Diario Vasco
img
'Pretty Woman', una tontería muy entretenida
img
Asier Manrique | 03-07-2015 | 07:59

PRETTY WOMAN

Título original: Pretty Woman

Año: 1990

Duración: 119 minutos

País: Estados Unidos

Director: Garry Marshall

Guion: J.F. Lawton

Música: James Newton Howard

Fotografía: Charles Minsky

Reparto: Julia Roberts, Richard Gere, Hector Elizondo, Jason Alexander, Ralph Bellamy,Laura San Giacomo y Hank Azaria

Productora: Touchstone Pictures / Silver Screen Partners IV / Arnon Milchan Production

Género: Romántico / Comedia

Edward Lewis, un apuesto y rico hombre de negocios, contrata a una prostituta, Vivian Ward, durante un viaje a Los Angeles. Tras pasar con ella la primera noche, Edward le ofrece dinero a Vivian para que pase con él toda la semana y le acompañe a diversos actos sociales. (FilmAffinity)

Nadie esperaba en 1990 que esta historia, al estilo de Cenicienta, de millonario conoce a prostituta y surge el amor, se convirtiera en el bombazo que fue, es y será. Con un cuarto de siglo, ‘Pretty Woman’, es todo un clásico de Hollywood, del cine de los años 90 y de las comedias románticas.

La idea inicial era que fuese una película más oscura, que indagara en el mundo de la prostitución y las drogas, pero en Touchstone pensaron en pasarla por un filtro edulcorado y facilón. La decisión fue totalmente acertada. La película dirigida por Garry Marshall no tuvo un presupuesto muy alto, 14 millones, pero recaudó casi 500 en todo el mundo, sin que nadie se explique todavía la razón de semejante éxito. En España se ha emitido hasta 20 veces en abierto en televisión desde su primer pase en 1994. Excepto en los años 1995, 1999, 2000 y 2004, nunca ha faltado una cita con la historia de Gere y Roberts, logrando siempre un éxito enorme de audiencia.

Julia Roberts protagoniza la cinta. La actriz, prácticamente desconocida en aquel momento, logró su papel frente a otras actrices como Meg Ryan, Michelle Pfeiffer, Jodie Foster, Jennifer Connelly, Winona Ryder o Drew Barrymore. Roberts fue considerada en un primer momento para un papel secundario, pero al final se metió en la piel de Vivian Ward, papel por el que recibió una nominación al Óscar y al BAFTA a la mejor actriz, y logró el Globo de Oro a la mejor actriz. Su trabajo es muy bueno, convincente, siendo el rol que catapultaría a la fama a esta actriz.

Su compañero de reparto es Richard Gere, actor que no era del gusto del director, Garry Marshall. Gere logró su papel frente a Christopher Reeve, Al Pacino, Daniel Day-Lewis, Denzel Washington y Sylvester Stallone, actores que se barajaron para el rol de Edward Lewis. Gere, de actitud y rostro serio, es el contrapunto perfecto a la peculiar Vivian. Gracias a esta película vio incrementada su fama de seductor, aunque, en cierta manera, quedó encasillado dentro de las películas facilonas.

La cinta no cuenta con escenarios espectaculares, ni elementos llamativos, es el poder de la sencillez. Nos trae una historia cotidiana, contada de manera desenfadada y despreocupada, con una buena serie de escenas para la posteridad, como el momento de ir de compras, la cena con los caracoles o la noche de ópera, por poner unos ejemplos. Gere y Roberts, con la ayuda de unos secundarios de lujo como Héctor Elizondo, el gerente del hotel, y Laura San Giacomo, la amiga de Vivian, nos dejan una de las parejas mejor compenetradas y con más química del cine de comedia romántica en la historia.

Le daría una nota más alta a la película, pero valorándola objetivamente debo admitir que no es una gran película. Los 7 puntos vienen del buen rato que hace pasar y de la extraña capacidad que tiene de no aburrir a pesar de verla muchas veces.

Lo mejor: la química de los protagonistas.

Lo peor: el tufillo a prefabricado que transmite en todo momento.

Sobre el autor Asier Manrique
Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Otros Blogs de Autor