Fuga de Dannemora : El thriller carcelario de gran calidad nunca defrauda | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Fuga de Dannemora : El thriller carcelario de gran calidad nunca defrauda

El subgénero carcelario nos ha proporcionado desde hace muchos años memorables películas que perduran en el recuerdo y en el terreno televisivo tampoco se han quedado cortos con la fabulosa ‘OZ’,  la argentina ‘El Marginal’, la 1T de ‘Prison Break’ ( del resto prefiero no hablar) y en el terreno femenino joyas como ‘Orange is The New Black’, ‘Wentworth’ o nuestra ‘Vis a Vis’ .

A todas ellas podemos añadir en un lugar estelar la miniserie ‘Fuga de Dannemora’ que explica de una forma adictiva y brillante una historia basada en la fuga real de dos presos de una prisión de máxima seguridad en el año 2015. Todo ellos con  tres actores principales en estado de gracia y  demostrando que siempre se pueden encontrar ángulos interesantes y novedosos en los dramas carcelarios como les vamos a analizar en la presente entrada sobre uno de los mejores estrenos recientes.

destacadaFicha: Escape at Dannemora ( Fuga en Dannemora) 8 episodios. 60 m Nov-Dic 2018  Cadena: Showtime (USA)- Movistar Series (E)

Sinopsis:
La reconstrucción minuciosa y ficcionada de la fuga real de dos presos Richard Matt y David Sweat que consiguieron escapar en el verano de 2015 de la prisión de máxima seguridad de Clinton al Norte del Estado de Nueva York.

Ambos contaron con la ayuda y colaboración directa de Tilly Mitchell, la responsable del taller de costura de la prisión, que fue seducida por ambos presos para ganarse su confianza y obtener los instrumentos necesarios para poder excavar su salida hacia el exterior.

El inicio: La fuga de los dos presos en verano de 2015 y su posterior persecución por los bosques del estado de Nueva York colindantes con la frontera canadiense, desató una auténtica fiebre informativa por explicar hasta el más mínimo detalle de esa fuga y la caza posterior.

Dos de esos espectadores ávidos de información eran Brett Johnson y Michael Tolkin, dos guionistas que se conocieron en la sala de guionistas de ‘Ray Donovan’ y  que a pesar de pertenecer a dos generaciones diferentes y con dos trayectorias muy dispares congeniaron rápidamente para escribir conjuntamente varios guiones de esa serie e iniciar una colaboración para nuevos proyectos.

Michael Tolkin es un magnífico exponente del novelista y guionista cinematográfico de la vieja escuela con grandes películas en su haber como la gran ‘The Player’ de Robert Altman basada en una novela suya, que le valió una nominación al Oscar, firmando posteriormente también entre otros el guión de ‘Deep Impact’.

michael-tolkinMás adelante dejó el cine para concentrarse en su producción novelística, hasta que a principios de esta década no pudo resistirse a la llamada de Ann Biderman para que colaborará en ‘Ray Donovan’ para empezar su carrera televisiva, aportando su enorme experiencia a la sala de guionistas.

Brett Johnson empezó su carrera como ayudante de producción en diversos vídeos para Playboy para más adelante acabar como el principal documentalista de una serie tan minuciosa con el pasado como ‘Mad Men’ bajo la tutela directa de Matthew Weiner que lo ascendió a guionista, firmando su primer guión en esta gran serie.

brett-johnsonCon ese bagaje le fue más fácil encontrar trabajo en ‘Ray Donovan’ donde conoció a su nuevo compinche Michael Tolkin, con el que estaba viendo en 2015 las noticias y empezaron a trabajar en un posible guión sobre esa historia, para una película o miniserie, cuando todavía estaban en plena fuga y sin saber el desenlace.

Una de las primeras personas con  que contactaron sus agentes fue  Ben Stiller que estaba buscando oportunidades para dirigir, pero el proyecto no le convenció por la falta de detalles del guion con demasiadas especulaciones para su gusto.

Mandatory Credit: Photo by SEBASTIEN NOGIER/EPA-EFE/REX/Shutterstock (9933477h) US actor Ben Stiller poses during a photocall for the TV show 'Escape at Dannemora' at the annual MIPCOM - The World's Entertainment Content Market in Cannes, France, 15 October 2018. The media event runs from 15 to 18 October. MIPCOM television content market 2018, Cannes, France - 15 Oct 2018

Todo cambió cuando el departamento de prisiones publicó un largo y sesudo informe sobre todas las circunstancias de la fuga, lo que sirvió a los dos autores para rehacer su guión con todos esos datos reales y de paso convencer plenamente a Ben Stiller para que se embarcara en el proyecto con esa base real y comprobada.

Las buenas relaciones de los dos autores con la cadena Showtime , donde se emitía Ray Donovan, facilitaron su compra del proyecto , con la cadena insistiendo en buscar un reparto atractivo con nombres importantes para poder llamar la atención de sus suscriptores y poder optar a algo en la temporada de premios,

Tras diversos problemas para iniciar el rodaje, consiguieron el permiso para rodar parte de la serie en la misma penitenciaria donde se produjo la fuga, dejando todo preparado para su estreno en el otoño de este año, con la siguiente promoción del primer episodio.

La serie tuvo grandes críticas pero unas audiencias muy pequeñas en su estreno, pero poco a poco fueron creciendo, lo que es una muestra inequívoca de que cada vez más gente se iba enganchando hasta llegar al episodio final que tuvo más del doble de espectadores que el inicial.

La trama: ‘ Fuga de Dannemora’ tiene una estructura poco convencional, ya que en su primera escena nos muestra claramente que los dos presos se han fugado y empiezan interrogando a su posible cómplice Tilly para determinar su colaboración, lo que desvanece desde un inicio la posible incertidumbre de si conseguirán fugarse o no, el tema más habitual en las series carcelarias.

Aunque nos pueda parecer raro a las personas que desconocíamos la historia real, no hemos de olvidar que fue un caso  muy famoso en los EEUU, por lo que intentar mantener la tensión de una forma artificial cuando mucha gente conoce el resultado final, podría resultar hasta contraproducente para el desarrollo de la serie.

Al desvelar esa incógnita nada más empezar, los guionistas han podido estructurar la serie en tres partes muy diferentes, que están separadas por ese punto de inflexión temporal de la fuga, pero siempre como una serie donde lo que importan son los tres personajes principales y sus motivaciones para hacer lo que hacen, en lugar de recrearse con innumerables explicaciones de los planes de fuga, como dejan claro desde el propio trailer de la serie.

De esta forma, ‘Fuga en Dannemora’ tiene los cinco primeros episodios para mostrarnos desde el inicio, los preparativos de la fuga y en especial la extraña relación que se produce entre el trío protagonista dentro de los muros de la prisión, aderezado por la complicada relación personal de Tilly con su marido fuera del horario laboral, a pesar de que ambos trabajan en la prisión que es la principal empresa del condado.

Conocemos en profundidad a los dos reclusos Richard Matt y David Sweat, de los que se nos omite flagrántemente las causas y la duración de su condena en todo ese tramo inicial, que nos serán revelados en el momento más oportuno de la serie y con una gran carga dramática.

Su forma de ganarse la confianza de la incauta Tilly que solo busca un poco de atención y cariño que su marido ya no le da, es la parte principal de esa primera parte, hasta que ambos planean su huida de la prisión, con la colaboración de ella que oscila entre voluntaria y forzada dependiendo del momento.

La vida carcelaria nos es mostrada como un recurso para desarrollar a los dos personajes de los reclusos en especial en su relación con los guardas carcelarios, con un hincapié especial en el contacto entre Richard Matt que ha desarrollado unas grandes dotes artísticas en la prisión y Gene Palmer ( el siempre solvente David Morse) el jefe de los guardias responsables de su sector, con una especie de confianza mutua .

Los dos presos se distribuyen las tareas de la fuga, con David Sweat, el más joven, encargándose de las tareas de excavación e ingeniería, mientras que su compañero se encarga de las tareas logísticas y de distracción del personal.

Un punto interesante de este tramo inicial es la linealidad absoluta del plan de fuga, sin recurrir a los habituales trucos para complicar la posible escapada (cambios de guardias, chivatos que se enteran del plan, inspecciones sorpresas, etc), por lo que el punto culminante de la serie es el episodio quinto, que corresponde de forma exclusiva a la fuga propiamente dicha.

En este episodio Ben Stiller opta por un estilo de rodaje muy directo, con mucho plano secuencia, para que el espectador tenga la sensación de que es el tercer miembro de la fuga, mientras que se desplaza o va reptando por los túneles y tuberías en busca de su preciada libertad en compañía de los dos reos. El resultado es uno de los mejores episodios del año, por su gran tensión y el excelente trabajo de todos los actores, como el propio director comenta en el siguiente vídeo

La segunda parte de la historia, la constituye exclusivamente el episodio sexto, que es utilizado para mostrarnos el pasado de los tres personajes, en especial para conocer las razones por las que los dos presos han entrado en ese correccional de alta seguridad, rodado además de forma diferente con cámara de 16mm, para reforzar esa sensación del pasado.

La clave de este episodio es borrar cualquier atisbo de simpatía que pudiéramos tener por semejante pareja de delincuentes y que lógicamente hemos ido desarrollando durante la primera parte de la serie. De esta forma con este baño de realidad al conocer lo que han hecho, dejan todo preparado para el tramo final que es la caza humana de los dos delincuentes con todos los medios que puso el gobernador de Nueva York para capturarlos.

Los últimos dos episodios se dedican a las consecuencias de la fuga, centrándose en esa caza humana y en las consecuencias para la pobre Tilly en manos de los interrogatorios de fiscales y policías, todo ello tratado de una forma más convencional como un largo epílogo necesario tras el núcleo central de la miniserie que finaliza en la fuga propiamente dicha.

‘Fuga de Dannemora’ me ha parecido  una miniserie excelente como el resultado del trabajo conjunto de dos grandes guionistas, un director muy inspirado e innovador y tres actores en estado de gracia, apoyados en un grupo de sólidos secundarios.

Su construcción va de menos a más que es lo que necesitan este tipo de historias para hacer que sus personajes crezcan a través de sus diálogos e interacciones, huyendo del recurso fácil de las peleas y la violencia carcelaria, que solo es utilizada en muy contadas ocasiones y casi nunca en referencia a la pareja principal.

He disfrutado de lo lindo viendo a Benicio del Toro, Paul Dano y Patricia Arquette hacer algunas de las mejores interpretaciones de sus ilustres carreras en una serie que nos va capturando poco a poco, hasta llegar al clímax de esos dos episodios centrales que ya les adelanto que es de lo mejor que van a ver este año en televisión.

Es una lastima que el tramo final sea algo anticlimático en comparación a todo lo que hemos vivido anteriormente, pero desde un punto de vista narrativo es el colofón que necesitaba la historia para cerrar esa fuga de Richard Matt y David Sweat, que acaparó todos los informativos del país durante tres semanas.

Los actores: El portorriqueño Benicio del Toro es un actor con una magnífica trayectoria artística plagada de personajes complejos y con muchas aristas como el de Richard Matt que ha clavado con su solvencia habitual.

Tras hacer de traficante de drogas o camello en sus inicios televisivos, su salto a la fama llego con un gran personaje en la fabulosa ‘Sospechosos Habituales’ que nos descubrió a un maravilloso actor. Tras ese papel su carrera no hizo más que ascender hasta conseguir el Oscar al mejor actor secundario por el personaje de un policía quemado en ‘Traffic’.

benicio-del-toroHa ido enlazando grandes papeles en películas como ’21 Gramos’, ‘Che’ o recientemente ‘Sicario’ , pero lo cierto es apenas había aparecido en televisión desde un memorable papel en sus inicios el año 1990 en la gran miniserie ‘Drugs Wars. The Camarena Story’ y ha sido una verdadera delicia verle actuar con ese tono socarrón y cercano que suele dar a sus personajes por despreciables que puedan ser

La gran estrella de la miniserie ha sido sin lugar a dudas Patricia Arquette, que no dudó en engordar casi quince kilos por exigencias del guión, lo mismo que hizo  Eric Lange el magnífico secundario que encarna al garrulo de su marido, para mimetizarse mejor con el personaje de Tilly Mitchell, la cómplice de la huida.

De hecho el rodaje se detuvo durante más de un mes para permitirles a ambos actores perder todos esos kilos ganados para rodar delgados las escenas del flashback del sexto episodio, que son las últimas que se rodaron.

Su interpretación es verdaderamente fabulosa como una mujer que vive en su propia prisión particular con una vida rutinaria en un pueblo del que nunca ha salido y que ve la posibilidad de unirse a esa fuga como un medio para escapar de su encierro con puertas abiertas. Es capaz de crear un personaje que pasa de ingenua a rabiosa o resabiada en breves instantes y que ya le ha valido el Globo de Oro a la mejor actriz en miniserie, el primero de una probable larga lista.

arquette

La carrera de Patricia Arquette ha sido curiosa destacando primero en el terreno cinematográfico con grandes películas de grandes directores como Tony Scott, Tim Burton o David Lynch en los años noventa como ‘True Romance’ , ‘Ed Wood’, ‘The Hi-Lo Country’ o ‘Lost Highway.

El cambio de siglo no le sentó muy bien y al empezar a escasear los papeles cinematográficos de calidad, no dudó en pasarse a la televisión para protagonizar ‘Medium’ que le proporcionó el Emmy a la mejor actriz en 2005, junto con muchas otras nominaciones.

Al finalizar esta serie se quedó en este medio televisivo, alternado joyas como ‘Boardwalk Empire’ con bodrios como ‘CSI Cyber’, pero con este personaje se ha redimido por completo de todas las dudosas decisiones artísticas que haya podido tomar.

El tercer miembro en discordia del trío protagonista, es el camaleónico Paul Dano, uno de esos actores difíciles de reconocer a primera vista por su capacidad de cambiar de fisonomía para adecuarse a cada personaje como le sucede en esta ocasión para interpretar al peligroso preso que es David Sweat, el cerebro de la fuga

paul-danoEl neoyorquino Dano fue un actor muy precoz apareciendo en obras de Broadway a los doce años y en el cine a los dieciséis pero siempre en papeles de cierta responsabilidad en obras adultas. Su salto a la fama vino dado por el personaje de un mudo voluntario en ‘Little Miss Sunshine’.

Ese papel le abrió las puertas de Hollywood donde se ha caracterizado por esa capacidad de cambiar de aspecto con suma facilidad para realzar sus personajes, casi siempre  en el marco del cine independiente y con directores arriesgados como Richard Linklater y Paul Thomas Anderson.

A pesar de centrarse casi exclusivamente en el cine no dudó en aceptar un papel importante en una reciente versión británica de ‘Guerra y paz’ o ahora en ‘Fuga en Dannemora’ donde debo admitir que no relacioné su nuevo aspecto con su nombre hasta bien entrado el primer episodio de la serie, prueba de esa capacidad camaleónica que le caracteriza.

Final : ‘Fuga de Dannemora’ ya ha empezado a cosechar premios en las primeras galas del año, en especial para Patricia Arquette que tiene la pinta de que puede arrasar como mejor actriz en miniseries, como ya ha empezado en los Globos de Oro, por lo que tienen mi recomendación efusiva para que se animen a ver esta gran miniserie que seguro que nos le va a defraudar si tienen la paciencia de dejarse llevar por la construcción de los tres personajes centrales.

Para finalizar les dejo con un vídeo donde se explican las circunstancias del rodaje y en especial su relación con los hechos reales que explican en la miniserie.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino