‘¡Ay, Carmela! conquista por sus personajes. Todos, insisto en el todos, llegan al corazón. Unos personajes obligados a pasar por el horror de la guerra, obligados a combatir o a luchar por sobrevivir. Elegir a actores es tremendamente acertado, ya que profesionalmente se ganan la vida interpretando personajes que se tienen que adaptar a las situaciones para sobrevivir. Es una acertada metáfora de lo que muchos españoles tuvieron que hacer por consecuencia de la guerra, pasar a interpretar un papel, hacerse pasar por quienes no eran

'¡Ay, Carmela!: el mejor retrato de las dos Españas | El fotograma

Blogs

Asier Manrique

El fotograma

‘¡Ay, Carmela!: el mejor retrato de las dos Españas

Ay Carmela¡AY, CARMELA!

Título original: ¡Ay, Carmela!

Año: 1990

Duración: 102 minutos

País: España

DirecciónCarlos Saura

GuionRafael Azcona, Carlos Saura (Obra: José Sanchís Sinisterra)

MúsicaAlejandro Massó

FotografíaJosé Luis Alcaine

RepartoCarmen Maura, Andrés Pajares, Gabino Diego, Maurizio De Razza, Miguel Rellán,Edward Zantara, José Sancho, Antonio Fuentes, Silvia Casanova, Manuel Millán,Rafael Checa, Mario de Candia, Mario Martín, Chema Mazo, Alfonso Guirao y Felipe Vélez

ProductoraIberoamericana Films / Ellepi / RTVE

Género: Drama / Comedia

Sinopsis: Durante la Guerra Civil española (1936-1939), un grupo de cómicos ameniza como puede la vida de los soldados republicanos. Cansados de pasar penalidades en el frente, deciden dirigen a Valencia. Pero por error van a parar a la zona nacional, donde caen prisioneros. La única manera de salvar sus vidas es representar un espectáculo para un grupo de militares, que choca de lleno con la ideología de los cómicos. (FilmAffinity)

Sí, el cine español ha retratado la Guerra Civil hasta la saciedad. Con cierta razón hay gente quemada por lo repetitivo que puede llegar a ser esta parte de nuestra historia en nuestro cine, con toda la historia que tenemos y que merece la pena llevar al cine. Pero tampoco vamos a negar que hay auténticas obras maestras como esta ‘¡Ay, Carmela!’.

La película nos lleva a 1938, al frente de Aragón, donde un grupo de tres actores animan a las tropas republicanas hasta que son atrapados por el bando franquista y tienen que realizar una obra de teatro para salvar su vida. Tres cómicos que retratarán más acertadamente que nunca las similitudes entre uno y otro bando y en lo absurdo de la Guerra Civil que dividió de raíz la sociedad española.

Ay Carmela

La mezcla de humor y drama encuentra un balance perfecto en ‘¡Ay, Carmela!’ y el guion de Rafael AzconaCarlos Saura. No hay una frase vacía, ni un agujero de guion. Todo lo que sale por la boca de Carmela, una Carmen Maura excelsa, desprende una verdad absoluta y dolorosa. La película incluso tiene una lectura actual, a la vista de los resultados de las elecciones recientes. Una forma de acercarse a ella que puede terminar de convencer a los espectadores más jóvenes.

No van peor que Carmen Maura sus compañeros Andrés PajaresGabino Diego, premiados también en los Goya. Los tres conforman un trío protagonista que ha pasado a la historia del cine español. Gabino Diego, sin decir una palabra pone el punto cómico a la situación, mientras que Pajares se aleja del papel donde el imaginario colectivo le ha situado, en el humor más chabacano, para dar la interpretación de su vida.

‘¡Ay, Carmela! conquista por sus personajes. Todos, insisto en el todos, llegan al corazón. Unos personajes obligados a pasar por el horror de la guerra, obligados a combatir o a luchar por sobrevivir. Elegir a unos actores como protagonistas es tremendamente acertado, ya que profesionalmente se ganan la vida interpretando personajes que se tienen que adaptar a las situaciones para sobrevivir. Es una acertada metáfora de lo que muchos españoles tuvieron que hacer por consecuencia de la guerra, pasar a interpretar un papel, hacerse pasar por quienes no eran.

En el apartado técnico nos encontramos una banda sonora exquisita y una fotografía que se vuelve un personaje más de la película. El diseño de vestuario brilla, pero no tanto como el diseño de localizaciones, ¿puede haber alguna película española que haya elegido mejor sus localizaciones que esta? Esa España destrozada por la guerra, la casa con la mesa puesta y abandonada y el teatro. La producción de esta película es digna de cualquier premio.

Especial mención merece la parte final de la película, con la representación de la obra ante los oficiales franquistas, italianos y nazis. Un momento donde el guion de AzconaSaura saca a relucir la brillantez más absoluta y donde, nuevamente, Carmen Maura se erige como protagonista indiscutible de la función. Ella se vuelve, de nuevo, ese personaje que pone el punto de cordura en la situación, y como en todo conflicto de este tipo, la gente brillante es un estorbo. Ya solo por esa despedida por la puerta grande de Carmela merece la pena revisitar este clásico del cine español.

Lo mejor: Personajes, banda sonora, guion, localizaciones… y Carmen Maura.

Lo peor: No se me ocurre nada.

Ay Carmela

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Sobre el autor

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma


julio 2019
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031