Mad Dogs; un cuarteto de cuarentones británicos reinventándose en Mallorca | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Mad Dogs; un cuarteto de cuarentones británicos reinventándose en Mallorca

En plena canícula estival como la que nos encontramos, uno de los lugares preferidos por muchos españoles y europeos para pasar sus vacaciones es la isla de Mallorca, por lo que no nos debe extrañar que las series de ficción utilicen esa localización para hacer series como ‘Mad Dogs’, cuyas dos primeras temporadas fueron íntegramente rodadas en Mallorca, con el apoyo de las autoridades locales para reforzarla como destino turístico.

La historia de cuatro amigos cuarentones que pasan de tener unas plácidas vacaciones en la lujosa villa de un antiguo amigo, a verse implicados en una operación de tráfico de drogas y de conspiraciones de altos vuelos, tiene un gran inicio, para irse poco a poco perdiendo en una huida hacia adelante que no acaba llegando a ninguna parte, perdiendo fuelle a cada temporada hasta un final malo a conciencia.

El éxito inicial de la serie fue bastante importante, teniendo incluso un remake USA, con Chris Cole, el mismo creador de la serie al mando,  que duró escasamente una temporada, como les vamos a recordar en esta entrada veraniega sobre una serie rodada en Mallorca.

general-uk

Ficha: Mad Dogs 14 episodios.   Feb 2011-Dic 2014 . SKY1 (UK). Inédita en España

Sinopsis:  Un grupo de cuatro amigos cuarentones que se conocen desde la juventud, son invitados por Alvo, otro viejo colega a pasar unos días de vacaciones en su lujosa villa en la isla de Mallorca. Los cuatro amigos llevan una existencia estable e incluso anodina, siendo abogados, contables, profesores o hasta un fracasado ex-alcohólico y escaparse unos días a Mallorca es lo más excitante que les ha pasado los últimos años en sus vidas.

Tras la alegría del reencuentro, pronto empiezan a suceder cosas en la mansión, al ser atacados por personas desconocidas y descubren un cadáver flotando en la piscina.

Al final se van a ver inmersos en un lio monumental que implica a la policía local, una sanguinaria mafia de tráfico de drogas y una situación de la que no entienden nada, excepto que deben sobrevivir como sea de todos esos peligros que les han atacado de repente.

El inicio: John Simm, Philip Glenister, Marc Warren y Max Beesley son cuatro actores británicos muy populares, que son grandes amigos en la vida real y tenían muchas ganas de tener algún proyecto en el que trabajar juntos.

Los cuatro pidieron a un buen amigo guionista Chris Cole ( der) , que creara un vehículo dramático para poder actuar conjuntamente los cuatro y pasárselo en grande rodando la serie todos juntos.

chris-coleCole era un guionista sin mucho pedigree, puesto que solo había escrito episodios sueltos de series de éxito como ‘The Bill’ y poca cosa más. Antes de pasarse a la escritura Chris Cole había sido bajista profesional durante muchos años y en muchas bandas, por lo que su primera intuición fue hacerlo sobre una banda de rock con sus miembros ajados, pero el cuarteto quería algo menos manido y más original.

La segunda idea de Cole fue la buena, puesto que meter un grupo de amigos en una trama de tráfico de drogas y muertos a mansalva, era una manera de hacerles espabilar como personas y  sacudirles el adocenamiento que arrastran desde su juventud.

La idea les encantó, en especial con la perspectiva de pasarse todos juntos unas cuantas semanas de rodaje en Mallorca, con el beneplácito del gobierno balear que les ayudó con subvenciones e incentivos. La serie la vendieron a la cadena Sky porque era la que les daba una mayor libertad creativa, mientras que la BBC o la ITV  querían controlar mucho más todos los aspectos de  la serie.

El nombre de la serie viene dado por  un conocido verso escrito por Noel Coward donde dice que solo ‘Mad Dogs and Englishman’, ‘Los perros locos y los ingleses’, se aventuran a salir al mediodía a pleno sol .

La promoción de la serie fue impactante gracias a tres videoclips que grabó el director de fotografía de la serie David LaChapelle que despertaron una inusitada expectación por lo misteriosos que resultaban en un paisaje tan luminoso como en el de la isla mallorquina, uno de los destinos preferidos de muchos británicos.


Su estreno en plena temporada otoñal con una primera temporada de solo cuatro capítulos, tuvo una gran acogida por parte de la crítica y del público, convirtiéndola en un éxito casi instantáneo gracias al enorme tirón de los actores principales y un trailer como el siguiente.

La trama: ‘Mad Dogs’ empieza con la llegada de los cuatro amigos a Mallorca, donde van a quedar deslumbrados por la hacienda mallorquina en la que vive su amigo Alvo. En el primer episodio vamos a conocer a los cuatro amigos y a su anfitrión, pasándoselo en grande de una forma de lo más desenfadada, para empezar a degenerar a lo largo del día, cuando empiezan a aflorar las rencillas entre ellos con esos desagravios que la gente se guarda desde su juventud para echárselos en cara en cuanto pueden.

La acción transcurre en sus inicios de forma casi exclusiva entre las cuatro paredes de la mansión y sobre todo en el entorno de la piscina donde pasan la mayor parte del tiempo bebiendo y bañándose. El punto de inflexión de la historia aparece al final de este primer episodio, cuando los negocios de su anfitrión Alvo les van a salpicar a todos, en especial tras un asalto con cadáver incluido flotando en la piscina.

A partir de ese momento, ‘Mad Dogs’ cambia de velocidad y se convierte en una espiral de acontecimientos, donde los cuatro amigos se ven obligados a unirse mucho más de lo que han estado nunca para hacer frente a todas las personas que les van a perseguir para obtener toda la información que tengan sobre su anfitrión y sus posesiones.

Desbordados por los acontecimientos, huyen por tierra y por mar, para ir hundiéndose cada vez en las arenas movedizas de los negocios de su colega Alvo, por lo que los personajes van a sufrir una evolución ligada a la necesidad de espabilar para salvar sus vidas.

Se puede definir perfectamente como una historia de cuarentones en plena crisis de la mediana edad y la forma tan extraña en la que salen de la misma, que les va a hacer replantearse toda su vida anterior y sus actuales relaciones familiares.

Al ser cuatro capítulos por temporada, queman trama a una velocidad supersónica y en la 2T la acción se traslada a Ibiza, aunque el rodaje se hizo en Magalluf por razones logísticas, como muestran en sus impresiones sobre el rodaje de la 2T.

Es interesante hacer notar la presencia de actrices españolas en estas dos primeras temporadas, con Maria Botto, siendo su principal antagonista policial en la 1T, mientras que Leticia Dolera se convierte en su principal apoyo personal durante la 2T, pero optando por actores británicos para casi todos los papeles secundarios, donde podemos encontrar a gente como el veterano David Warner, uno de los mejores villanos del panorama británico

En la 3T la cosa empezó a degenerar al hacer un ‘Prison Break’ y acabar todos en una lejana cárcel extranjera, con todo el mundo perdiendo los papeles al alejarse de sus raíces mallorquinas iniciales para iniciar una vuelta por el mundo aprovechando el rodaje en Sudáfrica que les permitía localizarlo en cualquier lugar.

‘Mad Dogs’ es básicamente la historia de la amistad de un grupo de cuatro amigos y su evolución con el tiempo, con esas ansías de recuperar la juventud perdida que les llega por la situación en que les ha metido su amigo Alvo, los cuatro protagonistas funcionan de una forma muy coral, con muchas virtudes y defectos que van limando o adaptando para ir tirando.

‘Mad Dogs’ tuvo un inicio trepidante con una gran 1T con cuatro capítulos que se pasan volando, la 2T mantuvo el tipo y más adelante se abrió un enorme cráter en especial en el desastre que hicieron en el cierre con solo dos capítulos en su 4T, que mejor que se lo hubieron ahorrado, para hacer lo que hicieron.

Esa irregularidad va en su contra para realizar una buena valoración global, porque sus momentos brillantes son muy buenos, pero el final es uno de los peores que recuerdo de una serie británica que suelen tener bastante más traza que la que tuvo Chris Cole, para cerrar la parada tras apenas catorce episodios.

Si lo desean y quieren autorreventarse toda la serie, la propia Sky editó un vídeo de homenaje a la serie donde en cuatro minutos, explican lo más importante incluyendo el vergonzoso final que cuando lo he vuelto a ver me ha vuelto a poner de mala leche.

Los actores:
La reunión de cuatro actores como ( de izquierda a derecha) Marc Warren, Phillip Glenister, Max Beesley y John Simm,  con ganas de trabajar juntos dio un magnífico resultado, porque su amistad y camaradería destacaba muy por encima de los desvarios que iban pasando en el guión a medida que pasaban los episodios.

cuatro-actoresJohn Simm y Philip Glenister han tenido una carrera casi en paralelo, coincidiendo en dos series enormes como ‘State of Play ‘ y ‘Life on Mars’ y su complicidad es máxima en la pantalla. Marc Warren también estuvo con ellos en ‘State of Play’ , mientras que Max Beesley no había trabajado con ellos de forma regular, llevando su carrera con series como ‘Bodies’ o ‘Hotel Babylon’.

Los cuatro siguen trabajando y protagonizando todo tipo de series en la actualidad pero los muy bribones siempre se acuerdan de lo bien que se lo pasaron en Mallorca durante el rodaje.

La secuela: Chris Cole estaba muy interesado en seguir desarrollando su niño mimado y cuando estaba escribiendo la 3T, le propuso a la cadena Sky una secuela en clave femenina ‘Mad Cats’ con cuatro grandes actrices encontrándose en una situación similar pero sin que recibiera la luz verde.

En cambio si que fructificó un remake estadounidense con Chris Cole escribiendo los guiones pero asociado a un peso pesado de la televisión como Shawn Ryan (The Shield) que consiguió vender en principio una 1T a su cadena fetiche FX, que acabó declinando emitir la serie, para acabar siendo uno de los primeros originales en Amazon.

La historia es sensiblemente parecida a la 1T del original británico pero al extenderla a diez episodios, Chris Cole desarrolló una historia nueva al final del material original. Cambiaron la ubicación de Mallorca a Belice, rodando la serie en Puerto Rico, con algunos de los actores de la versión original interviniendo en el remake, con Maria Botto (foto),  volviendo a hacer de policía y con Ben Chaplin, cambiando su papel de anfitrión por el de uno de los cuatro amigos.

maria-bottoEl remake fue un absoluto desastre empezando por la falta de química entre los cuatro actores, pésimamente elegidos que no le pillaron el tono a la historia en ningún momento, con Michael Imperioli (seg izq, Los Soprano), Romany Malco (izq,Weeds) y sobre todo el casi siempre nefasto Steve Zahn ( seg. der The Crossing) , deambulando por la pantalla, sin que el pobre Ben Chaplin ( der) pudiera hacer nada para salvar al grupo.

mad-dogs-usaEn el siguiente vídeo pueden ver al propio Shawn Ryan, presentando el trailer de la serie, que fue rápidamente cancelada al final de su única temporada.

‘Mad Dogs’ es una serie muy recomendable para iniciarla, pero no tanto para llegar hasta el final, por lo que cuando vean que su paciencia y su credulidad se agotan, mejor la dejan porque no va a mejorar en absoluto. No me consta si se ha estrenado el original británico en España, pero el estadounidense si que llegó a través de Movistar Series, por lo que si quieren bucear en pleno verano por las redes para descubrir una gran serie rodada en Mallorca, podrán pasar un rato entretenido

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino