Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Buscando a Alaska : Las últimas palabras de una persona como legado para la posteridad

Las series de adolescentes suelen moverse por unos parámetros centrados en  una pertenencia grupal con una fuerte cohesión interna para enfrentarse a la incomprensión del resto de la sociedad de sus códigos y conductas. Esa animadversión se manifiesta en especial contra  los adultos, que son sus principales enemigos en sus planes de vida, por ello el planteamiento tan sutil y delicado de ‘Buscando a Alaska’ ha sido una de las grandes revelaciones del género de los últimos meses.

El desarrollo de unos personajes adolescentes interesantes de carne y hueso, alejados del mamarrachismo y el descerebramiento habitual en muchas de las series ‘teen’ actuales, es como un oasis de paz e inteligencia que demuestra que se pueden hacer series del genero ‘coming of age’ que combinen hábilmente elementos de comedia y de tragedia con una estructura narrativa perfectamente engarzada como les vamos a analizar a continuación.

Ficha: Buscando a Alaska / Looking for Alaska 8 50 m   Oct 2019-Nov 2019 Cadena: Hulu (USA)/HBO (E)

Sinopsis:  Miles Halter es un joven adolescente muy introvertido, que está obsesionado con conocer las últimas palabras de todos los personajes famosos antes de morir. Miles no se encuentra nada cómodo en su instituto de Florida y pide a sus padres el traslado a un internado en Alabama, para ver si con el cambio de aires y compañeros consigue centrarse y encontrar las respuestas a la vida que no encuentra en su situación actual.

A poco de llegar, conoce a una enigmática joven Alaska Young y su grupo de amigos que van a cambiar por completo su perspectiva de la vida, tanto para lo bueno como para lo malo. El transito de Miles por ese curso escolar le va a transformar como persona en todos los aspectos.

El inicio: John Green es un novelista que en 2005 publicó su primera novela ‘Buscando a Alaska’ basada en sus propias experiencias en un internado de Alabama que ganó el prestigioso premio Michael L.Printz de literatura juvenil. Eso le permitió una rápida venta de los derechos de la adaptación cinematográfica de su novela a los estudios Paramount, que le encargaron el guión a su gran estrella emergente Josh Schwartz.

Josh Schwartz era el chico maravilla de principios de siglo cuando en 2003 con solo veintiséis años se convirtió en el creador y showrunner más joven de una serie televisiva generalista con la exitosa ‘The O.C’ por lo que los estudios consideraron que era la persona ideal para escribir el guión.

Tras escribir un guión que encantó a su autor John Green, los estudios no tuvieron mucho interés en producir la película que quedó archivada en un cajón, ante el desespero del autor y del guionista que creían en el gran potencial de la idea.

Tras el rechazo, John Green ( der) prosiguió con una exitosa carrera en el campo de la literatura y los videoblogs, mientras que Josh Schwartz ( izq) volvió al redil televisivo para crear otras buenas series como ‘Gossip Girl’ o ‘Chuck’ y más recientemente el remake de ‘Dinastia’ junto a su socia televisiva desde sus inicios Stephanie Savage ( centro) .

El auge de las plataformas de streaming hicieron que Schwartz y Green, quisieran sacarse su espinita clavada con esa adaptación audiovisual y convirtieron el guión inicial en una miniserie cerrada de ocho capítulos que vendieron rápidamente a Hulu para su emisión, con ambos ejerciendo de productores ejecutivos junto a su socia Stephanie Savage.

Con la luz verde de Hulu, rodaron  la serie en escenarios naturales de Louisiana y empezaron a promocionarla para su estreno en Octubre con vídeos como el siguiente.

La trama: ‘Buscando a Alaska’ empieza con una primera escena impactante que sirve para marcar claramente el objetivo de casi toda la miniserie, ya que tras ver ese suceso trágico lleno de misterio tanto por conocer al protagonista como por las consecuencias finales del mismo, la serie se mueve al pasado para explicarnos la historia con una cuenta atrás hasta ese momento clave en la vida de todos, como muestra el primer trailer de la serie

Cada episodio tiene un estilo inspirado en obras literarias y marcado por los días que faltan hasta el suceso. La historia empieza con el traslado de Miles desde Florida hasta ese internado en Alabama, donde primero conoce a su compañero de cabaña un inteligente y espabilado chaval negro al que todos llaman ‘El Coronel’, que lo acoge bajo su seno y protección y le presenta a su grupo de colegas entre los que destaca Alaska. En el siguiente vídeo pueden ver la escena en que Miles conoce a Alaska


Tras la presentación de los personajes principales, conocemos a los dos grupos principales de la escuela que siguiendo las lineas habituales se dividen en deportistas y pijas estiradas por una banda, con  los raritos e inadaptados por otra,  donde Miles encuentra rápidamente acomodo.

Los primeros episodios se centran en las dinámicas grupales en las que se va a ver inmerso Miles y que derivan en una escalada de bromas y novatadas entre ambas facciones que sube muchísimo de tono, pero que  al ser conocedores de que faltan X días para la tragedia, es mucho más fácil de contextualizar con ese horizonte futuro.

El contraste entre el apocado y tímido Miles y la provocadora y abierta Alaska es el motor principal de ‘Buscando a Alaska’ al ver la evolución de Miles, al encontrarse por primera vez en su vida con un grupo de amigos con el que puede compartir sus ideas y sentimientos sin temor a ser ridiculizado.

Alaska le abre los ojos a Miles sobre muchas cosas incluso en el terreno sexual, pero más a nivel de  explicaciones teóricas que prácticas como si fuera una colega que te explica secretos de la vida sin pedir nada  a cambio, ayudándole en sus escarceos para conquistar a una chica rumana de intercambio que atrae mucho a Miles.

Esa amistad pura y dura nos permite ir descubriendo todas las capas de Alaska, porque en el fondo ese internado es como una especie de refugio para muchos de ellos que llegan allí para intentar hacer tabla rasa con su pasado, antes de que sea demasiado tarde, como muestran en el segundo trailer de la serie.

La serie tiene dos partes marcadas por ese suceso inicial, los seis primeros episodios que transcurren en los días y meses previos al suceso, mientras que los dos últimos desarrollan las consecuencias de lo sucedido, con una atención inusual  a  detalles poco habituales en las series de adolescentes, donde priman el sexo y el alcohol a las reflexiones existenciales de los protagonistas.

No puedo extenderme mucho más sin revelar detalles demasiado esclarecedores de toda la trama, por lo que al ser una historia cerrada de ocho episodios, es mucho mejor que entren en la aplicación española de HBO para darle una oportunidad, porque pienso que a partir de la información que les he proporcionado, podrán dilucidar si les puede interesar.

A nivel personal les puedo comentar que me ha encantado tanto el planteamiento como el tono de la historia al nivel de las grandes series del genero como ‘My So-Called Life‘ o ‘Freaks & Geeks’ y eso son palabras mayores en mi caso.

La fluidez de las interpretaciones y la personalidad propia y diferente del grupo principal de chavales, junto con unas buenas interpretaciones, es otro punto a su favor en especial si están buscando alguna propuesta diferente para sobreponer este confinamiento general al que estamos obligados

Los actores: Un gran acierto de la serie ha sido la elección de jóvenes actores no demasiado mayores, rondando la barrera de los veinte años, para hacer convincentemente de adolescentes, como es el caso de Charlie Plummer y Kathrine Forseth que interpretan a los dos personajes principales Miles Halter y Alaska Young.

Para ambos ha sido el primer papel importante de su joven carrera que en el caso de Charlie Plummer estaba más centrada en el terreno de las películas indies junto con un papel recurrente de un chaval en ‘Boardwalk Empire’.

Plummer me ha encantado mostrando la evolución personal de un joven vulnerable y perdido a una persona que ha madurado mucho en esos meses en el internado.

Kathrine Forseth pasó gran parte de su vida viajando entre Noruega de donde son sus padres y Nueva York donde trabajaban, hasta empezar a trabajar de modelo,  primero en Oslo y luego en la Gran Manzana, para pasar posteriormente a la actuación en pequeños papeles en cine y televisión.

En 2016 fue seleccionada por el autor del libro John Green como su Alaska para una posible película que estaban preparando sobre la novela, que no acabó haciéndose. Le faltó tiempo para volver a llamarla cuando recibieron el encargo de Hulu, porque para el autor le era imposible imaginarse a otra persona para el personaje de Alaska.

Forseth está esplendida en un personaje muy complejo que siempre oculta sus verdaderos sentimientos pero los deja entrever y la joven actriz lo consigue de forma remarcable.

No voy a detenerme en comentar las vidas y milagros de casi todos los actores jóvenes que completan el reparto, con la única excepción del sorprendente debutante Denny Love ( segundo centro abajo) que interpreta al líder de facto del grupo al que todos llaman ‘El Coronel’.

Denny Love como ‘El Coronel’ sorprende desde el primer momento con una forma muy peculiar de expresarse, muy docta e ilustrada que contrasta con el limitado vocabulario de muchos de sus compañeros, pero utilizando el sarcasmo y la ironía para ridiculizarlos siempre que puede como una forma de autodefensa frente a la discriminación que sufre por ser negro y bajito.

Ha sido  toda una sorpresa encontrarme a dos actores de la talla de Timothy Simons y Ron Cephas Jones, en los dos papeles secundarios reservados a los adultos como el Sr Starnes, alias ‘El Águila’ que es  el director del internado y el Dr Hyde, un excéntrico profesor de religión.

Timothy Simons  (izq) se reveló como un fabuloso comediante como el inolvidable inepto que era Jonah Ryan en ‘Veep’ que le valieron tres nominaciones al mejor actor secundario de comedia. En ‘Buscando a Alaska’ tampoco es que sea un director muy respetado por sus alumnos, pero demuestra un registro dramático que le desconocía y combina muy bien con su enorme vis cómica.

El veterano Ron Cephas Jones tiene también tres nominaciones a los Emmy, pero con una victoria, gracias a ‘This is Us’ que le ha dado una cierta popularidad por fin. Cephas Jones ha tenido una de esas carreras que solo arranca cuando el actor pasa de los cincuenta años y empieza a ser llamado en muchos sitios como le ha sucedido en esta ocasión  para interpretar a un excéntrico profesor de religión que intenta orientar un poco en la vida a sus despistados alumnos

Final : ‘Buscando a Alaska’ es una serie cerrada y finiquitada de una manera excelente, por lo que es una magnifica opción para pasar dos o tres tardes, disfrutando de una ficción de adolescentes de alto nivel y disfrutar de la enorme complicidad de los actores con los personajes del libro, como pueden comprobar en el último vídeo del artículo, en el que el autor John Green interacciona en su conocido videoblog, con los actores de la miniserie, que tienen disponible en HBO. España

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino