conviviendo con ‘Deep Space Nine’ durante los tres últimos años previstos de la segunda secuela.

Encantados con sus dos hombres fuertes de la franquicia, Rick Berman ( centro) y Michael Piller (der) la productora Paramount les pidió  otro concepto en ese universo, con la única condición de tener una mujer al mando. Ambos creadores no dudaron en invitar al proceso creativo a  Jeri Taylor ( izq) , una veterana guionista que se unió a la franquicia en la cuarta temporada de The Next Generation, llegando a ser la showrunner en la última temporada.

Jeri Taylor fue la primera mujer en tener un cargo de responsabilidad en el universo Trekkie y aceptó encantada el reto de crear a la primera mujer capitana de la flota con una perspectiva femenina que iba a complementar la más técnica y masculina de sus dos compañeros.

Tras unir esos conceptos iniciales de una mujer capitana y el improbable viaje de regreso, obtuvieron la luz verde para empezar la producción, desconocedores en ese momento de que iba a ser utilizada como la plataforma de estreno de la nueva cadena UPN, todo un secreto hasta pocos meses antes.

La elección de la actriz que iba a interpretar a la capitana Janeway iba a ser clave para el éxito de la serie y tras diversas pruebas quedaron extasiados ante Genevieve Bujold, una actriz francocanadiense que tenía una excelente carrera cinematográfica, que incluía una nominación para el Oscar por ‘Ana de los mil días’ .

El único que nos la tenía todas consigo era Rick Berman, que tenía serías dudas de su adaptación a los larguísimos horarios televisivos y el ritmo trepidante de rodaje, muy alejado de la tranquilidad cinematográfica a la que estaba acostumbrada. Berman decidió explicarle muy claramente antes de empezar a rodar todo lo que iban a exigir de ella y Bujold aceptó confirmando que estaba preparada para todo eso.

Al segundo día de rodaje, los peores augurios de Rick Berman se hicieron realidad y Bujold se vio desbordada y reventó completamente, incapaz de aprenderse siete paginas de guión en un día por lo que decidieron cortar la relación y buscar una nueva actriz, capaz de resistir esas exigencias televisivas. De todas formas la única escena que rodó Genevieve Bujold la pueden ver en el siguiente vídeo de coleccionista trekkie.

Tras parar el rodaje tuvieron que apresurarse en encontrar una sustituta en Kate Mulgrew, que había sido la última descartada para el personaje y aceptó encantada subirse a ese tren en marcha y en apenas una semana reanudaron el rodaje con Mulgrew plenamente integrada en la producción de la serie.

Para promocionar su estreno, no dudaron en plantar semillas como la aparición de los maquis en las otras dos series en antena, para darle una cierta continuidad en el universo de Star Trek, por lo que apenas seis meses después del final de The Next Generation, hicieron el gran estreno oficial y simultaneo de la serie y de la cadena UPN, en Enero de 1995 con promociones como la siguiente.

Ni que decir que tiene que la gran música de Jerry Goldsmith seguía poniendo toda la épica del mundo a una larguísima cabecera marca de la casa.

La trama: ‘Voyager’ estaba programada para sustituir a ‘The Next Generation’ y continuar con el combo que tan bien funcionaba con ‘Deep Space Nine’, renovando la franquicia sin perder sus esencias pero con nuevos personajes y razas.

‘Voyager’ era la primera serie de la franquicia con un objetivo claro y evidente desde el episodio piloto y que no era otro que ese viaje interminable de 75 años de vuelta a casa, completamente aislados del resto de naves de la Federación y en un lejano cuadrante de la galaxia, inexplorado por la raza humana.

En el episodio piloto conocemos a todos los tripulantes tanto humanos como maquis, que van a tener que amoldarse unos a otros. De todos esos personajes el que más llamaba la atención inicialmente era un doctor holográfico de emergencia que era el único recurso médico del que disponían, al morir todo el equipo médico en el accidente, con las dificultades que comporta hacer diagnósticos siendo un holograma, como pueden ver en el siguiente vídeo

El equilibrio de poderes se mantenía entre las dos facciones, al tener el mando la capitana Janeway, pero nombrando a dos maquis en puestos claves de la tripulación, Chakotay el capitán de la nave maquis como su segundo de a bordo y B’Elanna como su jefa de ingeniería

El lado oficial de la federación en el puesto de mando lo completaban Tuvok que era el jefe de seguridad además de cumplir la cuota de vulcanos que siempre es necesaria en el universo trekkie y por último el piloto Tom Paris, que había sido capturado al pasarse a los rebeldes maquis, siendo liberado a cambio de su colaboración en la búsqueda de la nave rebelde.

En puestos inferiores del escalafón teníamos a Wang un cadete novato recién salido de la academia y dos personajes naturales de ese lejano cuadrante Delta y que se unen a la nave para ayudarles, gracias a su conocimiento de las razas y especies de ese lugar ignoto de la Vía Láctea, el trapero Neelix y la psíquica Kes. Una pareja interracial que en principio eran los recursos más livianos y cómicos del Voyager, como pueden ver en el siguiente vídeo cuando miran fotonovelas en la televisión de la nave.

Los episodios solían ser de tres tipos diferentes, en primer lugar teníamos los exploratorios, cuando encontraban un nuevo planeta con una nueva raza , que debían explorar y conocer para extender su base de conocimientos, en misiones no exentas de todo tipo de peligros.

En un segundo termino, teníamos los episodios que transcurrían íntegramente en la nave espacial y que estaban relacionados con algún peligro externo ya sea natural o de enemigos hostiles como los salvajes Kazones, cazadores nómadas como los Hirogenos, recolectores de órganos como los Vidiianos y una especie fluida indefinida y muy peligrosa que la clasificaron como Especies 8452 que era capaz de hacer las cosas del siguiente vídeo

Con el paso de los temporadas y a medida  que se acercaban más a la Tierra, empezaron a aparecer especies más conocidas como los temibles Borg, que dieron lugar a la aparición del mejor personaje de toda la serie ‘Voyager’, la enigmática ‘Siete de Nueve’ que pronto se convirtió en la favorita de los fans sobrepasando incluso a la capitana Janeway, desde el momento de su primera aparición en la serie.

‘Siete de Nueve’ era una humana asimilada a la mentalidad de colmena de los Borg, cuando solo tenía seis años y que al ser recuperada por la tripulación del ‘Voyager’ ha sido desprogramada más o menos y se une a ellos en su viaje de regreso a la Tierra ayudando con su conocimiento de la galaxia.

El tercer tipo de episodios eran los que recurrían a la cubierta holográfica para montar una historia completa con los personajes alejados de sus tareas habituales. Ya he comentado en las entregas anteriores que siempre fueron los episodios que menos me gustaban y en esta ocasión debido a la lejanía y el aislamiento abusaron  en muchas ocasiones para rellenar algunos de los exhaustivos veintiséis episodios que hacían por temporada, a un ritmo brutal de producción.

A diferencia de las series anteriores, la descompensación entre los personajes de la serie era enorme, por lo que el colectivo no funcionaba como una pieza engrasada, en el aspecto positivo teníamos sin dudarlo a la capitana Janeway y a la ingeniera en jefe B’Elanna, dos mujeres fuertes que no dudaban en enfrentarse a todo el mundo por defender sus convicciones. Un ejemplo de como se las gastaba la capitana Janeway lo tienen en este enorme rapapolvo que le da a parte de la tripulación

A un segundo nivel de tolerancia teníamos al vulcano Tuvok y el piloto Tom Paris que cumplían con profesionalidad en las tareas de la nave, en especial comparados con el resto de la tripulación.

Los problemas empezaban con el doctor holográfico que es un recurso que funciona muy bien al principio, pero su propia limitación real, lo hacía muy reiterativo e incluso cansino a lo largo de las temporadas, a pesar de tener un gran actor como Roberto Picardo, haciendo lo imposible con ese personaje.

El desastre continua con Chakotay, un segundo a bordo, resentido y sin encajar jamás con el resto de sus compañeros, pero se acrecentaba como los personajes de Kes y sobre todo Neelix, lo peor que he visto en una nave de la Federación.

El mejor ejemplo para demostrar este desequilibro brutal fue la entrada de ‘Siete de Nueve’ que arrasó entre los espectadores, algo nunca visto para un personaje nuevo que se incorpora a una serie ya rodada con tres temporadas en el zurrón, lo que es una prueba evidente del escaso interés que tenía la mitad de la tripulación, de la que tengo que reconocer que de algunos ni recordaba su existencia.

Mi relación televisiva es algo mejor que la que tuve con ‘Deep Space Nine’ ya que por lo menos emitieron en su momento, las cuatro primeras temporadas por las cadenas autonómicas como TV3 y la pude ver sin muchos contratiempos cuando estaba por estos lares. Luego le perdí la pista al dejar de emitirse y hace unos años intenté completarla y lo cierto es que tras ver algunos episodios de la 5T, decidí pasar directamente a los cinco últimos episodios para conocer como acababa esa odisea intergaláctica.

Me gustaba,  sin ser de mis preferidas, debido a esos problemas que tenía con algunos miembros del reparto, pero siempre me pareció una continuación muy digna del universo Star Trek, aunque sin llegar al nivel de las huestes del capitán Picard.

Los actores: Kate Mulgrew es una magnífica actriz que lleva cuarenta y cinco años trabajando tanto en teatro como en televisión.El primer papel que le recuerdo fue como la señora Colombo en ‘Mrs Colombo’ una secuela del famoso detective televisivo. Tras todo tipo de papeles fue la elegida de rebote para el personaje de la capitana Janeway, diseñado para una mujer madura, femenina y con grandes dotes de mando.

A pesar de algunos comentarios machistas e innumerables polémicas gallináceas sobre su peinado y aspecto, su elección me pareció muy acertada y digna del elenco de grandes capitanes de las naves de Star Trek.

Mulgrew siguió trabajando con gran continuidad hasta fue elegida para el personaje  más conocido entre las jóvenes generaciones netflixeras, la mafiosa encarcelada rusa ‘Red’ en ‘Orange is The New Black’, convirtiéndose desde el principio en uno de los mejores personajes de todo el enorme elenco, que ha enlazado con su presencia en la 3T de ‘Mr Mercedes’.

La pareja que acabaron formando en el Voyager el piloto Tom Paris y la ingeniera humana-klingon B’Elanna Torres fue otro de los grandes aciertos en la evolución de los personajes iniciales, por la gran química que tenían ambos actores Robert Duncan McNeill y Roxan Dawson, que consiguieron ser la primera pareja interesante del universo trekkie, más allá de los escarceos discontinuos que veíamos en las series anteriores.

Curiosamente ambos actores han tenido carreras similares que empezaron en series rápidamente canceladas como en el caso de Robert Duncan McNeill en el drama médico ‘Going to Extremes’ y Dawson en ‘Nightingales’ para pasar a ser reconocidos por sus personajes en ‘Voyager’. Ambos debutaron en la dirección en las postreras temporadas de la serie y continuaron su carrera por estos derroteros dirigiendo innumerables episodios televisivos de grandes series como ‘House of Cards’ o ‘The Americans’ prueba del nivel que han alcanzado por separado en la dirección televisiva.

Robert Beltran ( der) era un secundario del montón especializado en todo tipo de personajes latinos hasta que fue elegido para el personaje de Chakotay el comandante maquis, reconvertido en segundo de a bordo. En su caso debo reconocer que ni me acordaba de su presencia cuando empecé a recordar aspectos de la serie, lo que nunca es una buena señal.

Indagando en mis neuronas tuve claro que su personaje nunca acabó de encajar en la nave, con ese resentimiento perpetuo por la perdida inicial de su nave y tener que servir al mando de sus enemigos. Su actuación bastante distante tampoco ayudaba a querer a su personaje, por lo que prefería ignorarlo a odiarlo. Su inexistente carrera posterior no hace más que reforzar mi memoria selectiva al respecto.

Bastante mejor estaba Tim Russ, un actor que llevaba muchos años en la órbita de los productores desde que perdió el papel de Geordie LaForge ante LeVar Burton en ‘The Next Generation’. Siete años después y tras diversas apariciones en las otras dos series, fue su clara elección para el papel del vulcano Tuvok, un papel que defendió muy bien con ese hieratismo propio de esa raza, que nunca había tenido mucho protagonismo en las series previas. Russ ha seguido trabajando sin descanso en todo tipo de series desde infantiles como ‘ICarly’ a apariciones recientes este mismo año en series como ‘The Resident’ o ‘Swamp Thing’

El agujero negro de la serie y me atrevería a afirmar de la franquicia era la pareja que formaban Neelix ( Ethan Phillips) , un talaxiano cotilla y metomentodo y su compañera Kes ( Jennifer Lien) una ocampa con poderes que se convirtió en su compañera y posteriormente en la médico de la nave, cuando fue salvada por Neelix de ser capturada por los salvajes Kazon.

Neelix era un personaje insufrible e inaguantable como oficial de moral de la nave y pasados unos pocos episodios su presencia me destrozaba cualquier escena en que apareciera haciendo de las suyas. La culpa no es del actor Ethan Phillips, que me ha demostrado posteriormente su competencia como estrella invitada en muchas series, hasta que su infumable personaje de un astronauta en la desastrosa ‘Avenue 5’ me ha vuelto a hacer dudar de él.

Jennifer Lien interpretaba al personaje más prescindible del reparto inicial, con el agravante de estar interactuando continuamente con Neelix, en casi todas sus escenas. No era mala actriz, en especial cuando la nombraron la médico de la nave, pero fue despedida tras la tercera temporada para hacer espacio al personaje de ‘Siete de Nueve’ y visto el resultado del cambio, nadie la echó en falta. Se retiró en 2002 y su vida personal es bastante complicada debido a los problemas mentales que le han surgido.

Otro miembro del club de los miembros que ni me acordaba de su existencia era Garret Wang (izq)  como el cadete Kim. Su carrera ha sido tan irrelevante como su personaje en la serie, por lo que tampoco hay nada más que decir.

Robert Picardo ( der) siempre ha sido uno de los mis secundarios de culto desde su memorable cirujano Dick Richards en ‘China Beach’ una de mis series preferidas de la historia. Su rostro ha sido habitual en series como ‘Aquellos Maravillosos Años’ o en el  universo de ‘Stargate’, pero su papel más largo y duradero fue el del doctor holográfico de la nave Voyager.

Ya he comentado previamente que su personaje estaba muy limitado por esa capacidad holográfica, por lo que no dudaban en darle más cancha en los episodios de la cubierta holográfica mucho menos encorsetados y que le permitían lucirse más como actor con su buena vis cómica para personajes desbordados por las circunstancias. Tras la serie sigue apareciendo en innumerables lugares como estrella invitada o en papeles recurrentes.

La entrada de Jeri Ryan en la 4T como la Borg reconvertida ‘Siete de Nueve’ supuso un fuerte revulsivo para la serie, tanto por introducir a los poderosos Borg, como por la gran actuación de la actriz que arrasó en el universo trekkie, casi desde su primera aparición. Su entrada se debió a la necesidad de tener algún personaje que plantara cara a la capitana, un poco como hacia Spock con el capitán Kirk, algo que el segundo de a bordo Chakotay, nunca consiguió.

Su presencia como fuente de conflictos en la nave, elevó mucho el nivel de la serie. Por desgracia Jeri Ryan no supo capitalizar su popularidad como debería haber hecho, malgastándola en secundarios en series como ‘Shark ‘ , ‘Body of Proof’ o ‘Bosch’, mientras que era más popular por los motivos de su divorcio del candidato republicano a la presidencia Jack Ryan, que llenaba más portadas que su trabajo televisivo.

No ha dudado en retomar su memorable ‘Siete de Nueve’ en la última reencarnación de la serie ‘Star Trek. Picard’, este mismo año para intentar capitalizar su perdida popularidad.

Final :
El cambio de sistema de emisión pasando de sindicación a la cadena UPN, le supuso importantes perdidas de audiencia, al llegar a muchos menos hogares con esa minúscula cadena, que con el sistema anterior que  permitía llegar a muchos más lugares gracias a la sindicación, como sucedía con ‘Deep Space Nine’.

A pesar de esta bajada en popularidad y como en todos los casos anteriores, los contratos iniciales de los actores eran para siete temporadas y en este caso al tener como objetivo volver a la Tierra, era mucho más fácil predecir el final de la serie, ayudada por el hecho de tener un reparto casi inalterado excepto el cambio de Kes por ‘Siete de Nueve’ y los cambios de look de los actores, tras siete años.

Para cerrar la historia, sus showrunners del tramo final Kenneth Biller y Brannon Braga, hicieron un truco temporal bastante inteligente e inesperado, que por lo menos hizo un cierre muy aseado de esa odisea espacial de 7 años que pueden revivir o descubrir en Netlfix que tiene la serie completa desde hace años.

Si lo desean pueden ver la escena final de la serie por si tienen curiosidad en saber como acaba, sin necesidad de hacerse un enorme maratón de ‘Voyager’

Sin nada más que añadir les emplazo para dentro de un mes para hablarles de la última secuela directa de la vieja generación de Star Trek , la fallida ‘Enterprise’.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino