Gran Recogida de Alimentos | El trampolín de tu vida

Blogs

Ainhoa Cilveti

El trampolín de tu vida

Gran Recogida de Alimentos

Esta semana, el viernes 22 y el sábado 23 de noviembre se celebra un año más la Gran Recogida de Alimentos. Se ha elegido esta fecha para que no coincida con el “Black Friday”, que aunque hace unos años nos parecía una fecha de los americanos, cada vez tiene más peso en el consumo nacional, lo que no ayuda a recolecta de la Gran Recogida. Durante los últimos años en la que ambos acontecimientos habían coincidido, se había observado que los ciudadanos se centraban en el consumo de bienes rebajados por esta promoción, haciendo que la gente acudiera menos a los supermercados a realizar la compra, lo que provocaba que se donaran menos alimentos. De esta forma, se trasladó la fecha al primer fin de semana de diciembre para que el espíritu navideño también ayudara en la recogida, pero este año coincide con el puente de diciembre, por lo que se ha optado por este próximo fin de semana de noviembre, aún sabiendo que no son buenas fechas para recolectar mucho. Por este motivo, aún animo más a las personas a que se acerquen y donen lo que puedan, sabiendo que lo que se dona durante estos días supone un 25% de lo que se reparte durante todo el año.

Para poder reflejar en números un poco la importancia de esta recogida, me gustaría compartir nuestra experiencia a la hora de preparar algunos de los productos de los lotes. Este año se hace hincapié en la recogida de: Azúcar, cacao en polvo, galletas, aceite, conservas de legumbres, pescado y verdura, y alimentos infantiles y pañales. Hay que destacar que, aunque se dan los alimentos por kilos y que un bote de legumbres, por ejemplo, pesa lo mismo que un paquete, pero cunde menos, también energéticamente cuesta mucho menos prepararlo para comer, y este es un aspecto que también debemos tener en cuenta, ya que en muchas ocasiones es difícil pagar el recibo de luz o gas.

Por otro lado, referente a los productos infantiles, a principio de año dábamos por mes y niño cuatro kilos, en los que tratábamos de añadir leche infantil en polvo, cereales y completar con potitos, que pesan más y cunden menos. Hacia verano se tuvo que reducir a tres kilos por niño, y durante las últimas semanas sólo se han podido dar dos kilos de potitos, porque la leche y los cereales se habían agotado. Por este motivo, y aunque sé que estos productos son caros, animo a que se done sobre todo leche y cereales infantiles, o los vales que se ofrecen para que luego el banco pueda canjearlos por los productos que se vayan necesitando a lo largo del año. Sea como sea, muchas gracias a todos los que os acerquéis a ayudar con vuestras donaciones.

 

Temas

Coaching para todos

Sobre el autor


noviembre 2019
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930